Estilo y Moda

Artes, Cultura, Estilo y Moda

Muere la icono de la moda Caroline Lee Radziwill, hermana de Jacqueline Kennedy

jackie kennedy sis.jpg

La escritora, actriz e icono de la moda Caroline Lee Radziwill, hermana menor de la exprimera dama de EE.UU., Jacqueline Kennedy, falleció el viernes en su casa en Nueva York a los 85 años.


Amiga de muchos famosos, entre ellos el pintor Andy Warhol, el bailarín Rudolph Nureyev o el escritor Truman Capote, Caroline Lee Bouvier (1933), también diseñadora de interiores, trabajo que tuvo el sello de su elegancia y sofisticación, se casó tres veces y tuvo entre sus maridos al príncipe polaco Stanislaw Albrecht Radziwill, con quien tuvo dos hijos, Anthony y Anna Christina.


La muerte de uno de ellos, Anthony a los 40 años, el 10 de agosto de 1999, golpeó duro al icono de la moda. Varias semanas antes de su muerte, por un cáncer testicular contra el que batalló una década, había sido padrino de la boda de su primo, John John Kennedy.


Kennedy, abogado y entonces director de la revista George, daría un discurso para honrar a su primo en su funeral pero la targedia tocó nuevamente a la familia cuando perdió la vida junto a su esposa Carolyn Bessette y su cuñada en un accidente de aviación, del que se cumplen este año su vigésimo aniversario.


También tenía una relación estrecha con grandes diseñadores como Yves Saint Laurent u Oleg Cassini y su belleza fue captada por muchos artistas y fotógrafos, entre ellos Peter Board, con quien también sostuvo una relación romántica.


En 1953 Radzvill se casó primero que su hermana, con el editor Michael Temple Canfield, de quien se divorció en 1959. Su segundo matrimonio fue con el príncipe polaco.


La revista Vanity Fair destaca hoy que también fue conocida como uno de los cisnes de Capote y agrega que así se referían al grupo de mujeres de la alta sociedad neoyorquina que se reunían en torno al escritor para hablar de sus vidas de ensueño, y entre ellas figuró además la diseñadora de modas Gloria Vanderbilt.
También se hace eco de lo que han destacado hoy otros medios, de la rivalidad Radzvill y su hermana mayor Jacqueline, que citan una biografía no autorizada publicada este otoño "Las fabulosas hermanas Bouvier: las trágicas y glamorosas vidas de Jackie y Lee", por Sam Kushner y Nancy Schoenberger.


De acuerdo con Vanity Fair, pese a que Radzvill era "una estrella en sí misma, cuyo brillo no solo deslumbraba en los salones de Manhattan sino también en los cenáculos de la elite internacional", nunca pudo eclipsar a su hermana.


Esa rivalidad existió desde la infancia porque su hermana mayor era la preferida de su padre, el banquero John Vernou Bouvier III, y ella de su madre, la socialité Janet Norton Lee, un matrimonio que terminó en divorcio.


"Siempre estuvo a favor de ella. Es algo que estaba muy claro para mí (...) Después lo entendí porque tenía razones para ello. Se parecía a él físicamente y eso a mi padre le hacía sentirse muy orgulloso", admitió públicamente.


Sin embargo, cuando Jacqueline Kennedy se convirtió en primera dama, eran inseparables, su hermana menor le acompañaba en los viajes y fue un gran apoyo cuando asesinaron al mandatario, el 22 de noviembre del 1963.


Pero, las discrepancias resurgieron porque ambas se enamoraron del mismo hombre, el magnate griego Aristóteles Onassis, que terminó casándose con Jacqueline.


Radzvill demostró que hizo lo que quería. El mismo día en que se casaría con el magnate hotelero Newton Cope le dejó plantado, pero, no quiso perder el viaje de luna de miel que habían planificado y se marcharon juntos al Caribe.


En 1988 se volvió a casar con el escenógrafo Herbert Ross, matrimonio que terminó en divorcio.
Caroline Lee Bouvier, que publicó dos libros de fotos sobre sus viajes y amigos famosos, continuaba trabajando y era coordinadora de relaciones públicas y de eventos especiales de Giorgio Armani.

Partyland Conny Prado 1-2 enero 2019.jpg

Estilo y Moda

Feminidad aflorada y texturas en el desfile neoyorquino de Oscar de la Renta

oscar de la renta.jpg

La casa de moda Oscar de la Renta presentó este martes en la Semana de la Moda de Nueva York su colección de otoño de este año, caracterizada por diseños femeninos y floreados y un gran abanico de texturas en un guiño a la región española de Andalucía.


Celebrado en el edificio Cunard, de estilo neorenacentista y situado en el corazón del distrito financiero de Wall Street, las modelos de Oscar de la Renta desfilaron por un escenario repleto de plantas y arcos de herradura bicolores, similares a los que se pueden ver en monumentos andaluces como la Mezquita de Córdoba.


La firma, cuya dirección creativa está en manos de Fernando García, de madre española, y Laura Kim, de origen coreano, se decantó para su nueva colección por vestidos femeninos que estilizan la figura de la mujer, ajustados al torso y cintura con flecos, elegantes calados de motivos vegetales o coloridos bordados florales.


El terciopelo, una de las tendencias del momento, estuvo muy presente en la propuesta de estos dos diseñadores, pareja además en la vida real, especialmente en negro azabache y en burdeos, que utilizaron para confeccionar trajes de coctel y de gala.


La pieza por la que es más conocida la marca, el vestido de alfombra roja, fue una vez más la que centró todas las miradas, en especial un vestido que desfiló la supermodelo Bella Hadid, un palabra de honor en terciopelo y tul negro cuya majestuosidad acentuaba su gran falda y cola.


Un dramático vestido de ligeras plumas blancas de avestruz, por encima de la rodilla en la zona frontal que sin embargo arrastraba por la alfombra de la pasarela en la parte trasera, fue admirado también por los asistentes, entre los que se encontraban la actriz Natalia Dyer, la modelo Karolina Kurkova, o la socialité Nicky Hilton.


Los abrigos de tapices florales, los ponchos de patchwork, voluminosos collares dorados, trajes de chaqueta en naranja ocre, y pequeños y originales bolsos de mano, como el que se vio en forma de farolillo metálico, completaban la colección.


Por su parte, Coach, fundada en 1941, presentó este martes en su desfile las propuestas tanto para ella como para él, en la que claramente se decantó por una línea joven e informal que combinaba estampados de cuadros de varios tipos, una gran variedad de colores y la superposición de prendas de vestir.


La colección de la casa de moda, que hasta hace poco se especializaba en marroquinería, supone un marcado cambio de rumbo, y una oda a la cultura americana en la que ha utilizado el patchwork, el bordado, ribetes en encaje, y otros detalles como el pequeño lazo negro utilizado en el lejano oeste a modo de corbata.


Para la mujer, Coach optó por vestidos cortos fluidos y asimétricos y abrigos oversize decorados con largos flecos y o voluminosos cuellos de borrego, y para el hombre por esbeltos pantalones y chaquetas amplias en los que combinaba el cuadro tartán con el ante y el cuero.


En esta ocasión, el director creativo de Coach, Stuart Vevers, contó con la colaboración del artista y diseñador textil Kaffe Fassett, en la elaboración de los coloridos estampados.


En el show desfilaron un total de 61 modelos, una cifra inusualmente elevada, entre las que destacó Kaia Gerber, hija de la supermodelo Cindy Crawford, y Dree Louise Hemingway, familiar del escritor Ernest Hemingway.


Al show asistieron la actriz Chloe Grace Moretz, Maisie Williams, conocida por su papel en la serie "Juego de Tronos", y Michael B Jordan, uno de los protagonistas de Black Panther.


Por su parte, el indio americano Naeem Khan rindió homenaje a su mentor, el diseñador Roy Halston, con una propuesta plagada de elegantes vestidos con la que dijo quería permitir que la mujer pudiera crear su propio estilo.


El modisto se apoyó en la pedrería y los bordados dorados y plateados para presentar un look sofisticado pero original, con coloridos estampados tanto geométricos como florales, en los que destacó el rojo, el negro, y tonos cobrizos.


Es especial, un par de vestidos largos en las que utilizó el diseño estilo mosaico, simulando las pequeñas teselas en azul cerúleo, blanco, naranja y verde esmeralda.

Sexys Beauty Salon 1-6 Pag FEBRERO 2019.jpg

Artes, Cultura, Espectáculos, Estilo y Moda

La mujer elegante y desenfadada de Carolina Herrera desfila en Nueva York

herrera.jpg

La mujer elegante pero desenfadada y segura de sí misma, ataviada con prendas de colores alegres y exagerados volúmenes, recorrió [] la pasarela de la casa de moda Carolina Herrera, que presentó en la Semana de la Moda de Nueva York su esperada propuesta de otoño.


Wes Gordon, el director creativo de la firma, apostó por el magenta, el azul cerúleo, el coral o el amarillo girasol en amplias faldas y voluminosas mangas, para proyectar su imagen de una fémina moderna que marca la diferencia.


"La mujer de Carolina Herrera es colorida, destaca, se lo pasa bien, echa la cabeza hacia atrás cuando se ríe, y nunca busca mimetizarse con lo que la rodea" explicó Gordon poco antes del desfile en las redes sociales.


"En un día en el que todos están llevando abrigos negros, ella lleva uno fucsia, porque el mundo ya es lo suficientemente serio", detalló.


La primera pieza que apareció en la pasarela del elegante Historical Society de Nueva York, donde el modisto ya debutó para Carolina Herrera el pasado mes de septiembre, reflejaba a la perfección esta ilusión.


Un vestido de dimensiones exageradas, compuesto por tres grandes y fruncidas franjas de tela decoradas con un pequeño estampado de flores azul cielo sobre un fondo de intenso amarillo, fue el diseño que, con sólo un vistazo, transmitía claramente la idea del joven Gordon, de 32 años.


Le siguieron elegantes trajes de chaqueta de líneas clásicas, impulsados sin embargo por el azul cerúleo que monopolizaba la pieza, o un largo y fluido vestido en rosa fucsia, ajustado a la cintura y de cuello alto, decorado con un estampado floral en el mismo color pero de acabado satinado.


El modisto también jugó con la superposición de capas de tul en otros vestidos, en fucsia para un traje de gala de falda voluminosa y con una discreta capa que arrancaba de los hombros, o en otro modelo de un sólo hombro en rosa pálido, ceñido a la cintura, de donde salía una discreta cascada de tejido anaranjado.


Para las prendas de abrigo, la casa de moda se decantó por modelos largos, casi hasta el suelo, de líneas clásicas y rectas, en negro, rosa o en un estampado Príncipe de Gales gris.


El volante estructurado de gran tamaño fue uno de los elementos más utilizados en las mangas de algunas de las prendas, que se vieron en tops blancos negros o azules, un dramático toque que se adueñaba de todo el look.


Para vestir los pies, la casa de moda apostó por un cómodo calzado estilo babucha, también en vivos colores, tanto en plano como con un discreto y fino tacón.


Por supuesto, la fundadora de la cada de moda no faltó al evento, uno de los que mayor atención reciben en la Semana de la Moda de Nueva York, donde se mostró sonriente y relajada, ataviada con un traje de chaqueta y falda en tonos grises y complementos en burdeos.


En primera fila del desfile, rostros tan conocidos como el de Anna Wintour, directora creativa de Condé Nast, grupo que incluye la revista de moda Vogue, así como las actrices Michelle Monaghan, Shailene Woodley y Camilla Belle.


Gordon, que trabajó como consultor creativo de Carolina Herrera durante un año antes de conocerse su nombramiento, agradeció poco antes del show la oportunidad que le dio su mentora venezolana, que asegura le ha supuesto una "gran oportunidad de aprendizaje".


El diseñador reveló que, desde que Herrera se retirara como diseñadora en activo de la marca, ambos se ven con frecuencia, encuentros en los que "nunca se habla de trabajo", puesto que tanto ella como su marido, Reinaldo Herrera Guevara, se han convertido en "buenos amigos".


Entre los consejos más valiosos que le ha dejado: que a veces lo más valiente que puede hacer un diseñador es ser elegante, reveló el modisto estadounidense, que dijo tener como objetivo seguir diseñando para una mujer "femenina, dramática, poderosa y pasional".

Jorge Trigueros Fotografia 1-6 Pag GLOSSY - febrero 2019.jpg

Artes, Cultura, Espectáculos, Estilo y Moda

La pasarela de la moda flamenca llega al cuarto de siglo entre trajes de neopreno y satén

espana moda.jpg

La pasarela de la moda flamenca cerró este domingo sus puertas, tras cumplir sus bodas de plata, presentando diversas colecciones del traje regional más conocido de España, adaptado a nuevos tejidos como el neopreno y al más clásico satén, además de sus universales lunares, vestidos de inspiración mexicana y hasta los diseñados para las madres lactantes.


El Salón Internacional de Moda Flamenca de Sevilla (SIMOF) ha cumplido con esta edición sus 25 años de presencia en la moda española, y durante sus cuatro días de duración ha visto 32 desfiles profesionales, ha mostrado más de 1.500 trajes de unos 50 diseñadores y firmas de moda flamenca.


Se han podido ver innovaciones llevadas al extremo, como las del diseñador Antonio Gutiérrez, que ha querido conectar "las invasiones alienígenas" con la moda flamenca, tomando como referencia la estética de las películas de serie B de los años 60 con tejidos elásticos, ajustados, brillos y colores flúor.


El contrapunto lo han puesto trabajos como 'Pura Sangre', la colección de Pilar Rubio inspirada en México y en España, con ajustes al cuerpo como nota predominante, y con el rojo, el fucsia o el púrpura son algunos de los colores que ha usado para sacar adelante sus diseños, ajustados al cuerpo y con cascadas de volantes.


Aunque para innovador, el traje de flamenca adaptado para madres lactantes, presentado por varias modelos que subieron a la pasarela y amamantaron a sus bebés.


La iniciativa, que SIMOF califica de "insólita", ha surgido de Mamandoo, que promueve y asesora sobre la lactancia materna, en colaboración con la firma Sonibel, y con ella han querido reivindicar así a las madres.


No han faltado otros mensajes reivindicativos, en esta ocasión bordados en diferentes colores en los mantoncillos que acompañan este conocido traje folclórico andaluz, idea de la diseñadora Aurora Gaviño, como "Nuestra arma sororidad" o "Ni una menos", en referencia al lema de las protestas contra la violencia machista.


Idea del diseñador Ernesto Sillero, primer premio del certamen de diseñadores noveles de trajes de flamenca, ha sido mezclar el neopreno con el tul y el satén para presentar una colección inspirada en el famoso Circo del Sol.


Sevilla, capital de Andalucía, ha puesto así fin a "la primera feria profesional del sector, principal escaparate de la única indumentaria tradicional que admite modas y se contagia de las tendencias más actuales", dijeron los organizadores en su página web, al tiempo que señalaron que "esta iniciativa se ha convertido en una de las citas ineludibles de la moda de España".


En esta edición de SIMOF han participado dos decenas de empresas andaluzas con exportaciones hacia Rusia, Japón, China, Estados Unidos, Italia, Francia y México.


Para celebrar el cuarto de siglo de vida de esta particular pasarela los diseñadores Victorio & Lucchino, pioneros en utilizar elementos de inspiración flamenca en sus diseños, han preparado una colección cápsula que se presentará el 20 de febrero en un tablao flamenco sevillano.


El sector de la moda flamenca es uno de los más desarrollados en esta región sureña, la mayor de España, que proporciona trabajó a más de 20.000 personas y cuenta con unas 2.500 empresas, con un fuerte crecimiento en sus exportaciones en los últimos años y que en 2017 superó ventas por más de 620 millones de euros.

Victor Tovar - MARCIAL - Febrero 2019.jpg

Artes, Espectáculos, Estilo y Moda

Elie Tahari celebra 45 años de moda con el glamur y la energía de Studio 54

elie tahari.jpg

El diseñador de origen israelí Elie Tahari celebró este jueves 45 años en la industria de la moda con un especial desfile en la ciudad que lo catapultó, Nueva York, y con una colección que destilaba el glamur y la energía de Studio 54.


Esa legendaria discoteca fue donde Tahari, emblema actual de la ropa asequible y elegante en Estados Unidos, convocó su primera pasarela en los años 70, y a donde el modisto se retrotrajo este jueves con ajustadas prendas de terciopelo en colores musgo y azul.


Había expectación por la propuesta de Tahari en los Spring Studios, sede de la "Fashion Week" neoyorquina, donde la codiciada primera fila reunió a "influencers" de las redes sociales y actrices como Laverne Cox o Bella Thorne, todas sonrientes ante las cámaras.


Pero cuando se apagaron las luces, fueron las modelos quienes acapararon las cámaras, esta vez de los teléfonos móviles: primero, con conjuntos de diario en tonos neutros, con adornos de pelo y estampados de leopardo, y después con "looks" para la noche.


La propuesta Otoño-Invierno 2019 fue sofisticada pero atrevida: se vieron colores dorados y bronce en contraposición a morados joya, y telas con diferentes texturas y volúmenes en prendas como pantalones de pierna ancha, capas o ponchos.


Entre los diseños más llamativos hubo faldas y chaquetas de pelo con estampado de lince; abrigos, faldas y vestidos con acabados brocados; y el sensual satén se utilizó a discreción, en una falda plisada, un vestido drapeado o un pantalón de traje.


Una vez habían salido a escena las más de cuarenta propuestas del diseñador para vestir a la mujer que todos los días "navega esa jungla" que es Nueva York "con aplomo", por fin llegó el verdadero espectáculo que muchos esperaban: la supermodelo Christie Brinkley.


La icónica maniquí, de 65 años, había sido anunciada como el broche final de la pasarela, y por primera vez desfilaba en el mismo evento que su hija Sailor, de 20 años. Ambas despertaron aplausos entre el público, aunque la madre se llevó el protagonismo.


Sailor caminó dos veces, una de ellas con un sinuoso minivestido de terciopelo azul noche, con cadenitas que colgaban de los hombros y botas negras por encima de la rodilla, durante los últimos minutos del espectáculo que dejaban entrever cierta expectación.


Justo después arrancó exclamaciones de asombro una delicada creación en tul azul klein: un vestido semitransparente, largo, con apliques de terciopelo de seda y metálicos; pero apenas salió Brinkley por la puerta, todas las miradas fueron a ella.


Radiante, con el pelo rubio ondulado y suelto, la que fue exportada de conocidas revistas como Sports Illustrated chocó la mano con su hija y se adueñó de la sala, enfundada en un traje de chaqueta y pantalón verde bosque de terciopelo y con altos tacones.


Tahari, que popularizó la ropa "disco" en los 70 y, una década después, el traje formal para mujer, declaró hace unos días al portal Page Six que su marca es "para todas las mujeres", y por eso quería tener al dúo madre-hija en su celebración: "Porque Christie es atemporal, y Sailor representa la frescura".


Tras 45 años en la industria de la moda, el diseñador continúa vistiendo al público estadounidense y ahora se lanza con su primer perfume, que saldrá a la venta en abril, y con cuyas muestras obsequió en su aniversario en la Gran Manzana.


Pero no todos los asistentes eran rostros conocidos: uno de sus amigos, el también diseñador David Shamouelian, de la casa de moda Romeo + Juliet, observaba contento el ambiente. "Tantos años, y es de los pocos que siguen en el negocio", declaró orgulloso a Efe.

Genesis Jewelry 1-4 GLOSSY - FEB 2019.jpg

Artes, Espectáculos, Estilo y Moda

Las mujeres llevan los pantalones en el desfile neoyorquino de Tom Ford

tom ford.jpg

El modisto estadounidense Tom Ford presentó este miércoles en un desfile en la Gran Manzana su propuesta Otoño Invierno 2019 en un evento considerado como la inauguración extraoficial de la Semana de la Moda de Nueva York, en el que vistió a la mujer con elegantes pantalones.


Este show supone, como viene sucediendo los últimos años, el aperitivo de la "New York Fashion Week", que en teoría comienza mañana y en la que presentarán sus diseños firmas de la talla de Carolina Herrera, Oscar de la Renta o Ralph Lauren.


Ford mostró en el edificio Armory de Park Avenue, en Manhattan, donde ya ha organizado varios desfiles a lo largo de los años, cerca de 40 propuestas en las que predominaron los pantalones de pinza satinados en varios colores.


Eligió el modisto el morado y rojo intenso, color café, tonos grises, el verde oliva y el negro para esta pieza estrella, que combinó con elegantes blazer, tops de escote cerrado, fulares anudados al cuello, zapatos de punta abierta y medias negras transparentes para arropar los pies.


También destacaron en la pasarela grandes abrigos de pelo con un suave acabado aterciopelado en blanco y en un rosa apagado, el mismo material que utilizó para voluminosos sombreros de copa ladeados, y que dieron un toque original a la colección.


Para la noche, vestidos de líneas rectas de mangas largas y hasta el suelo, decorados en el escote de pecho o espalda con voluminosas cadenas.


Una de las grandes novedades de este desfile de Ford, que fundó la marca que lleva su nombre en 2006 después de haber sido director creativo para casa de moda de la talla de Gucci o Yves Saint Laurent, es el hecho de que mostró tanto diseños femeninos como masculinos.


Para los hombres, presentó elegantes y entallados trajes de chaqueta en cuero o materiales satinados tanto en gris como negro y verde oliva, que complementó con grandes gafas de sol y voluminosos bolsos en colores neutros.


Desfiló para el estadounidense una de las modelos del momento, Gigi Hadid, y se pudieron ver entre el público a otras maniquíes como Karlie Kloss o Poppy Delevigne, o la institución del mundo de la moda Anna Wintour, directora creativa de la edición de Vogue de EE.UU, una revista también conocida como "la biblia de la moda".


La Semana de la Moda de Nueva York arranca así un evento cada vez más cuestionado por los expertos, que señalan desde hace varias temporadas cómo algunas de las firmas de moda ya no acuden a la ciudad de los rascacielos a mostrar sus prendas.


Entre los grandes ausentes de esta edición, Victoria Beckham, Escada o Pyer Moss, lo que se suma a tres flojas jornadas dedicadas a la moda masculina, que se celebró este lunes, martes y parte del miércoles, y cuyos únicos diseñadores que recibieron algo de atención fueron Palomo Spain, Todd Snyder y Joseph Abboud.


Pero la ausencia más notable de esta Semana de la Moda de Nueva York es la del imperio estadounidense Calvin Klein, una casa fundada en 1968 y una de las de mayor éxito comercial del país.


Este año, sin embargo, la marca se vio afectada por la salida de su director creativo Raf Simons, un exitoso diseñador que ha creado su propia marca y que había trabajado también en Christian Dior hasta 2015, a donde llegó para sustituir a John Galliano.


Pero sorprendentemente Calvin Klein y Simons anunciaron su "divorcio" el pasado mes de diciembre, lo que les ha llevado a retirarse esta temporada de la Semana de la Moda de Nueva York, donde es una de las marcas que más miradas atrae.


Aunque en un principio Calvin Klein y Simons aseguraron que era de forma amistosa, la marca afirmaba poco después que iba a cerrar y renovar su principal tienda de Nueva York, el estandarte de las atrevidas ideas del diseñador que parecen no haber caído en gracia.

Boardwalk Chevrolet - Art Gallegos 1 PAG FEBRERO 2019.jpg

Artes, Estilo y Moda, Farandula

Demandan a la modelo Gigi Hadid por publicar en Instagram una foto suya sin permiso del fotógrafo

gigi hadid.jpg

La modelo estadounidense Gigi Hadid ha sido demandada en un tribunal del Distrito Este de Nueva York por poner en su cuenta de la red social Instagram una foto suya sin el permiso del fotógrafo que la tomó, por lo que su empresa busca una indemnización, aunque fuera borrada poco después.


Según los documentos legales, fechados este lunes, la empresa Xclusive acusa a la modelo de 23 años de infracción de "copyright" por colgar en su Instagram, donde tiene unos 43 millones de seguidores, una foto que tomaron de ella mientras paseaba por la calle el pasado mes de octubre.


"Antes del 12 de octubre, Hadid ya sabía de primera mano que copiar y poner fotos, de ella misma u otros sujetos, en su Instagram u otras cuentas de redes sociales, que no atribuyera adecuadamente o de la que no tuviera permiso del autor, constituía una infracción de 'copyright'", expone la defensa.


De acuerdo a los documentos, la modelo y la agencia que la emplea ya fueron denunciadas por un caso similar en el que se llegó a un acuerdo en 2017, pero Hadid tiene en la red social al menos cincuenta fotos de ella misma "en público, eventos de prensa o en la pasarela" y la mayoría, "si no todas", las ha colgado sin permiso.


Hadid se hizo eco de las acciones legales contra ella el mismo mes de octubre y, tras quitar la foto, comunicó en público que los fotógrafos "hacen dinero" con el trabajo de las modelos "todos los días" y las "vigilan LEGALMENTE" por "nada en especial", por lo que consideraba "absurdo" que alguien la denuncie.


"No tenía manera de saber cuál de los más de 15 fotógrafos que había fuera ese día tomaron esas fotos exactas, si la persona simplemente lo hubiera comentado en la foto, habría estado encantada de etiquetarlo y darle el crédito", añadió.


Xclusive, que reclama la autoría de la foto en cuestión y señala que 1,6 millones dejaron comentarios antes de que fuera eliminada, considera que Hadid infringió la ley "intencionadamente" y por eso busca compensación económica, así como un juicio ante jurado.

Acapulco Jewelers 1-4 Pag enero 2019.jpg

Artes, Cultura, Estilo y Moda, Espectáculos

La experiencia es un grado en la pasarela de Madridho

madrid fashion.jpg

En cualquier oficio, la experiencia es una grado, pero cuando se habla de moda esa madurez exige creatividad, diseño, buen patronaje, costura y pasión, como este lunes han demostrado sobre la pasarela madrileña Jorge Vázquez y Marcos Luengo.


Estos diseñadores, Jorge Vázquez y Marcos Luengo, con más de veinte años de experiencia curtida en sus respectivos talleres en Madrid y Oviedo, han traído a la quinta jornada de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid experiencia y calidad con unas colecciones que estaban por encima de la media.


La mítica Bárbara Hutton en su residencia de verano, Sidi Honsi, en Tánger es el punto de partida de la colección de Jorge Vázquez, que este ocasión presenta un invierno con mucho color, con potentes estampados y mucho brillo.


Como siempre, la mujer de Jorge Vázquez es muy femenina, con un aspecto refinado, pero en esta ocasión más fresco y jovial, con apuntes exóticos que el diseñador extrae de las culturas orientales.


Sobre la pasarela, perfumada con aromas a incienso y jazmín, se han visto siluetas de los años 70, lazadas negras, colores contrastados como el fucsia y el rojo, escotes pronunciados en forma de uve y estampados de tapicería que hacían un guiño al maestro, con mayúsculas, Yves Saint Laurent.


"Me encantan las siluetas amplias y las hombreras de los setenta", ha explicado a EFE Jorge Vázquez, que con esta colección hace un sesudo ejercicio para mantener su esencia en el exigente negocio de la moda.


Ha ampliado su producto: líneas de zapatos, deportivas y bolsos. Su objetivo es cubrir las necesidades de la mujer, "un trabajo necesario para vender más", dice Vázquez que tiene ocho tiendas repartidas por el mapa de España y varios puntos de venta.


Sobre la pasarela se han visto americanas entalladas, blusas con mangas abullonadas, grandes capas, sastres de corte amplio, plumíferos, pantalones rectos, camisas con lazadas y vestidos, prendas que en ocasiones se muestran drapeadas o plisadas.


Resultan muy vistosos los vestidos estampados con tigres de bengala o con los motivos de las alfombras persas, "me encantan los estampados, los colores potentes", añade Vázquez que para la noche, ese momento en el que la mujer suele tirar la casa por la ventana, propone grandes volúmenes, flecos, lazadas, "pailettes" y plumas.


El universo de Jorge Vázquez late con un ritmo más joven, con el ímpetu que exige el mercado y la inmediatez de las redes sociales.


Marcos Luengo toma de referencia la pintura de Joaquín Mir para confeccionar una colección atemporal con materiales ricos como el terciopelo o la seda, un trajo lujoso. "El lujo es poder atender a la clienta en el taller", asegura este diseñador, que cada día tiene más claro que cómo quiere vender.


Siluetas femeninas, superposiciones y curiosos volúmenes, pero sobre todo más frescura en la líneas: prueba de ellos son los chalecos largos de neopreno con pelo o las alforjas sobrepuestas en la cintura que improvisan prácticos bolsos que para la noche se aderezan con plumas de marabú.


El terciopelo es el tejidos estrella con el que propone abrigos relajados de gran personalidad, de los que muchas de sus clientas se quedan con la boca abierta.


Sin tanta experiencia pero con creatividad, la firma Malne, formada por Paloma Álvarez y Juanjo Mánez, ha presentado una colección inspirándose en la actriz Grace Jones, icono de la cultura pop.


"Hacemos de la moda un vehículo de diversión", explica Álvarez, quien también advierte que sus prendas se pueden utilizar además de para noches de fiesta, "también con el día a día: es cuestión de cambiar los complementos".


Las ya clásicas hombreras pagoda, presentes en sus colecciones, son en esta aún más grandes en chaquetas y abrigos, un elemento que contrarrestan con cinturas que se estrechan gracias a cinturones joya.


La capucha, una estética muy vinculada a la imagen de Grace Jones, la incorporan a una camisa-body de lentejuelas y dejan también para la noche un vestido de mikado de seda de doble faz.


El premio a la mejor modelo de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid (MBFWM) ha sido para Ana Arto; Jorge Vázquez se ha llevado el galardón al Beaty Look; y Teresa Helbig, que de costura sabe un rato, el premio a la mejor colección.


Por la mañana, Miguel Marinero revisa su archivo y ha presentado una colección donde mantiene su sastrería, el patronaje y tejidos como el terciopelo, napa y piel de cordero con el confecciona una bomber blanca, ideada para una novia de invierno.


Beatriz Peñalver ha subido a la pasarela una capa naranja, de trece kilos, con borlones extralargos que también ha incorporado a vestidos de noche en organza de cristal, faldas y cinturones de abrigos que combina, por primera vez, con "tricot".


También esta mañana, Isabel Nuñez ha presentado una colección con superposiciones y piezas que ocultan la silueta con una paleta de colores que tiñen abrigos y vestidos en rosa, azul y gris. 

Elvita Jewelry 1-4 pAG Glossy - enero 2019.jpg

Artes, Estilo y Moda, Tecnología

Colombiatex 2019 impulsará el uso de tecnología para reforzar sector textil

textiles.jpg

La 31 edición de la feria de insumos textiles Colombiatex de las Américas se centrará en la aplicación de las nuevas tecnologías para reforzar y fomentar el desarrollo del sector textil en el continente.


La feria, que se iniciará [] en Medellín (noroeste), será un escaparate para que más de 600 expositores, 245 de ellos extranjeros, muestren sus productos y puedan conectar con los empresarios nacionales e internacionales que la visiten.


Las novedades de la presente edición se centrarán en cuatro ejes: la tecnología, la sostenibilidad, las reglas de origen de los productos y un mercado gráfico, explicó Carlos Enrique Botero, presidente del Instituto para la Exportación y la Moda (Inexmoda), organizador del evento.


En materia tecnológica destaca el uso de diseños en tres dimensiones que funcionan como "prototipo" de las prendas finales, lo que facilitará el trabajo de los productores, dijo el director de la línea de transformación de Inexmoda, Lorenzo Velásquez.


La feria también tendrá un espacio de formación con la colaboración de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín y en él se darán 20 conferencias y ocho talleres.


La oferta educativa tendrá como epicentro la "moda 4.0 y su interacción con la cadena productiva, de distribución y el comportamiento del consumidor", así como las oportunidades que la llamada "economía naranja" presenta en el sector textil.


Entre los nombres más destacados de los ponentes se encuentran el investigador del Massachusetts Institute of Technology (MIT) George Westerman y el de la empresaria Lily Berelovich, fundadora y propietaria de la firma Fashion Snoops.


Con todo, la organización espera atraer a más de 22.000 visitantes, de los cuales 1.800 son internacionales, y generar un volumen de negocio superior a los 300 millones de dólares.


Más allá del impacto económico que genera en la ciudad, las autoridades locales esperan que tanto Colombiatex como el resto de eventos que se celebran en Medellín contribuyan a mejorar la imagen en el exterior de la ciudad.


El secretario privado de la Alcaldía de Medellín, Manuel Villa, afirmó a Efe que la feria contribuye a "transformar el imaginario" de la ciudad, que considera se ha visto perjudicado por las series de televisión y las películas sobre narcotráfico.


"Nos ayuda y nos motiva aún más, no solamente para que el evento salga bien, sino para que (los visitantes) se lleven una imagen verdadera de esta ciudad, no la imagen que tienen por noticias, videos o por series", sentenció Villa.


Otro pilar fundamental de Colombiatex y de la labor de Inexmoda es el fortalecimiento de la industria textil colombiana.


Por esto, Botero consideró que la nueva reforma tributaria "le está poniendo más dificultades a las empresas para hacer su trabajo".


Así, apostó por controlar más la corrupción en el país: "si tuviéramos ese tema más controlado, no haría falta tanta reforma tributaria".


En esta línea, Velásquez apuntó que las industrias textiles tanto colombiana como de los países cercanos deben ser "complementarias".


"La competencia de Colombia no es con Ecuador, Perú o Brasil. Consideramos que la competencia es con los grandes grupos", consideró.

Ocean Spa - LODI 1-8 Pag SEPT 2018.jpg

Artes, Cultura, Estilo y Moda

Oda a los tópicos españoles

moda.jpg

Desde atrevidas imágenes de mujeres con los primeros bañadores modernos en los años 30, hasta diseños de hoy de creadores españoles que abrazan las estampas más costumbristas en diálogo con prendas y joyas, son algunos de los versos de la exposición "Las costuras femeninas de la moda de España:1930-2018".


La muestra, con 80 imágenes, 25 diseños sobre maniquíes y dos vitrinas con joyas, es una oda a la moda que se ha vivido en España durante los últimos 88 años, el hilo conductor de esta exposición que aúna fotoperiodismo, moda y mujer.


Tras consultar más de 25.000 fotografías, de los 20 millones de imágenes que posee el archivo de la Agencia EFE, las comisarias y periodistas expertas en moda, Lourdes Álvarez Esmorís y Pepa Bueno han articulado la muestra partiendo de instantáneas de la vida y costumbres de la sociedad española que reflejan la evolución de la mujer en seis ejes temáticos.


Con el diseño español como bandera, la exposición comienza con la temática: De desfiles y modelos, en la que se puede ver a Pedro Rodríguez ultimando detalles de su costura. "Eran representaciones reservadas a clientas pudientes de la época que se solían celebrar en residencias privadas o en salones de las casas de costura", explica Lourdes Álvarez Esmorís, directora de Comunicación y Relaciones Institucionales y de EFE Estilo de la Agencia EFE.


En otras de las salas se contemplan sobre papel y maniquíes volantes, encajes y mantones, "prendas ligadas al tópico del vestir de la mujer española, pero también a lo mejor de nuestra tradición", dice Pepa Bueno, directora ejecutiva de la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME).


A lo largo de toda la exposición se pueden ver prendas de Juana Martín, Miguel Marinero o Roberto Verino, entre otros, con acordes que trasladan al folclore español en diálogo con las fotografías. "Los diseñadores llevan nuestros tópicos a lo contemporáneo con un trabajo vanguardista e inteligente", añade Bueno.


Los mantones, lunares, volantes y flecos "no fallan, son muy nuestros", afirma Esmorís mientras señala una imagen de Jacqueline Kennedy con mantilla española de la firma Andres Sarda en una corrida de toros en Sevilla junto a la duquesa de Alba y la condesa de Romanones, Aline Griffith, u otra más espontánea de mujeres anónimas en la década de los 60, vestidas de negro con mantilla española.


Sobre las paredes cuelgan fotografías que captan la moda en un preciso momento de la historia, como una foto inédita de la Reina Sofía acariciando a un leopardo en un viaje oficial a Etiopía, "son imágenes espontáneas que responden al ojo del fotoperiodista, sin el artificio que suele esconder la fotografía de moda", apunta Esmorís.


En otra de la salas se descubre "la enorme fuerza del diseño español en el sector de la moda nupcial", asegura la comisaria Bueno, al tiempo que recuerda el vestido de novia que cosió Balenciaga para Carmen Martínez Bordiú (nieta de Francisco Franco) o el de Manuel Pertegaz para la entonces princesa de Asturias, Letizia Ortiz.


Junto a estas aparecen otras instantáneas en las que el sombrero, con la doble misión de proteger y adornar, es protagonista. Destaca una imagen de los años sesenta en las que un grupo de mujeres, con coquetos sombreros de paja, bregan limpiando anchoas en el puerto de Caleta del Sebo, Isla Graciosa, Lanzarote (Atlántico).


La temática De Capas y famosas conduce a fotografías en las que se ve la versatilidad de la capa española sobre los hombros de mujeres anónimas que se protegen del frío junto a otras en las que actrices, folclóricas, cantantes o aristócratas demuestran que han sido testigo y protagonistas del diseño español.


Resultan extraordinarias las estampas costumbristas de baño, sobre todo una en la que parecen unas jóvenes relajadas tomando el sol en la playa de Benidorm. "Es muy interesante ver la evolución de la silueta femenina desde los primeros bañadores modernos en el río Manzanares de Madrid en los años 30", cuenta Esmorís.


"La muestra se ha trabajado con fotografías de temáticas tan diversas como moda, costumbres, espectáculos o vida cotidiana", asegura Paloma Puente, responsable del archivo gráfico, quien explica que las imágenes de los años 30 se han extraído de placas de vidrio.


La exposición, que estará abierta al público en el Museo de Artes Decorativas de Madrid desde el 23 de enero al 31 de marzo, un acto que abre la celebración de los 80 años de EFE, primera agencia en español y cuarta del mundo, demuestra, bajo la mirada sagaz del fotoperiodista, "que el vestir de una mujer refleja decisión, seguridad y evolución", concluye Esmorís. 

Natural Beauty 1-4 Pag ENERO 2019.jpg

Artes, Cultura, Espectáculos, Estilo y Moda

Versace llena la pasarela de Milán de correas, cuero e irreverencia

versace.jpg

La firma de moda Versace presentó [] en la pasarela de Milán su colección para el hombre del próximo invierno, una propuesta ecléctica e irreverente en la que, fiel a su estilo, destacaron los colores flúor, el cuero y las correas.


La idea de Donatella Versace mezcla clásicos de la sastrería como el traje de chaqueta o los grandes gabanes con elementos y colores del todo llamativos, una intención ecléctica representada incluso en el sonido, con música clásica combinada con la electrónica.


La colección, que incluye una versión femenina, empezó con una apuesta por el negro y el rojo, con trajes a rayas acompañados por voluminosas camisas decoradas con correas en negro, un elemento que sirvió también para trazar formas geométricas.


Pero pronto llegó toda una explosión de color en la que destacaron las cazadores moteras, los abrigos con estampado de leopardo, los clásicos elementos barrocos de la firma, las camisetas con la marca de coches Ford, zapatillas de colores como el verde fluorescente, pantalones con pedrería o gorros de lana.


Versace desfigura las prendas elegantes dotándolas de elementos modernos como broches y estampados pop, y conjunta los abrigos ejecutivos con ribetes con plumas naranjas o rosas, así como con cortos pantalones de boxeador.


Por otro lado, fuera del programa de la Semana de la Moda milanesa, también fue el día de Dolce & Gabbana, que hicieron nuevamente gala de su visión barroca para revisar los clásicos y lanzar una oda a la elegancia.


Su propuesta, presentada por un locutor, mezcla la sofisticación del negro en algunas prendas como el frac o las capas con coloridos encajes, estampados y brocados, que cubren desde clásicos batines, los trajes de chaqueta cruzada e incluso los pijamas en seda.


La firma encargada de abrir esta Semana de la Moda masculina de Milán este viernes, fue Ermenegildo Zegna, que organizó un desfile en el imponente atrio de la estación de tren de esta capital de la moda.


La elección del lugar responde al deseo del director artístico Alessandro Sartori de perfilar un mundo abierto, interconectado y proclive a la heterogeneidad y lo diverso, en contra de la cerrazón.


El hombre de Ermenegildo Zegna vestirá trajes, cazadoras bomber y pantalones cargo, pero sobre todo largos abrigos tres cuartos en lana, algunos de ellos con estampados geométricos.


La estética multicultural de la marca estará impregnada por los tonos fríos y metálicos como el gris, el verde pálido o el azul, y se confirma hasta el próximo invierno la vigencia de la zapatilla de deporte y de la riñonera.

Ezer Alteraciones 1-6 Pag Marzo 2016.jpg