Nacional

Copa Mundial, Deportes, Cultura, Farandula, Interes, International, Nacional

Facebook Planea Un "Reality Show" En Torno Al Futbolista Portugués Cristiano Ronaldo

CRISTIANO RONALDO.jpg

Facebook se encuentra en negociaciones para lanzar un “reality show” en torno al futbolista portugués Cristiano Ronaldo, informó el medio especializado Variety.

Si las conversaciones llegaran a buen puerto, Facebook emitiría este programa de telerrealidad en su plataforma de video Facebook Watch.

Por su parte, el jugador del Real Madrid, que es una de las estrellas más populares y conocidas del fútbol a nivel mundial, se embolsaría 10 millones de dólares por los 13 episodios de este proyecto.

Las primeras informaciones sostienen que el “reality show” sobre Ronaldo seguiría el modelo de “Tom vs. Time”, que se estrenó en enero en Facebook Watch y que retrataba el día a día de Brady.

Con más de 120 millones de seguidores de su perfil oficial, Ronaldo es el deportista más popular en Facebook.

El futbolista y la red social fundada por Mark Zuckerberg ya han hecho negocios juntos con anterioridad, puesto que en mayo se conoció que Ronaldo producirá una serie sobre fútbol para Facebook Watch.

La leyenda lusa deja al Real Madrid tras conquistar cuatro Ligas de Campeones (2014, 2016, 2017 y 2018), tres Mundiales de clubes (2014, 2016, 2017), dos Ligas españolas (2012 y 2017), dos Copas del Rey (2011 y 2014) y dos Supercopas de España (2014 y 2017).

 

Copa Mundial, Deportes, Interes, International, Nacional

El Mundial De Rusia 2018 Demostró Que Europa Sacó 20 Años De Ventaja Al Fútbol América

MUNDIAL DE RUSIA.jpg

El excapitán de la selección de Uruguay Diego Lugano dijo que con el Mundial de Rusia se demostró que Europa sacó 20 años de ventaja a América respecto al nivel futbolístico y su organización y afirmó que dicha ventaja se debe a “las corrupciones en la Conmebol”.

“Este Mundial confirmó que Suramérica se alejó de Europa. Europa nos sacó 20-25 años de ventaja por la estructura seria que tienen sus federaciones debido a la inversión y a sus ligas, que hacen que tengan mejores jugadores. Suramérica se atrasó por las corrupciones y los manejos de Conmebol”, dijo a la radio local Sport 890.

Agregó que esta situación se repite en el fútbol de Uruguay, que, a su juicio, está 20 años atrasado respecto al continente americano y países como Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y Perú.

“Eso nosotros lo vivimos. La gente sufre cuando los equipos salen a jugar internacionalmente porque no se desarrolló nuestra liga. Estamos estancados”, aseguró.

En su opinión “lo que hay que hacer” es plantear un proyecto “entre gente del fútbol” de 5 a 10 años en el que se puedan emular los resultados positivos de otros países del mundo.

El exjugador del Paris Saint Germain francés, Fenerbahçe turco y Sao Paulo brasileño, entre otros, también valoró la posible continuidad del técnico uruguayo, Óscar Washington Tabárez, al frente de la selección charrúa.

Deportes, Historia, Interes, International, Nacional

Del Estigma De La Altitud A Los Récords Mundiales

ESTIGMA DE LA ALTITUD.jpg

Los Juegos Olímpicos de México de 1968 nacieron con el estigma del posible peligro para la salud de los atletas que supondría competir en la altitud de la ciudad, pero se sobrepusieron a las críticas negativas y acabaron convertidos en una cita de primer nivel en la que se batieron récords históricos.

El 18 de octubre de 1963, en Baden, ciudad de Alemania Occidental, la capital mexicana fue elegida sede de los Juegos Olímpicos de 1968 por delante de Lyon (Francia) y Detroit (Estados Unidos).

Antes incluso de celebrarse, los Juegos Olímpicos de México estuvieron marcados por su situación geográfica al estar situada la ciudad a 2.240 metros sobre el nivel del mar. Muchos críticos denunciaron que a esa altitud sería imposible mejorar marcas mundiales y los deportistas podrían tener problemas que afectarían a su salud.

Los delegados mexicanos tuvieron que justificar mediante informes que la altitud no representaba un peligro para los deportistas e incluso, una vez aprobada la candidatura, se celebraron diferentes campeonatos preolímpicos entre 1965 y 1967 para que los atletas pudieran comprobar de primera mano que todo lo que se decía no se correspondía con la realidad.

Además, el comité organizador se comprometió a invitar a los atletas de otros países para entrenar y aclimatarse, y sobre todo desmontar la tesis creada por los contrarios a su celebración de los Juegos en la altura de Ciudad de México.

El libro “México”, de 180 páginas y escrito en tres idiomas, editado por la organización con documentación oficial relativa a la petición de la sede, las respuestas al cuestionario del Comité Olímpico Internacional y un informe sobre las instalaciones deportivas de la ciudad, también incluyó algunas opiniones médicas sobre los efectos de la altitud en los atletas e incluso gráficas que reflejaban el rendimiento de los deportistas sobre el terreno.

“Hemos sido criticados por otorgar los Juegos a una ciudad que está a una milla y media por encima del nivel del mar, pero los Juegos Olímpicos pertenecen al mundo, norte y sur, este y oeste, caluroso y frío, seco y húmedo, alto y bajo, y México será el primer país de América Latina en tener el honor de celebrar los Juegos”, dijo en un discurso en 1967 el estadounidense Avery Brundage, presidente del Comité Olímpico Internacional en aquel momento.

“En cuanto a la altitud, beneficiará a los atletas en algunos eventos y les dificultará otros, pero al final es lo mismo para todos y los objetivos del movimiento olímpico no son simplemente romper plusmarcas”, añadió el dirigente.

Su discurso se basó, sobre todo, en su convicción de que una ciudad en la que vivían seis millones de personas y recibía más de un millón de turistas cada año no podía ser tan perjudicial para la salud como la pintaban. Pero no todos estaban tan convencidos.

“Si los atletas tienen que amoldarse en seis u ocho días a una altura de dos mil metros, seré pesimista. Van a caer como moscas. Uno no debe dejarse influir por la propaganda de los mexicanos, que naturalmente están poniendo a su ciudad por las nubes”, dijo en 1964, en el Berliner Ausgabe, el atleta alemán Manfred Kinder, que posteriormente lograría el bronce en los 4x400 metros.

Los temores hicieron que muchos países llevaran a cabo por su cuenta investigaciones fisiológicas sirviéndose de científicos. Los resultados demostraron que la alarma que se había creado era infundada y la gran mayoría de países enviaron a la ciudad azteca sus delegaciones completas.

Al final, el tiempo también dio la razón a los organizadores y al Comité Olímpico Internacional. Los Juegos se celebraron en México y se batieron 76 récords olímpicos y 30 mundiales.

De todos los récords, el más célebre seguramente sea el que consiguió el estadounidense Bob Beamon, que con un salto de 8,90 metros se llevó el oro en longitud y mejoró la anterior marca en nada menos que 55 centímetros. La dimensión de su proeza se puede calcular en que dicho récord se mantuvo durante casi 23 años, hasta la final de los Mundiales de Tokio (1991) en que fue superado por Mike Powell con 8,95 metros.

Otro récord que quedó para la historia fue el del estadounidense Jim Hines, que fue el primer hombre en bajar de los diez segundos en los 100 metros lisos. La marca de Hines se mantuvo hasta 1988, cuando Calvin Smith la mejoró por 0.02 segundos. Tambien, la plusmarca de Evans en los 400 metros duró hasta 1983, año en que Butch Reynolds llegó en 43.29 segundos.331. En total se rompieron setenta y seis plusmarcas olímpicas y treinta mundiales.

También los Juegos Olímpicos de México de 1968, tomaron relevancia cuando Tommie Smith y John Carlos protagonizaron un momento histórico al realizar el saludo del poder negro. Tras ganar la carrera de los 200 metros en esos Juegos Olímpicos, los atletas afroamericanos ganadores de la medalla de oro y de bronce respectivamente, alzaron su puño envuelto en un guante negro mientras comenzaba a sonar el himno nacional estadounidense en señal de protesta por los derechos civiles de los negros en Estados Unidos de América

De vuelta a casa Smith y Carlos, fueron objeto de abuso y criticados por sus acciones. Tanto ellos como sus familiares fueron amenazados de muerte por lo que fueron condenados al ostracismo.

En este evento multideportivo internacional celebrado en la Ciudad de México, Estados Unidos de América fue el contingente olímpico más exitoso al obtener 107 medallas seguido por la Unión Soviética y Japón. Los gimnastas Věra Čáslavská, de la República Checa, el japonés Akinori Nakayama y el ruso Mikhail Voronin, fueron atletas más condecorados.

Once años después, en 1979, el estadio Olímpico de México acogió la Universiada, evento deportivo internacional que reúnen a los mejores atletas universitarios de todo el planeta y de nuevo, pese a la altitud de la pista (2.216 metros sobre el nivel del mar), se volvieron a batir varios récords y los informes médicos de la época detallaron que la falta de oxígeno beneficiaba a los atletas para esfuerzos cortos.

Nacional

La dinastía Kennedy continúa... Joe Kennedy III

Joe Kennedy.jpg

El sobrino nieto del trigésimo quinto presidente de EE.UU, John Fitzgerald Kennedy, Joseph Patrick “Joe”, es congresista por el partido demócrata  y un luchador por los derechos de la sociedad LGTB, además de estar en contra de las medidas que impactan directamente sobre las familias, las pequeñas empresas o los inmigrantes. Con él la dinastía continúa…

Joseph P. Kennedy III, más comúnmente conocido como Joe Kennedy III, es el sobrino nieto de John F. Kenneddy, trigésimo quinto presidente de los Estados Unidos, asesinado en 1963 en la ciudad de Dallas, Texas (EE.UU.).

El joven, de 37 años, es congresista demócrata por el Estado de Massachusetts y se encuentra actualmente en su tercer mandato. Kennedy III representa a una comunidad muy diversa que va, desde los suburbios de Boston, hasta las ciudades más desarrolladas de la costa sur de Massachusetts.

Nació y creció en este estado y es prácticamente bilingüe en español; estudió en la Universidad de Standford y es doctor en jurisprudencia por la Facultad de Derecho de Harvard. Lleva cinco años en el cargo y ha sido el encargado de responder al actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en el discurso del Estado de la Unión.

Este discurso según la BBC, es un recordatorio, por parte del presidente de la nación, de los logros del año anterior informando, además, sobre los planes futuros. Se lleva a cabo desde hace más de 200 años, cuando el primer presidente, George Washington, lo estrenó en 1790 en Nueva York, entonces capital de la nación.

El joven y apuesto congresista, según informa el diario estadounidense The New York Times, contestó desde un instituto de formación profesional. En su respuesta pudimos ver una dura crítica hacia Trump, en la que el de Massachusetts afirmaba que “su mayor “logro” ha sido la represión del ideal estadounidense que dice que todos somos iguales, todos somos dignos y todos contamos”.

Asimismo, en español, se dirigió a una parte muy importante de la población a la que llamaba “soñadores”, a los millones de jóvenes indocumentados que fueron llevados de niños a EE.UU., les dijo: “formáis parte de nuestra historia y lucharemos por vosotros, no huiremos”.

Su carrera en el partido demócrata es una de las muchas coincidencias que tiene con el que fuera el número 35 de los presidentes del país. Pues, aparentemente, como su tío abuelo, se preocupa por los derechos de las clases medias y lleva a cabo medidas innovadoras para estas.

Por ejemplo, queriendo ser lo más accesible posible ha implantado “horas de oficina” en todas las ciudades y pueblos de su distrito.

También, según indica su página web, lucha por las necesidades de sus ciudadanos, desde beneficios para extrabajadores nucleares, hasta el desarrollo de nuevas estrategias económicas para la protección de los consumidores e iniciativas para los veteranos.

Igualmente, es un buen representante para la igualdad del colectivo LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) y en su programa busca frenar las ideas que maneja el actual presidente, Trump, hacia la inmigración.

JFK ofreció, junto con su mujer y sus dos hijos, un aire más nuevo y joven a la Casa Blanca, ya que fue el presidente electo más joven y el primer católico en conseguir el cargo. Él quería, como el “nuevo de la dinastía Kennedy”, libertad y democracia para todo el mundo, por ello creó los Cuerpos de Paz, asociación que existe hoy en día y en la que participó Joe.

Mediante este proyecto cualquier americano puede ayudar voluntariamente en cualquier lugar del mundo donde la solidaridad sea necesaria, en áreas de educación, agricultura o sanidad, entre muchas otras.

Otro de los puntos coincidentes entre estos dos políticos de la familia es su lucha por el derechos de los inmigrantes. En el caso de JFK también fue un defensor a ultranza de los derechos del colectivo de afroamericanos.

John Kennedy luchó como senador para que se pusiera fin a la segregación racial y, en 1954, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos prohibió esta separación en las escuelas públicas. Pero aún así todavía había Estados que no respetaban esas normas y seguía produciéndose esa fragmentación en los cines, restaurantes y otros espacios públicos.

Pero muchos estadounidenses pensaban que su presidente no estaba apoyando lo suficiente los derechos civiles del colectivo de afroamericanos. Sin embargo, en 1963, J.F. Kennedy propuso un proyecto de ley de Derechos Civiles al Congreso y pidió a todos sus ciudadanos acabar con el racismo afirmando que “esta nación fue creada por hombres de distintos países bajo el principio de que todos somos iguales sin tener en cuenta el color de la piel”.

Por otro lado, Joe Kennedy III, ha difundido en más de una ocasión y en muchas de sus charlas sus sentimientos en contra de las medidas para la inmigración que lleva a cabo Donald Trump, explicando que sabe muy bien lo que han sacrificado las familias para darles un futuro mejor a sus hijos en EE.UU., puesto que él mismo es hijo de unos inmigrantes irlandeses y se siente orgulloso de ello.

John F. Kennedy dejó al país emocionado y aturdido con su muerte. Le recuerdan por su liderazgo, personalidad y logros, según la página de la fundación dedicada a este antiguo presidente. Otros admiraban su capacidad para inspirar con sus discursos y su lucha por nuevas formas de gobierno que ayudasen a los más desfavorecidos.

Como todos los mandatarios cometió errores, pero siempre se mostró optimista hacia el futuro. Él pensaba que los habitantes podrían resolver sus problemas, siempre que pusieran por delante los intereses de su país y trabajaran juntos.

Parece que el nuevo Kennedy quiere seguir sus pasos y luchar por el legado de su tío abuelo, esforzándose para que se haga realidad. En este sentido en la celebración de su centenario comentaba: “es una oportunidad para reflexionar sobre lo que defendía, y la creencia y el compromiso que tenía para resolver todos los desafíos que enfrentaba”.

Nacional

El FBI, la centenaria Institución policial más famosa del mundo

El próximo mes de julio, la institución policial más famosa del mundo, The Federal Bureau of Investigation (Buró Federal de Investigaciones), conocida popularmente por sus siglas F.B.I., celebra más de siglo de existencia. 110 años luchando con luces y sombras “contra el imperio del crimen”, como se tituló en español la película propagandística “FBI Story”, que Mervyn Le Roy dirigió en 1959.   

Mucho han cambiado las cosas desde que en julio de 1908 Charles Bonaparte puso en marcha esta institución durante la presidencia de Theodore Roosevelt, con un pequeño equipo de 34 investigadores en derechos civiles y para investigar casos de fraude y violaciones de las leyes de comercio

Como ha afirmado Christopher A. Wray, su actual director: “Durante el pasado siglo el F.B.I. ha crecido, ha cambiado y se ha adaptado a los nuevos retos que han surgido. Empezamos ahora nuestro segundo siglo de servicio y el F.B.I. renueva su compromiso”.

Actualmente, este cuerpo de investigación judicial cuenta con 12.000 agentes especiales y 18.000 más de apoyo en 56 delegaciones. En total, la organización policial emplea a cerca de 30.000 personas en todo el mundo.

A lo largo de su existencia el F.B.I. se ha ocupado de luchar contra el gangsterismo en la época de la llamada “Ley Seca”, en la que la prohibición del alcohol durante la década de los 20 y principios de los 30 generó todo un mercado negro aprovechado por mafiosos como Al Capone para enriquecerse.

De esta lucha deja testimonio “Los intocables de Eliot Ness” (“The Untouchables” en inglés) película de 1987 protagonizada por Kevin Costner, que se ha convertido ya en todo un clásico del género policíaco.

Entre las actividades históricas más conocidas que el F.B.I  ha desempeñado,  destacan su persecución al Ku Klux Klan, organización ultraconservadora que proclamaba la supremacía de la raza blanca, y su investigación de las organizaciones fascistas y comunistas norteamericanas.

Especialmente polémica resultó el papel de esta institución en la conocida como “Caza de Brujas”. Las investigaciones del F.B.I. llevaron a la persecución de cineastas e intelectuales, en pleno fervor anticomunista, provocada por las disputas que se produjeron entre la Unión Soviética y los Estados Unidos en la década de los cincuenta, bautizada como “Guerra Fría”.

El F.B.I. sigue manteniendo su famosa lista de los diez criminales más buscados que la podemos consultar en su página web http://www.fbi.gov, donde  ofrecen recompensas por aquellas informaciones que puedan ser determinantes para la detención de esos fugitivos.

Tras el atentado contra las Torres Gemelas, la institución ha reforzado su labor investigadora en ámbitos relacionados con el terrorismo internacional. Por eso, otro de los listados que podemos encontrar en su página de internet, es el de terroristas cuya captura es una prioridad para el F.B.I. Una lista que está copada principalmente por terroristas islamistas y por el que se ofrecen millones de dólares por cualquier dato que lleve directamente a la detención de cualquiera de ellos.

Además el F.B.I. ha tenido que adaptarse a las nuevas circunstancias que han impuesto el desarrollo tecnológico como, por ejemplo, la aparición de la “ciberdelincuencia”. No es de extrañar que esta institución esté realizando grandes esfuerzos para evitar ataques informáticos que puedan poner en peligro, ya no sólo a los ordenadores de los usuarios norteamericanos, sino también a aspectos claves de la seguridad nacional de los Estados Unidos.

También, ante la pasado crisis hipotecaria, el F.B.I. abrió ciertas líneas de investigaciones para estudiar el posible fraude que se pudo cometer en el sector de las hipotecas de alto riego o “subprimes” en importantes entidades hipotecarias como IndyMac, que nuevamente ha tenido que ser recientemente intervenida por la administración estadounidense por sus graves problemas de solvencia.

Lo que sí que continúa intacto a pesar del centenario es el lema de la organización: “Fidelidad, Lealtad e Integridad” (“Fidelity, Bravery and Integrity”, en inglés).

Con esta frase se sintetizan los fines con los que nació esta institución, y que según Wray, si continúan definiendo “cada empleado del F.B.I., además estamos completamente listos para hacer frente a los desafíos que están por venir”.

Desafíos en los que seguramente los villanos y héroes inspirados en miembros de esta institución, como la inolvidable agente Starling del film “The silence of the lambs”, seguirán llenando de historias las pantallas de nuestras casas.

 

 

Inmigracion, Nacional

Los inmigrantes levantan su voz en los Estados Unidos de América

inmigrantes levantan su voz.jpg

Miles de inmigrantes en los Estados Unidos de América se han echado a las carreteras para reclamar la legalización de los indocumentados. Inspirados en el movimiento por los derechos civiles, que en los sesenta se alzó contra la segregación racial en Estados Unidos de América con Martin Luther King como líder; este colectivo quiere hacerse oír.

De nueve a once millones de inmigrantes trabajan en Estados Unidos de América al margen de la ley y con la sensación de ser perseguidos, por la política antiinmigrante de Trump y más aún después de retomar las severas medidas de seguridad aplicadas tras los atentados terroristas del 11 de septiembre del 2001.

Según cifras oficiales, el 12,4 por ciento de la fuerza laboral del país está formada por inmigrantes, de los cuales el 43 por ciento reciben salarios inferiores a los del resto de la población.

La crisis económica que atraviesa Estados Unidos de América, con un 6,1 por ciento de tasa de desempleo y la pérdida de casi tres millones de puestos de trabajo en los últimos tres años, no favorece al inmigrante que se ve acosado por los bajos salarios y el temor a ser deportado.

La legalización de los indocumentados, unificación familiar y mejoras en las protecciones laborales para los inmigrantes son algunas de las peticiones de la denominada Marcha de la Libertad de los Trabajadores Inmigrantes que ha recorrido desde varias ciudades del país hasta llegar a la Casa Blanca en Washington.

“Reclamamos la legalización y una senda hacia la obtención de la ciudadanía, una aceleración de las reunificaciones familiares, y la aplicación de las leyes laborales para todos los trabajadores, sea cual sea su estatus de inmigración”, manifestó Frank Sharri, director ejecutivo del Foro Nacional de Inmigración.

Las caravanas con los inmigrantes partieron desde Seattle, San Francisco, Los Ángeles, Las Vegas, Minneapolis, Chicago, Boston y Miami, entre otras. Son casi 900 activistas que viajan en autobuses y que han recorrido más 30.000 kilómetros a través de 42 estados con rumbo a Washington.

“Este país verá el rostro verdadero de la nación”, dijo Raúl Grijalva, legislador demócrata por Arizona. Un rostro que se ha puesto al descubierto en cada una de las ciudades de donde partieron sus representantes congregándose más de 100.000 personas para despedirlos.

Dennis Rivera, presidente de la unión 1199 -la más poderosa en el área de la salud -, dijo que la marcha “ha servido para celebrar la contribución de los inmigrantes a nuestra sociedad, es parte de nuestra lucha para elevar el problema político que tienen en este país. Y lo más importante, el reconocimiento de la contribución que hacen al bienestar de esta sociedad”, argumentó.

“Vemos a diario la explotación de los trabajadores. Muchas veces hablo en el trabajo con quienes van a llevarnos comida y al preguntarles cuánto ganan, dicen que trabajan 12 y 14 horas al día por 3 ó 4 dólares la hora”, agregó.

“Trabajar y trabajar, ganando un sueldo que apenas nos da para vivir. Contribuimos con la economía de este país y ¿qué recibimos a cambio?... ¡rechazo!”, manifestó Francisca Cortez, trabajadora agrícola mexicana.

O como afirma Eliseo Medina, vicepresidente del Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicio (SEIU), Región Oeste: “(El viaje es) para recordar (al Gobierno federal) que tiene una deuda con la gente que limpia los edificios y ayuda a criar a los niños de América”.

“Todos somos seres humanos y esto sirve para dar a conocer al gobierno que nosotros también formamos parte de este país y que movilizamos la economía con nuestra fuerza laboral”, indicó Cecilia Osorio, del sindicato Trabajadores Comerciales y de Alimentos Unidos (UFCW).

El sindicato federal de trabajadores de Estados Unidos (AFL-CIO), el más poderoso del país, tomó la decisión de apoyar la amnistía y ha estado presionando intensamente en el Congreso para lograr esa meta.

Aparte de la AFL-CIO, la marcha es apoyada por cerca de 150 organizaciones comunitarias, jurídicas y de derechos civiles, así como instituciones religiosas y asociaciones estudiantiles.

Al comienzo del Gobierno de George W. Bush, en enero de 2001, había un consenso sobre la necesidad de una reforma para regularizar la situación de los inmigrantes, pero los atentados del 11 de septiembre cambiaron los objetivos del gobierno estadounidense.

A juicio del legislador Grijalva,
“después de los ataques terroristas de septiembre de 2001 se nos dijo que no era el momento propicio para hablar en defensa de los inmigrantes, que en realidad había un sentimiento contra los inmigrantes, una suspicacia y desconfianza hacia los extranjeros”.

A casi 17 años de los atentados terroristas, los grupos pro-inmigración organizaron esta marcha nacional para volver a poner en la agenda nacional del debate político la necesidad de reformar todas las leyes migratorias.

“Pero, precisamente por eso, ahora es el momento para unirnos, para que levantemos nuestra voz, para que marchemos. Ahora tenemos que mostrar a los políticos la fuerza de los inmigrantes, sean latinos, asiáticos, africanos, de donde sean”, afirmó el representante de la cámara baja del Congreso de Estados Unidos de América.

La elección del momento no es casual: por un lado, la marcha se ha hecho después de un tiempo considerable de los atentados terroristas que pusieron a los Estados Unidos de América la defensiva y por otro, ya pasó un año después de la elección de Donald J. Trump como presidente de los Estados Unidos de América, el candidato que presentó a los inmigrantes y a los mexicanos como delincuentes y narcotraficantes y que inició su gobierno dictando memorandos que implementaban cambios administrativos en políticas de arresto y deportación, ademas de eliminar beneficios migratorios como el TPS.

Aron Jacobson, del Comité de Campesinos de Georgia, está convencido de que el gobierno de alguna manera los escuchará porque “aunque no quieran,, nos necesitan, le interesa y le afecta”.

“Hoy hay bastante gente, muchos grupos unidos. El poder adquisitivo de esta comunidad es cuantiosa, y créeme, ahora los políticos y el gobierno tienen que estar preocupados”, aseguró Jacobson.

Y es que es que el ambiente político, tanto republicanos como demócratas necesitan apelar a los votantes hispanos, la mayoría de los inmigrantes en el país, para poder asegurarse el triunfo en las urnas.

“La comunidad hispana tiene poder económico, tiene poder de conocimientos, tiene expresión cultural. Nos falta poder político”, afirmó Germán De Castro, de la Coalición de Votantes Hispanos de Charlotte, Carolina del Norte.

Durante el paso de la marcha por Georgia, alrededor de 2.000 personas se congregaron en las afueras de Atlanta para recibir a la caravana. Pero también un grupo reducido de opositores hizo sentir su opinión con respecto a la marcha

Para Bill, un estadounidense que no quiso decir su apellido, la legalización de los indocumentados va en contra de los derechos civiles. “Los inmigrantes deben estar en este país legalmente. No necesitamos darle algo a alguien que está ilegalmente y que violó las leyes desde que tocó suelo estadounidense”, enfatizó.

Tampoco la lluvia fue un obstáculo para que los manifestantes recorrieran las calles principales del centro de Tucson, Arizona. Hombres, mujeres y niños portaron cruces que representan los cientos de indocumentados que han muerto en la frontera, así como imágenes de la virgen de Guadalupe y del activista mexicoamericano Cesar Chávez.

Pero el más grave contratiempo ocurrió cuando dos autobuses, con cerca de 87 pasajeros, fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza en el sector de Sierra Banca, en Texas, por algunas horas.

Simpatizantes y miembros de organismos de defensa de los inmigrantes abarrotaron las líneas telefónicas de la Oficina de Aduanas y Seguridad Fronteriza en Marfa, Texas, para pedir la liberación de los viajeros.

El director de la Trabajadores Agrícolas de Texas y Nuevo México, Carlos Marentes, dijo que el grupo acordó no mostrar sus documentos para proteger a aquellos que pudieran estar viajando sin identificación.

“Ya no pedimos, exigimos que se respeten nuestros derechos”, manifestó Arturo Rodríguez, presidente del Sindicato de Trabajadores del Campo (UFW) en San Francisco, California, frente al ayuntamiento de esta ciudad. “Ustedes son héroes”, dijo en ese entonces Rodríguez al despedir a los casi 140 viajeros del Área de la Bahía que partían en la caravana.

 

 

 

 

Nacional

Un día cargado de muchos recuerdos... “memorial day”

memorial day.jpg

El Memorial Day es su día, el de los veteranos de guerra estadounidenses, y este año todavía más: la Casa Blanca inicia nuevos homenajes a los combatientes en la Guerra de Vietnam, coincide con el reciente repliegue de las tropas de Irak y el envío de más soldados a Afganistán para ayudar a los ya existentes en ese país.

 

Este 2018 el “Memorial Day” intensificará su esencia militar. Y los homenajeados, los veteranos de guerra, dicen asumir las dos caras de esta festividad estadounidense: el tributo a su labor, pero también el latido de las cicatrices de la trinchera. “Queremos más ayuda específica en vez de galones amarillos”, pide un veterano de la guerra de Afganistán.

 

De los treinta compañeros que Jim Wilson tuvo en clase en 2004 en la academia militar, 14 han muerto en las guerras de Iraq y Afganistán. “Es la mayor cifra de muertos en una clase de aquella época”, subraya este veterano de la guerra de Iraq, de tan solo 30 años. No esquiva la macabra estadística y admite que el último lunes de mayo, durante el Día de los Caídos (“Memorial Day”), la sentirá latir con fuerza.

 

“Será el día del dolor, de la soledad y del sufrimiento. De pensar en muchos de nuestros compañeros de clase que nos han dejado”, cuenta Jim. De pensar en Jeffrey, el que fue su mejor amigo y que murió en 2015 en Iraq, y en Jason, con quien compartió piso y también cayó en Oriente Medio.

 

Es una de las dos caras del “Memorial Day”: la de honrar a las bajas del ejército estadounidense; a los caídos, que se dice en las casernas. La otra cara de la festividad, menos presente en los discursos y en las placas de mármol, es la de explorar los porqués y los después. También menos presente en las palabras de Jim Wilson.

 

Nacido en el apartado estado de Wisconsin (al norte del país), este treintañero ya es veterano de guerra. Hizo trabajos militares un año en Corea, actividad humanitaria en un desastre natural en Pakistán y fue oficial en Iraq. Lo fue en Iraq dice haberle marcado profundamente y, sobre todo, haberle intensificado su confianza por lo que son y lo que buscan ser las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos de América.

 

Wilson está convencido de que fue testigo de cómo la labor militar cambió un país. Asegura haber aterrizado en 2006 en una zona en una creciente espiral de violencia interna y haber vuelto a casa en el 2017 dejando atrás un estado mejorado. “Creo que la verdadera razón del cambio de situación fue que los iraquíes habían decidido que no les gustaba lo que estaban viviendo y lo cambiaron, y lo que hicimos las tropas estadounidenses fue facilitar eso, conseguimos cambios intangibles en el país”.

 

Wilson, con su confianza en la institución militar, ha dedicado los tres últimos meses a enseñar en California a jóvenes que aspiran a ser oficiales del ejército, sin embargo, es más crítico con la vida estadounidense que no lleva uniformes ni galones. “Lo frustrante es que la gente no piense en nosotros -alega-, que piense más en ir a comprar que en los esfuerzos hechos por los miembros del ejército”.

 

Él, que luce brazaletes metálicos en memoria de sus amigos muertos, pide reconocimientos “puros y auténticos” durante el Día de los Caídos. Y hace dos peticiones: más atenciones para los veteranos que arrastran secuelas físicas y mentales, y más iniciativas para que puedan dar el salto a la vida civil. Eso también es el Día de los Caídos, de hecho, su cara B.

 

Y es que el Día de los Caídos ha cambiado con los años. Ha pasado de ser el día para las víctimas anónimas y los veteranos ancianos -y con bastón-; a ser el día para las historias personales y los veteranos jóvenes -y con bastón a veces también.

 

Uno de los epicentros ha sido y sigue siendo el cementerio nacional de Arlington (Virginia), a un puente de la capital, Washington, y a escasos metros del Pentágono, el auténtico cerebro de la política militar estadounidense. Durante la  jornada del “Memorial Day” se abarrota de gente que visita este impresionante cementerio de 253 hectáreas, 400.000 tumbas y el monumento al Soldado Desconocido.

 

Muchos de los que viajan a Washington y al cementerio son motoristas y veteranos de guerra que hacen rugir la capital del país con el tradicional desfile de “Harley-Davidson”. El “Rolling Thunder” (Trueno sobre ruedas) es su forma de recordar a los caídos en combate y a todos que debieron defender el país como soldados.

 

Menos patriótico y ruidoso será el jubilado Patrick McCann. Aunque se presenta como veterano de la guerra de Vietnam, no llegó ni a serlo.

 

Su padre luchó allí, su hermano luchó allí, pero el Patrick de 19 años, que era entonces un voluntario entrando para combatir en Vietnam, cambió repentinamente de idea. Recuerda que una manifestación pacífica de afroamericanos en Chicago le hizo cambiar de opinión.

 

“Cambié mi opinión sobre la guerra de Vietnam, primero; y sobre la guerra en general, después”, relata este anciano crítico con su país. Dice que Estados Unidos tiene “una economía que es adicta a la guerra y sólo puede hacer negocios a partir de lo que genera la guerra”.

 

Esto es lo que está pasando en América, sentencia McCann. “La gente joven, y la gente pobre, la gente de color y hasta la gente hispana está luchando y muriendo por estos principios”. Por ello, quiere un “Memorial Day” que piense menos en los caídos que ha habido y más en los caídos por haber.

 

“Tendríamos que rendir homenaje a la gente que ha perdido su vida, pero también debería ser un día para pedir poner fin a la guerra”, justifica. Por ello, celebra con otros veteranos el Día de los Caídos en una iglesia, con una proyección de un documental sobre cinco soldados de diferentes países que “acabaron matando gente”. “Muestra por qué alguna gente entró en el ejército siendo joven y estúpido, y acabó matando gente inocente”, concluye este jubilado.

 

El padre de Patrick McCann nunca dejó de defender a las Fuerzas Armadas; su hermano, que se emparejó con una vietnamita, tampoco. Jim Wilson, el oficial en Iraq nacido en Wisconsin, siempre estará agradecido al profesor de instituto que lo convenció de entrar en la academia militar.

 

Esas también son las personas y las historias del Día de los Caídos en Estados Unidos de América. Los relatos que no cuentan las inscripciones sobre mármol y las cicatrices que las medallas no tapan.

 

Nacional

Cinco de Mayo, recordando el sueño americano

Cinco de Mayo.jpg

 

La celebración del Cinco de Mayo, que recuerda la victoria en 1862 de los mexicanos sobre los franceses en Puebla, se ha convertido en una fecha que los hispanos en Estados Unidos de América han hecho suya como un símbolo de sus luchas por lograr el sueño americano a pesar de los obstáculos.

 

Para algunos, como Laura Soto, nacida en México pero que ha vivido la mayor parte de sus 32 años en San José, California, la fecha es un espacio de convivencia e integración de los latinos.

 

“Es una expresión de orgullo de nuestras tradiciones que nos permite estrechar los vínculos con la familia y los amigos latinoamericanos”, dijo a Efe.

 

Muchos consideran que los festejos serían solamente un pretexto para comer y beber, y afirman que los fabricantes de bebidas alcohólicas promueven esta fecha para vender más y han convertido un suceso histórico en una de las fiestas más lucrativas.

 

“No importa”, dice Soto, para quien los coloridos desfiles y bailes tradicionales mexicanos, los mariachis, la música ranchera, charreadas y cervezas ofrecen una oportunidad de celebración sin igual.

 

La idea de festejar el 5 de Mayo fue de un comerciante de Texas, lugar donde nació el general Ignacio Zaragoza, quien dirigió a las tropas mexicanas en la Batalla de Puebla, antes que ese territorio se independizara de México y se anexara a los Estados Unidos.

 

Desde los primeros festejos la fecha significó para los mexicanos que residían en este lado de la frontera el día en que su país de origen se liberó del yugo opresor de los extranjeros.

 

Incluso, adquirió un significado tan fuerte como el 16 de septiembre, la fecha de la independencia mexicana del imperio español.

 

La fiesta se repite ahora en los pueblos de la frontera de Texas y Arizona, hasta metrópolis con gran concentración de inmigrantes como Los Ángeles, Chicago, Atlanta, Chicago y Nueva York y ha llegado inclusive a la Casa Blanca, donde el presidente Barack Obama retomó la tradición de su antecesor George W. Bush y se esperan este año unos 200 invitados.

 

El activista Jorge Mújica, organizador en California de marchas multitudinarias en reclamo de una reforma migratoria que legalice a millones de indocumentados, considera “curioso” que sea la celebración más grande de los mexicanos en este lado de la frontera.

 

“Más curioso todavía es que los estadounidenses la hayan adoptado como la segunda celebración del país, después del 4 de julio, día de su independencia”, dijo.

 

Mújica también señaló la ironía de que se festeje la derrota de un ejército imperialista que invadía México, y no se celebre también la victoria del ejército mexicano en El Álamo, Texas, en 1836 “sobre otro ejército imperialista que también nos invadía”.

 

Según el libro “Fronteras Fragmentadas” (Gail Mummert, 1999), en los primeros festejos del 5 de Mayo en Texas, los mexicanos mostraban su deseo de libertad y autodeterminación: “fueron fiestas de obreros, de migrantes pobres y en muchos casos de revolucionarios”.

 

Desde finales del siglo XIX hasta la década de 1930, las fiestas se organizaban de manera popular. Pero, en ese decenio, el Consulado mexicano en Los Ángeles, California, creó una organización que se encargaría de orquestar los festejos patrios en Estados Unidos.

 

Su finalidad, según la historiadora Mariángela Rodríguez, era “oficializar” el patriotismo de los mexicoamericanos y de los nuevos migrantes mexicanos. Sin embargo, según la investigadora, estas fiestas organizadas por el Consulado se alejaban de los sentimientos de la gente trabajadora, para quienes el festejo del 5 de mayo tenía un significado de libertad y no ornamental.

 

El profesor mexicano Rafael Ortiz Calderón señaló que años después el movimiento chicano adoptaría esta fecha como uno de sus símbolos de lucha contra la opresión.

 

En su opinión, festejar el triunfo de Zaragoza, el primer héroe chicano, se convirtió en la fiesta de los que luchan por conseguir derechos en una sociedad hostil.

 

Por su parte, el historiador José María Vigil escribió que la batalla de Puebla fue un encuentro militar que mostró que los mexicanos podían combatir al ejército más poderoso del mundo en ese momento.

 

“Esta batalla implicó el nacimiento de un orgullo nacional diferente: se podía combatir a cualquier enemigo, sin importar su tamaño, y los mexicanos no eran lo salvaje que decían los extranjeros”, agregó.

 

Pero con el paso del tiempo la celebración del 5 de mayo ya no es sólo una fiesta mexicana. Se ha convertido en una oportunidad para que el resto de las comunidades hispanas de Estados Unidos participen y se identifiquen con un aniversario que los mexicanos recuerdan con orgullo.

 

Para educadores y activistas, la celebración no solo recuerda la primera victoria del Ejército Mexicano sobre las fuerzas francesas en la ciudad de Puebla, sino también que en ese conflicto participaron mexicanos nacidos en lo que ahora es suelo estadounidense.

 

Según María Herrera, profesora de historia, esa podría ser una de las razones por las cuales la fecha se ha convertido poco a poco en una celebración más amplia que identifica a los hispanos nacidos en Estados Unidos.

 

“El líder fue el general Ignacio Zaragoza, nacido en Presidio La Bahía, en lo que ahora es Goliad (Texas), y eso es motivo de orgullo entre los latinos nacidos en este país”, sostuvo Herrera.

 

Según Hilda Duarte, docente en una escuela pública en el barrio de la Mission de San Francisco, la celebración del Cinco de Mayo mucho tiene que ver con la tradición histórica y cultural que los padres de familia, especialmente los mexicanos, inculcan a sus hijos, “y lo hacen a través de la tradición para que su descendencia no olvide sus raíces. Allí los ves a los niños nacidos en este país desfilar con orgullo durante las festividades del Cinco de Mayo”, comentó Duarte.

 

La educadora sostuvo que ella aprovecha esta fecha para unir a los padres de familia con sus hijos y juntos trabajar en la confección de carros alegóricos y vestidos hechos a mano para los eventos culturales que se realizan en la región, “todo sin olvidar que la parte más importante siempre es y será la victoria de la ‘gran’ Batalla De Puebla”, finalizó la educadora.

Nacional, Interes

Los jeans, historia de Estados Unidos de América en peligro de extinción

11992_3.jpg

Todo armario que se precie debe contar entre sus prendas con al menos un buen par de jeans o vaqueros. Presidentes de gobierno, estrellas de cine, teatro o televisión, deportistas de elite y modelos con cuerpos de escándalo se visten con jeans, pero también lo hacen las amas de casa, los obreros, los ejecutivos agresivos y la capa más ‘chic’ de la sociedad. En definitiva, es la prenda más versátil y con más historia que se pasea por las calles.

Levi’s Strauss, la mítica marca de vaqueros, ha cerrado definitivamente las dos últimas fábricas que quedaban en Estados Unidos. En 1990, Levi’s fabricaba el 90% de sus vaqueros en Estados Unidos de América, pero las pérdidas acumuladas a lo largo de los siete últimos años, han llevado a la empresa a llevar el total de la fabricación de sus productos a países como China y Costa Rica donde los costos de producción son mucho menores.

Quién le iba a decir a Oscar Levi y a Jacob Davies que sus pantalones se convertirían en el símbolo del modo de vida de Estados Unidos de América: “Joven, activo e informal” (definición dada por la asociación estadounidense del textil). 

El joven Levi era un hombre con visión de futuro y se trasladó a la Costa Oeste, a San Francisco, donde la fiebre del oro atraía a miles de buscadores del amarillo metal, y abrió una nueva tienda, “Levi Strauss”.

Mil ochocientos sesenta y tres fue el año en que se gestó el principio de lo que sería una de las mayores invenciones textiles. Al comprobar que la dura labor del minero dejaba hecha jirones las ropas de trabajo, decidió emplear la resistente tela de las carpas para elaborar, a su vez, unos resistentes pantalones.

Los primeros jeans se confeccionaron en un tejido denominado denim de color marrón, pero cuando se agotaron las existencias se sustituyó por un denim de color azul teñido de índigo. Este tipo de “waist overall” o pantalón gozó de gran éxito no sólo entre los mineros, sino también entre aquellos que realizaban labores de campo.

La popularidad le permitió a Levi trasladar su tienda a la parte más céntrica de San Francisco, Battery Street, a la vez que era representante de las prendas y artículos de la sede de Nueva York.

El verdadero nacimiento del Levi’s original tuvo lugar con la sugerencia de Jacob Davies, un sastre lituano afincado en Reno, Nevada (Estados Unidos de América), que compraba los productos de Levi con asiduidad. Su idea surgió ante las quejas de sus clientes que reclamaban unos bolsillos más seguros, pues cedían ante el peso del oro que encontraban, con la consabida pérdida del mismo.

La solución propuesta por Davies era remachar las esquinas de los bolsillos con pequeñas piezas metálicas, de modo que se aseguraban los bolsillos y se evitaba la pérdida del preciado mineral. A Levi le entusiasmó la idea y ofreció al lituano formar parte de la empresa. 

En 1873 se registró la ingeniosa prenda con el fin de evitar las imitaciones, con el número 139.121. Así surgió el primer pantalón ribeteado de Levi’s, que se destacaba por tener un corte amplio en las caderas, que resistía los tirones y el duro trabajo, con ojales para tiradores y tres bolsillos. 

Un jean de Levi’s costaba 1,46 dólares en aquel entonces, y era reconocido como “indestructible”. Alcanzó tal popularidad que Levi abrió dos fábricas. 

La primera modificación que sufrió el diseño original tuvo lugar en 1886, cuando se le añadió la etiqueta  roja en la que dos caballos tironean de un pantalón. Posteriormente se le añadiría el bolsillo delantero pensado para guardar el reloj y las monedas, y en 1902 se le incorporan los dos bolsillos traseros y las tiras para el cinturón, quedando conformado el Levi’s 501 que conocemos hoy día.

 

La muerte le sobrevino a Levi en 1902, y sus sobrinos continuaron con el legado familiar. Sin embargo, el azar no se lo quiso poner fácil, y cuatro años después el terremoto de San Francisco hizo trizas las fábricas y un incendio acabó con las instalaciones. Los hermanos Stern, partieron de cero e hicieron una nueva factoría.

La década de los 20’ trajo consigo el éxito del famoso “overall” no sólo en las zonas rurales del oeste, sino también en los grandes centros urbanos del este de Estados Unidos de América. El jean alcanzó sus cotas más altas de popularidad cuando las estrellas de Hollywood como James Dean o artistas del peso de Andy Warhool se vistieron con la prenda.

Un invento japonés llamado “stone wash” o lavado de piedra fue el que dio al Levi’s su imagen desgastada actual, hecho que hizo muy felices a los consumidores que, de esta manera, no tenían que esperar años para conseguir el clásico look. 

La licencia para fabricar los jeans fue abierta al público en 1908, lo que permitió la aparición de los competidores, entre ellos destacaron Lee y Wrangler.

Los jeans fueron un producto muy utilizado, hasta 1935, por un público netamente varonil, fecha en la que se creó el primer “blue jeans” para mujeres. Levi’s extendió sus garras hacia el mercado femenino, al que pudo atraer mediante la confección de pantalones confeccionados exclusivamente para satisfacer la coquetería de este sector. 

La Segunda Guerra Mundial trajo consigo el cambio del diseño en respuesta a la política de conservación de materias primas promovida por el Gobierno. Además, los soldados norteamericanos vistieron jeans y chaquetas Levi’s, lo que supuso una muestra internacional de los productos de la firma.

La evolución de la marca en los siguientes años derivó en la creación de toda una línea de prendas de sport e incluso un nuevo producto de gran éxito hoy día, los Dockers Khakis, prenda que también goza de un hueco en los vestidores de todo el mundo.

La presteza del imperio Levi’s para adaptarse a las necesidades de sus clientes ha sido la clave que le ha granjeado el mayor éxito de la historia dentro del mundo textil.

Nacional, Noticias De La Bahia

Un Viaje a La Prisión Estatal de San Quintín

En Chile, un joven “de familia”, había sido acusado de asesinar a un chofer de taxi.

San-Quentin-2-v2.jpg

En busca de encontrar a una dama hermana de un Ministro con la cual mantenía una relación sentimental, llamó a un taxi en Santiago y le ordenó al conductor llevarlo hasta el Casino en Viña del Mar donde el muchacho suponía que encontraría a Elena jugando en la ruleta.

Se equivocó. Y al no encontrarla no tenía dinero para pagar las dos horas de taxi. Según las crónicas, entre ellos nació una discusión violenta y un disparo terminó con la vida del taxista de 34 años.

Alguien mencionó que había una tercera persona en el taxi.

El muchacho, Pablo, hijo de un conocido millonario que había hecho su fortuna con negocios fuera de la ley pero indemostrables, fué encarcelado en Valparaíso. Yo empezaba mi carrera periodística en un periódico en Santiago y me encargaron que siguiera el caso.

Por eso viajé hasta el principal puerto de Chile y uno de los más importantes del Pacífico Sur, para intentar entrevistar al detenido en su prisión.

No estaba permitido. Por eso le dije al alcaide de la cárcel que yo era un compañero de colegio del detenido y que nos permitiera reunirnos en una sala con vigilancia de un policía.

Al saludarlo como ex compañero de colegio sin haberlo sido, era imposible que Pablo me reconociera y tardó un par de minutos en comprender la excusa que había dado para poder hablar con él.

San_Quentin_State_Prison.jpg

A los 10 minutos el policía dió por terminada la visita. Y al despedirme del alcaide conseguí que pudiera escribirme con el detenido sin que el correo de ida o vuelta fuese revisado.

 

A través de la correspondencia intentaba aclarar lo que realmente había sucedido en la escena del crimen. Pero el efecto fué al revés: Pablo tomó confianza conmigo hasta pedirme que le ayudara a fugarse de la prisión. El plan terminaba en un yate que lo esperaría en el puerto de Valparaíso, bahía que él contemplaba a través de los barrotes de su prisión. Le contesté que no cometiera tal locura porque yo estaba informado que en pocos meses podía quedar en libertad condicional bajo fianza. No hubo respuesta y se cerró el capítulo. Pero él escapó.

Pasaron unos 10 años y estando ya enviado a San Francisco por una Agencia de Noticias Italiana, supe casualmente que Pablo había llegado también a California, vivido con otra dama mayor y de dinero y una noche que él en broma la amenaza con un revólver de juguete, ella entró en pánico y llamó a la policía aquí en San Francisco.

Al ser identificado como un prófugo de una prisión en Chile, se le arrestó de inmediato y terminó siendo un reo en la cárcel de alta seguridad en San Quintín. Alguien me contó que Pablo había muerto en prisión y yo me propuse saber qué había ocurrido.

Naturalmente empecé las diligencias para conseguir un permiso para investigar en San Quintín la muerte de un compatriota. Me dieron todas las facilidades. Crucé las puertas de esa temida prisión y en la biblioteca encontré la historia verdadera.

Una noche Pablo intento escapar trepando una muralla, sonó una alarma, los reflectores lo enfocaron y le dispararon cayendo herido de muerte al suelo. Junto al informe especial, una foto en blanco y negro me aseguró que se trataba del mismo Pablo.

Estando en San Quintín no podía dejar de conocer la silla eléctrica donde ejecutaban a los condenados a muerte que entonces existía. Estaba dentro de una especie de cabina espacial y habían dos sillas, no una. A sus lados dos ventanillas, una por donde podían mirar los familiares del condenado y otra personal del lugar. Al frente de las sillas un teléfono rojo por si llamaba a última hora el gobernador de California deteniendo la ejecución.

Permitieron que me sentara en una de las sillas y pedí que me ajustaran las durísimas correas de cuero en los pies, muslos y tórax como lo hacían con los sentenciados a muerte.

Atardecía cuando me llevaron a una especie de teatro sin techo donde iba a haber una representación para entretener a un centenar de reos. Me senté en la primera fila. Sentí un ruido. Alcé la vista y sobre nuestras cabezas y en la oscuridad, se tendían dos especies de puentes donde se instalaban guardias con sus rifles apuntando hacia abajo por si había algún desorden o motín.

Al salir de la prisión de San Quintín aprecié y sentí más lo que es la libertad.  Pero también la tristeza de una trágica muerte de quién nunca conocí la verdad.

 

 

 

 

 

Nacional

Melania Trump obtuvo la residencia legal en Estados Unidos de América con la llamada "Visa Einstein"

52130_8.jpg

Desde que Donald Trump emprendió su campaña frontal contra los inmigrantes ninguno de los ataques parece dejar bien librada a la primera dama, Melania Trump. El presidente ha criticado acérrimamente y hasta ha firmado una orden ejecutiva para controlar la asignación de visas H-1B, a través de las cuales los extranjeros consiguen trabajar legalmente en el país. Pero justamente fue una visa de este tipo la que usó, hace casi dos décadas atrás, la entonces modelo para poder trabajar legalmente como modelo en este país.

La primera dama estadounidense, obtuvo en 2001 la residencia permanente en Estados Unidos de América gracias a un programa para extranjeros con “capacidades extraordinarias” que se conoce popularmente como la “visa Einstein”, según confirmó a Efe su abogado, Michael Wildes.

Se desconocen cuáles fueron los motivos que llevaron al Gobierno estadounidense a conceder a Melania, una exmodelo eslovena, el permiso de residencia permanente bajo un programa que suele beneficiar a académicos reconocidos, ejecutivos de multinacionales, atletas olímpicos o estrellas ganadoras del Óscar.

“La señora Trump obtuvo su tarjeta de residencia de forma legal, y estaba más que ampliamente cualificada y era completamente apta para una tarjeta de residencia por capacidades extraordinarias”, afirmó Wildes a Efe, conocido como “el abogado de las estrellas” por su éxito en la defensa de los derechos de inmigración de sus clientes, muchos de los cuales son famosos.

52130_12.jpg

El abogado de la primera dama no quiso dar más detalles sobre cómo logró ese beneficio, con el fin de “proteger la privacidad de la señora Trump”.

Según el diario The Washington Post, Melania solicitó ese permiso en 2000, cuando era la novia del ahora presidente estadounidense, Donald Trump, y su apellido aún era Knauss.

En marzo de 2001, le concedieron una tarjeta de residencia permanente bajo el programa EB-1, bautizado popularmente como “visa Einstein” por los congresistas que en 1990 redactaron la ley que creó esa vía de acceso a Estados Unidos de América.

“Es una categoría de tarjeta de residencia permanente que está reservada a personas que puedan demostrar capacidades extraordinarias en las ciencias, artes, educación, negocios o en el campo atlético”, explicó a Efe una experta en el Instituto de Política Migratoria, Sarah Pierce.

Normalmente, los solicitantes suelen demostrar su excelencia mediante “una aclamación nacional o internacional sostenida”, como cartas de autoridades u otras figuras célebres de prestigio, agregó.

Los permisos “se conceden a individuos muy exitosos, como genetistas, magnates de los negocios, jugadores de baloncesto, músicos, historiadores, artistas o matemáticos, todos ellos en lo más alto de sus respectivos campos”, precisó Pierce.

Varios expertos en el programa han expresado su sorpresa de que éste beneficiara a Melania, que comenzó a trabajar como modelo en Nueva York en 1996 pero no era demasiado conocida en el competitivo mundo de la moda de esa ciudad, según fuentes citadas por el Post.

La verdadera fama de Melania comenzó cuando empezó a salir con Trump en 1998, un momento en el que trabajaba en Nueva York gracias a un visado H1-B para inmigrantes cualificados.

Trump también se ha mostrado implacable sobre la idea de que todo el que trabaje en Estados Unidos de América tiene que hacerlo de manera legal, sin embargo, en épocas de campaña algunos documentos conseguidos por la Agencia de noticias AP, mostraron que Melania Trump había obtenido pagos por su trabajo como modelo sin que hubiera conseguido aún su permiso de trabajo oficial.

52130_6.jpg

Según la agencia, Melania había recibido 20,000 dólares como pago por su trabajo como modelo durante 7 semanas entre septiembre y octubre de 1996, sin que hubiera recibido aún una autorización legal para trabajar. Los extranjeros no pueden usar una visa de visitante para trabajar por dinero en los Estados Unidos para empresas estadounidenses. Hacerlo violaría los términos de su visa de visitante y podría prohibirle a un extranjero cambiar su estado migratorio en los Estados Unidos de América, aseguran los documentos.

El equipo de Trump no hizo declaraciones al respecto.

La revelación de que la primera dama se benefició de ese exclusivo programa llega poco después de que surgieran especulaciones sobre la posibilidad de que los padres de Melania lograran sus permisos de residencia permanente en Estados Unidos de América bajo un programa criticado por Trump.

Según expertos en inmigración, la vía más probable por la que los eslovenos Viktor y Amalija Knavs lograron sus permisos es el proceso de reunificación familiar, que permite entrar al país a familiares de residentes permanentes o ciudadanos, programa migratorio que Trump ha pedido restringir o eliminar por considerar que es “migración en cadena” y que tanto ha atacado diciendo: “Bajo el imperfecto sistema actual, un solo inmigrante puede traer prácticamente a una cantidad ilimitada de parientes lejanos”.

 

Nacional

Cada Media Hora Sucede Un Crimen Con Un Arma De Fuego Estadounidense

Firearms Guns.jpg

Un arma procedente de Estados Unidos de América se utilizó en un crimen cometido en los paí- ses cercanos a la nación norteamericana cada 31 minutos entre 2014 y 2017, se- gún un informe publicado por el Center for American Progress.

El estudio pone de manifiesto la inci- dencia de las armas de fuego que tienen su origen en Estados Unidos sobre la acti- vidad criminal de 15 países del entorno, concretamente de las regiones de Norteamé- rica, Centroamérica y el Caribe.

El centro apunta ala disminución y la de-bilidad de las regula-ciones en esta materiapor parte de Estados Unidos -más rela- jadas que en otros Estados del entorno-, así como el elevado inventario de armas de fuego existente en el país.

Guns_US_Flag.jpg

Estos dos factores son calificados como “contribuyentes clave” en el flujo de armas a través de las fronteras de Estados Unidos de América, según refleja el traba- jo, titulado “Más allá de nuestras fronte- ras: cómo la débil regulación de armas de Estados Unidos de América contribuye al crimen violento en el extranjero”.

En este sentido, cifra en 50,133 el número de armas de fuego de distintos tipos y calibres que fueron recuperadas a causa de investigaciones criminales en estos países durante el período de 2014 a 2017.

El trabajo también enfatiza que una gran parte de estas armas fueron legalmente exportadas, ya que Estados Uni- dos es uno de los principales vendedores de estos artículos a nivel mundial, con un promedio de casi 300.000 unidades al año, según las estimaciones recogidas en el texto.

Con el fortaleci- miento de las acciones policiales en zonas es- pecíficas, en algunos de estos países se reco- lectaron más armas que en muchos estados esta- dounidenses; es el caso de México, donde entre 2014 y 2017 se obtu- vieron 33,000 armas de esta procedencia, una cantidad superior a la de todos los estados durante ese periodo, a excepción de Califor-

nia, Florida y Texas.

En ese lapso, las autoridades de Ca- nadá y El Salvador se hicieron con más armas estadounidenses que 20 estados del país.

Entre 2011 y 2017, en México fue- ron recuperadas más de 106.000 armas involucradas en crímenes, de las que el 70% procedían de los Estados Unidos, según los datos del Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés); sin em- bargo, éstas solo representan parte de la cuantía que realmente cruza la frontera sur, ya que solo recoge las que fueron obtenidas durante investigaciones crimi- nales y que fueron remitidas a la ATF para su rastreo.

Las estimaciones manejadas en el in- forme cifran en 213.000 la cantidad de armas que pasan de Estados Unidos a México cada año ilegalmente.

De las armas procedentes de territo- rio estadounidense que fueron recogidas entre 2009 y 2014 en México, la ma- yoría provenían de tres estados sureños: Texas (41%), California (19%) y Ari- zona (15%).

Precisamente, México alcanzó en 2017 el nivel más alto de homicidios de los últimos 20 años con una proporción de 20.5 asesinatos por cada 100.000 personas; en 1997, el 15% de estos eran cometidos con armas de fuego, mientras que en 2017 la cifra fue del 66%.

Pero el flujo de armas estadouniden- ses no solo se dirige hacia el sur y de las 8,700 recolectadas en Canadá entre 2011 y 2016, el 98.5 por ciento eran ori- ginarias de Estados Unidos de América.

En Centroamérica, entre 2014 y 2017 resaltan los casos de Panamá, donde un 47% de las recuperadas en crímenes fueron compradas en Estados Unidos de América; en El Salvador, el 49%; en Honduras la cifra fue del 45%; y, en Guatemala la proporción llegó al 29%.

gunsjpg-884aea472c9a49ea.jpg

El mes pasado, el propio presiden- te, Donald Trump, incidió durante su

primer discurso sobre el Estado de la Unión en la necesidad de reforzar las fronteras del país con el objeto de redu- cir el crimen y el terrorismo en territo- rio de Estados Unidos de América, una postura mantenida desde su campaña y que ahora critica el informe.

El trabajo también esboza una serie de recomendaciones con objeto de evi- tar que estas prácticas prevalezcan, en- tre ellas, resalta la imposición de una re- visión del historial de los compradores en todas las transacciones de estos pro- ductos, ya que -indican- un vacío legal federal permite que las armas se vendan en intercambios privados sin necesidad de controles.

Otro de los aspectos que aconsejan es convertir el tráfico ilegal de armas y las “compras fantasmas” -cuando un com- prador adquiere una para traspasarla a un tercero- en crímenes.

Nacional

Masacre En E.U.A. – “La Misma Historia Con Diferentes Victimas”

13867350.jpg

L os jóvenes de varias ciudades los Estados Unidos de América y en especial los alumnos del instituto de Parkland (Florida) donde le pasado mes de febrero se registró un tiroteo, han tomado el protagonismo a la hora de re- clamar un mayor control de armas.

Ese sentimiento de frustración y ra- bia se vio reflejado en las voces de los estudiantes de la secundaria Marjory Stoneman Douglas, que clamaron por un “cambio” durante una concentración en Fort Lauderdale, a unos 40 kilóme- tros de Parkland, y que ha tenido su cara más visible en la joven de 18 años Emma González.

En su emotivo discurso, la estudiante demandó a los congresistas que actúen para modificar las regulaciones sobre el uso de armas y de esta manera prevenir nuevas matanzas en escuelas y universi- dades.

“Nosotros los estudiantes hemos aprendido algo, es que si no estudias, fracasarás. Y en este caso, si activamente no haces nada, la gente seguirá murien- do”, señaló a cerca de mil asistentes a la concentración, delante de la sede de los juzgados federales.

“Si todo lo que nuestro Gobierno y el presidente pueden hacer es enviar pensa- mientos y oraciones, entonces es hora de que las víctimas seamos el cambio que necesitamos ser, de lo contrario vamos a seguir con la misma historia pero con

diferentes víctimas”, manifestó la joven, quien auguró que su generación liderará el cambio que permitirá que la de Mar- jory Stoneman Douglas sea “la última matanza” en un colegio.

En declaraciones difundidas por me- dio locales, González vaticinó que los jó- venes se verán más envueltos en política porque la regulación sobre el acceso de armas “tiene que cambiar”. Por lo pron- to, la Marcha de las Mujeres, el grupo que ha realizado marchas en defensa de los derechos de las mujeres, hizo una convocatoria para el 14 de marzo a ma- nifestaciones en todo el país junto a estu- diantes y maestros de escuelas.

13864064.jpg

Asimismo, la Red para la Educación Pública convocó a un “Día Nacional de Acción” para el 20 de abril, cuando se cumplen 19 años de la matanza de la se- cundaria Columbine, en Colorado, en la que dos estudiantes con armas de fuego mataron a 12 estudiantes y un profesor.

Las voces pidiendo acción se han mul- tiplicado a partir del día en que Nikolas Cruz, de 19 años, ingresó a la secundaria Marjory Stoneman Douglas con un fusil semiautomático y mató a 17 personas.

“Estamos perdiendo nuestras vidas mientras los adultos están jugando por ahí”, señaló el también estudiante Ca- meron Kasky a la cadena CNN; mientras que David Hogg, de 17 años y director del periódico de la escuela donde se per- petró la matanza, señaló a la cadena que lo que realmente se necesita es “una ac- ción permanente” que dé como resultado se salve “la vida de miles de chicos”.

Durante el ataque, Hogg se escondió en el ropero de un aula junto otros com- pañeros y, en medio de la oscuridad, em- pezó a entrevistarlos con la cámara de su teléfono para dejar constancia a los con- gresistas de la “necesidad de reformas” y evitar así otro episodio similar.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, quien se encontraba en su club privado de Mar-a-Lago al momento de la tragedia, se mantuvo alejado de los cam- pos de golf, un ritual al que no falla du- rante sus estancias en el sur de Florida.

Según los allegados del mandatario han señalado que ello ha sido una forma de guardar “respeto” a las 17 víctimas mortales del tiroteo.

Trump, que posteriormente visitó a los heridos del ataque en un hospital lo- cal, señaló en Twitter que los demócratas no quisieron aprobar una legislación para aumentar el control de armas en el Go- bierno de Barack Obama (2009-2017).

También criticó que “el FBI no aten- diera las muchas señales que envió el au- tor del tiroteo en la escuela de Florida” por estar “tratando de probar que hubo conspiración rusa” en su campaña.

Por su parte, el FBI reconoció que co- metió un error al no haber seguido los protocolos oportunos, cuando el 5 de enero fue alertado del comportamiento agresivo de Nikolas Cruz, lo que llevó al gobernador de Florida, Rick Scott, a pe- dir la renuncia del director de esa agencia de investigación, Christopher Wray.

Y es que este tipo de tragedias hace que hasta personalidades deportivas al- cen su voz en contra de las armas, como lo ha dejado ver el entrenador de los Warriors de Golden State, Steve Kerr, quien expresó su sentir por lo sucedido con la masacre y exigió “que ha llegado la hora de votar a políticos que no tengan valor para dar solución al problema de las armas de fuego”.

“No se ha hecho nada. No parece im- portarle a nuestro gobierno que los niños sean asesinados a tiros día tras día en las escuelas”, declaró Kerr antes del partido que su equipo jugó y perdió por 123-117

ante los Trail Blazers de Portland. “No importa que a las personas les disparen en un concierto, en una sala de cine”.

Kerr fue categórico cuando dijo que nada de todas las tragedias vividas en el país llevan a cambiar la cosas y lo que es peor, la actitud que mantienen el propio gobierno y los políticos. “No es suficien- te al parecer todas las muertes inocentes para sensibilizar a nuestros líderes, go- bierno, y las personas que dirigen este país, para realmente hacer algo”, recla- mó Kerr. “Eso es desmoralizador”.

Sin embargo, Kerr dijo que había lle- gado el momento de que los ciudadanos, de nuevo, con el poder del voto, hagan la diferencia ante el grave problema de las armas de fuego. “Podemos hacer algo al respecto: podemos votar por las personas que realmente tengan el coraje y la valen- tía de proteger las vidas de las personas y no solo inclinarse ante la poderosa or- ganización de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, siglas en inglés) porque fi- nanciaron su campaña”, demandó Kerr.

El entrenador de los Warriors, un fé- rreo defensor de los derechos sociales, dijo estar convencido que habrá personas que puedan entender la realidad que se vive en el país y con su voto hagan la diferencia. “Afortunadamente, encontra- remos suficientes personas que se com- prometan a votar por los políticos que muestren el valor de ayudar de verdad a nuestros ciudadanos en los verdaderos problemas de seguridad con soluciones que los mantengan a salvo”, valoró Kerr.

El entrenador de los Warriors fue más directo cuando criticó abiertamente los planes del presidente Donald Trump de construir un muro en la frontera con México.

“No necesitamos construir un muro estúpido con miles de millones de dóla- res de gasto que no tiene nada que ver con nuestra seguridad, si en realidad no nos protege de lo que verdaderamente es peligro en nuestra sociedad como son los maníacos con armas semiautomáticas que simplemente matan a nuestros hi- jos”, reclamó Kerr. “Todo es asquero- so”, finalizó el entrenador de los actuales campeones de liga.