Medio Ambiente, Nacional

EE.UU. modifica la ley de especies protegidas y grupos ecologistas lo critican

El Gobierno de Estados Unidos anunció este lunes cambios en la ley de especies protegidas que, según organizaciones ecologistas, debilitan el amparo a animales y plantas en peligro de extinción.


El secretario de Interior de EE.UU., David Bernhardt, informó en un comunicado de "mejoras" en la Ley de Especies en Peligro (ESA, en inglés) para "aumentar la transparencia y efectividad, y traer la gestión de la ley al siglo XXI".


"La mejor manera de defender la Ley de Especies en Peligro es hacer todo lo que podemos para garantizar que sigue siendo efectiva para lograr su meta última, la recuperación de nuestras especies más raras. La efectividad de la ley descansa en una aplicación clara, consistente y eficiente", dijo Bernhardt.


A su juicio, una norma administrada "efectivamente garantiza que más recursos pueden ir a donde hacen más bien: la conservación sobre el terreno".

VU Towing Services 1-8 Pag Mayo 2015.jpg


Bajo esta nueva norma, será más complicado considerar los efectos del cambio climático al decidir si una especie determinada merece protección y, en cambio, se incluirán evaluaciones económicas en la toma de decisiones.


Según medios especializados, la normativa también facilitará la eliminación de una especie de la lista de especies en peligro de extinción y debilitará las protecciones para las especies amenazadas.


Las organizaciones ecologistas temen que sea muy probable que las nuevas reglas faciliten el camino para la nueva minería y la extracción de petróleo y gas en áreas donde viven especies protegidas.


"Los cambios, que podrían conducir a la extinción de cientos de animales y plantas, son ilegales y serán desafiados en los tribunales", advirtió el grupo ecologista Centro para la Diversidad Biológica de EE.UU. en un comunicado.


El director de la división de especies en peligro de ese grupo, Noah Greenwald, consideró que estos cambios "podrían ser el principio del fin" para animales como la mariposa monarca o el glotón (también llamado carcayú).


"Lucharemos contra la Administración de Trump en los tribunales para bloquear esta modificación, que solo sirve a la industria petrolera y a otros contaminadores que ven las especies en peligro como inconvenientes molestos", lamentó.


Por su parte, el vicepresidente del grupo Earthjustice, Drew Caputo, señaló que "este esfuerzo para eliminar las protecciones" para las especies en peligro y amenazadas "tiene las mismas dos características de la mayoría de las acciones de la Administración de Trump: es un regalo para la industria y es ilegal".