Artes, Cultura, Interes, Video

El Niño Dios mexicano se reinventa pese a las reticencias de los más puristas

Doctor, policía, futbolista o incluso ladrón de combustible son algunas de las transgresoras formas de vestir a la figura mexicana del Niño Dios, que cada año se reinventa pese a la oposición de los más puristas que piden no alterar la tradición del Día de la Candelaria.


"A veces la gente nos pide niños que al menos para mí no existen, prefiero los trajes que son los que conozco. (La creación de trajes con motivos actuales) es una moda para vender más", explicó Rosa a Efe, una restauradora de figuras de porcelana, yeso y madera de Niños Dios.


Sin embargo, Lupita, encargada de un negocio de vestidos de Niños Dios, dijo que "vivimos en un mundo en el que la gente ya no tiene tanta fe, pero si de esta manera consigues que la juventud y los niños se acerquen más, ¿por qué no hacerlo?".


Ambas mujeres llevan varias décadas trabajando en Ciudad de México en este gremio que garantiza que cada 2 de febrero los mexicanos puedan llevar a bendecir a su Niño Dios, puesto que se cumplen 40 días desde Navidad.