International

HRW denuncia "graves abusos" del Gobierno nicaragüense en las protestas

HRW denuncia %22graves abusos%22 del Gobierno nicaragüense en las protestas .jpg

La organización Human Rights Watch (HRW) denunció hoy "graves abusos" del Gobierno de Nicaragua en las protestas de los últimos diez días y pidió al presidente Daniel Ortega que autorice una investigación de la CIDH.


"El Gobierno nicaragüense habría cometido graves abusos contra manifestantes e impedido de forma arbitraria la transmisión de medios de comunicación que daban cobertura a las protestas recientes", indicó HRW en un informe publicado hoy.

Blanca Pinedo - Venta Casa Ensenada 1-4 Pag MARZO 2018.jpg

Entre el 20 y el 25 de abril, la organización entrevistó a 22 personas por teléfono, incluidos miembros de entidades no gubernamentales, periodistas, estudiantes que participaron en las protestas, miembros del clero, un integrante de una asociación de abogados y un representante de la Cruz Roja nicaragüense.

Testigos y víctimas aseguraron a HRW que agentes de la policía antidisturbios dispararon balas de goma y gases lacrimógenos contra personas que se manifestaban de forma pacífica en las calles.

Human Rights Watch también recibió "denuncias creíbles aludiendo a que simpatizantes del Gobierno dispersaron manifestaciones pacíficas propinando golpes y patadas, y usando tubos y palos para golpear a manifestantes y periodistas que daban cobertura a las protestas".

"Las personas que cometan actos violentos deben rendir cuentas ante tribunales independientes, pero también deben ser investigados los policías que hayan empleado fuerza excesiva contra manifestantes", señaló José Miguel Vivanco, director para América de Human Rights Watch.

"No hay ninguna excusa que justifique sacar del aire a medios que informan sobre las protestas ni permitir que grupos oficialistas agredan impunemente a periodistas y manifestantes", agregó.

En este contexto, HRW consideró que los países miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) deberían exhortar a Ortega a que permita que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) visite el país para investigar la situación.

La CIDH, órgano autónomo de la OEA, condenó el martes las muertes en las protestas, que ya se cifran en al menos 38, y anunció que pediría la autorización de Ortega para hacer una visita de trabajo en el país.

"Los Estados Miembros de la OEA deberían convocar con urgencia una sesión del Consejo Permanente con el fin de presionar al presidente Ortega para que permita que la CIDH visite el país y cuente con una cooperación plena por parte del gobierno", opinó Vivanco.

En una declaración conjunta el pasado domingo, los Gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Paraguay y Perú -todos miembros de la OEA- instaron a las fuerzas de seguridad de Nicaragua a "evitar el excesivo uso de la fuerza" y expresaron su "solidaridad" con las víctimas.

"Los líderes de la región hicieron lo correcto al expresar solidaridad con las víctimas en Nicaragua, pero pueden y deben hacer mucho más", señaló Vivanco.

La OEA no tiene prevista ninguna reunión sobre Nicaragua, según explicaron a Efe fuentes diplomáticas, pero sí ha convocado una sesión extraordinaria sobre la situación en Venezuela para el próximo lunes.