Uber dice que sigue operando en Costa Rica pese al pedido de cese del Gobierno

La plataforma de servicio de transporte Uber aseguró [] que sigue operando con normalidad en Costa Rica, luego de que el Gobierno le solicitara cesar sus operaciones mientras se moderniza el marco legal del país.


"Seguimos operando con normalidad. Desde nuestro primer día de operaciones siempre hemos trabajado dentro del marco de legalidad y buscando ser parte del desarrollo de Costa Rica", indicó Uber en un correo electrónico enviado a sus usuarios.


La plataforma tecnológica indicó que apoya las iniciativas en el Congreso para tramitar "una regulación innovadora que esté a la altura del país con mayor penetración de la app de Uber en América Latina".


"Aprovechamos también para instar al Gobierno a escuchar a las múltiples voces que claman por la existencia de una regulación que promueva la innovación, el desarrollo y la tecnología", añade el texto.


El Gobierno de Costa Rica reiteró este martes la ilegalidad del servicio de transporte Uber e instó a la empresa a cesar sus operaciones mientras las autoridades modernizan el marco legal existente en el país.


"Instar una vez más a la empresa Uber y a otras empresas que operan plataformas tecnológicas en la prestación de servicio de transporte público de personas, a abandonar su operación hasta tanto no se defina la revisión o modernización del marco legal existente del transporte remunerado de personas", indica un acuerdo tomado [] por el Consejo de Gobierno.

Cars Auto Body 1-4 Sept 2015 copy.jpg


El ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez, reconoció en un comunicado que "los servicios de transporte en todas sus modalidades son una fuente de empleo y significan una solución socioeconómica para miles de familias".


El ministro afirmó que el Gobierno está buscando "una solución integral que permita resolver la situación de los taxistas de forma innovadora en beneficio de los usuarios".


El gremio de los taxistas pidió hace algunos días al Gobierno "cancelar o bloquear" la operación de Uber en el país, pues la consideran competencia desleal por sus tarifas más bajas y porque no cumplen con regulaciones que el Estado aplica a los taxis.


Uber opera en Costa Rica desde hace tres años y según la empresa 22.000 conductores están afiliados a la plataforma y cuentan con cerca de 700.000 clientes.


Tanto el Gobierno anterior como el actual del presidente Carlos Alvarado han afirmado que no es posible bloquear la aplicación de Uber, pero han insistido en que el servicio de transporte de personas es ilegal.


Los policías de tránsito están habilitados para hacer multas y hasta decomisar vehículos.