El líder del Senado en EE.UU. dice que las posibles redadas fortalecen el propósito de lucha

18 Ene - El líder del Senado de California, Kevin de León, señaló hoy que la "amenaza" de realizar redadas masivas en ese estado, según ha dado a conocer un medio local, lejos de intimidar "fortalece" el propósito de luchar por los inmigrantes locales.

Inna Lipkin Law Office 1 pag DIC 2017.jpg

Mediante un comunicado, De León manifestó que el presidente Donald Trump y su administración "amenazan con dar rienda suelta a los agentes de ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas) de todo el país", en lo que sería "la redada más grande en la historia reciente".

En esa acción, el Departamento de Seguridad Nacional considera incluso, según dijo De León en la nota, arrestar a líderes políticos como él, "que han encabezado la ofensiva en California para evitar que la administración federal se apodere de los recursos estatales y locales para separar inhumanamente a las familias trabajadoras".

"Estas amenazas extraordinarias contra los oponentes políticos del presidente tienen la intención de intimidarnos, están diseñadas para silenciarnos y subyugarnos. Pero harán todo lo contrario", manifestó el líder del Senado estatal.

El periódico San Francisco Chronicle informó hoy que agentes del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) preparan una masiva redada en el norte del estado, que afectaría a unos 1.500 indocumentados con una orden de deportación pendiente y con antecedentes penales, según dijo al medio una fuente anónima.

"Se espera que se convierta en la mayor acción de aplicación de este tipo bajo el presidente Trump", señaló el diario, que reportó que los operativos se realizarían en cuestión de "semanas".

La fuente que habló con The Chronicle aseguró que el plan incluye la participación de agentes de Inmigración de otras partes del país y que las redadas incluirían centros de trabajo.

Tras la información periodística, la alcaldesa de la ciudad de Oakland, Libby Schaaf, confirmó a medios locales que entre la comunidad inmigrante hay mucho temor pero que ella está dispuesta a defender el derecho de la jurisdicción de "ser una ciudad 'santuario'".

"El hecho de que el Gobierno federal sugiera que está tomando represalias en contra de las jurisdicciones que están ejerciendo su derecho a tener políticas de santuario, eso es lo que es ilegal", señaló la alcaldesa, que dijo estar dispuesta a ir a la cárcel.

Este año entró en vigor en California la ley que la convierte en un estado "santuario" y limita la colaboración de las autoridades locales con los agentes federales de Inmigración.

James Schwad, vocero del ICE en San Francisco, dijo a Efe que no puede comentar sobre ningún operativo actual o futuro.