La OEA, en busca de consenso, votará sobre un "grupo de trabajo" para Nicaragua

OEA.jpg

 La Organización de Estados Americanos (OEA) votará hoy una resolución destinada a crear un "grupo de trabajo" para Nicaragua y no una "comisión especial", un cambio de denominación que busca lograr un mayor consenso, indicaron a Efe fuentes diplomáticas.


La votación se producirá en una sesión extraordinaria del Consejo Permanente, cuyo comienzo se estableció para las 14.30 hora local (18.30 GMT) en la sede del organismo, en Washington.


El inicio del Consejo Permanente había sido fijado para las 10.00 hora local (14.00 GMT), pero se retrasó porque las misiones estaban llevando a cabo "consultas informales", dijo la embajadora de Costa Rica ante la OEA, Rita María Hernández, que ocupa la Presidencia del Consejo.


En esas reuniones, un grupo de Estados miembros acordó descartar la denominación de "comisión especial", que ya había rechazada por el Gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, al considerar que la propuesta pretendía "inmiscuirse en los asuntos internos que únicamente competen al Estado de Nicaragua".


Según las fuentes diplomáticas, en vez de una "comisión especial", la resolución propondrá la creación de un "grupo de trabajo", cuyo mandato será "contribuir a la búsqueda de soluciones pacíficas y sostenibles a la situación que se registra en Nicaragua", que vive la crisis más sangrienta desde los años 80.


La nueva propuesta añade que ese proceso se hará "a través de consultas con el Gobierno de Nicaragua".


Para aprobarse, la resolución necesita el respaldo de 18 de los 34 Estados que son miembros activos de la OEA.


El ministro nicaragüense de Asuntos Exteriores, Denis Moncada, acudió hoy a la OEA para participar en el Consejo Permanente.

Alex Maltez 1pag - HORIZONTAL - junio 2018 copy.jpg


Las protestas contra Ortega comenzaron el 18 de abril y han dejado, de acuerdo con las últimas cifras de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), 317 muertos, mientras otras organizaciones humanitarias contabilizan 448 víctimas y el Gobierno 195.