La Habana estrenará su segundo hotel de lujo, administrado por Iberostar

cuba.jpg

El nuevo hotel Grand Packard, el segundo de categoría cinco estrellas plus de Cuba, abri[o] sus puertas este lunes en una emblemática zona del centro histórico de La Habana, informó la compañía española Iberostar Hotels & Resorts, que administrará el establecimiento.


La instalación, catalogada dentro del segmento de hoteles urbanos y de la marca de lujo Grand, se levantó hasta diez niveles y permitirá una privilegiada vista panorámica del Malecón que bordea la bahía habanera y el Castillo de los Tres Reyes del Morro.


Enclavado entre la emblemática avenida Paseo del Prado y la calle Cárcel, el Grand Packard, con 321 habitaciones, es propiedad de la empresa hotelera estatal Gaviota, al igual que el primer hotel cubano de alto estándar, el Manzana Kempinski, que en la misma zona gestiona la cadena suiza Kempinski.


El edificio tiene sus antecedentes en el antiguo hotel Biscuit, inaugurado en 1911 y que en 1931 adquirió el nombre de Packard, en referencia a una tradicional marca estadounidense de automóviles que se comercializaba en la isla.


El nuevo hotel de lujo ha resurgido con una mezcla de valores arquitectónicos, como la conservación de una parte de la antigua fachada, que llega hasta el cuarto nivel, y una estructura moderna y de alto confort, según el comunicado difundida por la hotelera española.


La apertura del Grand Packard coincide con los preparativos de la celebración del 500 aniversario de La Habana en 2019 y los 25 años de la presencia en Cuba de Iberostar, que también prevé inaugurar en noviembre en el polo turístico de Holguín (noroeste) el primer hotel con categoría Star Prestige de la isla.

Plan to Travel 1-2 Pag  sept 2018 copy.jpg


En la zona del centro histórico de la capital cubana, primer polo turístico de la isla, también se construye otro hotel de lujo bautizado "Prado y Malecón" -como la esquina de las dos avenidas homónimas donde se ubica- que contará con 208 habitaciones.


En los últimos años, Cuba ha roto sucesivamente el récord de visitantes extranjeros en los últimos dos años y las autoridades esperan, en 2018, llegar a los cinco millones de turistas.


El auge del sector ha ido acompañado de un plan de crecimiento que incluye la apertura de nuevos hoteles -15 de ellos durante este año- con el fin de alcanzar unas 100.000 habitaciones para el año 2030.


Cuba cuenta actualmente con unas 68.000 habitaciones en 366 hoteles -más de la mitad operados mediante 88 contratos con 20 cadenas internacionales.


El turismo es la segunda fuente de ingresos de Cuba por detrás de la venta de servicios profesionales al exterior, lo que supone una contribución del 10 % al producto interior bruto (PIB) y genera medio millón de empleos.