Miles vuelven a las calles en Nicaragua a protestar en contra de Daniel Ortega

protest.jpg

Miles de nicaragüenses volvieron [] a las calles de Managua, capital de Nicaragua, para marchar contra el presidente Daniel Ortega, a quien acusan por la muerte de cientos de personas en protestas contra su Gobierno desde abril pasado.


La protesta, escenificada en la zona norte de la ciudad, atrajo a una multitud a pesar de arrestos previos a manifestantes y de una inusualmente nutrida presencia policial que, según los manifestantes autoconvocados, no era para proteger, sino para intimidar.


Los manifestantes recorrieron más de 10 kilómetros en la denominada marcha "Rescatando la patria", cuyo objetivo fue exigir la liberación de más de 300 "presos políticos" y la renuncia de Ortega y de su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.


Un fuerte dispositivo policial se mantuvo detrás de la protesta en todo su recorrido, que se desarrolló de forma pacífica.


Banderas de Nicaragua, así como camisetas y globos con sus colores, azul y blanco, fueron notorios entre los autoconvocados.


"¡Libertad para los presos políticos!", "¡Justicia!", "¡Que se vayan!", "¡Viva Nicaragua libre!" y "¡De que se van, se van!", fueron algunas de las consignas que gritaron los manifestantes.


Según organizaciones humanitarias nacionales, extranjeras y multinacionales, entre 322 y 481 personas han muerto en protestas contra Ortega, mientras el Gobierno cifra en 198 los fallecidos.


La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) ha responsabilizado al Gobierno de "más de 300 muertos", así como por ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual.


El presidente nicaragüense, quien se ha declarado víctima de un intento de "golpe de Estado", ha negado toda responsabilidad sobre las acusaciones.


Las manifestaciones contra Ortega y Murillo comenzaron el 18 de abril por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de 11 años en el poder.