Nicaragua cierra sus puertas al grupo de la OEA y la oposición sigue en las calles

Nicaragua cerró hoy sus puertas a un Grupo de Trabajo de 12 países creado por el Consejo Permanente de la OEA, que busca apoyar el diálogo nacional y contribuir a la búsqueda de soluciones a la crisis que vive el país, la más sangrienta desde los años 80.


El Gobierno del presidente Daniel Ortega declaró inaceptable la presencia de ese Grupo de Trabajo para Nicaragua, al que calificó de "Comisión injerencista".