Thomas Weber analiza cómo Hitler pasó de tipo torpe a líder antisemita

Thomas Weber 2.jpg

El historiador Thomas Weber, uno de los mayores expertos en Adolf Hitler, analiza en su nuevo libro cómo un tipo solitario, torpe y desempleado, sin cualidades de liderazgo reconocibles y con ideas políticas fluctuantes, se convirtió en un líder seguro de sí mismo y violentamente antisemita.


Historiador de la Universidad de Aberdeen (Escocia), Weber acaba de publicar en español el libro "De Adolf a Hitler" (Taurus), una biografía acotada entre 1918 y 1926.


En su opinión fue la destrucción del tejido de la democracia liberal lo que permitió la aparición de demagogos como Hitler.


"Que vuelva a haber o no una nueva era de tiranos no depende solo de nuestra alerta contra futuros Hitlers", sino de reparar esa democracia "antes de que las condiciones sean tales que los demagogos de la peor calaña proliferen", explica a Efe.

Jeanette Dunkin FARMERS 1-2 JUNIO 2016 copy.jpg


La investigación de este historiador desvela cómo la radicalización de Hitler fue muy rápida, algo que se desconocía porque fue "muy concienzudo" en destruir pistas y reinventar su pasado.


Para Weber, que insiste en que las comparaciones son "peligrosas", hay ciertos paralelismos, en términos de personalidad y estilo político, entre Hitler y el presidente estadounidense, Donald Trump, "pero sus objetivos políticos son totalmente distintos".


Pero advierte: "Centramos la atención en quien no debemos porque estamos hablando de Trump todo el tiempo y hemos olvidado otros puntos de Europa o Asia; y el caso más claro lo tenemos en Turquía, donde se han seguido los mismos pasos de acceso al poder de los nazis".
Y también se refirió a la situación en Cataluña, donde el Gobierno regional es partidario de la independencia de España.


"Si vemos las condiciones en España, podemos pensar que es similar a la crisis en Baviera tras la Primera Guerra Mundial. En ambos casos hay una región en la que la mitad de la población quiere más autonomía o la total independencia, donde creen que no se están teniendo en cuenta sus preocupaciones, y eso se mezcla con una crisis económica y política", explicó.


Según Weber, "hay algo que se está gestando, hay ciertas similitudes en Cataluña que hay que abordar porque de lo contrario estamos creando las condiciones en las que pequeños partidos políticos pueden llegar a explotar, a sacar el máximo provecho de la situación. No olvidemos que en 1919 el partido nazi tenía unos cien miembros".


Este profesor cree que la Unión Europea, "sin querer, está destruyendo la democracia liberal", ya que no tiene respuestas suficientes a las críticas que existen contra ella ni está abordando los retos que se le plantean en este sentido.


Así, asegura que la crisis de los refugiados surgida por la negativa de Italia a permitir el desembarco de los 629 inmigrantes que viajan en el barco Aquarius "es un ejemplo clásico en el que la demagogia y el populismo se mezcla con los problemas reales".


Un idioma de "demagogia" que usa el nuevo gobierno italiano, aseguró Weber, que recalcó que Europa no ha encontrado aún una respuesta a la inmigración.