Artes, Cultura, Televisión

La plataforma Starz estrena la segunda temporada de "Vida", fiel reflejo de los latinos en EE.UU.

La segunda temporada de "Vida", una innovadora serie de televisión que explora la identidad, cultura, género y sexualidad de una comunidad latina arraigada en la zona este de Los Ángeles (EE.UU), se estrena este jueves en la plataforma Starz.


"No hay muchos productores ejecutivos y creadores a quienes se les haya dado oportunidades para contar estas historias", dijo a Efe la actriz Melissa Barrera, una de las protagonistas, con respecto a la falta de series de latinos en EE.UU.


"Apenas estamos viendo un cambio en la industria en el que se les están abriendo las puertas, y creemos que viene una ola", vaticinó la intérprete, natural de México.


Creada por Tanya Saracho y protagonizada por Melissa Barrera y Mishel Prada, "Vida" comenzó en la primera temporada, estrenada hace poco más de un año, con los problemas de dos hermanas que vuelven al hogar de su madre tras su fallecimiento para enfrentarse a una peculiar situación: la supuesta "compañera de habitación" de su progenitora en realidad era su esposa.

Sobador Tradicional - Jesus Moran 1-8Pag - FEB 2019 copy.jpg


Con esta revelación de una homosexualidad oculta durante décadas arrancó el primer episodio del programa, para pasar a incluir escenas sexuales realistas y explícitas entre distintos tipos de parejas que en raras ocasiones se han visto en la pequeña pantalla.


Como bien señalan las protagonistas del "show", Melissa Barrera y Mishel Prada, "Vida" es una serie que trata sobre latinos, hecha por latinos para la comunidad latina, "contando historias que nunca antes se han contado".


"En EE.UU. no hay muchas películas latinas para empezar, pero tampoco hay mucha televisión latina, y normalmente lo que vemos son estereotipos de criminales, sirvientas o ese tipo de cosas", explicó a Efe Saracho.


"Esta serie no se trata de este tipo de cosas y toca mucho en lo gay. Eso es algo que no hemos visto nunca, sin que sea para un efecto de comedia o sentido del humor. (...) Me gusta como lo manejamos porque lo hacemos de una forma verídica", agregó.


Además de la homosexualidad, se habla extensamente del fenómeno de la gentrificación, en el que comunidades humildes de las grandes ciudades son expulsadas gradualmente de determinados barrios por grandes compañías o personas con mayor poder adquisitivo al revalorizarse el terreno sobre el que se ubican.


Este es sólo uno de los problemas a los que se enfrentan Lyn (Melissa Barrera) y Emma (Mishel Prada), que intentan impedir que una gran corporación se apropie del bar de su madre.


"Vida" aborda también otra serie de cuestiones que la gran mayoría de los latinos ya nacidos en EE.UU. pueden entender, como es la dificultad de encontrar una identidad por no sentirse totalmente estadounidense, pero tampoco del país de origen de sus progenitores.


"Cuando creces aquí vas a la ciudad de tus padres y no es familiar. Lo conoces, pero no es tuyo, no es tu hogar, y cuando estás aquí te están diciendo que no puedes estar aquí", explicó Prada.


"No eres lo suficientemente americano", remató Barrera. Para Prada, el "show" de televisión aborda además la cuestión del idioma y como muchos latinos nacidos en EE.UU. han perdido el español o se ha convertido en su segundo idioma frente al inglés, algo que apunta no les hace menos hispanos.


"Es importante (...) saber que no hablas español perfectamente como si fueras del país, de México o de Puerto Rico, pero todavía eres latina y nosotros tenemos que estar juntos en esto", destacó.


El éxito de la primera temporada ha llevado que, frente a los seis episodios de la primera temporada de "Vida", esta segunda entrega cuente con diez capítulos de unos 30 minutos de duración cada uno.