Artes, Cultura, Espectáculos, Estilo y Moda

Ruiz de la Prada y Leandro Cano defienden en París el poder de la artesanía

Los diseñadores españoles Ágatha Ruiz de la Prada y Leandro Cano presentaron este lunes en París sus creaciones para la primavera-verano 2020, que hicieron brillar sobre la pasarela la artesanía y el saber hacer de la moda española.


Ruiz de la Prada escogió los salones de Hoche para su desfile, donde mostró conjuntos de dos piezas tipo pijama en vibrantes colores y vestidos de corte tubo en tejidos metalizados con generosas mangas de volantes en tonos flúor, que fueron las propuestas más atrevidas.


Hubo también prendas de finas rayas de colores sobre fondo blanco emulando cintas de tenista para aquellos seguidores más discretos.


La opereta "La viuda alegre" fue el punto de partida de esta colección, según confesó la diseñadora a Efe al finalizar el desfile.


Las modelos, cargadas de energía y francamente alegres, iban ataviadas con diademas-tocados y altas plataformas forradas en diferentes texturas y estampados.


Este año lanzó dos colecciones de calzado “totalmente hechas en España” para la línea de mujer y manifestó que esta industria es "una de las cosas en las que los españoles tenemos más posibilidades".


"España es número uno a nivel planetario en zapatos”, dijo.


Su desfile, celebrado durante la semana de la moda de París, estuvo acogido dentro del evento "Défilé à Paris Fashion Week", gestionado por un grupo serbio en cuyo calendario oficial ha sido incluida.


Como hizo al recoger el Premio Nacional de Cultura el pasado marzo, Ruiz de la Prada salió al final del desfile a recibir la ovación de los asistentes luciendo un vestido de la bandera de Francia en terciopelo, de largo medio y cuello con chorrera de seda.


Este lunes también se unió a las presentaciones de moda el diseñador jienense Leandro Cano, que mostró una de sus creaciones artísticas que sirve luego de base a sus colecciones comerciales.

Cano expuso ocho "bodies" confeccionados por ocho artesanos diferentes a partir de esparto, cerámica, tela acolchada, bordados, macramé, lana y otras técnicas particulares a partir de punto y bordados.

Diseños estrambóticos pero capaces de sorprender al público nacional y al internacional, que acudió a la presentación, en la Casa del Embajador de España en París, y analizó con mimo la precisión y la técnica de las creaciones de Cano.

"Cada año hacemos una colección artística que se inspira en el nacimiento del flamenco en el Sacromonte en 1962 y la estética en la que nos hemos basado para esta colección fue la de un vídeo que hicieron unos alemanes en esa época. Nos interesaba mucho ver cómo un extranjero ve esa parte tan folclórica que a nosotros se nos puede escapar por haberlo visto siempre", dijo a Efe.

Para Cano y su equipo la "artesanía es el nuevo lujo", y eso es lo que quieren seguir trabajando. París es el lugar ideal para mostrarlo.