Estantes vacíos y el cierre de Pirelli marcan los siete días tras las medidas de Maduro

 Estantes vacíos y el cierre de Pirelli marcan los siete días tras las medidas de Maduro Personas buscan productos en un supermercado en Caracas (Venezuela). Tras casi una semana de que el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, fijara los precios de al menos 25 alimentos de la cesta básica, se observa la desaparición casi total de estos productos en los abastos y supermercados de todo el país. 

Estantes vacíos y el cierre de Pirelli marcan los siete días tras las medidas de Maduro
Personas buscan productos en un supermercado en Caracas (Venezuela). Tras casi una semana de que el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, fijara los precios de al menos 25 alimentos de la cesta básica, se observa la desaparición casi total de estos productos en los abastos y supermercados de todo el país. 

 Los estantes de supermercados y farmacias en Venezuela amanecieron vacíos, al cumplirse hoy una semana de la implementación de las medidas del presidente Nicolás Maduro para reactivar la economía, una jornada en la que además cientos de trabajadores denunciaron el cierre de la planta de Pirelli.


Efe pudo constatar en Caracas y las ciudades satélites de Guarenas y Guatire, cercanas a la capital, la casi total desaparición de 25 alimentos de la cesta básica, cuyos precios fueron regulados la semana pasada.


En varios supermercados de Caracas Efe apreció que las neveras que deberían exhibir carne de res están completamente vacías, cubiertas con protectores.


Solo están disponibles géneros procesados de carne para hamburguesas y croquetas de pollo, cuyos precios escapan de la regulación.


Un carnicero que prefirió no ser identificado dijo a Efe que este lunes el comercio para el que trabaja no recibirá despacho de carnes y que "no está claro" cuándo les llegará el producto.


Las neveras correspondientes a lácteos también están vacías, solo se observan productos de charcutería como quesos, jamón y salchichas y solo dos variedades de pescados que son considerados un lujo por sus altos costos.


El "precio acordado" para la carne de res se ubica en 90 bolívares soberanos (1,5 dólares), mientras que el de la leche pasteurizada en 48,50 (0,81 dólares) por litro.


La escasez de alimentos y productos de la cesta básica es general y evidente. En los anaqueles de artículos no perecederos que no están vacíos, se observa poca cantidad de productos importados con los que se ocupa todo un anaquel.


Según ha dicho el vicepresidente económico, Tareck el Aissami, la medida de los también llamados "precios acordados" se logró tras firmarse un acuerdo con "las 33 agroindustrias más grandes" del país, sin embargo, este convenio ha sido negado por los empresarios que aseguraron que estas tarifas fueron "impuestas" por el Gobierno.


En las redes sociales se divulgaron hoy imágenes de anaqueles vacíos de supermercados de varias regiones del país, un fenómeno paralelo a la baja de precios ordenada por el gobierno.


Al tiempo, los anaqueles de una de las principales cadenas de farmacias del país se mostraron vacíos este lunes, mientras que grupos afectos al chavismo se apostaron a las afueras de al menos una de estas tiendas en Caracas para exigir la venta de productos a "precios justos".


También hoy, cientos de trabajadores del fabricante de neumáticos Pirelli en Venezuela denunciaron que la planta del centro del país amaneció cerrada y ningún trabajador tuvo acceso a su puesto.


"El día de hoy vinimos todos a prestar el servicio en nuestro turno acostumbrado, la fábrica le puso un candado a la entrada de la empresa, no permitió la entrada de los trabajadores a sabiendas de que nosotros sabíamos que no hay materia prima, que la fábrica se iba a paralizar", dijo a periodistas el sindicalista Luis Álvarez.


El trabajador señaló que pese a que los empleados tenían conocimiento de la situación con la materia prima, siempre se presentaban en la fábrica para "resguardar las instalaciones".
"Nos preocupa que la empresa no vaya a abrir sus puertas", dijo y aseguró que con este cierre unos 5.000 trabajadores del sector se verán afectados.


"Hasta el 31 de julio del año en curso hemos fabricado 51.953 neumáticos (...) esto representa 7,4 % de la producción", indicó.


Voceros del sindicato de trabajadores de la fábrica de neumático Pirelli ya habían advertido el mes pasado que la falta de materia prima ponía en peligro la estabilidad de la empresa.
La empresa aún no se ha pronunciado al respecto.


Además de la regulación de precios, el incremento del salario por 35 veces su valor anterior y un esquema de subida progresiva de la gasolina forman parte de las medidas del nuevo plan económico de Maduro, en un intento por reflotar una economía que podría cerrar el 2018 con 1.000.000 % de inflación, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI).


Maduro dijo hoy en una alocución transmitida en cadena obligatoria de radio y televisión que las medidas, que asegura traerán al país en corto plazo la "recuperación económica", han demostrado "que son justas y pertinentes", y que cuenta con el apoyo del pueblo para sacarlas adelante.