Economía, Interes, Nacional

WeWork retira solicitud de salida a bolsa para centrarse en su negocio

La compañía estadounidense de espacios de trabajo compartidos WeWork anunció este lunes que va a retirar su solicitud de salida a bolsa para centrarse en su negocio, apenas una semana después de la salida de su cofundador, Adam Neumann, como consejero delegado.

WeWork.jpg


"Hemos decidido posponer nuestra oferta pública inicial para centrarnos en nuestro negocio principal, cuyos principios siguen manteniéndose sólidos", indicó en un breve comunicado el nuevo tándem de consejeros delegados interinos, Artie Minson y Sebastian Gunningham.


WeWork va a "entregar una solicitud para retirar la Declaración de Registro" con la que el pasado 14 de agosto informó a la Comisión del Mercado de Valores (SEC, en inglés) su intención de convertirse en una empresa cotizada, señala la nota.


"Seguimos más comprometidos que nunca en el servicio a nuestros miembros, clientes corporativos, socios inmobiliarios, empleados y participantes. Tenemos toda la intención de operar WeWork como una cotizada y esperamos volver a visitar el mercado de acciones en el futuro", agregaron los directivos.


El pasado martes, Neumann aceptó renunciar al cargo de consejero delegado -se mantiene como presidente no ejecutivo de la matriz, We Company- tras una fallida salida a bolsa, que se esperaba para septiembre y fue aplazada a finales de año.


A mitad de agosto, la firma de "coworking" anunció su intención de salir a bolsa pero esta decisión se pospuso ante las reticencias expresadas por varios inversores en relación a la tasación y a la gestión e imagen pública de Neumann.

WeWork, con sede en Nueva York y de reciente creación, inicialmente se había tasado en 47.000 millones de dólares, lo que la convertía en una de las empresas emergentes mejor valoradas de cara a una salida a bolsa, pero recientemente medios especializados señalaban que la tasación podría caer hasta los 20.000 millones o incluso por debajo.

Según documentos entregados a los reguladores bursátiles, la compañía tuvo pérdidas netas de 1.900 millones de dólares en 2018 y en la primera mitad de este año fiscal ingresó 1.540 millones de dólares, con registró pérdidas netas de 900 millones.