La NASA no descarta intencionalidad en la fuga en la EEI pero examina otras opciones

  Vista de la Estación Espacial Internacional.

Vista de la Estación Espacial Internacional.

La agencia aeroespacial de EE.UU. (NASA) dijo hoy que no descarta que el agujero que causó una fuga en la Estación Espacial Internacional (EEI) a finales de agosto fuera hecho intencionalmente, aunque indicó que la investigación al respecto sigue en curso.


La NASA explicó en un comunicado la situación después de que Dimitri Rogozin, director general de Roscosmos, la agencia espacial rusa, señalara este martes que el agujero fue provocado de manera intencionada, tras descartar un fallo en la fabricación.


La agencia espacial estadounidense, sin embargo, apuntó que excluir la teoría de un defecto de fabricación "no significa necesariamente que el agujero haya sido creado intencionalmente o con mala intención".


"La NASA y Roscosmos están investigando el incidente para determinar la causa", aclaró la agencia con sede en Washington.


Además, detalló que el programa de la EEI está planeando una caminata espacial en noviembre para recopilar más información sobre esta fuga, detectada el 29 de agosto pasado en la Soyuz MS-09, una cápsula adosada a la Estación Espacial Internacional.


De hecho, el agujero, ya reparado, se detectó en el espacio habitacional de la Soyuz y no en la cápsula principal, por lo que no afectará su regreso a la Tierra.


Desde el momento de la fuga, la NASA apuntó que los seis astronautas a bordo de la estación en órbita no se encontraban en peligro y que estaban realizando las labores de reparación.


La EEI, un proyecto de más de 150.000 millones de dólares en el que participan 16 naciones, actualmente está integrada por 14 módulos permanentes y orbita a una velocidad de más de 27.000 kilómetros por hora a una distancia de 400 kilómetros de la Tierra.