Nacional, Internacional

Un exgobernador mexicano rechaza las acusaciones ante la Justicia de EE.UU.

Un exgobernador mexicano rechaza las acusaciones ante la Justicia de EE.UU. .jpg

 El exgobernador del estado mexicano de Tamaulipas Tomás Yarrington Ruvalcaba se declaró hoy "no culpable" de los cargos de narcotráfico, malversación de fondos y blanqueo de capitales que se le imputan en un tribunal de Texas (EE.UU.).


En su segunda comparecencia ante un juez estadounidense, Yarrington, de 61 años, desestimó la petición de su propio abogado defensor de retrasar la vista, por lo que el juez instructor del caso, Ronald G. Morgan, decidió continuar con la sesión.

Araseli Garcia - Vintage Lending 1-4 Pag ENERO 2018.jpg

El abogado defensor del exfuncionario mexicano, de oficio, había pedido un aplazamiento para estudiar al detalle la información del proceso dado el poco tiempo que ha transcurrido desde su extradición, que tuvo lugar el pasado 20 de abril.

El exgobernador también rechazó que se procediera a la lectura de los once cargos que se le imputan y se limitó a declarar su inocencia.

El juicio, que se celebra en la ciudad fronteriza de Bronwsville (Texas), se desarrollará durante al menos 20 días, con sesiones cercanas a las seis horas, ante la escasa colaboración del exmandatario mexicano, según advirtió el magistrado.

Además, Morgan le exhortó a contratar a un abogado defensor personal, en vez de comparecer junto a un letrado de oficio, con el que tampoco parece tener intenciones de colaborar.

El pasado lunes, en su primera comparecencia ante el tribunal, Yarrington se declaró "demasiado pobre" y dijo carecer de dinero "suficiente" para contratar los servicios de un abogado privado.

El exgobernador de Tamaulipas desempeñó su cargo desde 1999 hasta 2005, aunque la investigación determina que ya en 1998 supuestamente recibió grandes sobornos por parte del Cartel de Golfo.

Según a acusación, años más tarde, junto a su socio Fernando Alejandro Cano Martínez, propietario de una firma de construcción mexicana, cometió varios delitos de tráfico de influencias, corrupción, fraude y blanqueo de capitales.

El escrito de acusación asegura que ambos transfirieron más de 7 millones de dólares desde bancos de EE.UU. a las entidades que servían de coartada para sus actividades criminales.

El pasado 20 de abril, Yarrington fue detenido en Italia y extraditado ese mismo día a Estados Unidos para ser juzgado, mientras que Cano Martínez continúa en paradero desconocido.

El juez Morgan concluyó la segunda sesión sin fijar una fianza para el detenido, argumentando que no existen las condiciones necesarias que aseguren el procedimiento judicial en libertad.

El caso pasa ahora a manos de la jueza federal del Distrito Sur de Texas Hilda Tagle.
La próxima vista quedó fijada para el próximo 8 de junio y en ella se determinarán los integrantes del jurado antes de proseguir con la acusación.