Canadá y Chile coordinarán el Grupo de Trabajo de la OEA para Nicaragua

Canadá y Chile serán los coordinadores del Grupo de Trabajo para Nicaragua de la Organización de Estados Americanos (OEA), que busca apoyar el diálogo nacional y contribuir a la búsqueda de soluciones para la crisis, la más sangrienta desde los años 80 del siglo pasado.


En un mensaje en Twitter, el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrão, anunció que los 12 países que integran el Grupo de Trabajo lo "instalaron" hoy, es decir, que sus representantes celebraron su primer encuentro.


La reunión tuvo lugar en la sede del organismo en Washington y en presencia de su secretario general, Luis Almagro.


"Grupo de Trabajo de 12 países creado por @CP_OEA (abreviatura de Consejo Permanente) para acompañar a la situación de #Nicaragua fue instalado hoy. Canadá y Chile serán los coordinadores. Estaban presentes en el acto de instalación el SG (secretario general) @Almagro_OEA2015 y la @CIDH", dijo Abrão.


La creación del Grupo de Trabajo fue aprobada el 2 de agosto mediante una resolución, que recibió el aval de 20 de los 34 países que son miembros activos de la OEA.


El Grupo de Trabajo -integrado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Guyana, México, Panamá y Perú- busca respaldar el diálogo nacional en Nicaragua, que comenzó en mayo con la mediación de la Iglesia católica y que actualmente está estancado.

El Granero Feed & Pet Supplies 1-4 pAG JUNIO2018 copy.jpg


En varias ocasiones, el Gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, ha comunicado su oposición a la que sería una de las mayores competencia de ese grupo: designar una misión que visite el país, para lo que siempre es necesario el consentimiento del Ejecutivo correspondiente.


Hoy mismo, la mayoría sandinista y sus aliados de la Asamblea Nacional de Nicaragua aprobaron una declaración de rechazo al Grupo de Trabajo llamada "Rechazo al injerencismo", en la que respaldan la decisión del Ejecutivo de no recibir a dicha Comisión en el país.


El propio Ortega emitió ayer una declaración para comunicar oficialmente su negativa a recibir al Grupo de Trabajo, al que calificó de "Comisión injerencista".


Las protestas contra Ortega comenzaron el 18 de abril y han dejado 317 muertos, de acuerdo a las últimas cifras de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), mientras que otras organizaciones humanitarias contabilizan 448 víctimas mortales y el Ejecutivo, 198.