Isla Espíritu Santo, una joya desértica llena de leyendas y biodiversidad

Desde la bahía turquesa de La Paz, en el estado mexicano de Baja California Sur, se atisba la Isla Espíritu Santo, una zona desértica que parece una gigantesca llama flotando sobre el océano. Además de albergar miles de especies, la isla es famosa por las leyendas esculpidas en sus rocas.


Para acceder al lugar -de 48.000 hectáreas entre superficie marina y terrestre- hay que subirse a una panga (lancha), desde la cual, mientras esta quiebra la tranquilidad del mar a toda velocidad, el guía Nezahualpilli Tovar cuenta a Efe distintas historias de cuando los antiguos indígenas californios habitaron la isla.


Consta de tres áreas núcleo que constituyen el principal atractivo para los que en ella se adentran. Son Punta Lobos, "el sitio más profundo de la isla"; la Colonia Reproductiva de Lobos Marinos, "la joya de la corona", y la Bahía de San Gabriel, famosa por ser el primer lugar de América Latina donde se empezó a practicar el cultivo de perlas.