Inmigracion

Críticas al Gobierno de EE.UU. a un año de la medida que separó familias migrantes

separated fams.jpg

Con fuertes críticas al Gobierno, activistas y legisladores que defienden a los inmigrantes recordaron este martes el primer aniversario de ser implementada la política de "cero tolerancia", que afectó a miles de inmigrantes, principalmente centroamericanos, por la separación familiar.


La coalición de organizaciones sociales Families Belong Together inició esta jornada una campaña para tomar conciencia sobre el grave daño que la política causó y calificó a la medida como "insidiosa y cruel".
También criticó los nuevos intentos y amenazas del Gobierno para restablecerla.


El lema "Hasta que todas las familias estén reunidas" se ha replicado hoy en las redes sociales en un llamado para no detener las protestas hasta que todos los niños hayan sido reunificados con sus padres.


"La separación familiar nunca debe ser una solución para nuestro sistema de inmigración roto. Es inmoral y produce efectos traumáticos y duraderos en las familias. Ya es hora de que esto termine", dijo en un comunicado la congresista de Nuevo México Xochitl Torres Small.


Para la representante demócrata de Florida Debbie Mucarsel-Powell la iniciativa ha causado confusión y un daño irreparable.


"La Administración no puede hacer un seguimiento de los niños, los niños están enjaulados en Homestead (sur del condado de Miami-Dade) y los migrantes están muriendo bajo la custodia de los Estados Unidos", denunció Mucarsel-Powell en sus redes sociales.


Tras el anuncio de la implementación de "cero tolerancia", una medida impulsada en mayo de 2018 por el ex fiscal general Jeff Sessions, más de 2.800 niños fueron separados de sus padres en el verano pasado, hasta que el juez federal Dana Sabraw ordenó la reunificación de los pequeños.


El problema ahondó cuando el Gobierno admitió que otros miles de niños fueron separados antes de abril de 2018, sin dejar claro un número exacto.


Hace dos semanas, Sabraw otorgó un plazo de seis meses a la Administración para terminar de reunificar a los menores.


El plazo se dio en medio de una nueva orden ejecutiva que expidió el presidente, Donald Trump, para contener la avalancha de familias centroamericanos en busca de asilo.


Para la analista Sarah Pierce, del Instituto de Política Migratoria (MPI), "la imprevisible implementación (...) de políticas severas a lo largo de nuestra frontera sur ha contribuido a una urgencia entre los migrantes para llegar a Estados Unidos antes de pueda darse un próximo cambio".


Pierce dijo a Efe que una verdadera solución apuntaría a arreglar el sistema de asilo y acortar los tiempos de espera del proceso.


En medio de las criticas, el senador de Nueva Jersey Bob Menendez aseguró que no "dejará de pelar hasta que cese la separación de familias".


El presidente Trump ordenó poner fin a su política de tolerancia cero el 20 de junio del año pasado, pero aún quedan casos de familias sin reunificar.


La semana pasada, un medio de prensa reveló que el Gobierno no contaba con la información para reunir a los padres inmigrantes separados de sus hijos.


La cadena CBS News dijo haber obtenido correos electrónicos que intercambiaron oficiales del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) y del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), en los cuales se evidencia la falta de información.


Esto desvirtuó la versión de la Administración de Donald Trump de que contaba con una "base de datos centralizada" para facilitar las reunificaciones.

The Swanson Law Group 1 Pag GLOSSY- DICIEMBRE 2018 copy.jpg