Inmigracion

Economía, Nacional, Politica, Inmigracion

El cierre del Gobierno de EE.UU. puede costar más que el muro, según la agencia S&P

gov shutdown.jpg

El cierre parcial de la Administración de EE.UU. ha supuesto una pérdida de 3.600 millones de dólares desde su inicio el 21 de diciembre y, de durar otras dos semanas, sumará 6.000 millones, un coste superior al que la Casa Blanca requiere para construir el muro con México, según la agencia S&P Global Ratings.


Esta entidad crediticia afirma que con quince días más de cierre de Gobierno la economía estadounidense perderá más que los 5.700 millones de dólares que el presidente del país, Donald Trump, está pidiendo a los demócratas en los nuevos presupuestos para la construcción del muro en la frontera sur con México.


En una nota remitida a sus clientes, la economista jefe de la entidad, Beth Ann Bovino, calcula que el cierre parcial del 25 % de la Administración cuesta al producto interior bruto del país 1.200 millones de dólares por cada semana sin acuerdo entre los dos principales partidos del Congreso.


Aún así, advierte la agencia, este coste podría aumentar conforme más tiempo pase.


De momento, se trata del segundo cierre más largo de la historia de los EE.UU., sólo superado por el ocurrido durante el mandato de Bill Clinton, en 1995.


Sin embargo, de durar una jornada más superará esta marca con 22 días con la Administración paralizada.


"El impacto de este cierre de Gobierno tiene costes económicos directos e indirectos. Los indirectos incluyen vacaciones canceladas a parques nacionales, museos y monumentos, o negocios perdidos con contratistas que hacen trabajos para el Tío Sam. Mientras que un cierre corto podría no suponer cambios en los planes de negocio, uno más largo sí podría forzar a reducir personal", señala la nota.


Además, durante estas tres semanas de cierre, miles de funcionarios han visto sus nóminas congeladas.
Si bien recibirán los atrasos una vez que los republicanos y demócratas lleguen a un acuerdo, no es el caso de los contratistas, quienes difícilmente recibirán su dinero.


"Los trabajadores que viven con cada nómina tendrán problemas para llegar a fin de mes si esto sigue así", explica Bovino, que advierte del problema para ahorrar, pagar tarjetas de crédito, hipotecas o alquiler.


"Aunque algunos de estos costes indirectos pueden ser recuperados una vez el Gobierno reabra, los costes directos se han perdido para siempre (...). En términos reales, el PIB será más bajo ya que no se habrá creado ningún producto", abunda el análisis.


Donald Trump se niega a aceptar cualquier propuesta para abrir el Gobierno que no incluya financiación para la construcción del muro en la frontera sur, algo que los demócratas rechazan de plano a la hora de aprobar los presupuestos anuales.


El Gobierno de Trump afronta el cierre del 25 % de la Administración, situación que afecta a unos 800.000 empleados que han dejado de percibir su salario, y ha trastocado el funcionamiento de distintos espacios turísticos o las actividades de agencias a las que no se les han asignado nuevos recursos.

Elmer Moran - Electricista 1-4 pAG sept 2018.jpg

Inmigracion

GoFundMe devolverá 20 millones de dólares donados para el muro en EE.UU.

go fund me.jpg

La plataforma GoFundMe devolverá a los donantes los más de 20 millones de dólares recolectados para construir un muro en la frontera entre EE.UU. y México, debido a que el promotor ha cambiado partes de la campaña, informan hoy medios nacionales.


El pasado mes, el veterano Brian Kolfage puso en marcha a través de GoFundMe, una plataforma de recaudación de fondos en internet, una campaña para reunir 1.000 millones de dólares hacia la construcción de un muro en la frontera sur, una iniciativa que gracias a unos 340.000 donantes al día de hoy ha sumado más de 20 millones de dólares.


El viernes, no obstante, Kolfage, un exmiembro de la Fuerza Aérea de EE.UU. y que perdió tres extremidades en 2004 durante el conflicto en Irak, anunció en la web de la campaña la creación en Florida de la organización sin fines de lucro We Build the Wall, Inc. y pidió a los donantes redirigir el dinero a la flamante entidad.


"Cuando creé esta campaña de recaudación de fondos, dije que si no alcanzábamos nuestro objetivo, reembolsaremos a los donantes", señaló, para luego prometer la devolución del dinero a los contribuyentes a menos que estén de acuerdo con el "nuevo plan para la acción".


Portavoces de la plataforma de recaudación recordaron aquella promesa para justificar la decisión de devolver el dinero.


"También dijo en la página de la campaña: 'El 100 % de sus donaciones irán al muro de Trump. Si por CUALQUIER razón no alcanzamos nuestro objetivo, le reembolsaremos su donación'", señaló GoFundMe, según recoge la cadena CNN.


"Eso no sucedió. Esto significa que todos los donantes recibirán un reembolso", ahondó el portavoz de la plataforma Bobby Whithorne.


En un mensaje en la página de la campaña, Kolfage señaló que la recaudación en la web sigue en pie y de hecho este domingo aun seguía recibiendo donaciones, por lo que se desconoce si es que la plataforma hará efectiva su decisión y cuándo.


El veterano, que inició su campaña por estar "cansado de ver la incapacidad del Gobierno" de asegurar la frontera sur, manifestó que el Gobierno federal no podrá recibir las donaciones recolectadas en el breve plazo, y de ahí la necesidad de crear la nueva organización.


We Build the Wall, Inc. cuenta en su junta de asesores a figuras prominentes como el empresario Erik Prince, el exsecretario de estado de Kansas Kris Kobach y el excongresista republicano y exaspirante a gobernador de Colorado Tom Tancredo.

Omega Immigration Law APC 1 pag DICIEMBRE 2018.jpg

Inmigracion, Politica

Autoridades cierran el cruce fronterizo para realizar un ejercicio de seguridad

border.jpg

El cruce fronterizo entre San Ysidro (California) y Tijuana (México), considerado el más transitado del mundo, cerró [] de manera temporal por un ejercicio de seguridad que realizó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de EE.UU.


Es la segunda ocasión en los últimos dos meses que dicho puerto de entrada suspende sus operaciones a causa de estos ejercicios.


La de este jueves coincide con la visita del presidente estadounidense, Donald Trump, a la frontera entre Texas y México, en medio del pulso que demócratas y republicanos mantienen por el proyecto de un muro fronterizo y que ha llevado a un cierre parcial de la Administración.


El primer ejercicio realizado en noviembre pasado se hizo luego de que algunos centroamericanos que llegaron a Tijuana con la caravana migrante intentaron cruzar la valla fronteriza, no obstante el de [] tomó por sorpresa a los activistas defensores de los derechos humanos dado que, dicen, el número de inmigrantes en la ciudad mexicana "se ha reducido".


"Lo que anticipaba Estados Unidos como peligro nunca ha existido y menos ahora", dijo a Efe Pedro Ríos, director del Comité de Amigos Americanos en San Diego, en alusión a la "crisis humanitaria y de seguridad en la frontera sur" que defiende el presidente para justificar en el presupuesto fondos para el muro.


"Tienen que seguir fomentando la idea de una crisis y qué mejor oportunidad que el mismo día que Trump visita el otro punto de la frontera para demostrar su solidaridad con esas falsas nociones", agregó el activista.


Durante el ejercicio, decenas de agentes federales practicaron su formación con equipo antimotines en los 26 carriles que conforman el cruce internacional, a la vez que se colocaron máscaras antigás.
Se escucharon además por lo menos cuatro detonaciones y se arrojaron dispositivos de humo, mientras que un helicóptero sobrevolaba la zona.


"CBP está evaluando constantemente las capacidades de nuestras instalaciones y ha estado -y continuará haciendo- las preparaciones necesarias", señalaron autoridades de dicha agencia federal a través de un comunicado.


Mientras los agentes federales participan del ejercicio, los automovilistas y peatones debieron esperaban unos 25 minutos para poder cruzar el puesto fronterizo.

Fulvio F Cajina - Oficina Legal 1-2 Pag DICIEMBRE 2015-01.jpg

Politica, Inmigracion

López Obrador dice que disputa por el muro en EE.UU. es un "asunto interno"

15002644w.jpg

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, calificó hoy de "asunto interno" de Estados Unidos la disputa entre republicanos y demócratas sobre el muro fronterizo y las últimas declaraciones del jefe de la Casa Blanca, Donald Trump.


"No vamos a responder a planteamientos que se generan por la situación interna en Estados Unidos", dijo el mandatario en su conferencia de prensa matutina.


Asimismo, recordó que para México la "problemática migratoria" se resuelve atendiendo "las causas".


"Ha quedado muy claro lo que hemos propuesto. Estamos persuadiendo y convenciendo al Gobierno de los Estados Unidos de que lo mejor es el desarrollo de los países de Centroamérica y México. Que haya actividad productividad y empleos", agregó.


Sobre los dichos de Trump de que México terminará pagando el muro por los beneficios obtenidos por Estados Unidos en el nuevo acuerdo comercial con México y Canadá, el izquierdista se limitó a decir: "Es su punto de vista".


El líder de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) también confirmó que se está reforzando la seguridad en la frontera sur del país ante la posible llegada de una nueva caravana de centroamericanos a mediados de enero.


"Lo que queremos es que los migrantes centroamericanos que llegan a nuestro país, que transitan por territorio nacional, tengan protección y se garanticen los derechos humanos. Y al mismo tiempo que se pueda saber quienes son y de donde vienen para darles más seguridad", apuntó.


Dijo que se desplegarán más elementos hasta donde sea "posible" porque es la frontera sur es "extensa y complicada".


Trump aseguró este martes en un mensaje a la nación que la situación en la frontera con México es una "crisis creciente" y consideró que la construcción de un muro es absolutamente crítica para la seguridad fronteriza del país.


Tras este discurso, los demócratas acusaron al jefe de la Casa Blanca de "fabricar una crisis" y consideraron que es su intransigencia la culpable del cierre parcial de Administración.

Inmigracion, Politica

EE.UU. y México deportan en 2018 a unos 75.105 inmigrantes hondureños

Las autoridades de Estados Unidos y México deportaron en 2018 a unos 75.105 inmigrantes hondureños por residir de manera ilegal en esos países, informó hoy la primera dama de Honduras, Ana García.


Según indicó la esposa del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, hasta el 31 de diciembre de 2018 retornaron de esos países 75.105 hondureños, de los que 44.760 fueron regresados desde México y 30.345 de Estados Unidos. Mientras que otros 174 fueron devueltos de otros países, subraya un comunicado de la Presidencia.


García preside la Fuerza de Tarea de Atención al Migrante hondureño y hoy presentó un resumen de los principales logros alcanzados durante 2018, además de anunciar un avance de los planes para 2019.
"Como Fuerza de Tarea seguiremos atendiendo a nuestros compatriotas de una manera digna, humanitaria y con estrategias que nos permitan atender las causas estructurales de la migración", señaló García a los periodistas.


Agregó que la Fuerza de Tarea trabaja con la Asociación de Municipios de Honduras, la Secretaría de Gobernación y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para establecer en 2019 las Unidades Departamentales de Atención a los Migrantes Retornados y fortalecer las 14 Unidades Municipales de Atención al Migrante (UMAR) ya existentes.


Además, destacó que uno de los logros más relevantes en 2018 fue establecer el Plan de Desarrollo Integral entre los países del Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Guatemala y Honduras) y México para impulsar acciones que generen desarrollo y oportunidades a nivel local.


Se trata de contribuir a la prevención de la migración irregular y al mismo tiempo mitigar las causas estructurales que la originan, agrega la información oficial.


García también se refirió a la adopción del Pacto Mundial para la Migración Segura y Ordenada, suscrito en diciembre en Marruecos por la mayoría de los países de las Naciones Unidas, que reconocen que la migración debe abordarse de forma integral bajo el principio de responsabilidad compartida, pero diferenciada.


La primera dama hondureña también indicó que en Estados Unidos unos 42.407 hondureños se reinscribieron en 2018 en el Estatus de Protección Temporal (TPS).


Sobre los miles de inmigrantes hondureños que partieron de su país en una caravana, el 13 de octubre de 2018, con el objetivo de llegar a Estados Unidos, García señaló que 7.264 retornaron de manera voluntaria.


Añadió que más de 2.000 hondureños de los que pretendían entrar de manera ilegal a Estados Unidos continúan albergados en México, a la espera de presentar solicitudes de asilo ante las autoridades estadounidense, para lo que tienen que esperar al menos hasta marzo.


En la presentación del informe de la primera dama participaron la vicecanciller de Asuntos Consulares y Migratorios, Nelly Jerez; la viceministra de Desarrollo e Inclusión Social, Doris Mendoza, y la directora de protección al Migrante de la Cancillería, Liza Medrano.