Costa Rica expresa a Bachelet su preocupación por la crisis de Nicaragua

La vicepresidenta y canciller de Costa Rica, Epsy Campbell, expuso [] a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, la preocupación por la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua desde hace más de cinco meses.


"Nos preocupa la situación humanitaria y de gobernabilidad en Nicaragua, que ha (costado) centenares de muertes, desde abril. Existe una erosión de los contrapesos democráticos y se ha puesto en marcha un aparato represivo tanto a nivel judicial y parapolicial", afirmó Campbell en un comunicado de prensa.

Dra Fabiola Lara DDS 1-2 pAG Glossy - FEBRERO 2018 copy.jpg


La vicepresidenta y canciller costarricense se reunieron [] con Bachelet en Nueva York, donde esta semana representará a Costa Rica en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas.


Campbell también expresó a Bachelet su "angustia" por la expulsión en Nicaragua del grupo de trabajo de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (Acnudh), y manifestó su esperanza de que en el corto plazo pueda reiniciar las funciones.


La diplomática destacó que Costa Rica ha sido un defensor de la independencia y los métodos de trabajo del Acnudh durante sus 25 años de existencia.


Durante el encuentro con Bachelet, Campbell planteó la urgencia de retomar el diálogo en Nicaragua y la necesidad de encontrar soluciones democráticas para el conflicto.


Desde el inicio del violento conflicto en Nicaragua, Costa Rica ha registrado un flujo migratorio nicaragüense mayor del habitual, que se ha visto reflejado en más de 25.000 solicitudes de refugio.


La ACNUDH ha responsabilizado al Gobierno nicaragüense de "más de 300 muertos", así como por ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros, violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos humanos.


La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) elevó [] a 512 el número de personas que han perdido la vida durante la crisis sociopolítica de Nicaragua, que inició el 18 de abril pasado.


El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha negado ser responsable de los señalamientos, y sostiene que sufre un intento de "golpe de Estado".


Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, iniciaron por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de su renuncia, a raíz de las decenas de muertes reportadas en las manifestaciones.