Cultura, Espectáculos, Video

Mascarón maya anuncia la temporada de siembra en el sureste de México

En la zona arqueológica de Kankí, en el municipio de Tenabo del suroriental estado mexicano de Campeche, la selva resguarda un sorprendente espectáculo arqueoastronómico: un mascarón de dos metros de alto y 15 de largo que anunciaba a los antiguos mayas la temporada de siembra.


Kin Ich Ahau, que en maya significa "señor ojos de sol", anunciaba que se avecinaban las lluvias, por lo que era el momento propicio para sembrar.


"La forma de representar el Sol era bajo la forma de un anciano de ojos estrábicos y nariz roma, con algo que le sale en la comisura de la boca que ya se borró porque era de estuco", dice a Efe el arqueólogo campechano Florentino García Cruz, uno de los descubridores del fenómeno.


Para el experto, "el rasgo más sobresaliente del Dios Sol es que es estrábico, o sea es que es bizco; es el único dios maya que es bizco y no se pierde que es el Sol porque con el fenómeno (...) el disco solar ocupa la parte vacía de los ojos y forma un anciano de ojos estrábicos".


García Cruz asegura que Kin Ich Ahau está asociado con los movimientos del Sol, al cual los antiguos mayas relacionaban con el maíz, ya que el fenómeno se hace visible los primeros días de mayo antes de la época de lluvias.


El mascarón de Kin Ich Ahau tiene huecos en los ojos y al momento en que el Sol desciende hacia el horizonte y pasa por detrás parece un rostro con radiantes ojos estrábicos.


Este impresionante espectáculo vuelve a presentarse los días 5,6 y 7 de agosto, y el experto asegura que entonces anuncia la temporada de la cosecha.