Ortega nombra como jefe de la Policía de Nicaragua a su consuegro penado con Magnitsky

nicaragua.jpg

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, nombró [] como nuevo jefe de la Policía Nacional a su consuegro Francisco Díaz, según informó La Gaceta, diario oficial.


Díaz asumirá su nuevo cargo a partir del próximo 5 de septiembre, en sustitución de Aminta Granera, quien pasó a retiro desde el pasado 31 de julio, indicó La Gaceta.


El consuegro del presidente, quien era la cara más visible de la Policía Nacional, fue sancionado por Estados Unidos con la Ley Global Magnitsky, a inicios de julio por supuestos abusos contra los derechos humanos y corrupción.


En la misma edición, La Gaceta informó que Ramón Avellán y Adolfo Marenco asumirán desde el 1 de septiembre como subdirectores generales de la Policía nicaragüense, con lo que pasan a la línea de sucesión de la dirección general, que tiene como jefe supremo a Ortega.


La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) han responsabilizado al Gobierno de Nicaragua de "asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura y detenciones arbitrarias", lo que el presidente Daniel Ortega ha negado.


La crisis ha dejado entre 317 y 448 muertos, de los que el Gobierno reconoce 198.


Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.