El presidente de Nicaragua centra su discurso de las fiestas patrias en la crítica a EE.UU.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, centró [] su discurso del Día de la Independencia en la crítica al Gobierno estadounidense por su política "injerencista" y su intromisión en asuntos internos del país centroamericano, que vive una profunda crisis sociopolítica desde el pasado abril.


Ante varios centenares de personas que presenciaron el desfile patrio, el mandatario, que evitó hacer alusión a la actual situación del país, reiteró su habitual ataque a los sucesivos gobiernos de Estados Unidos, a los que culpa de intento de manipulación a Nicaragua y al resto de países de Centroamérica.


Ortega, quien también dedicó palabras de elogio a la "luchadora" juventud nicaragüense, reiteró su habitual exigencia al actual presidente estadounidense, Donald Trump, de que deje de influir en las decisiones del país.