Artes, Cultura, Espectáculos, Historia, Video

El escultor mexicano Javier Marín se mira en el espejo en París

El escultor mexicano Javier Marín presentó [] en la plaza del Louvre de París su nuevo juego escultórico, un monumental caballero rojo de más de siete metros de altura, erigido justo encima de otra estatua idéntica que a primera vista parece su reflejo.


Un guiño a la atención del espectador que empieza por el mismo título de la obra, "Reflejo VII", la primera que expone el artista en París.


"Las dos piezas montadas la una sobre la otra hacen alusión a la idea de que no deberíamos buscar nuestro reflejo en un espejo, si no en el otro, en aquel que es igual a nosotros", explicó a Efe Marín.