Inmigracion, Politica

Demócratas denuncian que Trump ha provocado retrasos en acceso a la ciudadanía

Un grupo de legisladores demócratas y varias organizaciones civiles denunciaron este martes que ciertas políticas de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, han provocado retrasos "récord" en el proceso de acceso a la ciudadanía para sus solicitantes.

"Las políticas que estamos viendo en nuestro sistema migratorio son parciales y racistas. (...) No es coincidencia que el retraso en el acceso a la ciudadanía se mantenga a niveles récord antes de las elecciones de 2020", advirtió el congresista Jesús "Chuy" García en una rueda de prensa en el Capitolio estadounidense.

El legislador por el distrito 4 de Illinois criticó que algunas maniobras de Trump han significado la eliminación de exención de cuotas para muchos inmigrantes que estaban intentando convertirse en ciudadanos.

"Está táctica solo aleja más a los residentes elegibles para que inicien su proceso de naturalización, simplemente porque no pueden pagar la tasa del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, en inglés)", aseguró García.

"Estos inmigrantes están privados de la plena participación en nuestra democracia", agregó.

En este sentido, otros legisladores presentes en la conferencia y grupos que protegen los derechos de los inmigrantes consideraron que esta estrategia pretende reducir el número de inmigrantes que puedan votar en 2020, principalmente porque se entiende que la mayoría votaría por el candidato demócrata.

Según datos facilitados a Efe por el grupo UnidosUS, actualmente hay más de 700.000 solicitudes de ciudadanía en espera y el tiempo de demora se ha duplicado en los últimos dos años.

"Durante los dos últimos años, el tiempo de espera desde la solicitud inicial hasta el día de la ceremonia de naturalización se ha más que duplicado, creando retrasos de más de dos años en algunas ciudades", dijo la analista de UnidosUS Laura Vázquez, también presente en la conferencia de prensa.

En su intervención, Vázquez subrayó que las personas que reúnen los requisitos para iniciar su proceso de ciudadanía "han sido residentes legales durante al menos cinco años, han sido examinados por USCIS en múltiples ocasiones y han invertido tiempo y dinero en dominar el inglés".

Por su parte, el legislador Adriano Espaillat opinó que estas maniobras "son una manera también de boicotear el proceso de reunificación familiar de personas que quieren transitar hacía la ciudadanía en EE.UU.".

Los presentes también cargaron contra el actual director en funciones del USCIS, Ken Cuccinelli, cuya designación causó polémica en los sectores más progresistas del país por su "largo historial de políticas antiinmigratorias" como fiscal y senador.

Cucinelli está desde mayo al frente de USCIS, entidad que maneja la inmigración legal y la adjudicación de solicitudes de ciudadanía, las visas de residencia legal y las de turismo.