Economía, Internacional, Interes

Tailandia es el nuevo escenario de la batalla legal entre Perú y Chile por el pisco

Tailandia es el escenario de una nueva batalla legal del conflicto que mantienen Perú y Chile por la denominación de origen del pisco, el destilado de uva que ambos países reclaman como propio.

Una mujer prueba un trago de pisco en Perú.jpg


El Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú reconoció este viernes que la Corte de Primera Instancia en Propiedad Intelectual y Comercio Internacional de Tailandia permitió utilizar la marca "Pisco Chile" a pesar de que Perú posee en exclusiva la denominación de origen del pisco para ese país asiático.


La Cancillería peruana consideró que ese fallo en primera instancia conlleva a confusión al consumidor tailandés y reivindicó "los argumentos históricos, geográficos, culturales y científicos" que sustentan que la denominación del origen del pisco debe estar en manos de Perú.


Asimismo, anticipó que la sentencia será apelada inmediatamente por el Perú para seguir oponiéndonos a cualquier intento de registro "por existir evidentes errores de hecho y de derecho".


Hasta 30 países reconocen de manera exclusiva a Perú como dueño de la denominación de origen del pisco, entre ellos Israel, Indonesia, India y Sudáfrica.


Esta denominación abarca la producción de únicamente cinco regiones de Perú (Lima, Ica, Arequipa, Moquegua y Tacna), que componen el sur del litoral peruano desde Lima hasta la frontera con Chile, por lo que fuera de ese ámbito cualquier producto similar debe llamarse aguardiente.


Las variedades de uvas utilizadas en Perú solo son ocho, llamadas negra criolla, quebrante, mollar, uvina, italia, albilla, moscatel y torontel.


Mientras que Chile señala que el pisco forma parte de su gastronomía, con gran consumo interno y altas cifras de exportaciones, Perú esgrime su producción casi artesanal, solo con la destilación de uva a la que no se agrega alcohol, así como la denominación común de "pisco" (avecilla, en quechua) con un ave, un valle, una ciudad y un puerto, todos de origen prehispánico.

También alega que Chile modificó indebidamente el nombre de una región de su territorio (Pisco Elqui) en 1936, cuando desde hacía más de medio siglo se llamaba a La Unión y anteriormente La Greda.

La exportación de pisco peruano rondó los 9,5 millones de dólares el año pasado si se cuentan las partidas destinadas a Chile, su principal comprador, donde las botellas peruanas ingresan bajo la denominación de aguardiente de uva en lugar de pisco, según la Asociación de Exportadores (Adex) de Perú.