Artes, Cultura, Espectáculos, Estilo y Moda

La pasarela de la moda flamenca llega al cuarto de siglo entre trajes de neopreno y satén

espana moda.jpg

La pasarela de la moda flamenca cerró este domingo sus puertas, tras cumplir sus bodas de plata, presentando diversas colecciones del traje regional más conocido de España, adaptado a nuevos tejidos como el neopreno y al más clásico satén, además de sus universales lunares, vestidos de inspiración mexicana y hasta los diseñados para las madres lactantes.


El Salón Internacional de Moda Flamenca de Sevilla (SIMOF) ha cumplido con esta edición sus 25 años de presencia en la moda española, y durante sus cuatro días de duración ha visto 32 desfiles profesionales, ha mostrado más de 1.500 trajes de unos 50 diseñadores y firmas de moda flamenca.


Se han podido ver innovaciones llevadas al extremo, como las del diseñador Antonio Gutiérrez, que ha querido conectar "las invasiones alienígenas" con la moda flamenca, tomando como referencia la estética de las películas de serie B de los años 60 con tejidos elásticos, ajustados, brillos y colores flúor.


El contrapunto lo han puesto trabajos como 'Pura Sangre', la colección de Pilar Rubio inspirada en México y en España, con ajustes al cuerpo como nota predominante, y con el rojo, el fucsia o el púrpura son algunos de los colores que ha usado para sacar adelante sus diseños, ajustados al cuerpo y con cascadas de volantes.


Aunque para innovador, el traje de flamenca adaptado para madres lactantes, presentado por varias modelos que subieron a la pasarela y amamantaron a sus bebés.


La iniciativa, que SIMOF califica de "insólita", ha surgido de Mamandoo, que promueve y asesora sobre la lactancia materna, en colaboración con la firma Sonibel, y con ella han querido reivindicar así a las madres.


No han faltado otros mensajes reivindicativos, en esta ocasión bordados en diferentes colores en los mantoncillos que acompañan este conocido traje folclórico andaluz, idea de la diseñadora Aurora Gaviño, como "Nuestra arma sororidad" o "Ni una menos", en referencia al lema de las protestas contra la violencia machista.


Idea del diseñador Ernesto Sillero, primer premio del certamen de diseñadores noveles de trajes de flamenca, ha sido mezclar el neopreno con el tul y el satén para presentar una colección inspirada en el famoso Circo del Sol.


Sevilla, capital de Andalucía, ha puesto así fin a "la primera feria profesional del sector, principal escaparate de la única indumentaria tradicional que admite modas y se contagia de las tendencias más actuales", dijeron los organizadores en su página web, al tiempo que señalaron que "esta iniciativa se ha convertido en una de las citas ineludibles de la moda de España".


En esta edición de SIMOF han participado dos decenas de empresas andaluzas con exportaciones hacia Rusia, Japón, China, Estados Unidos, Italia, Francia y México.


Para celebrar el cuarto de siglo de vida de esta particular pasarela los diseñadores Victorio & Lucchino, pioneros en utilizar elementos de inspiración flamenca en sus diseños, han preparado una colección cápsula que se presentará el 20 de febrero en un tablao flamenco sevillano.


El sector de la moda flamenca es uno de los más desarrollados en esta región sureña, la mayor de España, que proporciona trabajó a más de 20.000 personas y cuenta con unas 2.500 empresas, con un fuerte crecimiento en sus exportaciones en los últimos años y que en 2017 superó ventas por más de 620 millones de euros.

Victor Tovar - MARCIAL - Febrero 2019.jpg