Internacional

Zonas francas advierten a Ortega que las protestas ponen en riesgo su operación

Representantes de empresas extranjeras que operan en zonas francas en Nicaragua advirtieron hoy al presidente Daniel Ortega que las protestas callejeras, que han dejado al menos 27 muertos según datos de ONG, están poniendo en riesgo su operación y dejando millonarias pérdidas económicas.


Durante un encuentro con Ortega, ejecutivos de esas empresas de capital coreano y estadounidense, principalmente, leyeron un documento en el que piden de manera urgente al mandatario restablecer la paz y la seguridad ciudadana, respetando los derechos humanos.

"Solicitamos que estas medidas sean aplicadas a lo inmediato", según el documento leído por un directivo de la empresa de call center estadounidense Sitel.

Advirtieron que producto de las protestas han resentido la ausencia laboral de sus empleados, y que sus colaboradores han recibido afectaciones a la integridad física.

"Instamos a que se instale un diálogo para la paz", abogaron esas empresas del régimen de zonas francas, que generan 130.000 empleos en Nicaragua, un 14,2 por ciento del trabajo formal en este país centroamericano, y que exportaron más de 2.753 millones de dólares en 2017.

Personalmente el ejecutivo de Sitel le dijo a Ortega que se sentía "muy triste", y lo instó a tomar "acciones inmediatas" para cesar la violencia.

Durante ese encuentro, transmitido en directo a la nación, Ortega anunció la derogación de las reformas a la seguridad social que desataron las protestas callejeras que además de muertos, dejaron un centenar de heridos, un número no precisado de detenidos y daños a comercios y otros inmuebles.

Los manifestantes han utilizado las redes sociales para denunciar represión por parte de la Policía Nacional y el apoyo de los agentes a las fuerzas de choque afines al Gobierno, a las que responsabilizan de los saqueos al comercio.

Soldados del Ejército de Nicaragua se mantienen desplegados en varias ciudades por segundo día tras una noche de enfrentamientos y vandalismo que se ha recrudecido en las últimas horas.