Medio Ambiente, Video, Interes

Un jardín durmiente y colorido florece en un desierto de EE.UU.

En el desierto californiano de Anza-Borrego, como resultado de inviernos muy húmedos, florece un colorido jardín que atrae a amantes de la naturaleza para admirar un fenómeno cíclico, que en lo que va del presente siglo ha ocurrido cuatro veces.


Este manto temporal de flores silvestres, que empezó a surgir con lilas en febrero pasado, se extiende por porciones del Parque Estatal del Desierto de Anza-Borrego y se mantendrá hasta fines de marzo, en lo que es un "regalo" de la naturaleza y la segunda vez que ocurre en los últimos dos años tras la "superfloración" de 2017.


"Mucha gente está impresionada (de ver) que tanta belleza pueda brotar de la arena", dijo a Efe Sally Theriault, gerente del centro de visitantes de este parque estatal, quien destacó que los visitantes quedan impactados con "la magia de todos estos colores saliendo del desierto" y el contraste que produce con la aridez.


Estas espectaculares floraciones, que aparecen de media una vez cada década en una zona determinada, han ocurrido en 2005, en 2012 aunque esa fue menor, y en 2017, que de acuerdo con funcionarios del parque estatal fue la más grande en 20 años y atrajo multitudes que abarrotaron el colindante y pequeño poblado de Borrego Springs, en el sur de California.