Nacional

El Pentágono sopesa investigar al exmédico de la Casa Blanca Ronny Jackson

La Oficina del Inspector General del Pentágono está sopesando iniciar una investigación sobre las alegaciones que pesan sobre el almirante Ronny Jackson, el exmédico principal de la Casa Blanca que retiró su candidatura a presidir el Departamento de Asuntos de Veteranos debido a dichas acusaciones.


"La Oficina del Inspector General del Departamento de Defensa determinará qué investigaciones o acciones deben llevarse a cabo con motivo de estas alegaciones y quejas", declaró a Efe Thomas Crosson, portavoz del Pentágono.


Crosson explicó que el inspector general "es consciente" de las alegaciones y, en estos momentos, está analizando qué "investigaciones y comprobaciones" han sido ya realizadas con anterioridad, para así decidir si es pertinente abrir un nuevo expediente.


El nombre de Jackson, que ha llegado a servir como médico personal de tres presidentes diferentes, incluido el actual, Donald Trump, saltó a los titulares cuando el mandatario anunció su nominación para presidir el Departamento de Asuntos de Veteranos, una de las mayores agencias gubernamentales y que emplea a más de 360.000 personas.


A pesar de la designación presidencial, Jackson debía someterse la semana pasada a una audiencia de confirmación en el Senado.


Sin embargo, pocos días antes de la celebración de la audiencia los medios comenzaron a hacerse eco de una serie de acusaciones que aseguraban que el galeno bebía en horas de trabajo, prescribía medicamentos de forma inadecuada y, en general, había creado un ambiente de trabajo tóxico en el departamento médico de la Casa Blanca.


Ante la gravedad de estas acusaciones, algunas de las cuales fueron investigadas hace años, el comité de Asuntos de Veteranos del Senado optó por aplazar la audiencia de confirmación, tras lo cual el propio Trump invitó a Jackson a retirar su candidatura, asegurando que no le hacía falta exponerse a un proceso "tan feo y desagradable".


Finalmente, el almirante retiró su candidatura el pasado jueves.


Este martes la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders confirmó que Jackson seguía trabajando para el equipo médico del presidente pero que ya no lo dirige puesto que al postularse como futuro secretario, el cargo de médico principal de Trump lo asumió otro profesional.