Ciencias, Medio Ambiente, Interes

Encuentran en aguas de Panamá ocho nuevas especies de foronídeos

species.jpg

Los científicos del Instituto Smithsonian de Investigación Tropical (STRI) han encontrado en las dos costas de Panamá ocho posibles nuevas especies de foronídeos, o gusanos herradura, de los que solo se conocían 15 especies, según un estudio publicado esta semana en la revista Invertebrate Biology.


"En el microscopio el agua del mar muestra las etapas larvales de pequeñas criaturas marinas conocidas como gusano herradura, pero la identificación de sus parientes es otra historia", informó el STRI.


Las larvas sin parientes a la vista han llamado la atención de los científicos desde el siglo XIX y, debido a que nadan y flotan en el agua del mar, es mucho más fácil estudiarlas que los animales en forma adulta ya que estos habitan en el fondo entre la arena y los sedimentos.


"La diversidad global de los animales marinos pequeños y raros, como los foronídeos está enormemente subestimada", señaló la científica del STRI, Rachel Collin. "No sabemos qué animales hay allí y menos sabemos acerca del papel que puedan tener en los océanos del mundo".


Los foronídeos, una pequeña clase del filo Phoronida así llamado por la diosa egipcia Phoronis, son invertebrados. El nombre de "herradura" viene de la corona en forma de U de sus tentáculos llamados lofóforos.


Las larvas no se parecen a los adultos lo que hace difícil determinar cuál larva proviene de cuáles adultos sin una prueba de paternidad, esto es la comparación de las secuencias del ácido desoxirribonucleico de la larva con el ADN de sus posibles progenitores.


Cuando en 2014 se identificó una nueva especie de estos animales marinos -el Phoronis Emigi en aguas de Japón, habían pasado 62 años desde el descubrimiento de otra especie en el filo.


Los científicos del STRI recogieron plancton -las pequeñas plantas y animales a la deriva en los océanos del mundo- de la bahía de Panamá en la costa del Pacífico, y de Bocas del Toro, en la costa caribeña del país centroamericano.


El examen del plancton bajo un esteromicroscopio mostró 23 larvas de foronídeos del Pacífico y 29 del Atlántico.


El ADN de genes particulares de cada uno de estos animales resultó diferente de cualquier otro en GenBank, una colección mundial de ADN de más de 300.000 organismos, lo que sugiere que estas larvas puedan pertenecer a especies recién descubiertas por la ciencia.


"Sin embargo, la búsqueda de los adultos progenitores de estas especies puede tomar años, especialmente porque son muy pocos los científicos que estudian los gusanos herradura", indicó el instituto.


El biólogo Michael Boyle, uno de los autores del estudio, explicó que "debido a los estilos de vida crípticos de los foronídeos quizá nunca se encuentren los progenitores de cada larva, y sin embargo la presencia de los animales en formas larvales en el plancton confirma que están allí, establecidos y que se reproducen".

Atomic - Jose Chab 1-6 PAG marzo 20198 copy.jpg