El expresidente salvadoreño Elías Antonio Saca enfrentará un juicio por corrupción

salvador.jpg

El expresidente salvadoreño Elías Antonio Saca (2004-2009), junto a seis de sus excolaboradores, enfrentará este martes un juicio penal por supuestamente malversar más de 300 millones de dólares del presupuesto estatal, confirmó [] a Efe un portavoz del Órgano Judicial.


La diligencia, que comenzará el martes y podría durar varios días, está programada para las 08.30 hora local (14.30 GMT) y se desarrollará en el Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador, señaló la fuente judicial.


Saca se convertirá en el primer expresidente de la historia democrática de El Salvador en enfrentar un juicio penal por delitos de corrupción, por los que puede purgar hasta 25 años de prisión.


El 16 de mayo pasado, el juez cuarto de Instrucción de San Salvador, Rigoberto Chicas, decidió enviar a juicio al encarcelado Saca, por los cargos de peculado y lavado de dinero y, además, mantuvo las medidas de prisión preventiva y embargo de bienes.


Saca y los demás implicados se encontraban recluidos en los calabozos de la Policía desde su detención a finales de octubre de 2016, pero fueron trasladados a la cárcel La Esperanza, ubicada en el norte de la capital, el 17 de enero de 2017.


En noviembre de 2016, al finalizar la segunda jornada de la audiencia inicial, el expresidente criticó a la Fiscalía por los "señalamientos y acusaciones falsas".


"Estoy sometido a un proceso judicial con una acusación de la Fiscalía que contiene una serie de señalamientos que son totalmente falsos", manifestó el exmandatario a la prensa, siendo esta la única ocasión en la que ha dado su postura sobre el proceso penal que enfrenta.


Saca es el segundo expresidente de la historia reciente de El Salvador en ser enviado hasta esta instancia judicial: el primero fue el exmandatario Francisco Flores (1999-2004), quien falleció el 30 de enero de 2016 en San Salvador.

Manuel Rivas JR 1pag ABRI 2017 copy.jpg


Además de Saca, afrontarán el juicio sus exsecretarios Privado, de Comunicaciones y de Juventud Elmer Charlaix, Julio Rank y César Funes, respectivamente, a los que se suman Pablo Gómez, Francisco Rodríguez Arteaga y Jorge Alberto Herrera.


La Fiscalía sostiene que Saca y los demás implicados operaban una estructura en el interior de la Presidencia que movió más de 300 millones de dólares a 14 cuentas personales de Charlaix, Rodríguez y Gómez, de las que posteriormente retiraron al menos 116 millones de dólares "en efectivo", de los que lavaron 6 millones.