Artes, Cultura, Espectáculos

Una obra del pintor colombiano Óscar Murillo llega al museo neoyorquino The Shed

oscar murrillo.jpg

El colombiano Oscar Murillo, cuyo trabajo ha llamado la atención de coleccionistas de arte y famosos de Hollywood, inauguró este martes una exposición en el nuevo museo neoyorquino The Shed, inspirada en un mural de Diego Rivera que fue destruido en esta ciudad en 1933.


La muestra "Collision/Coalition" (Colisión/Coalición, en español), que se podrá visitar del 19 de junio al 25 de agosto, aspira a explorar el rol del arte en la interacción de fuerzas sociales, culturales y políticas que son opuestas.


El trabajo de Murillo se muestra junto a los videos del artista y educador Tony Cokes, que reside en Nueva York y que también hace crítica social a través del arte.


Murillo, de 33 años y radicado en Londres, donde su familia se estableció cuando tenía 10 años, reflexiona sobre la obra "El hombre en el cruce de caminos", que le fue encargada al mexicano Diego Rivera (1886-1957) para el vestíbulo del Rockefeller Center de Nueva York en 1933 y que poco después fue destruida por la presencia de varios líderes comunistas en el mural.


"Ese fue un momento (la controversia del mural) en que se creó un conflicto muy evidente donde vemos la incapacidad de dos sistemas que no tienen la capacidad de coexistir", dijo a Efe Murillo, en referencia al capitalismo y al comunismo.
"Ese mural destruido representa también el inicio de la problemática universal entre diferentes creencias, culturas y alianzas también en diferentes países", indicó el colombiano, quien a través del arte hace una crítica de lo que le preocupa de su entorno, como el impacto social de la globalización.
Para Murillo, "es un punto de partida simbólico (el mural) que se hace a través del 'performance' como un homenaje a Diego Rivera por intentar hacer una crítica social y política y al mismo tiempo, trabajar con estas figuras de papel maché".


La instalación consta de murales y cuadros separados por telones negros colgados desde el techo así como por unas figuras, masculinas y femeninas, de tamaño natural y hechas en papel maché.


En un video se pueden ver a estas "personas", que "representan al proletariado" que son llevadas en sillas de oficina con ruedas, porque, según el artista, han sido víctimas de la industrialización.


De acuerdo con Murillo, a quien críticos han comparado con Jean-Michel Basquiat, el proletariado es la víctima física "de la opresión y el capitalismo" y los tubos que atraviesan a algunas figuras reflejan cómo esa industrialización les ha afectado.


Los dibujos en esta exhibición, que cuelgan entre los telones, reflejan "mi entorno, ese trance personal, momentos que son testigos de mi ansiedad".


Murillo, que ya ha expuesto su trabajo en Nueva York, explicó cómo llegó a The Shed invitado por la comisaria de este centro, Emma Enderby.


Fue tras "una conversación que comenzamos hace cuatro años. Le dije que quería hacer este 'performance', que trataba de buscar avenidas de cómo exponer estos sistemas de vida, estas diferentes ideologías que no coexisten y que debido a ello traen conflictos", recordó.

Carlos DeMarty - MAYO 2019 copy.jpg