Interes, Internacional

CICR: México debe integrar a familias en búsqueda de desaparecidos

missing.jpg

La integración de las familias a la búsqueda de personas desaparecidas es crucial para que las instituciones gubernamentales mexicanas atiendan de forma "profesional" y "empática" este problema, dijo [] Jordi Raich, representante del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).


En su visita a la mexicana Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, el jefe de la delegación regional del CICR para México, América Central y Cuba afirmó a Efe que las organizaciones de familiares de desaparecidos pueden aportar mucha información y datos útiles para la investigación que a veces las autoridades no tienen.


"Nosotros siempre abogamos por que las familias estén implicadas en todo proceso desde la búsqueda, en la investigación, en la identificación, para que puedan aportar sus miedos y su información porque esas asociaciones recogen información y se trata de integrarlos lo máximo posible", afirmó el especialista en temas humanitarios.


De acuerdo con estadísticas de la Secretaría de Gobernación, en México hay 37.485 casos oficiales de personas desaparecidas, aunque a decir de Raich "seguramente son más que eso porque evidentemente no todas las desapariciones se reportan o están documentadas".


Raich asistió a la FIL para participar en un foro acerca de la atención que se debe dar a las familias de desaparecidos, organizado por el CICR y en el que participaron expertos y asociaciones civiles.


En la entrevista el delegado explicó que la calidad de la atención pasa tanto por la capacitación a los funcionarios públicos que atienden a las víctimas como por tener los recursos e instalaciones adecuadas para que realicen su trabajo.


Las instituciones mexicanas deben trabajar también en la coordinación e intercambio de información entre ellas mismas, así como compartir los avances de las investigaciones con las familias durante todo el tiempo que dure la búsqueda, sostuvo.


"No solo la información más pura y dura sobre su caso sino qué tipo de información se obtiene, que se dé de manera continua en el tiempo y sobre todo que sea de una manera empática que les ayude (a los familiares) a aliviar el sufrimiento de esa desaparición", añadió.


Argumentó que es importante que entre instituciones compartan información con la finalidad de agilizar los hallazgos y facilitar la identificación de una persona desaparecida o de un cadáver encontrado.


"Hay mucha información que se pierde porque una institución no está en contacto, no por mala fe sino sencillamente por falta de una ruta de atención y de protocolos adecuados que establezcan qué información intercambian y comparten, o cómo las familias se involucran", dijo.


Enfatizó que la desaparición de una persona trae "consecuencias psicológicas, físicas, económicas, administrativas, pues muchas de estas familias están completamente traumatizadas por el evento", por lo que es fundamental que reciban una mejor atención de parte de las instituciones gubernamentales.


El CICR busca trabajar con los Gobiernos para mejorar el manejo de la información relacionada con los casos de desaparición y la atención a las víctimas mediante "buenas prácticas" que han sido implementadas en países con una problemática similar, expuso Raich.


El organismo contabilizó en el último año cerca de 100.000 casos de desaparición en 80 países. En América Latina la cifra ronda los 3.000 casos, incluido México, país que más casos aporta.


"Trabajamos para ayudar a las autoridades a mejorar la gestión de la información, que la información de los desaparecidos sea estandarizada en todo el país" y en toda la región, puntualizó.

John Iaccarino 1-2 Pag Agosto 2018.jpg