Ciencias, Salud

La diabetes en México está pasando de emergencia sanitaria a financiera

diabetes mx.jpg

La diabetes en México está pasando de ser una emergencia sanitaria a una emergencia financiera, señaló a Efe Yiannis Mallis, director general de Novo Nordisk México.


Esto, dijo el vicepresidente del laboratorio farmacéutico, está llevando a tomar decisiones entre invertir en la salud o pagar por la enfermedad.


De acuerdo con datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), tan solo en 2017 el impacto que tuvo esta enfermedad en la economía del país fue de 7.800 millones de dólares.

Bella Vista Eye 1-2 Pag Occtubre 2018.jpg


Durante el Novo Nordisk Leaders Summit, que culmina este sábado en Playa del Carmen, Mallis señaló que la parte más grave de este padecimiento son las complicaciones que se presentan.


De hecho, dijo, se estima que por cada 100 pesos gastados en la atención a la diabetes, 93 se destinan a la atención de las complicaciones y solo siete pesos se invierten en tratamiento y consultas.


Indicó que en México unas 13 millones de personas tienen diabetes, y de éstas, sólo 5 millones reciben tratamiento médico.


"Y de los que están tratados, sólo un millón, 20 por ciento, está controlado", agregó.


Entre las principales complicaciones, afirmó, se encuentran las fallas renales, la ceguera, las amputaciones, la nefropatía y los problemas cardiovasculares.


Explicó que esto podría llegar a consumir el presupuesto del sector en los próximos 12 a 15 años "se podrían incrementar dos o tres veces de lo que se gasta actualmente".


Precisó que los gastos del sector salud ahora se encuentran en 6 % del producto interno bruto (PIB), pero si no se enfrenta la problemática que plantean las complicaciones, con mejores tratamientos, el gasto de la atención solo de diabéticos superará este monto.


Mallis consideró que si tan solo se redujera 1 % la medición de la hemoglobina glucosilada, se podrían ahorrar hasta 200.000 millones de pesos (unos 10.266 millones de dólares) para 2030 y, además, se podrían evitar muchas complicaciones.


Esto dijo, porque la medición media que presentan los diabéticos es de 9,5 % frente al 4 % y 5 % de una persona sana.


Del mismo modo, señaló que se requiere de un esfuerzo integral que incluya un diagnóstico oportuno, tratamiento individualizado además de medicamentos adecuados y suficientes, educación de los médicos y los pacientes y un manejo integral de la enfermedad.


Destacó que se las políticas de salud se deben enfocar en la prevención, sin embargo, los cambios no se verán en las próximas décadas.


"Esto funciona a largo plazo, los países que son los más exitosos en prevención tienen resultados a través de las generaciones", afirmó.


El Novo Nordisk Leaders Summit es una reunión en la que expertos abordan distintos aspectos de la realidad de la diabetes, cuáles son las perspectivas del paciente y qué hay de nuevo en materia de atención y tratamientos.