Piden en Chile la expulsión de todos los sacerdotes maristas indagados de abusos

Las víctimas de abusos sexuales de la Congregación de los Hermanos Maristas exigieron [] en Chile la expulsión de todos los sacerdotes que son indagados por los delitos de abusos sexuales cometidos contra menores de edad entre los años 1970 y el 2000.


Los voceros de la agrupación exigieron aclarar los nombres de los involucrados, su número exacto y una copia del informe realizado con la investigación de los casos, según difunde este jueves el portal digital El Mostrador.

Fabian Suarez LOS CHAMANES 1-2 Sept 2018 copy.jpg


Las víctimas exigen "mano dura" contra los religiosos involucrados, tal como ocurrió con el sacerdote Cristián Precht, quien fue expulsado por El Vaticano a raíz de nuevas denuncias de abusos contra menores, además de estar vinculado al llamado Caso Maristas.


"Pedimos que los delincuentes que aparecen en el informe como abusadores de menores sean expulsados de la Congregación, y que esta sea una resolución rápida, tan rápida como la que tomó el papa con Precht", dijo Gonzalo Dezerega, uno de los voceros.


El papa Francisco decretó el pasado 15 de septiembre "de forma inapelable" la destitución del sacerdote chileno Cristián Precht, quien está bajo investigación por su presunta participación en casos de abusos sexuales a menores.


La expulsión de Precht fue comunicada por el cardenal jesuita español Luis Francisco Ladaria, quien indicó que la decisión del papa se tomó el pasado 12 de septiembre y que esta dimisión del estado clerical conlleva también la dispensa de todas las obligaciones unidas a la sagrada ordenación.


Con anterioridad, Precht ya había sido sentenciado por la Justicia canónica y en diciembre de 2017 se cumplieron los cinco años de condena canónica que se le aplicaron por "conductas abusivas con menores y mayores de edad".


Asimismo, las víctimas de abusos de la Congregación de los Hermanos Maristas, apuntaron contra el rector del Colegio Alonso de Ercilla, Jesús Pérez, quien es sindicado presuntamente por facilitar supuestamente las víctimas a los curas que perpetraron abusos.


La investigación contra curas en Chile tiene 119 causas abiertas por la presunta comisión de delitos sexuales por parte de personas relacionadas con la Iglesia católica, según información de Fiscalía Nacional chilena.


En esos casos actualmente en marcha son 167 las personas imputadas y 178 las víctimas cuantificadas en todas estas investigaciones, según el catastro de casos existentes que hizo público hace un mes el Ministerio Público, en medio de la peor crisis que haya sufrido la Iglesia católica chilena en los últimos 40 años.


Además, entre el total de víctimas, 79 de ellas eran menores en el momento en el que ocurrieron los hechos.