Literatura

Artes, Cultura, Literatura

Piedad Bonnett: "en un país como Colombia la gente se acostumbra al horror"

writer.jpg

La poeta, novelista y dramaturga Piedad Bonnett considera que en países como el suyo, Colombia, la gente "se acostumbra al horror" y asuntos como los "falsos positivos", ejecuciones extrajudiciales, de los que habla en su última novela, no interesan ya que se toman como algo "obvio".


"Donde nadie me espere", editado por Alfaguara, es el título de la novela de Bonnett, en la que cuenta la historia de Gabriel, un joven que renuncia a una vida normal para explicar el sentido de su vida y va cayendo hasta tocar fondo.


En la historia, Bonnett se acerca al escándalo de los "falsos positivos", como se denomina el caso de los asesinatos de civiles por militares para presentarlos como guerrilleros muertos en combate para conseguir beneficios en permisos y ascensos. La fiscalía colombiana ha documentado unos 2.000 casos que implican a unos 1.500 militares.


Bonnett explica en una entrevista cómo le interesaba en particular el tema de los jóvenes mendigos que se encuentran en las calles de los países occidentales y cómo puede ser muy fácil caer en esa situación: "me interesó el umbral", explica en referencia al momento en el que una renuncia al mundo establecido puede convertirse en viaje a la indigencia del que es muy difícil regresar.


"Cuando veo esos jóvenes sentados en las aceras de las ciudades con sus perros me pregunto ¿qué pasó con sus vidas". Ellos renuncian a un entorno familiar, a los estudios, a la posibilidad de un trabajo y optan por la libertad absoluta", indica la escritora y profesora colombiana.


Son, en su opinión, seres que no se ajustan a las exigencias de las ideas preconcebidas del éxito.


Pero, advierte, la gente no puede usualmente sostenerse sola en la calle y el peligro del alcohol es importante. El alcoholismo es tan destructor y la sociedad es tan permisiva con él que llega un momento en el que no hay posibilidad de retorno.


En su novela, no obstante, Piedad Bonnett juega con la oportunidad de regreso que da a su protagonista y la posibilidad de que pudiera reinsertarse, aunque reconoce que "retornar a la sociedad es muy difícil" en un caso de estos.


Bonnett (Amalfi, Antioquia, 1951) llegó a las listas de los libros más vendidos en Colombia con "Lo que no tiene nombre", un texto en el que reflexionaba sobre el suicidio de su hijo.

Aqui Nicaragua - RADIO 1-2 Pag nov 2018.jpg

Artes, Cultura, Literatura

Nuevo libro del poeta Richard Blanco habla sobre cómo amar a un país dividido

richard blanco.jpg

Tras cincuenta años de haber llegado como refugiado a Estados Unidos, el poeta Richard Blanco busca las respuestas a sus constantes cuestionamientos sobre la identidad de la nación, y los lazos que la unen y la separan de sus habitantes en su nuevo libro, "How to Love a Country".


Al meterse en las entrañas del país, Blanco (Madrid, 1968) se encontró con la necesidad de hablar sobre temas nacionales como la inmigración, el racismo, las muertes que dejan a su paso las armas de fuego, la brutalidad policíaca, el terrorismo doméstico, la homofobia y el matrimonio igualitario.


"Estados Unidos necesita poesía y arte que hable sobre estas cosas", dijo Blanco en una entrevista telefónica con Efe desde su hogar en Maine.


"La polarización que vive el país y la actual retórica política no nos está llevando a ninguna parte; se necesita una conversación y la poesía sirve como catalizador para crear ese diálogo", agregó el poeta de origen cubano.


Una muestra de esta "conversación" es el poema "Complaint of El Rio Grande" (La queja del Río Grande), en el que da voz al río más conocido por la inmigración indocumentada y que en un tramo forma parte de la frontera estadounidense con México.


"Me dividiste en dos, la mitad de nosotros, el resto ellos. Pero no estaba destinado a ahogar a los niños, escuchar los gritos de las madres, nunca pretendí ser tu geografía: una línea, una frontera, un asesino", dice el texto.


Pero si los muertos de la frontera y el río lo inspiraron, el bardo también quiso poner la lupa sobre las víctimas de armas de fuego.


Con el poema "Seventeen Funerals", el autor recuerda a los estudiantes asesinados en la escuela Marjory Stoneman Douglas, de Parkland, Florida, donde el joven Nikolas Cruz mató a 17 personas, 14 de ellas alumnos, el 14 de febrero de 2018.


El llamado a este "servicio cívico de poeta", como Blanco define esta etapa en la que se dedica a hablar de Estados Unidos, no se dio de la noche a la mañana.


El autor asegura que sus preguntas y su búsqueda de identidad comenzaron casi desde que nació en Madrid, España, en medio de una ruta de exilio hacia Estados Unidos que sus padres tomaron al dejar Cuba.


A los 45 días de haber nacido, llegó a Nueva York. Tres años después, se mudó a Miami, donde creció preguntándose si era madrileño, cubano o estadounidense.


Blanco asegura que durante muchos años vivió en una doble fantasía, la de considerarse cubano, uno de los que pertenece al exilio y vive soñando con regresar a la isla de antes del régimen castrista, o ser un "un americano al que le gusta el pastel de manzana".


Blanco, de 51 años, forma parte del selecto grupo de poetas inaugurales, al ser seleccionado para escribir un poema y presentarlo en la segunda toma de posesión del expresidente Barack Obama, en 2013.


El bardo recuerda que en el proceso de escribir sobre lo que es Estados Unidos pensó encontrar la respuesta a su búsqueda de identidad.


Aún está en su memoria el día en que presentó su obra.


"Yo dije, mami, creo que por fin podemos decir que somos americanos, allá está el presidente y Beyoncé", recuerda con desparpajo y marcado acento cubano.


Pero la vida lo pondría nuevamente en el dilema cuando tuvo que escribir el poema "Matters of the Sea" para la histórica apertura de la Embajada de los Estados Unidos en La Habana, bajo la administración Obama, en agosto del 2015.


"En ese momento pensé que podría retirarme en la isla, y entonces viene la pregunta: ¿soy más cubano que americano?, aunque no viví nunca en la isla", confiesa.


Esas recurrentes dudas lo hicieron escribir el libro de memorias "The Prince of los Cocuyos: A Miami Childhood" (El príncipe de los Cocuyos: Una infancia de Miami), o el único suyo traducido el español, "En busca del Gulf Motel" (Valparaíso Ediciones, 2016).


Pero fue el contacto con los temas más nacionales lo que le llevó a escribir sobre un panorama más amplio.


Blanco encontró que muchas personas, vecinos, lectores, tenían las mismas preguntas: "A dónde pertenecen, a qué raza, a qué parte de la sociedad; o no pertenecen a ningún grupo, a qué ideales", advierte.


"Pero nadie creía tener la respuesta", agregó.


A Blanco no le molesta vivir con preguntas. Precisamente, esto es lo que ha impulsado la propuesta de "How to Love a Country" (Beacon Press, 2019).


Su ideal es construir con su poesía un puente, un espacio para hablar, incluso en dos idiomas como lo hace con el poema "Como Tú/Like You/Like Me", dedicado a los "soñadores" del programa de Acción Diferida (DACA).


El poeta dice que este es un tiempo diferente y que se necesita una poesía diferente, una que contribuya con ese "gran experimento social que es Estados Unidos, que tiene sus problemas y que necesita que la nación se conecte con su población".


Elena Villegas 1-6 JULIO 2017.jpg

Artes, Cultura, Literatura

Gabriela Guerra Rey, una escritora con un hacha que corta el mar helado

gabriela rey.jpg

La escritora cubana Gabriela Guerra Rey asume la literatura como quien lleva un hacha afilada que corta el mar helado, lo cual trató de llevar a la práctica en su segunda novela, "Luz en la piel" que se presentará el jueves en México.


"La idea no es mía, es de Kafka, quien la manejó en una carta al historiador Oskar Pollak. Yo pretendo que mi literatura sea eso y el personaje de Gretel es el hacha de mi nueva obra", revela la autora en entrevista con Efe.


Se refiere a una periodista que en el libro investiga sobre niñas chiapanecas robadas de su tierra del sur mexicano para ser prostituidas, a quien como venganza secuestran, montan en un barco, violan centenares de veces y luego envían a burdeles en Europa y el norte de África hasta ocasionarle la muerte.


Es el pasaje más duro de un libro desgarrador y humano publicado por la editorial española Huso, en el cual Guerra Rey utiliza el erotismo y el sexo como pretexto para desvelar las vivencias de Sandra, Magalis, Lucía, Gretel y María, esta última en el rol de narradora de las historias suyas y de sus amigas.


"Hace unos años, cuando estaba escribiendo "Bahía de sal", mi primera novela, en España compré un libro con investigaciones acerca de mujeres mexicanas, cubanas y colombianas que iban a parar a burdeles y a partir de esas historias nació Gretel.


Aunque toca el tema del abuso sexual y en otros capítulos menciona alguna violación, la obra es más un compendio de confesiones de mujeres a la hora de asumir las relaciones de pareja y la vida en una sociedad dura para las de su sexo.


"La novela es un testimonio de nuestro tiempo más allá de que sea el de una o varias protagonistas. Yo quería llegar al lector sin hacer un tratado feminista, sino planteando la era que nos tocó vivir desde la mirada la mujer", asegura.


Aunque es una defensora de la igualdad, Gabriela se desmarca de todo movimiento social o de otro tipo y si bien las cinco amigas de de "Luz en la piel" denuncian el machismo, igual aborrecen a las de su propio sexo que las miran con un lente mal enfocado.
"La mayoría de las mujeres cumplen el rol de 'me toca esto en la vida y es lo que me corresponde en la familia, la pareja, como madre o lo que sea'. Lo asumen por normas sociales, y por prejuicios, por un sentimiento de culpa, y así juzgan", cuenta.


Sandra es una joven con actitud sexual abierta que espanta los prejuicios y recuerda a sus amigas como las del sexo femenino son medidas con la vara de Dios, todopoderoso, omnipresente que no perdona una falta y juzga cada acto.


Magali, una adolescente silenciosa, pasa por el sexo violento, el intenso, el comprado, el marginal, el lésbico y muchos años después descubre el sexo con amor, mientras Lucía reflexiona sobre las relaciones de cuerpo más allá de las posturas sexuales y ve roto su matrimonio porque Mauricio, su marido, es incapaz de lidiar con su belleza e inteligencia.


"He tenido amigos que me confesaron no saber vivir al lado de una mujer inteligente. En aquello de la competencia de roles se ha establecido que el hombre sea el exitoso, ahí hay un estigma. Para Lucía es una maldición que arrastra desde joven", asevera.


María narra las historias de sus amigas y desarrolla una relación de complicidad y alegría con su hija Mariam, uno de los capítulos mejor logrados porque muestra la capacidad de la mayoría de las mujeres para dar amor a pesar de todo.


"La escritura de ficción es como cuando un muerto se te sube. Cuando estoy en el ambiente me traslado a un mundo paralelo, y sufro igual que si fuera un personaje. En esos casos me siento como una diosa que ve la escena desde arriba y mueve a los personajes", dice.


Guerra Rey ganó en 2016 el premio Juan Rulfo a primera novela con "Bahía de Sal". Ahora, sin pretender ser bandera de nada, su obra quita unas cortinas y desvela el duro oficio de ser mujer.


"Uno de los temas básicos de la novela fue reflexionar acerca de las cosas que vivimos y padecemos en nombre de un supuesto amor regido por normas, imposiciones, cánones, tabúes y prejuicios distanciados de lo que es el amor", concluye.

Reinas Restaurant 1-2 Pag GLOSSY marzo 2019.jpg

Artes, Cultura, Literatura

Las obras de autores latinos en EE.UU. carecen de una estructura que las promuevan

autores latinos.jpg

Para Nicolás Kanellos, fundador de Arte Público Press, la editorial bilingüe más antigua de EE.UU., la falta de una estructura enfocada en publicar obras de autores latinos es uno de los mayores obstáculos que enfrenta la industria del libro en español.


"Necesitamos más lugares donde expresar lo latino y nuestras perspectivas, no solo en literatura sino también en otros campos como en sociología e historia, ingeniería y ciencias, porque los hispanos no solo somos grandes lectores, también escribimos y lo hacemos bien", expresó Kanellos a Efe durante una entrevista.


Fundada en 1979 y con sede en Houston, Texas, Arte Público Press acaba de recibir la distinción más importante otorgada en su campo por el Círculo Nacional de Críticos de Libros.


Según Kanellos, el galardón marca un hito en la industria del libro por la carencia en EEUU de premios destinados a casas editoriales, algo que no ocurre con escritores y periodistas, que tienen el Premio Pulitzer o el Premio Nacional del Libro.


De acuerdo con Kanellos, también hace falta crear mayor número de casas editoriales que fijen su atención en las obras literarias de los autores hispanos.


"Recibimos al año cerca de 2.000 manuscritos y solo tenemos cupo para publicar cerca de 25 libros, convirtiéndose la nuestra en una tarea difícil, debido a la competencia que esto genera", destacó el editor.


Kanellos agregó que los textos que reciben al año son en una gran mayoría escritos en español, pero como no tienen la capacidad de promocionar tal cantidad de libros en este idioma, optan por traducir la obra al inglés por la falta de distribuidores y casas mayoristas dedicadas al libro en español.


Kanellos, que en 2016 fue condecorado con la Cruz Oficial de la Orden Isabel la Católica, que le otorgó el Gobierno de España por su aporte cultural, cree que el proceso de convertir un original en una traducción es "un doble esfuerzo", que muchas veces vale la pena por tratarse de un gran texto.


"Otra de las carencias que enfrenta la industria son los espacios mediáticos, especialmente en español, donde es inexistente la reseña y la crítica literaria", acotó.


El también docente en la Universidad de Houston y fundador de la revista literaria The Americas Review (antes Revista Chicano-Riqueña), reprobó el desinterés de los agentes de casas editoriales con mayor presupuesto que "muy pocas veces publican" títulos de latinos.


"Eso explica en parte nuestro éxito como la casa editora de libros más reconocida y más grande de escritores latinos, pero (si lo miramos) en perspectiva, somos una empresa pequeña sin ánimo de lucro a nivel nacional", explicó Kanellos.


Nacido en Nueva York en 1945, el promotor cultural lamentó que la mayoría de casas editoriales latinas en el país a lo sumo publican de dos a tres títulos al año, cuando existen, a su parecer, una gama inmensa de talento literario, así como artistas y pensadores "capaces de escribir libros que son al fin y al cabo la base de la educación".


En la entrega del galardón por el Círculo Nacional de Críticos de Libros en Nueva York a mediados de este mes, Kanellos y los directivos de Arte Público Press elaboraron un discurso coral con una analogía de la historia de los 40 años de su fundación con el sacrificio de la comunidad a la que representan.


"Así como de nuestros escritores, somos los hijos de la clase trabajadora, los hijos de los ciudadanos, de las familias que han estado aquí desde la formación de los Estados Unidos", destaca una parte del discurso.


"Somos los que vendemos el periódico cada mañana pero no aparecemos en sus páginas interiores, los hombres y mujeres que lavan platos y sirven las mesas de los restaurantes pero nunca saborean sus platos, o parte de la muchedumbre de las grandes urbes que permanece invisible... ", apunta otro momento de la alocución.


Por su labor en la conservación y promoción de las letras hispanas, Kanellos también ha sido reconocido con el Premio Nacional de la Academia Norteamericana de la Lengua Española Enrique Anderson Imbert.
Resultó además galardonado con el Premio Denali 1996, otorgado por la Asociación Estadounidense de Bibliotecas y con el Premio Herencia Hispana 1988 que otorga la Casa Blanca.


En 1991, Arte Público Press inauguró el Proyecto de Recuperación de la Herencia Literaria Hispana de Estados Unidos, cuya finalidad es investigar, preservar y difundir la cultura escrita de los hispanos en EE.UU. desde la época colonial. 

Natural Beauty 1-4 Pag ENERO 2019.jpg

Artes, Cultura, Literatura

Las obras de autores latinos en EE.UU. carecen de una estructura que las promuevan

autores latinos.jpg

Para Nicolás Kanellos, fundador de Arte Público Press, la editorial bilingüe más antigua de EE.UU., la falta de una estructura enfocada en publicar obras de autores latinos es uno de los mayores obstáculos que enfrenta la industria del libro en español.


"Necesitamos más lugares donde expresar lo latino y nuestras perspectivas, no solo en literatura sino también en otros campos como en sociología e historia, ingeniería y ciencias, porque los hispanos no solo somos grandes lectores, también escribimos y lo hacemos bien", expresó Kanellos a Efe durante una entrevista.


Fundada en 1979 y con sede en Houston, Texas, Arte Público Press acaba de recibir la distinción más importante otorgada en su campo por el Círculo Nacional de Críticos de Libros.


Según Kanellos, el galardón marca un hito en la industria del libro por la carencia en EEUU de premios destinados a casas editoriales, algo que no ocurre con escritores y periodistas, que tienen el Premio Pulitzer o el Premio Nacional del Libro.


De acuerdo con Kanellos, también hace falta crear mayor número de casas editoriales que fijen su atención en las obras literarias de los autores hispanos.


"Recibimos al año cerca de 2.000 manuscritos y solo tenemos cupo para publicar cerca de 25 libros, convirtiéndose la nuestra en una tarea difícil, debido a la competencia que esto genera", destacó el editor.


Kanellos agregó que los textos que reciben al año son en una gran mayoría escritos en español, pero como no tienen la capacidad de promocionar tal cantidad de libros en este idioma, optan por traducir la obra al inglés por la falta de distribuidores y casas mayoristas dedicadas al libro en español.


Kanellos, que en 2016 fue condecorado con la Cruz Oficial de la Orden Isabel la Católica, que le otorgó el Gobierno de España por su aporte cultural, cree que el proceso de convertir un original en una traducción es "un doble esfuerzo", que muchas veces vale la pena por tratarse de un gran texto.


"Otra de las carencias que enfrenta la industria son los espacios mediáticos, especialmente en español, donde es inexistente la reseña y la crítica literaria", acotó.


El también docente en la Universidad de Houston y fundador de la revista literaria The Americas Review (antes Revista Chicano-Riqueña), reprobó el desinterés de los agentes de casas editoriales con mayor presupuesto que "muy pocas veces publican" títulos de latinos.


"Eso explica en parte nuestro éxito como la casa editora de libros más reconocida y más grande de escritores latinos, pero (si lo miramos) en perspectiva, somos una empresa pequeña sin ánimo de lucro a nivel nacional", explicó Kanellos.


Nacido en Nueva York en 1945, el promotor cultural lamentó que la mayoría de casas editoriales latinas en el país a lo sumo publican de dos a tres títulos al año, cuando existen, a su parecer, una gama inmensa de talento literario, así como artistas y pensadores "capaces de escribir libros que son al fin y al cabo la base de la educación".


En la entrega del galardón por el Círculo Nacional de Críticos de Libros en Nueva York a mediados de este mes, Kanellos y los directivos de Arte Público Press elaboraron un discurso coral con una analogía de la historia de los 40 años de su fundación con el sacrificio de la comunidad a la que representan.


"Así como de nuestros escritores, somos los hijos de la clase trabajadora, los hijos de los ciudadanos, de las familias que han estado aquí desde la formación de los Estados Unidos", destaca una parte del discurso.


"Somos los que vendemos el periódico cada mañana pero no aparecemos en sus páginas interiores, los hombres y mujeres que lavan platos y sirven las mesas de los restaurantes pero nunca saborean sus platos, o parte de la muchedumbre de las grandes urbes que permanece invisible... ", apunta otro momento de la alocución.


Por su labor en la conservación y promoción de las letras hispanas, Kanellos también ha sido reconocido con el Premio Nacional de la Academia Norteamericana de la Lengua Española Enrique Anderson Imbert.
Resultó además galardonado con el Premio Denali 1996, otorgado por la Asociación Estadounidense de Bibliotecas y con el Premio Herencia Hispana 1988 que otorga la Casa Blanca.


En 1991, Arte Público Press inauguró el Proyecto de Recuperación de la Herencia Literaria Hispana de Estados Unidos, cuya finalidad es investigar, preservar y difundir la cultura escrita de los hispanos en EE.UU. desde la época colonial. 

Natural Beauty 1-4 Pag ENERO 2019.jpg

Artes, Cultura, Interes, International, Literatura, Politica

Un autor escribe sobre la crisis de Nicaragua y produce una "increíble" novela "de terror"

nica writer.jpg

El novelista y periodista Arquímedes González, ganador del Premio Centroamericano de Literatura Rogelio Sinán 2011-2012, escribió la primera novela sobre la crisis sociopolítica que todavía vive Nicaragua y lo que salió fue una "increíble" obra "de terror".


Se trata de una novela reportaje titulada "Como esperando abril", que el autor clasifica de "realismo trágico", por cómo la mala experiencia de todo un país supera la imaginación desde el estallido social de abril de 2018.


Los 325 a 561 muertos, cientos de desaparecidos, centenares de presos torturados, miles de heridos, decenas de miles en el exilio y cientos de miles en el desempleo, son un resumen de lo que vive Nicaragua desde el estallido social de abril pasado, en medio de protestas contra el presidente Daniel Ortega.


"Esto que ha sucedido en Nicaragua supera la ficción, es ya un realismo trágico que vivimos los nicaragüenses, en una telenovela de terror que no termina", dice González, en entrevista con Acan-Efe.
El autor de "Clases de natación", narra en su más reciente obra casos como el de un grupo de universitarios atacados con armas de guerra por más de 10 horas en una iglesia, un adolescente ejemplar que sobrevivió a la bala de un francotirador en su garganta pero murió porque le negaron la atención médica, o el de una familia con dos bebés quemada viva por supuestamente negarse a colaborar con la Policía.
Cada uno de los hechos está comprobado y documentado, pero el que fueran ordenados por las autoridades los hace tan atroces, que al mismo González, finalista del IV Concurso de Novela de Crímenes Medellín Negro 2015, le parecen increíbles, incluso después de haberlos escrito con rigor periodístico.


"Yo a veces pensaba que nadie lo podía creer (...) cuando vos lo plasmas, vos decís: será posible que un Gobierno que se llama socialista, que llama al amor, a la paz, mande a grupos de choque y a policías armados a atacar a la población civil", comenta el autor de "La muerte de Acuario", uno de los libros más exitosos de Amazon en 2012.


Precisamente exponer la realidad y contribuir a la memoria histórica de Nicaragua, fue una de las razones por las que González tomó un reto que no siempre toman los escritores: hacer una novela sobre un evento en desarrollo.


"Desde 2007 (retorno de Ortega al poder) en Nicaragua se instauró una postverdad que estaba dispuesta a mostrar solamente una parte de un país que no existía, y eso se demostró en abril, era un país que estaba exigiendo un montón de cosas, era un país pobre, lleno de injusticia social, de arbitrariedades, sólo era una olla de presión", señala.


Fue el 13 de julio pasado, tras el ataque a los universitarios, que el autor de "Dos hombres y una pierna", decidió escribir sobre la crisis de Nicaragua.


"Yo veía un discurso que trataba de falsear la realidad, y que todavía está, pero creo que la gente debe saber y conocer la verdad de lo que ha sucedido en este país", insiste el escritor, quien compara a la administración de Ortega con la de Augusto Pinochet en Chile o la de Alfredo Stroessner en Paraguay.


González también explica que la tragedia de Nicaragua no fue repentina, ya que durante años "hubo abusos, lo que pasa es que todo el mundo se calló, a mucha gente le convenía hacer negocios, tener conexiones políticas".


"Los nicaragüenses hemos vivido una parte de la historia oscura de la humanidad, donde se manda a matar a los seres humanos", lamenta un autor que ganó el IV Premio Internacional de Relato Negro, 2011.
Pero esta es una historia inconclusa, al final, aquel mes de abril en que los nicaragüenses pensaron que caería Ortega, continúa pendiente, y es la razón por la que González trabaja en la trilogía.


La primera parte ya se puede comprar en Amazon, y en marzo saldrá la versión impresa en las librerías.
El libro de González se identifica fácilmente por su pasta azul, y en blanco la frase desgarradora del adolescente Álvaro Conrado antes de morir: "Me duele respirar".

Franco Munoz - Law Office 1 Pag GLOSSY - feb 2018.jpg

Artes, Cultura, Literatura, Tecnología

Sergio Ramírez insta a jóvenes a usar nuevas tecnologías y a ser más críticos

nica writer.jpg

El escritor nicaragüense Sergio Ramírez instó a los jóvenes a usar las nuevas tecnologías para ser más críticos con los Gobiernos al participar en la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (FILEY), que se celebra estos días en la ciudad mexicana de Mérida, en el sureste del país.


Según recoge un comunicado publicado este lunes por el festival, Ramírez participó en el certamen con el diálogo "De política latinoamericana y literatura".


En este charla, Ramírez (Masatepe, 1942) charló con el público sobre la situación política actual y su influencia en escritores latinoamericanos.


Al señalar sobre su participación en la política de su país, el Premio Cervantes 2017 refirió que la escritura y la política son "oficios incompatibles", pero que ante la situación en Nicaragua no podía sino reflejar el entorno reciente a través de las letras.


Además, indicó que las nuevas generaciones tienen en su poder las herramientas tecnológicas para ejercer un criterio más crítico respecto a las posturas y decisiones de sus Gobiernos.


Exhortó a los jóvenes a ser conscientes de sus derechos, a luchar para que estos sean validados por sus instituciones y recalcó su importancia pues la mayor parte de la población latina está por debajo de los 30 años.


"Aunque el Gobierno cambie de postura, hay cosas que no deben cambiar; el derecho a la educación, salud, la garantía de seguridad social deben volverse intocables", expresó al ser cuestionado sobre el ascenso de la izquierda en México y la crisis en Venezuela.


Por último, el autor intercambió ideas con el público y reflexionó que a través del periodismo y de la literatura se pueden combatir los movimientos de ultraderecha, que se expanden y engrandecen explotando el miedo de la población a lo desconocido.


Sergio Ramírez ejerció como vicepresidente de Nicaragua del 1985 al 1990. En 1996, fue candidato presidencial por el Movimiento Renovador Sandinista y en 2017, se convirtió en el primer centroamericano en ganar el Premio Cervantes.

Maestro Ezequiel 1-3 Pag HORIZONTAL Agosto 2017.jpg

Artes, Cultura, Literatura

Tres escritores latinoamericanos, seleccionados al Man Booker International

literature nominees.jpg

La argentina Samanta Schweblin, el colombiano Juan Gabriel Vásquez y la chilena Alia Trabucco Zerán figuran entre los trece seleccionados al premio de literatura The Man Booker International 2019, informó [] la organización.


El jurado del galardón británico, que premia obras traducidas al inglés y publicadas en el Reino Unido entre mayo de 2018 y abril de este año, seleccionó "Mouthful of birds" de Schweblin, "The shape of the ruins" de Vásquez y "The remainder" de Trabucco Zerán.


Schweblin ya figuró entre los seis finalistas al premio en la edición de 2017 con su novela "Fever Dream", traducida por Megan McDowell, con la que también ha colaborado en "Mouthful of birds".


Esta es la primera selección de los nominados, ya que el próximo 9 de abril se darán a conocer los seis finalistas y el ganador se anunciará el 21 de mayo en una ceremonia en Londres.


El historiador y escritor Bettany Hughes, presidente del jurado, destacó la variedad de obras que están representadas en este primer listado, de las que dijo que "enriquecen" la literatura.


"Este año en nuestra larga lista están representados los viajes surrealistas en trenes chinos, los enfoques más absurdos sobre la guerra y el suicidio y los traumas del espíritu y la carne. Estamos encantados de compartir trece libros que enriquecen nuestra idea de lo que puede hacer la ficción", afirmó Hughes en un comunicado.


La organización resaltó además que la mayoría de los libros seleccionados están escritos por mujeres (un total de ocho) y publicados por editoriales independientes (solo dos llevan el sello de grandes compañías).


El Man Booker International subraya particularmente la labor de los traductores, que comparten el premio de 50.000 libras (unos 58.000 euros) con los autores.


Por esta primera preselección, cada escritor y traductor recibe 1.000 libras (unos 1.160 euros).


La escritora polaca Olga Tokarczuk, que fue la ganadora de la pasada edición por su obra "Flights", figura de nuevo entre los selecciones por "Drive your plow over the bones of the dead".


The Man Booker International es el hermano del Man Booker, uno de los galardones más prestigiosos de la literatura anglosajona, que entrega la fundación Booker Prize y patrocina el grupo inversor Man Group.


Se fundó en 2005 para premiar cada dos años la obra completa de autores de ficción que escribieran en inglés o bien estuvieran ampliamente traducidos a ese idioma, un reconocimiento que han obtenido la canadiense Alice Munro (2009), y los estadounidenses Philip Roth (2011) y Lydia Davis (2013).


El premio cambió sus bases a partir de 2015 y desde entonces se entrega cada año para reconocer al autor y el traductor de una obra escrita en un idioma distinto al inglés y publicada en el Reino Unido.

Oasis Market 1-4 Pag ENERO 2019.jpg

Artes, Cultura, Literatura

Dolores Castro: La familia y la poesía dan sentido a mi vida

dolores castro.jpg

A pocos días de cumplir 96 años, Dolores Castro Varela, poeta, narradora, ensayista y crítica literaria mexicana, sostiene que la poesía y su familia son lo que dan sentido y valor a su vida, una vida en la que las cosas "no han sido fáciles pero tampoco han sido imposibles".


Testigo de los grandes sucesos históricos del siglo XX de México, el villismo (movimiento de Pancho Villa), la guerra cristera, la educación socialista, la emancipación femenina, la matanza de estudiantes en 1968 o la transición democrática, entre otros, Castro Varela asegura que actualmente "parecemos cocodrilos, que se comen todo y dejan los huesos".


"Es importante descubrir el sentido y el valor de la vida. Si uno ama la vida y con un poco de imaginación sabrá que el que está enfrente también la ama. Si se amara la vida, dejaría de haber esas terribles fosas comunes", señala a Efe la ganadora del Premio Nacional de Ciencias y Artes en Literatura y Lingüística 2014.


La autora de "Algo le duele al aire", "El corazón transfigurado" y "Dos nocturnos" nació en el estado de Aguascalientes, el 12 de abril de 1923, pero se educó en el estado de Zacatecas hasta que se quedó a residir definitivamente en la Ciudad de México.


Fue en su época de educación secundaria que conoció a quien sería su hermana, amiga y compañera de letras, la también narradora mexicana Rosario Castellanos, considerada una de las escritoras más importantes del siglo XX en México.


Dolores estudió Leyes y Letras en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y un posgrado en Estilística e Historia del Arte en la Complutense de Madrid.


Además de poeta y narradora, se ha desempeñado como profesora en la Universidad Iberoamericana y en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García.


Fue fundadora de la emisora de Radio de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en 1959 y jefa de redacción de Barcos de Papel.


Formó el grupo Ocho Poetas Mexicanos con Alejandro Avilés, Roberto Cabral del Hoyo, Javier Peñalosa, Honorato Magaloni Duarte, Efrén Hernández, Octavio Novaro y Rosario Castellanos.
"¡Qué horrible! Sí, somos carnívoros pero no iguales que los cocodrilos. A mí me gusta leer una poesía en que el sueño sea el que contribuya a destacar formas que van más allá de la piel y del hueso, que están en la capacidad de soñar algo mejor, sobre todo para el género humano", agrega.


"No es posible que se olvide que pertenecemos al género humano. No somos animales, y a veces nos portamos así. Pero no somos animales. Somos personas. Con una forma de ser, que difiere a la forma de estar las cosas en vida, o a la forma de los animales".


Maestra de muchas generaciones de poetas, Dolores indica que el consejo que les da a sus estudiantes para que sean mejores seres humanos es que lean, ya que sin leer se pierden toda la experiencia del género humano.


"Cuando el hombre aprendió a hablar luego aprendió a escribir. La palabra tiene un gran valor, oralmente y escrita. Oralmente porque el sentido tiene que ver con las letras, con el número de sílabas, etcétera, de las palabras; y la palabra escrita es nuestra historia. La palabra escrita es nuestra capacidad, todavía, de ser", indica.


Recuerda que le tocó vivir una etapa en que además de la poesía de Sor Juana Inés de la Cruz (1648-1695), "había muchas mujeres que escribimos, somos muchas mujeres que escribimos; y algunas muy bien".


"Y me toca también ver cómo quieren treparse hasta los cielos, y ver que no es tan fácil. En fin, estoy contenta de haber llegado a los 96 años. Para mí no fue fácil pero tampoco imposible".


Afirma que "vivimos una etapa en que la música se transforma en ruido. Eso es grave, porque la música también tiene un orden. Todos los órdenes que tienen las bellas artes se pierden en medio del ruido. En medio del comprar y comprar unos oros, otros bonos, y otros aunque sea trajes".


Sobre los medios electrónicos considera que "son un enriquecimiento, pero sabiéndolos emplear. Pero de otra manera, los jóvenes sacan fotocopias y las presentan como trabajos suyos. Ni siquiera las leen", asevera.
Sobre lo que la da razón y pasión a su vida señala: "Tengo muchos amigos y afectos. Tuve siete hijos, están vivos. Tengo nietos y bisnietos. La familia es una institución que ha corrido diferentes formas, historias.

Que a veces puede ser una forma de perder el libre albedrío pero mucho más que eso es una forma de conservar la especie".


"Es una forma de recordar el afecto, de recordar la gracia de los niños, etcétera. Pero también es una forma de cohesión social. Si no fuera por la familia, estarían más mal educados ahora los niños. Todavía sobreviven familias, sobre todo entre la gente más pobre. Porque la gente más pobre se ayuda en la familia. Pero esto le da cohesión a la sociedad", señala.


Recomienda que para escribir poesía lo mejor es "tomarlo (el poema) inmediatamente que surge. El poema surge de pronto, como una iluminación de la vida, y de la propia vida de la conciencia. Pero esa iluminación es instantánea, y si uno no fuera capaz de tomar el poema inmediatamente que surge se va".


Agrega que "leer poesía es educar los sentidos para ver más, para encontrar más porqué vivir".

Carlos DeMarty - feb 2019.jpg

Artes, Cultura, Literatura

Lola Montes, una de las grandes feministas del siglo XIX, llega a Nueva York

lola montes.jpg

La historia de Lola Montes, una revolucionaria, ingeniosa e independiente mujer irlandesa que, haciéndose pasar por una bailadora española, encandiló a toda una época, llegó este jueves a Nueva York con la presentación del libro "Divina Lola", de Cristina Morató.


"A su manera fue una gran feminista del siglo XIX", contó a Efe la autora, que habló de su obra en un evento organizado por el consulado de España en Nueva York, una ciudad en la que la protagonista de la historia pasó los últimos años de su apasionante vida.


"Ella demostró que una mujer, con pasión, tenacidad, con mucho trabajo y fuerza de voluntad podía conseguir lo que quisiera, porque (...) triunfó en todo lo que se propuso y nunca tiró la toalla", agregó Morató.


La escritora, y también periodista, pasó más de dos años de su vida investigando y siguiendo los pasos de la vida de Lola Montes, una irlandesa nacida en 1821 cuyo nombre real era Elizabeth Gilbert y que inició su carrera artística haciéndose pasar por una bailadora de flamenco de Sevilla pese a no saber hablar español.


Con su inteligencia y arrojo, Lola Montes se convirtió en una de las mujeres más famosas del siglo XIX que triunfó primero en Europa, donde el rey Luis I de Baviera renunció a su título por ella, y después en Estados Unidos, donde se codeó con literatos, políticos, músicos y aristócratas.


Pese a que su fama internacional llevó a que su supuesta vida quedara ampliamente documentada en artículos de prensa, la investigación del personaje para la elaboración de su biografía fue extremadamente trabajosa, dada la cantidad de mentiras que la propia Lola Montes contó sobre su trayectoria.


"Han sido dos años y medio de mi vida. Ha sido el libro para mí más complicado hasta la fecha, porque lo que había sobre Lola Montes eran novelas, muchas novelas, y sobre todo mucha ficción", explica Morató.


Fueron las más de 3.000 cartas que se intercambiaron la bailadora y Luis I de Baviera a las que tuvo acceso, además de 50 cajas repletas de documentos archivados en la Universidad de Berkeley, lo que ha permitido un retrato fiel de la artista, que en sus escasos 40 años de vida vivió en París, Londres, Munich, California, Nevada y Nueva York.


Tras su amorío con Luis I de Baviera, Lola Montes huyó a EE.UU., donde siguió ganándose la vida como bailadora pese a que su talento artístico dejaba mucho que desear, con espectáculos que ofrecía ante los rudos mineros que la pagaban con pepitas de oro, y después como escritora de libros de consejos de belleza, de los que vendió decenas de miles de copias.


Sin embargo, y pese a sus constantes aventuras, Morató es de la opinión de que la irlandesa, una mujer que se adelantó a su época, no llegó a tener una vida plenamente feliz, porque no encontró el amor.


"Tuvo una vida desdichada, pero era una auténtica superviviente", remató la escritora, que durante su viaje a Nueva York pudo visitar por primera vez la tumba de la bailadora, situada en el distrito de Brooklyn, y que hasta hace escasos años no se sabía que pertenecía a Lola Montes.

International Catering Buffet 1-2 Pag MARZO 2019.jpg

Artes, Cultura, Literatura

Diez libros infantiles y juveniles para reivindicar a las mujeres

women in lit.jpg

Concienciar a los lectores más jóvenes de la igualdad de género y reivindicar los logros de las mujeres a lo largo de la historia son algunos de los objetivos de la cada vez más abundante literatura infantil y juvenil sobre feminismo, entre las que se encuentran las diez siguientes propuestas:


- "Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes", de Elena Favilli y Francesca Cavallo (Destino).- Dos tomos con más de cien biografías de mujeres extraordinarias, desde Serena Williams a Malala Yousafzai, de Coco Chanel a Frida Kalho, libros que narran la vida de científicas, astronautas, juezas, chefs, que han ocupado durante meses las listas de libros más vendidos de no ficción en varios países.


- "Como tú" (Anaya).- Veinte relatos de otros tantos escritores se unen a otra veintena de ilustradores en este libro dirigido a jóvenes lectores a partir de 14 años: "La igualdad entre hombres y mujeres no existe en la sociedad actual", una igualdad que "se conseguirá en las aulas o no se conseguirá", dice en el prólogo Fernando Marías.


- "10 niñas que se hicieron GRANDES", de Aida Consentino e ilustraciones de Pedro Perles (Bruño).- Este álbum presenta a algunas de las mujeres extraordinarias que han cambiado las reglas de su mundo y han hecho del nuestro uno mejor en el que se evoca el esfuerzo que hace falta para ser un ejemplo.


- "Somos las nietas de las brujas que no pudisteis quemar", de Anne Soler/ Tres Voltes Rebel (Bruguera).- Un manifiesto feminista a través de la mirada de una de las jóvenes promesas de la ilustración, que explica cómo se ha unido "al aquelarre de brujas que vuelan sin escoba, a las que molestan, a las que saben más de la cuenta, a las que cuestionan la sociedad conforme está construida. Hemos sido atacadas y perseguidas durante toda la historia; pero cuidado, porque estamos aprendiendo a controlar el fuego de la hoguera".


-"Pioneras. Mujeres que abrieron camino", de Espido Freire (Anaya).- Historias de mujeres españolas e hispanoamericanas como Carmen de Burgos, Beatriz Galindo, Clara Campoamor, Gabriela Mistral, "mujeres que fueron las primeras en romper un límite" y que deben ser referentes para las niñas y niños de hoy, dice la autora.


- "Mujeres de la cultura", de Rosa Huertas.- Escritoras, pintoras, activistas políticas, investigadoras, periodistas o actrices integran este libro de relatos sobre precursoras del feminismo en España.


- "Iguales", de la editorial Palabras Aladas, es una colección para educar en la igualdad que narra las historias paralelas de un personaje femenino y otro masculino. Uno de los libros une a Loïe Fuller (bailarina, actriz, productora y escritora) y Wilson Bentley (el fotógrafo de la nieve), por su sensibilidad por la belleza, y otro vincula a Suzanne Rosambert (ambulanciera de guerra) con Joseph Banks (explorador y botánico), por su coraje.


- "Intrépidas", de Cristina Pujol Buhigas e ilustraciones de Rena Ortega (Pastel de Luna).- Un libro homenaje a 25 mujeres que cambiaron el mundo, que fueron pioneras en alcanzar ciertas metas y que allanaron el camino a las siguientes generaciones.


- "Las chicas son de ciencias", de Irene Cívico, Sergio Parra y la ilustradora Nuria Aparicio (Montena).- Un álbum que reúne 25 biografías de mujeres que con su esfuerzo allanaron el camino a las futuras ingenieras, químicas, biólogas, matemáticas, médicas, astrónomas, físicas.


- El niño que no quería ser azul, la niña que no quería ser rosa", de Patricia Fitti (Destino).- Ganador del premio Destino Apel·les Mestres, este libro es un grito a la libertad de los niños y niñas para que los patrones de género de la sociedad no aplaquen su creatividad y su personalidad. No hay juegos de niños y juegos de niñas, solo cosas que gustan y cosas que no gustan.

Rosalba hernandez 1-4 pag Glossy - MARZO 2019.jpg

Artes, Cultura, Literatura

A García Márquez no le gustaría ver su obra en Netflix, según su biógrafo

garcia marquez.jpg

A Gabriel García Márquez no le habría gustado que se adaptase para la televisión "Cien años de Soledad", y como acaba de anunciar Netflix que hará, según el amigo del autor, periodista y escritor colombiano Gustavo Tatis Guerra, que hoy presenta un libro basado en sus encuentros con el nobel.


En declaraciones a Efe, el autor (Córdoba, Colombia, 1961) le ha deseado "mucha suerte" a los productores de la serie e hijos de García Márquez, Rodrigo y Gonzalo, y ha afirmado que, aunque "el cine nunca pudo atrapar la magia de su literatura", tiene "fe en el genio de ambos" para acercarse a la obra de su padre.


Los dos hijos de García Márquez, Rodrigo -director de cine- y Gonzalo -diseñador gráfico-, serán productores ejecutivos de la serie, que se rodará principalmente en Colombia y que supone la primera adaptación de la novela.


Tatis asegura que, aunque tuvo su primera entrevista con García Márquez hace más de 30 años, ha tardado tanto tiempo en publicar "La flor amarilla del prestidigitador" (Ediciones Navona People) porque solo tras su muerte tuvo "la certeza de tener material para su libro".


La obra, que recibe su nombre de las rosas que el Premio Nobel de Literatura tomó como amuleto -"era un hombre muy supersticioso"-, afirma, "no pretende ser una biografía sino tomar en consideración al hombre detrás del mito", para lo que se nutre de encuentros con el autor y declaraciones de su familia, entre las que destacan las de su madre, Luisa.


En este afán humanizador del mito literario, el periodista destaca la figura de García Márquez "como hombre de paz", a quien considera "uno de los artífices del proceso de conversión de la guerrilla en partido político, aunque nunca lo contara a los medios".


"García Márquez creó un gran reclamo para Colombia; consideraba que no valía con ser solo escritor: había que resolver problemas", recalca el escritor que cree que el autor de "Cien años de soledad" "nunca se fió de Hugo Chávez" y "tendría una sensación muy amarga no solo con Colombia y la frontera, sino con todos los países latinoamericanos".


La novela trata de profundizar en las relaciones del escritor con su familia y su pueblo, Aracataca, entre las que destaca el impacto de su abuelo materno, quien convirtió a Gabo en "un niño privilegiado, testigo de su historia y la de sus ancestros", a cambio de lo cual el autor "convirtió a toda su familia en protagonistas de sus historias".


"Él necesitaba una realidad, basada en un hogar manchado por la sangre, que transmutase, que permitiese la resurrección y la magia", añadió.

TV Espanol HACERMOS WEBSITE - MARZO 2019.jpg

Cultura, Artes, Historia, International, Literatura

La "Trilogía sucia de La Habana", de Pedro Juan Gutiérrez, llega a Cuba veinte años después

la habana.jpg

Dos décadas después de su publicación en España, ve la luz en Cuba la "Trilogía sucia de La Habana", un brutal retablo de las penurias del "periodo especial" que costó a su autor, Pedro Juan Gutiérrez (Matanzas, 1950), años proscrito de las letras cubanas.


La esperada publicación de la "Trilogía" (Ediciones Unión), que se presenta este viernes en la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), ha generado una gran expectación en la Feria del Libro de la isla, donde es previsible que vuelen de los estantes los 3.000 ejemplares de los que constará esta primera edición.


Así ocurre cada vez que llega a Cuba con años de retraso una obra de autor nacional exitosa en el extranjero, como bien pueden atestiguar no solo Gutiérrez, sino otros como Leonardo Padura o Wendy Guerra.


Este libro, editado inicialmente por la española Anagrama en 1998, ha sido traducido a 22 idiomas y distribuido en más de cien países.


Cuando salió en España, en Cuba "se formó una barahúnda tan grande que pensé que me iba a llevar mucho más tiempo que se publicara", afirma en una entrevista con Efe el autor.


Sentado en una mecedora en su célebre casa en un desvencijado edificio de Centro Habana, la misma en la que durante tres años escribió la "Trilogía sucia", Gutiérrez explica que se prometió a sí mismo que vería publicados "en vida" todos sus libros en su país, y va por buen camino.


La "Trilogía" escandalizó en aquel entonces a la cúpula cubana por la sórdida imagen que proyectaba de los estratos más desfavorecidos de su sociedad, los más golpeados por las necesidades del "periodo especial", aquellos años 90 en que la isla tocó fondo tras la retirada de los subsidios soviéticos.


Prostitución, proxenetismo, promiscuidad, pillaje, violencia, hambre y hasta canibalismo se entretejen en los crudos relatos de una obra que retrató la dura cotidianeidad de Centro Habana en aquella época, una lucha despiadada por la supervivencia en la que muchos aparcaron sus principios morales.

Oasis Market 1-4 Pag ENERO 2019.jpg


Su autor quedó "tremendamente machacado" cuando la terminó y hoy cree que su "pecado" fue dar voz a los "antihéroes" de los que no habla la controlada prensa estatal, en un país con "una visión continuamente heroica del día a día".


"Pasó lo que pasó, me dejaron en la calle, fueron unos años bastante desagradables", recuerda el escritor, en aquellos años también periodista.


Y eso que Gutiérrez tuvo que "rebajar un poco la realidad para hacerla creíble" porque el panorama era "demasiado fuerte, demasiado desagradable".


Para muchos, es imposible comprender la sociedad cubana de hoy sin los cambios psicológicos que le imprimieron los duros años noventa, aunque el fenómeno no se ha estudiado formalmente desde la sociología y la antropología, a juicio del escritor.


"Hubo todo un cambio en la moral, la ética, los conceptos sociales de la gente, de cómo enfrentar la vida (...). Se habla mucho del periodo especial desde el punto de vista económico, de las necesidades que se pasaron, del hambre. Pero no se habla de estos cambios y creo que sería importante que lo hicieran, ya es hora", asevera.


La áspera pluma de Pedro Juan Gutiérrez le ha valido etiquetas como las de "el Bukowski cubano" o "principal exponente del realismo sucio" que él descarta como meros reclamos comerciales.


Del primero, dice que sus personajes "eran demasiado perdedores, demasiado amargados, demasiado condenados, no tenían sexo", y del realismo sucio, apunta que lo que él narra "es la vida cotidiana de mucha gente".


"No sé hasta qué punto esa vida es sucia o es normal, y qué cosa es normal, qué cosa es un personaje limpio que a lo mejor por dentro está todo retorcido", zanja.


Mientras saborea el fin de una etapa con la tardía publicación de la "Trilogía" en Cuba, Gutiérrez abre otra con la salida en España en julio de la novela "Estoico y frugal" (Anagrama), y unos meses después, la de "Diálogo con mi sombra", un trabajo sobre el oficio de escritor que ya se había publicado en Cuba.


Ahora tiene "dos o tres novelas entre manos" y mientras decide cuál empieza, escribe poesía.


Lo hace en una época de cambios, nuevos enfrentamientos con Estados Unidos y crisis económica en Cuba, pero prefiere no pensar en que ello desemboque, como en otras ocasiones, en una involución cultural.


"Trato de no proyectarme nunca en el futuro. Hay que ser valiente para vivir en Cuba, no puedes vivir con miedo, vivir asustado, porque si vives con miedo y eres un creador pues no haces nada, te quedas callado porque el miedo paraliza (...). En Cuba si no eres valiente estás perdido", concluye.

Artes, Cultura, Literatura

Rebeca Orozco: "Para mí, la literatura está en el detalle"

orozco.jpg

Para la escritora mexicana Rebeca Orozco no es casual que su novela "El aire en que se crece", sobre la vida de la poeta Rosario Castellanos, gire alrededor de las historias mínimas, porque así asume su oficio de creadora.


"Para mí la literatura está en el detalle, la forma en la que tira un cigarro contra la pared puede decir mucho de un personaje, asegura la autora en entrevista a Efe.


Dividida en 17 capítulos repartidos en 329 páginas, la obra editada por la editorial Planeta retrata a Castellanos, una de las autoras latinoamericanas más versátiles del siglo XX, más allá de su obra y detiene la mirada en los conflictos existenciales, la manera de amar y la maternidad de la mujer.


"Yo me propuse hacer un homenaje a Rosario a partir de su palabra poética, luego iba a la librería, veía sus libros y decía, voy a escribir sobre ella. De las escritoras mexicanas del siglo XX yo la pondría en el grupo más importante junto a Inés Arredondo, Amparo Dávila, Elena Garro y otras", asegura.


Orozco comienza la historia con la muerte del hermano de Rosario, víctima de un ataque de apendicitis.


En los primeros capítulos recrea la niñez de una niña solitaria despreciada por una madre devastada por el fallecimiento del preferido hijo varón y cuenta los detalles de los años de formación de la intelectual junto a algunas de las principales plumas mexicanas de la época.


"Fue un proceso de tejer la información. Mi intención no era una biografía estricta, sino es una recreación de la vida de Rosario pero no solo en el exterior, sino en su proceso interno", señala.


Para ajustarse a la verdad, la autora entrevistó a personas cercanas a la también periodista, entre ellas la poeta Dolores Castro, mejor amiga de Rosario en algún momento de su vida.


Así como el ensayista y traductor Raúl Ortiz y el historiador Luis Suárez, quienes se relacionaron de manera estrecha con la protagonista.


"El proceso duró unos cuatro años y medio. En ese tiempo yo intenté armar el escenario, los diálogos, pero también ese interior de ella que obviamente es el interior de ella como yo lo veo y como lo muestran sus poemas", cuenta.


Además de dedicar horas a entrevistas, Orozco estudió la obra de Castellanos, sus escritos para el diario Excélsior y leyó entre líneas su poesía para formar un retrato a cuerpo entero de una mujer de importancia cardinal en la historia cultural de México.


Un recurso que aporta fluidez al texto es la inclusión de pedazos de poemas de Rosario en reiterados pasajes de la historia.


"Me dije, la voz de ella y su poesía deben estar aquí conmigo. Entonces, a veces el ritmo de sus poemas me hizo esforzarme por emparejar la escritura con mi prosa", revela.


La autora de "El aire en que se crece" cuenta aspectos íntimos de Rosario.


Por ejemplo, recrea la escena de cuando entregó la joven la virginidad al filósofo que años después fue su marido.


Y deja entrever las contradicciones de una mujer, por un lado feminista, valiente y atrevida y por otro dependiente del amor de un hombre egoísta al cual aceptó una y otra vez después de sus infidelidades
"Eso me inquietó durante toda la novela. Una mujer feminista, tan clara y lúcida. Una mujer inteligente, pero aceptó una sumisión, contradictoria con su posición", dice.


Nacida el día del cumpleaños 42 del argentino Julio Cortázar, uno de sus maestros, Rebeca Orozco se considera como una perfeccionista obsesionada con los primeros párrafos porque le dan el tono de la historia como si fueran las primeras notas de una sinfonía.


Para su novela dedicó mucho tiempo al proceso de investigación, forma de garantizar los pequeños detalles de una Rosario Castellanos de carne y hueso, con la brillantez de su obra y también las inseguridades comunes en cualquier hija de vecina.


La versión más aceptada de la muerte de Rosario Castellanos es que cuando era embajadora en Israel quedó electrocutada en su casa, aunque otras voces hablan de un asesinato o un suicidio.


Al contar el fallecimiento, Orozco trae a escena a la bruja de Chactajal, que en un lance de realismo mágico tiene un diálogo con la escritora, segundos antes de la partida.


"Lo que más me costó trabajo escribir fue la muerte. Puse a la bruja y así no me casé con una versión. A mí se me hace fabuloso el realismo mágico",confiesa.

Salon de Belleza - Jesus 1-6 PAG ENERO 2019.jpg