Internacional

Medio Ambiente, Internacional

La Alta contaminación en Ciudad de México obliga a crear un plan a largo plazo

Clases suspendidas y una ciudadanía preocupada por la contaminación marcan un día más de contingencia ambiental extraordinaria en la Ciudad de México. Una crisis que choca con la ineficacia de los programas existentes y acentúa la necesidad de un plan a largo plazo.

Cultura, Historia, Internacional

Los Constructores De Stonehenge Pudieron Descender De Españoles O Portugueses

Los antepasados de los constructores del monumento megalítico tipo crómlech de Stonehenge (Inglaterra) viajaron en dirección oeste por el Mediterráneo antes de llegar al Reino Unido y pudieron ser españoles o portugueses, según un estudio de la la publicación Nature Ecology & Evolution.

 

Cultura, Internacional

Semana Santa Entre Ángeles

Se la conoce como la “Ciudad de los Ángeles” porque, según la leyenda, fue diseñada por esos seres celestiales. Es una de las localidades de México con más iglesias católicas por metro cuadrado. Si a esto se añade que es Patrimonio Mundial, puede estar seguro que pasar la Semana Santa en Puebla es un acierto completo.

Interes, Internacional

Tatuajes Sagrados, Mezcla De Tradición Y Superstición

Los monjes budistas de los monasterios de la provincia tailandesa de Nakon Phatom son los guardianes de la milenaria tradición del tatuaje sagrado, al que le atribuyen poderes sobrenaturales que protegen el cuerpo de los peligros, y ahuyentan la mala suerte.

Internacional

Sandino ¿Héroe O Villano?

La confiscación y la apropiación que ha hecho el orteguismo de la figura de Sandino y los desastres que el régimen ha causado en el pueblo nicaragüense, han colocado a Sandino como un símbolo que una parte de la población considera que hay que desdeñar o vilipendiar.

Internacional, Politicas

Perdón Y Olvido

Sin duda, la justicia es uno de los temas más espinosos que los nicaragüenses deberemos dilucidar en el futuro. “Sin justicia no hay paz”, es una de las frases que se escucha. Aunque la frase que más concita polémicas es “Ni perdón ni olvido”. 

Historia, Internacional

El Último Sha De Persia

SHA DE PERSIA.jpg

Se cumplen cuarenta años del exilio de Mohammed Reza Pahlavi, el último Sha de Persia, un hombre que como hizo Napoleón se coronó a si mismo emperador. Su viuda, Farah Diba, rescata su memoria con un libro y un documental.  

Corrían los años setenta y el petróleo era el negocio del mundo circunstancia que convirtió a Irán en la potencia más importante de Oriente Próximo y, por ende, a su máximo dirigente, el Sha Mohammed Reza Pahlavi, en uno de los dirigentes más influyentes del panorama internacional.  

Pero las condiciones sociales empeoraron al tiempo que los millonarios se hacían más ricos y producto de este malestar surgió un movimiento revolucionario de masas que acabó controlado por los grupos chiíes, encabezados por el ayatolá Ruhollah Jomeini.  

La denominada Revolución Iraní comenzaría a principios de 1977 con numerosas protestas en favor de los derechos civiles. El país empezaría a desestabilizarse y se decretaría la Ley Marcial, marcando su cénit el asesinato de cientos de personas en el denominado “Viernes Negro”, el 8 de septiembre de 1978 y concluyendo, ahora hace 40 años, el 16 de enero de 1979 cuando el Sha se marchó al exilio.

El Shah y su esposa se exiliaron y estuvieron viviendo en diversos países: Marruecos, Bahamas, Ecuador, México, Estados Unidos, Panamá y finalmente Egipto, donde fueron acogidos por el presidente Anwar el-Sadat.

El Sha murió de cáncer el 27 de julio de 1980 en El Cairo y, a pesar de sus deseos de tener unas honras fúnebres sencillas, Sadat le dispensó un funeral de Estado: veintiuna salvas de cañón y tres descargas de un centenar de carabineros lo despidieron en la mezquita Al Rifai. El Shah fue enterrado en una ceremonia, que nunca se había producido antes en cuanto a solemnidad y grandiosidad, con la Emperatriz Farah Pahlaví, tercera y última mujer del Sha a la cabeza del funeral.

A título personal asistieron el ex presidente Nixon y Constantino de Grecia, ambos amigos del Sha Pahlavi.

Su viuda, Farah Diba, que cuenta ahora con 80 años, acaba de publicar un libro de Assouline, que sirve como catálogo de la colección de arte que creó durante su reinado en Irán y ha protagonizado un documental.

Valorada en unos 3,400 millones de dólares, la colección que muestra está compuesta por alrededor de 200 obras de artistas de gran renombre, entre ellos: Picasso, Van Gogh, Bacon, Monet, Renoir, Miró o Warhol, que la emperatriz fue adquiriendo cuando Irán nadaba en dinero. 

“Mi marido quería realmente traer democracia, pero cuando la gente no está educada, ni alfabetizada, eso lleva tiempo,” declaraba Farah al diario australiano The Sydney Morning Herald.

Por su parte el documental, que lleva por título “Farah Diba Pahlavi. La dernière impératrice”, ha sido dirigido por el periodista, director y presentador de televisión alemán Gero von Boehm.

En el filme, Farah relata de manera directa y en primera persona su vida desde que era una simple estudiante de Arquitectura de la École Spéciale d’Architecture, que conoció al monarca persa en París en 1958 en la embajada de Irán, hasta que se convirtió en emperatriz (Shahbanou), fruto del tercer matrimonio del Sha.

Este fue un título creado específicamente para ella en 1967, puesto que las anteriores esposas de Pahlavi, la Princesa Fawcia, hija del del Rey Fuad I de Egipto, y Soraya Esfandiary, hija del embajador de Irán en la República Federal Alemana, fueron conocidas como malakeh (reina), y además Farah se convirtió en una de las mujeres más mediáticas en el mundo.

Mohammed Reza Pahlevi nació el 26 de octubre de 1919 en una casa alquilada por su padre, Reza Jan Mirpany Savadkuhíel, oficial del Ejército, en el barrio Puerta de Qazvín, de Teherán.

Su padre subió al poder tras el golpe de estado perpetrado el 22 de marzo de 1921, durante el mandato del último miembro de la dinastía Kayar, Ahmad Sah Kayar, en el que se convirtió en Ministro de Guerra.

En ese momento, el Gobierno de Persia (Irán) estaba dirigido por el periodista Seyyed Ziá (Seyyed Ziaoddín Tabatabaí) quien en 1925, por cuestiones políticas, abandonó el cargo a favor de Reza Jan, quien se coronó como Reza Sha Pahlavi (1877-1944).

Tras el golpe de estado, la familia se muda a una casa más grande. Mohammed Reza Pahlevi vivió su infancia junto al resto de su familia: su madre, Nimtay Ayromlú, después conocida como Tayolmoluk Ayromlú; sus hermanas Shams, la mayor; Ashraf, que era su melliza;  y su hermano Alí Reza.

Fue en esa casa donde Mohammed Reza comenzó a aprender de su preceptora Madame Arfa’ la lengua francesa y una serie de aspectos generales sobre la cultura occidental, la Revolución francesa, los pensadores occidentales y la historia de Occidente.

Cuando su padre fue coronado él contaba siete años de edad y, a partir de la subida al trono de su padre, lo fueron instruyendo como sucesor y se le reservó uno de los edificios del Palacio Golestán para adiestrarlo en protocolos y tradiciones reales. 

Mohammed Reza sería instruido además en la exclusiva escuela Madrese-ye Nezam junto a veinte compañeros selectos, intentando el monarca, sin éxito, que se tratara a su hijo, futuro heredero del trono, como al resto. Después completaría su formación en Suiza hasta su vuelta a Irán en 1935, cuando ingresó en la Academia Militar de Teherán, terminando su carrera militar en 1938.

En 1941 su padre fue obligado a abdicar por los aliados durante la Segunda Guerra Mundial y se exilió en Johanesburgo, donde murió en 1944. En su lugar colocaron a su hijo Mohammed Reza Pahlavi, quien fue coronado Emperador de Irán en 1967, en una fastuosa ceremonia a la que asistieron personalidades de todo el mundo. 

Posteriormente, unificó los partidos políticos en uno solo e inició una modernización del país que fue denominada “revolución blanca”, de la que se beneficiaron, fundamentalmente las personas que estaban próximas al poder, creando una gran brecha entre ricos y los más desfavorecidos.

Con el inicio de la década de los setenta el malestar aumentaría, ya que la gran subida del precio del petróleo y sus beneficios para la clase dirigente en Irán no repercutía en las mejoras sociales que había prometido encontrándose el país en los peores puestos en mortalidad infantil, educación y sanidad.  

El Sha se casó en tres ocasiones. La primera boda fue en el año 1939 y de la mano de la Princesa Fawzia de Egipto (1921-2013), que era hija del Rey Fuad I de Egipto. Fruto de este matrimonio fue el nacimiento de la princesa Shahnaz Pahlavi, nacida el 27 de octubre de 1940. El divorcio se produjo en 1948.

El segundo enlace tuvo lugar en 1951 y el Sha contrajo matrimonio con Soraya Esfandiary (1932-2001), que era la hija de Khalil Khan Esfandiary-Bakkhtiari, el titular de la embajada de Irán en la República Federal Alemana.

La unión se mantuvo durante siete años y el divorcio se consumó oficialmente debido a la supuesta infertilidad de la reina, a la que se le otorgó el tratamiento de Alteza Imperial Princesa Soraya del Irán.

Su tercera esposa fue Farah Diba, con la que se casó en 1959. Diba nació el 14 de octubre de 1938, hija de Sohrab Diba, capitán del Ejército Imperial iraní y de Farideh Ghotbi, veinte años más joven que el Sha.

La reina se convirtió en Shahbanou y le dio al mandatario cuatro hijos: Reza Ciro Pahlavi, que nació el 31 de octubre de 1960; Yasmin Farahnaz Pahlavi, nacida el 12 de marzo de 1963; Alí Reza Pahlavi, que vino al mundo el 28 de abril de 1966 y que se suicidó en su residencia de Boston el 4 de enero del 2011, y Leila Pahlavi, quien también se quitó la vida en 2001, cuando solo tenía 31 años en un hotel de Londres.

Interes, Internacional

México, País De Leyendas

Las leyendas juegan un papel esencial en la cultura de México, por eso la capital del país organiza recorridos nocturnos que permiten revivir los hechos que las originaron, a la vez que contribuyen a revitalizar el turismo cultural de la ciudad.

Tradición, superstición e historia confluyen en un viaje en tranvía en el que se rememoran los sucesos y los personajes que entre los siglos XVI y XVIII dieron lugar a los legendarios relatos que pueblan la capital mexicana.

El recorrido, además de ensalzar los saberes populares transmitidos durante generaciones, “contribuye a revitalizar el turismo al poner en valor a México en términos de patrimonio cultural”, dijo a Efe el coordinador de Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural del Gobierno capitalino, José Vicente de la Rosa.

A su juicio, las visitas turísticas de índole cultural son el principal reclamo de México, ciudad que cuenta con cinco lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco: la casa-taller del arquitecto Luis Barragán, el Campus Central de la Ciudad Universitaria de la UNAM, el Centro histórico, Xochimilco y la parte correspondiente del Camino Real de Tierra Adentro. 

De la Rosa precisó, además, que este recorrido, denominado “Sucesos y Fantasmas del México Antiguo”, enmarcado en el programa Paseos Culturales en Tranvía y organizado por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, es uno de los “más exitosos” de entre todos los que organiza la institución.

“Las leyendas son parte esencial de nuestra cultura porque combinan conocimiento histórico con saberes informales y tanto niños como adultos disfrutan recordando las historias de las abuelas, lo que además sirve como instrumento de cohesión comunitaria y familiar”, comentó. 

La ruta de las leyendas también permite descubrir los lugares más emblemáticos del centro histórico, en compañía de dos guías tan ilustres como el Conde de Toriello y el Duque de Villafermosa, personajes “resucitados” del siglo XVIII, interpretados por los actores mexicanos Francisco Ibarlucea y Héctor Macías.

“El objetivo es conocer las antiguas calles de la ciudad de México y quienes las habitaron, así pues, aparecen fantasmas, herejes, brujas, o inquisidores”, afirma Ibarlucea. 

El Palacio de Bellas Artes, la Torre Latinoamericana, el Convento de San Hipólito o la Alameda son algunos de los emplazamientos por los que transcurre esta ruta. 

El trayecto finaliza en el recinto del Museo Panteón de San Fernando, donde entre cipreses y lápidas un amplio elenco de actores y actrices representan algunas de las leyendas más populares de México, como la del “Tapado”, un hombre misterioso que aparecía en la Nueva España totalmente encadenado y con el rostro oculto tras una capa negra. 

O la historia de la “Bruja Hipólita”, una vieja alta, escuálida y sin dientes, quien se hacía acompañar de un cuervo viejo con el que se le escuchaba conversar y se decía que con solo mirar podía maldecir, y que vivió en la calle de la Buena Muerte, ahora conocida como Quinta de San Jerónimo.

Tampoco falta el relato titulado “Delito con su castigo”, cuyo protagonista, un hombre que atormentado por los celos, invocó al diablo y le vendió su fuerza de voluntad, al haberle entregado con anterioridad su alma por dinero. 

Durante algo más de una hora, historias, fábulas, y sucesos, transportan al espectador hasta la época colonial, con la Santa Inquisición o la brujería como argumentos más recurrentes.

“Ha resultado un instrumento muy útil para compartir con los de aquí y los de fuera la historia y las leyendas de nuestra ciudad, conjugando el patrimonio tangible e intangible y compartiendo la cultura desde otra perspectiva”, dijo De la Rosa.

Además de resucitar las historias del México antiguo, el programa rinde homenaje al tranvía, un medio de transporte que vivió su máximo esplendor a finales del siglo XIX y principios del XX, cuando destacó por ser un sistema de “vanguardia tecnológica”.

“Se puso mucho interés en utilizarlo porque, además de que visualmente resulta muy simpático, es un transporte muy cómodo y atractivo”, señaló De la Rosa.

Este tipo de actividades ahondan en la oferta de turismo cultural, que para el director general de Servicios Turísticos de la Ciudad de México, Felipe Carreón, constituye el eje de la oferta para los visitantes. 

“Este es un asentamiento de manifestaciones culturales muy importantes de carácter prehispánico, virreinal y moderno, lo que hace que la principal propuesta esté basada en patrimonio cultural”.

Considera que haber conjugado la historia y la cultura de la ciudad hacen de ella un “sitio turístico por excelencia”, que cerró el 2011 con 11 millones de visitantes, de los cuales el 80 por ciento son nacionales y el 20 por ciento extranjeros. 

En este sentido, destacó que Ciudad de México es la urbe con el mayor número de museos de América Latina, con 160, entre los que resaltan, por la gran afluencia de personas, el Museo Nacional de Antropología y el de Historia, con dos millones y un millón y medio de visitas, respectivamente.

Pero también el turismo religioso juega un papel importante en la oferta del lugar, ya que solo la Basílica de Guadalupe recibe 19 millones de fieles anualmente, concentrados en su mayoría en el último tramo del año, por ser el 12 de diciembre el día en que se celebra el aniversario de la aparición de la “Virgen morena”.

Con museos, zonas arqueológicas y expresiones de turismo religioso, Carreón espera que cada año que pasa “se consolide más el turismo cultural en la ciudad”, donde van a impulsar diversos proyectos, entre ellos, el programa “Barrios Mágicos”, pretende identificar aquellos lugares que aún conservan las variadas tradiciones y manifestaciones culturales de México, “que no hayan sido influenciadas” y preservar más su acervo histórico.

Internacional

Nicaragua No Será Otra Venezuela

Nicaragua -Venezuela.jpg

Ante el tiempo transcurrido y la magnitud de los crímenes del régimen dictatorial de Ortega, descritos en el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes para Nicaragua, (GIEI), se escuchan comentarios en distintos ambientes en el sentido de que vamos rumbo a la situación de Venezuela, país en el cual las protestas se apagaron a pesar de la crisis, y Maduro se apresta a “asumir” un nuevo período presidencial, luego de montar un circo electoral. 

Cada país afronta sus propias realidades, y sus propios momentos. Recordemos, por ejemplo, los casos de El Salvador y Nicaragua, en los setenta y en los ochenta. 

En ambos países, organizaciones gemelas, el Frente Sandinista y el Frente Farabundo Martí, llevaron a cabo una lucha armada para realizar una revolución, con proyectos muy semejantes. Sin embargo, los procesos y desenlaces en ambos países fueron totalmente distintos.

Anotemos algunas diferencias significativas entre Nicaragua y Venezuela que nos permiten afirmar que nuestro destino será diferente.

Comencemos con la economía. El régimen madurista, a pesar de sufrir una profunda crisis económica y padecer escasez, tiene mayor capacidad de resistencia a causa de las exportaciones de petróleo. Los ingresos fiscales, la actividad económica, la inversión, el empleo, el consumo, dependen de los ingresos petroleros. Además, el grueso de la economía depende del Estado. El Estado concentra los ingresos y, aunque distribuye escasez, asegura unos mínimos. 

En cambio, en Nicaragua el Estado no tiene ingresos autónomos. Provienen de los impuestos que recaudan en una economía que descansa en la actividad de pequeñas, micros, grandes y medianas empresas. A menor actividad económica de las empresas, menos ingresos para el Estado. Además, otra buena parte de la economía depende de los créditos de las instituciones financieras multilaterales. De ahí que las sanciones norteamericanas tienen un potencial demoledor. A ello agregamos que el 40% de nuestras exportaciones se dirigen hacia Estados Unidos de América, de donde provienen inversiones, turistas y remesas.

Muy pocos se tragan el cuento de una agresión norteamericana y la economía del “gallo pinto” que proclama Ortega, ni sus propios partidarios estarían en disposición de padecerla de nuevo. Por otro lado, la tradición histórica del pueblo venezolano es distinta. En Nicaragua se vivieron dos guerras hace unas pocas décadas. Hay una tradición de resistencia y de lucha mucho más cercana. Uno puede verlo no solo a nivel nacional, sino en el comportamiento de los nicaragüenses residentes en el exterior, que están plenamente incorporados a la lucha, con acciones de solidaridad y desarrollando diversas acciones de protesta. No se observa lo mismo en el caso de los venezolanos. Y esto lo decimos con mucho respeto, solo estamos reflejando una realidad.

De otro lado, no es un dato menor que Nicaragua tiene una significación geoestratégica de menor calado que Venezuela. 

Finalmente, hay otra realidad que también debe remarcarse. La oposición en Venezuela, por el marco institucional y la tradición política, descansó en los partidos políticos y en la participación electoral, con liderazgos personales claramente identificados. No es lo mismo tener carisma para candidato presidencial que liderazgo para enfrentar un régimen dictatorial.

El régimen de Maduro golpeó a esos liderazgos, apresando a unos y exiliando a otros, y descabezó en buena medida el movimiento de oposición. Además, algunos partidos cayeron en los comportamientos tradicionales buscando cargos y espacios de poder en las elecciones, afloraron los intereses, las pugnas de liderazgos y contradicciones sobre estrategias y objetivos, lo que ocasionó desconcierto en la población, desprestigio y, finalmente, desgajó a la Mesa de Unidad Democrática.

En Nicaragua, las organizaciones políticas tradicionales quedaron anuladas. Pero, especialmente, con la rebelión florecieron múltiples liderazgos, de toda edad, de todo género y en todo lugar. Por esta razón no hay manera de descabezar el movimiento de resistencia.

Otro elemento fundamental es que la resistencia de la población se ha cobijado bajo la bandera azul y blanco, con un vigoroso sentimiento ciudadano, autoconvocado. 

El régimen tiene más de 600 prisioneros y prisioneras, miles de perseguidos en el exterior, más de 300 muertos, y sin embargo siguen aterrados ante la posibilidad de más movilizaciones ciudadanas.

En estas condiciones, no hay manera de acallar la protesta, ni hay manera de domesticar a la población. Más bien crecen la indignación y el rechazo al régimen.

Por otro lado, hay tres actores que corresponde mencionar que también marcan diferencias. La empresa privada en Venezuela fue demolida. En Nicaragua, empresarios de todo tamaño sostienen la economía y, también hay que decirlo, la mayor parte de sus liderazgos han asumido posiciones claras frente al régimen. La iglesia católica, que es otro actor relevante, se encuentra identificada con el clamor de su feligresía y goza, en términos generales, de la confianza de gran parte de la población. En cuanto al ejército, aunque de eso no estoy tan seguro, hay quienes opinan que guarda diferencias con el ejército venezolano, entre otras, que es más dependiente de Estados Unidos de América.

A más nueve meses, el pueblo nicaragüense sigue en plena rebeldía. Tal vez la actitud y disposición del pueblo se condensa en las declaraciones de Doña Coquito, conocida popularmente como la abuelita vandálica, ella declaró a Cien por ciento Noticias, refiriéndose a las amenazas de que es víctima: “Quieren callarme, quieren que me sienta “agüevada”…pero a mí no me van a bajar los “güevos”…yo tengo más “güevos que Daniel Ortega”. Una mujer. Una anciana. 

Esa expresión, que viene de las entrañas del pueblo nicaragüense, marca el sendero de la inevitable recuperación de nuestra libertad. 

Este artículo es responsabilidad única del Dr. Enrique Sáenz. El autor de este artículo es economista y abogado.

Tv Español Magazine no se hace responsable en ningún caso del contenido, información, opiniones y comentarios.

Internacional, Economia

México Espera Nuevos Retos Comerciales En La Frontera Con Estados Unidos De América

Mexico retos comerciales.jpg

La nueva zona libre en la frontera norte, creada por México para generar inversión y empleos, generará retos para las empresas limítrofes y mantendrá la competitividad y el intercambio comercial con Estados Unidos de América, aseguró a Efe James Ahlers, especialista en comercio.

 Ahlers, consultor de Comercio e Inversión de la Ciudad San Diego, California comentó que estas medidas tomadas por decreto federal generarán cambios, pero éstos no se verán reflejados de forma inmediata y tampoco puede calificar la medida como algo que “detonará” la economía en las fronteras.

El Decreto de Estímulos Fiscales de la Región Fronteriza Norte, firmado en diciembre pasado por el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y que entró en vigor el 1 de enero, incluye la reducción del Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 16% al 8%. 

También la bajada del precio de la gasolina y el incremento al salario mínimo, de 88,36 pesos diarios (unos 4,35 dólares) hasta 102 pesos (5,02 dólares).

Aunque en la frontera norte, de acuerdo con cifras oficiales, el salario mínimo diario ascendería hasta 176 pesos (unos 8,7 dólares).

“No va a ser un detonante, no va a cambiar el comportamiento como consumidores de la noche al día”, opinó Ahlers.

El especialista agregó que “se podrá ver un proceso paulatino donde puede crecer la economía doméstica, y también puede poner presión a empresas extranjeras en términos de competitividad”, indicó.

Ahlers reconoció que los estados fronterizos como California, Arizona, pueden ver afectadas su economía local, ya que dependen en gran medida de los consumidores de México.

“Estos cambios pueden generar otros retos para las empresas de ciudades fronterizas y también otras oportunidades. Hay que analizar y pensar cómo van adaptar esas medidas para mantener la competitividad y seguir el intercambio comercial con México”, detalló. 

El programa de López Obrador prevé que, a futuro, el precio de los carburantes en su país se homologue con el de Estados Unidos de América.

“Que el gobierno fije el precio de la gasolina es una cuestión de análisis; no solo se trata de un decreto, sino que debe de tener la capacidad de generar suficiente gasolina para un mercado doméstico”, expuso Ahlers.

En su opinión, el ejecutivo mexicano “tendrá que seguir comprando el combustible a Estados Unidos de América; no creo que afecte tanto en las fronteras, solo podría disminuir la compra de gasolina en el extranjero”, comentó.

Sobre la disposición de López Obrador de ofrecer mejores salarios para frenar el fenómeno migratorio, Ahlers consideró que es positivo que los fronterizos puedan contar con un sueldo “decente” para adquirir bienes y así evitar la migración. 

“Pero hay situaciones macroeconómicas que se pueden ver afectadas por esos cambios, que pueden crear más competitividad en el sector manufacturero, pero si se trata de una empresa extranjera y tiene fábricas en México, esto puede afectar sus ganancias y podría cambiar su planta a otro país”, auguró.

Al firmar el Decreto, López Obrador señaló que esta zona libre comenzará a funcionar en una franja de 25 kilómetros, a lo largo de los 3,180 kilómetros de frontera con Estados Unidos de América.

La franja fronteriza de México con Estados Unidos de América comprende municipios de los estados de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, y se extiende desde las costas del Pacífico a las del Golfo de México.

Internacional

Burán, El Transbordador Soviético Que No Pudo Ser

En un gigantesco hangar perdido en medio de la inhóspita estepa kazaja se encuentra un polvoriento transbordador espacial soviético, el Burán, construido para competir de igual a igual con los Shuttle norteamericanos durante la “Guerra de las Galaxias” a finales del siglo XX, pero ahora abandonado a su suerte. 

En los años 70, en plena Guerra Fría, la Unión Soviética no podía permitir que Estados Unidos de América le llevara la delantera en la carrera por la militarización del espacio exterior. Por eso, invirtió gigantes cantidades de dinero en construir una flotilla de transbordadores similares al Columbia norteamericano. No obstante, las cosas se torcieron.

El lanzamiento del Burán (que significa Tormenta de nieve) debía abrir una nueva fase en la carrera espacial, pero, en realidad, fue el último intento de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) de mantener el ritmo marcado por Estados Unidos de América en la conquista del espacio exterior.

El “chelnok” (transbordador en ruso) dio dos vueltas (205 minutos) alrededor de nuestro planeta el 15 de noviembre de 1988 y su sucesor, el Buria, ni siquiera llegó a despegar. 

Poco después la Unión Soviética se desintegró y el Kremlin dio carpetazo al programa espacial en 1993. El Burán, símbolo de la grandeza y del ocaso del proyecto comunista, tampoco corrió mejor suerte que la URSS y en 2002 fue destruido al desplomarse el techo de la nave industrial en la que se encontraba en el cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán 

“Fue la carrera espacial perdida”, así comenta a sus 78 años, el cosmonauta y piloto de pruebas Ígor Volk, que recuerda sin nostalgia que él debería haber protagonizado el segundo vuelo a bordo de la réplica del transbordador espacial, el Buria (tormenta), que estaba preparado en un 97 por ciento.  

Al contrario de lo que se cree comúnmente, niega que el motivo del fracaso de los transbordadores soviéticos fuera la falta de dinero o la disolución de la Unión Soviética en 1991.

“Cometimos muchos errores durante la primera fase de toma de decisiones. Para empezar, optamos por un sistema de mando totalmente automático. Eso nos hizo perder muchos años. Por eso nunca hubo un segundo vuelo. Si nos hubieran hecho caso, hubiésemos volado incluso antes que los americanos. Pero no ocurrió y perdimos la carrera espacial con Estados Unidos de América “, admite durante una entrevista en su domicilio moscovita.

Otro tropiezo fue el atraso tecnológico, ya que la Unión Soviética sólo disponía de sistemas de mando análogos y no digitales. Es decir, al transbordador le faltaba memoria operativa. Además, los Shuttle norteamericanos eran lanzados con un acelerador a base de pólvora, mientras los rusos necesitan los cohetes más poderosos del mundo, que fueron fabricados por la corporación Energuia, pero que eran mucho más costosos. 

“No le podemos echar la culpa a los americanos o a los europeos. La realidad es que no estábamos preparados para un segundo vuelo, ya con pilotos al mando del Burán”, asegura Volk, quien, pese a disciplina militar que regía las relaciones en la industria espacial soviético, no se guardó los comentarios e, igual que en su momento introdujo numerosas mejoras en el funcionamiento del transbordador, denunció a los cuatro vientos los errores técnicos cometidos en el diseño de la nave.

Recuerda cómo le invitaron a una recepción en el Kremlin y cuando el entonces líder soviético, Mijaíl Gorbachov, le preguntó qué pensaba del Burán, le expresó abiertamente su desacuerdo con la marcha del proyecto.  

“No se oía ni el vuelo de una mosca”, recuerda entre risas.

El caso es que poco después el proyecto fue cerrado, decisión que Volk considera acertada, ya que había que desarrollar otros proyectos mucho más interesantes.

Mientras los Shuttle siguieron volando hasta 2011, Rusia apostó por seguir desarrollando los modelos de navse espaciales tripulable Soyuz y cooperar con Occidente en la construcción de la Estación Espacial Internacional. 

“El Burán fue uno de los mayores logros de la Unión Soviética en la historia de la conquista del espacio”, opina Vadim Lukashévich, ingeniero aeronáutico y un gran conocedor de la historia del Burán.

Recuerda que los transbordadores soviéticos fueron diseñados con fines exclusivamente militares, lo que a la postre los convertiría en obsoletos.

El Kremlin sospechaba que con los Shuttle el Pentágono quería crear un sistema espacial universal con el que dominaría todo el planeta desde el espacio exterior. Es decir, una vez puesto en marcha ese programa de militarización del cosmos, podría clamar victoria en la “Guerra de las Galaxias”.

“Bajo mi punto de vista, el Burán era técnicamente más avanzado que el transbordador espacial Columbia. Fue un gran éxito de la ingeniería soviética. Además, ofrecía muchas más posibilidades que el Discovery. En el Burán trabajó todo el país. Corporaciones de todas las antiguas repúblicas soviéticas. Fue el momento cumbre de la Unión Soviética antes de su desaparición. El problema es que cambió la doctrina militar. Los militares no lo querían y el Burán ya no pintaba nada. El presupuesto se redujo y ese fue el principio del fin para el Burán. Es una pena, ya que es mucho más rentable que las actuales naves tripuladas”, señala.

Aparte de los errores técnicos y los problemas con el combustible, cree que el tiempo fue un factor fundamental, ya que el presidente de los Estados Unidos de América, Richard Nixon, aprobó el proyecto en 1972 y el Kremlin tardó cuatro en años en seguir su estela (1976).

 “Empezamos muy tarde. Debíamos haber volado a principios de los 80, como los americanos, y no en 1988. Ya era tarde. A partir de ahí ya no había dinero. No pudimos salvar la MIR. Y los americanos nos ayudaron a construir la Estación Espacial Internacional”.

Con respecto al futuro, no descarta un retorno a la era de los transbordadores -los Shuttle realizaron 135 misiones-, pero cree que no será en ningún caso Rusia la que reviva el proyecto Burán.

“Será Estados Unidos de América o los chinos. Nosotros estamos muy rezagados, no tenemos el potencial tecnológico y científico de antaño. Además, tampoco nos sobra el dinero”, señala.

Ahora, el Burán no es más que un recuerdo. Sus prototipos son piezas de museo que los interesados pueden visitar en el principal centro de exposiciones de Moscú o en el Museo Tecnológico Speyer (Alemania).  

Pero aún queda uno de los transbordadores originales, de nombre Buria, que se encuentra en unos abandonados hangares en la estepa kazaja.

Teóricamente, ese lugar no es de acceso público, pero no para Ralph Mirebs, como es conocido el bloguero ruso aficionado a fotografiar catástrofes tecnogénicas, es decir, causadas por el hombre

“Intenté solicitar autorización oficial, pero no hubo forma, así que fuimos por nuestra cuenta. Tuvimos que recorrer más de 40 kilómetros andando. Sólo podíamos andar de noche. Es un desierto. No hay apenas vida, sólo vimos algunos antílopes”, comenta. 

Finalmente el bloguero y un amigo llegaron a “una nave industrial de unos diez pisos de altura”. “Para nuestra sorpresa, no había seguridad. Las puertas grandes estaban cerradas, pero las pequeñas no. Pasamos la noche allí”, recuerda.

“Había dos transbordadores (Buria, en el que debería haber volado Bolk, y el prototipo OK-MT). Están llenos de polvo, grietas y con los cristales de las ventanas rotos. Me sentía como Indiana Jones ante un templo abandonado”, apunta.

Sus fotos de los transbordadores soviéticos publicadas hace casi un año en LiveJournal causaron sensación. “Lo que aprendí es que hay que desarrollar la tecnología y no pensar en el dinero, sino en el futuro de la humanidad”, sentencia.

Internacional

El Estado De Sitio Que Se Vive En Nicaragua

La columna vertebral de la estrategia de comunicación política del régimen se centra, en el momento actual, en el intento de mostrar que la normalidad ha retornado al país. 

Se trata de un esfuerzo estéril, condenado al fracaso, por cuanto las realidades y las mismas decisiones y acciones del régimen van en sentido contrario. Ni los mismos allegados y seguidores del régimen se tragan el cuento de la normalidad. 

Tal vez el retrato más brutal, pero fiel, de las realidades actuales, es el episodio registrado en un video que ha circulado profusamente, donde unas patrullas policiales capturan a un niño, frente a un colegio público. Una niña, toma una piedra y la lanza contra el policía. La reacción del uniformado es sacar su pistola amenazante frente al grupo de niñas y niños. 

El episodio muestra, de un lado, el repudio que hasta en la niñez provoca el régimen genocida. Repudio y valentía, hay que decirlo. Y por otro, lo desalmado e inhumano de las fuerzas represivas. Empuñar y amenazar con su arma a un grupo de niñas y niños, indefensos, frente a su propia escuela, los cuales, simbólicamente, vestían su uniforme azul y blanco.

Hablar de normalidad es un solemne disparate. Lo que en realidad vivimos es un Estado de sitio.

¿Qué es un Estado de sitio? Una condición en la que se suspenden los derechos fundamentales de la persona humana. Se impone cuando hay una situación de guerra, o una conmoción nacional a causa de alguna catástrofe o amenaza excepcional. Precisamente por esta circunstancia también se le conoce como estado de excepción. Sin embargo, cuando y donde se decreta un estado de sitio se enmarca en leyes expresas; el mismo decreto en que se establece debe consignar los derechos constitucionales que se suspenden. 

En Nicaragua, no es así. La ley marcial, o Estado de sitio se ha impuesto a la brava, sin ninguna base legal. La totalidad de los derechos de los nicaragüenses, varones y mujeres, de toda edad, se encuentran suspendidos.

Y si queremos decirlo con todas sus letras, Daniel Ortega ha dado un verdadero golpe de Estado. El verdadero golpista es Ortega. Preside un gobierno de hecho, en tanto que no reconoce ni la Constitución, ni las leyes, ni los derechos de la población, y su principal cuerpo coercitivo es un ejército irregular. 

No hay derecho a la vida. Ni derecho a no ser sometido a torturas, tratos crueles o inhumanos. No hay derecho a la libre circulación, ni al ejercicio de la libertad de conciencia y de pensamiento. Ni al debido proceso, a la presunción de inocencia, la inviolabilidad del domicilio. Ni a la libertad de expresión o la libertad de prensa. Tampoco hay derecho a la propiedad. Solamente estamos mencionando algunos de los derechos conculcados.

Hablarle de normalidad a las familias de los fallecidos, a las familias de las prisioneras y prisioneros políticos, a las familias de las decenas de miles de nicaragüense que debieron traspasar las fronteras para escapar a la persecución del régimen, es sencillamente, un acto de crueldad.

Hablarle de normalidad a las familias de los centenares de miles los nicaragüenses, varones y mujeres, que perdieron el empleo, a causa de la crisis y los manotazos erráticos del régimen en materia económica, es hacer chacota con el sufrimiento de la gente.

Hablarle de normalidad a los empresarios, de todo tamaño, que sostienen sus negocios en medio de la incertidumbre, la desconfianza, el irrespeto a las leyes y las invasiones de propiedades, es una burla siniestra.

Por si faltara socavar todavía más cualquier posibilidad de normalización, el régimen desató en los últimos días una nueva oleada represiva; no se ha levantado un solo tranque, ni ataques a la policía o instituciones públicas, sin embargo, las fuerzas represivas procedieron a capturar, asediar, acosar y perseguir. Militarizaron las principales vías de Managua. Secuestraron a miembros de la Alianza Cívica, estudiantes y campesinos, y retuvieron, aunque no capturaron, a Jaime Arellano. Miguel Mora y Juan Sebastián Chamorro, tres figuras reconocidas de la oposición. Finalmente, la policía emitió un comunicado, que carece de toda base legal, en el que se niega a la Alianza Nacional Azul y Blanco el derecho a realizar manifestaciones.

Tales acciones, sin embargo, solamente logran quebrantar más las posibilidades de recuperación económica o de restaurar algún mínimo de confianza. Profundizan la inseguridad, la indignación de la población y el rechazo de la comunidad internacional. El mes pasado, precisamente, la Oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas emitió una declaración en la que expresa que está lejos de ser un signo de vuelta a la normalidad la cancelación de las manifestaciones; mientras la CIDH, el mismo día calificó al régimen de Estado Policía. 

En estas condiciones, la pregunta que surge es cuál es el propósito del empecinamiento fallido del régimen de proyectar una normalidad que nadie ve, que nadie vive. Cuando lo que vivimos todos es un estado de excepción. Hay dos posibles explicaciones. O los jerarcas del régimen se encuentran en una situación psicológica delirante, que los lleva a ver una realidad retorcida. O están aplicando una maligna estrategia de comunicación, tipo nazi, mediante la cual pretenden meternos en la cabeza que el actual Estado de sitio, y la cancelación de derechos constitucionales, es la nueva normalidad que debemos aceptar.

Menos mal que el pueblo nicaragüense ya optó por la libertad.

Historia, Internacional

Navidad En Belén...El Lugar Donde Todo Comenzó

Para muchas personas Navidad significa regalos, comidas con familiares o cenas de trabajo imposibles, pero su celebración en la ciudad de Belén, cuna del cristianismo, supone regresar a los mismos orígenes de la festividad y poder tocar los lugares donde, según la tradición cristiana, todo comenzó. 

En realidad los actos relacionados con la Navidad en la ciudad palestina de Belén se inician en noviembre, puesto que el último sábado del mes tiene lugar la festividad de Santa Catalina, en la que se iluminan cuatro velas en la Gruta de la Natividad y, de forma simbólica, se desplazan a los cuatro puntos cardinales.

"Con esta celebración apuntamos que María es, en cierto modo, la madre que se prepara para el nacimiento, es una preparación remota, ese es el significado de este ritual", explica a Efe el fraile franciscano Artemio Vítores, recién nombrado superior de Belén. 

El primer sábado de diciembre los festejos navideños arrancan con el tradicional encendido de la iluminación de un árbol de grandes dimensiones, profusamente decorado con bolas y guirnaldas de colores, junto a la Basílica de la Natividad, ceremonia oficial que marca el inicio de la festividad en Belén y a la que acuden unas 40,000 personas.

Aunque la Navidad se celebra en tres ocasiones en esta ciudad, de acuerdo a los distintos ritos ortodoxo, latino y armenio, cada uno de los cuales sigue su propio calendario, los días grandes a los que se suma toda la comunidad cristiana y autoridades de la región son el 24 y 25 de diciembre. 

"En Belén también celebramos la navidad católica el 25 de diciembre, la
ortodoxa el 7 enero y la armenia el 18 de enero. Tenemos tres navidades, por lo que no hablamos del día de Navidad sino de la temporada de Navidad. Esto crea un hermoso mosaico de gente, al que se suman los musulmanes, que se unen a nuestra alegría en esta festividad", señala a Efe el teniente de alcalde de la ciudad, Isam Juha.

El 24 de diciembre el patriarca latino, Fouad Twal, máximo representante de la Iglesia Católica en Tierra Santa, realiza una procesión entre su sede de Jerusalén y Belén, dando el pistoletazo de salida a los actos litúrgicos de la Navidad.

Aglomerados en torno a la Plaza del Pesebre, aledaña a la Basílica de la Natividad, así como en las callejuelas vecinas, visitantes y lugareños reciben a la autoridad católica entre vítores y cánticos navideños, mientras bandas locales de “boyscouts” y filas de monaguillos, vestidos con sus mejores galas, abren paso a la comitiva en medio del repiqueteo de tambores.

En ese momento, Belén se convierte en el centro del mundo y todas las cámaras y ojos están puestos sobre la plaza que, pese a las dificultades del conflicto que sacude la zona, suele llenarse de personas, decorada con banderines y ornamentos característicos de una Navidad que en el resto de la región de mayoría musulmana y judía pasa casi desapercibida.

El patriarca suele llegar a la plaza a primera hora del mediodía encabezando un convoy de vehículos que parte de mañana desde la ciudadela amurallada de Jerusalén y que tiene que sortear obstáculos físicos hasta llegar a la cuna del cristianismo. 

De la sede del Patriarcado Latino sale escoltado por la Policía israelí, siguiendo un estricto protocolo que se repite cada año, y que lo lleva a atravesar el muro de hormigón que separa ambas ciudades, donde el prelado recibe las felicitaciones navideñas preceptivas por parte de las autoridades israelíes en un monasterio cercano.

A continuación, cruza a la altura de la tumba de la matriarca bíblica Raquel ya en Belén, y se dirige hacia el monte donde se alza la Natividad escoltado por la Policía palestina y notables de la ciudad, entre ellos la alcaldesa Vera Babún.

Belén recibió un impulso sin paliativos cuando, en 2012, la iglesia de la Natividad -considerada la más antigua de Tierra Santa-, y su casco histórico se convirtieron en el primer lugar de Palestina declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 

Además, desde septiembre de 2013 la basílica es objeto de unas restauraciones impulsadas por la Autoridad Nacional Palestina (ANP) para recuperar el brillo original del santuario que data del año 327, cuando el emperador Constantino y su madre, Santa Helena, ordenaron la construcción del templo sobre el que lugar donde la tradición marca el nacimiento de Jesús.

Para acceder al templo, una de las iglesias más antiguas del estilo bizantino, el patriarca, así como cualquier visitante, deben agacharse y bajar la cabeza en señal de respeto y también para atravesar una puerta de pequeñas dimensiones.

Por la noche, los líderes religiosos locales celebran una cena de Nochebuena en la que se invita a las autoridades municipales de Belén, aunque los restaurantes cercanos a la iglesia y los hogares cristianos albergan a familias enteras, muchas de ellas mixtas o seguidoras de ritos orientales, que celebran en torno a una mesa la principal cena de la festividad. 

En paralelo, la Plaza del Pesebre alberga conciertos de villancicos donde padres con sus hijos y jóvenes locales pueden vivir el ambiente navideño, precisamente a pocos metros de donde se venera el lugar de nacimiento de Jesús.

El patriarca oficia la Misa del Gallo en la Natividad, a la que asisten autoridades como el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, una tradición iniciada por su antecesor Yaser Arafat, y que se ha convertido en el mayor evento difundido a todo mundo desde territorio palestino. 

Al concluir la ceremonia y, según el ritual, una imagen del Niño es portada en procesión hasta el pesebre, una estrella de catorce puntas sobre mármol que se halla en el interior de la Gruta de la Natividad. Tras la Epifanía (Noche de Reyes) retorna a su altar original de la Virgen en la iglesia adyacente de Santa Catalina, bajo custodia franciscana. La talla fue encargada por fray Gabino Montoro en 1920 a la casa "Viuda de Reixach" de Barcelona (España) y realizada por el artista Francisco Rogés.

El día 25 de diciembre se celebra una misa navideña pero de carácter menos solemne y el 28 se rememora con otro acto litúrgico el día de los Inocentes.

"Lo que tiene de característico esta ciudad es que aquí se puede ver y tocar el lugar donde todo aconteció", expresa Vítores, veterano franciscano que lleva 46 años en Tierra Santa.

En Navidad las callejuelas del casco antiguo de la ciudad albergan un mercadillo, donde los tradicionales pesebres hechos con madera de olivo, así como otros ornamentos sencillos, simplemente barnizados y pulidos, son los protagonistas de la fiesta en Belén.

"Organizamos durante varios días actividades para familias y niños, como talleres de escritura, de dibujo, reparto de regalos, conciertos y otros actos culturales, además del tradicional mercadillo navideño, en el que se venden todo tipo de adornos hechos en Tierra Santa. También vienen grupos musicales extranjeros a celebrar las fiestas con nosotros", asegura Juha.

Muchos turistas y peregrinos aprovechan para visitar la Gruta de la Leche, en una de las calles aledañas a la Natividad, donde según la tradición cristiana se cree que a la virgen María se le derramó leche cuando amamantaba al niño Jesús antes de su huida a Egipto, lo que tornó la cueva de un color blanquecino. Tanto cristianas como musulmanas acuden a esta peculiar gruta, donde hay instalada una pequeña capilla, para pedir que los futuros retoños vengan bien, así como para fomentar la fertilidad. 

Para Yibril Al Bakri, gobernador de Belén, la convivencia se refuerza durante la Navidad. "Ésta es una tierra de paz y creemos en ella. La celebración de las Navidades en lugares como Belén "es una ocasión para expresar fraternidad y demostrar que no hay diferencias entre cristianos y musulmanes".

"Lo más importante de la Navidad en Belén es que sólo aquí podemos decir que ha nacido el Señor. Nos sentimos orgullosos de que Jesús naciera en nuestra tierra porque somos los testigos vivientes del misterio de la encarnación y de la salvación", concluye Al Bakri.

Internacional, Politicas

Apunta, Dispara… ¡Y A Las Redes!

Nicaragua Apunta dispara.jpg

Una de las armas inesperadas en la lucha por la democracia en nuestro país, resultaron ser las redes sociales. Más de 8 millones de celulares se portan en Nicaragua, según informes recientes. Tenemos más celulares que habitantes.

Cada portador de un celular es un reportero en circulación y en acción. Ningún medio de comunicación tradicional en el mundo tiene a su disposición decenas de miles de reporteros trabajando día y noche.

Donde no llegan los medios de comunicación nacionales, allí está un par de ojos alertas, detrás de un ojo digital, que también siempre está en guardia, listo para grabar y publicar.

El aparatito es, además, un reproductor inmediato de informaciones, en texto, en audio, en video, fotografías, dibujos, ilustraciones. Pero no se detiene allí la versatilidad de esta poderosa arma. Se utilizan además para convocatorias, debates, alertas, propuestas, opiniones, denuncias, canciones, expresiones de humor. Muchas de las informaciones llegan en vivo, y aún antes que las den a conocer los medios de comunicación tradicionales. Más bien, en muchos casos estos reporteros ambulantes son fuente de los medios de comunicación.

Y no es exageración aseverar que han salvado vidas. La divulgación de secuestros y capturas, ha impedido en algunos casos que después se les declare desaparecidos. En el peor de los casos al menos sirvieron para dejar señalados a los culpables.

El mismo Ortega, en una de sus intervenciones se refirió al poder de las redes sociales. En realidad, no esperaban que por ese flanco se desplomara toda la inversión que realizaron en sus medios de propaganda.

 

Llegó a afirmar que la faena cumplida las redes sociales era resultado de una conspiración. Ortega dijo un perfecto disparate porque cuando en una acción política participan millones, pues ya dejó de ser una conspiración. Evidentemente, las redes sociales serían inertes, anodinas o inútiles si no estuvieran miles y centenares de miles de manos, de ojos, de corazones y de mentes comprometidos en la lucha por la democracia. 

Por esta vía se incorporó como protagonista en la lucha a la comunidad nicaragüense residente en el exterior. El celular les permite estar tan informados como si estuvieran en Nicaragua. Y les facilita su trabajo de denuncia y de coordinación.

Sobran los ejemplos del papel cumplido por la combinación del celular con las redes sociales.

Casos trágicos como la muerte del periodista Ángel Gaona o el “me duele respirar” del menor Alvarito Conrado. Centenares de denuncias y registros de los atropellos del régimen. Me viene a la memoria la agresión criminal a la iglesia Divina Misericordia. 

La jornada que se organizó para protestar en la sede de Naciones Unidas finalmente desinfló la maniobra de Ortega, que terminó por cancelar su viaje.

El caso de las chimbombas azul y blanco, filmadas en celulares y potenciada por las redes, dejó en el ridículo a las fuerzas represivas del régimen, incluyendo la policía y las turbas diabólicas. Enloquecieron con las chimbombas. O la explosiva campaña del pico rojo.

La vigilia global que se realizó en ciudades de los cinco continentes fue un éxito de las redes. 

Sin embargo, es preciso alertar sobre algunos peligros para que estemos en capacidad de neutralizarlos.

En primer lugar, debemos tener en cuenta que el régimen también actúa en las redes sociales. Utiliza tecnologías, equipos de esbirros y equipos de propaganda para para desinformar, para denigrar o para tender trampas. Allí está el caso de la campaña en contra de Monseñor Báez. Si bien el tiro les salió por la culata, es evidencia que están organizados y activos. 

En otros casos, encubiertos con perfiles falsos, o con perfiles verdaderos, se disfrazan de opositores para servir como quinta columna, generando divisiones, esparciendo rumores falsos, sosteniendo posiciones extremas para desmoralizar, promover pugnas o confundir.

 Otras veces el mismo régimen hace circular versiones para provocar el descrédito de la información que circula en las redes o para que caigan incautos. Por ejemplo, las versiones de que tal persona fue torturada o está agonizando en el hospital, y después, aparece en un tribunal de justicia. ¿Cuál es propósito? Provocar desconfianza en las redes o que algún medio de comunicación, una organización no gubernamental, un dirigente o un defensor de derechos humanos caiga en la trampa y pierda credibilidad.

Muchas veces nosotros mismos somos reproductores de estas maniobras desinformadoras y colaboramos inconscientemente con el régimen. Se observa también que a veces la desesperación, el entusiasmo o las esperanzas, nos lleva a propalar informaciones que a todas luces carecen de fundamento. Cuando se comprueba que son falsas, la gente queda desconcertada o desanimada. 

Que si se está descargando maquinaria bélica en países vecinos. Que si tal funcionario norteamericano declaró tal cosa. Que Naciones Unidas ahora sí va con los cascos azules. Que si Daniel Ortega está gravemente enfermo. Que si todas las redes están intervenidas. Que la policía prohibió el uso de las redes. En fin, son centenares los rumores infundados.

La receta es, en la medida en que sea posible, si tenemos duda sobre la veracidad de una información, mejor no la reproduzcamos y esperemos a confirmarla.

Finalmente está la participación de los fanáticos del régimen que se caracterizan por el lenguaje soez y ofensivo, provocando debates. Cuando caemos en esas provocaciones y les respondemos, no solo retroalimentamos su presencia en las redes, sino que nos amargamos y alejamos a quienes pueden estar interesados en un debate sano. Lo mejor es eliminar sus comentarios o bloquearlos y asunto terminado.

Con estas advertencias, adelante con las redes, a seguir disparando.

Inmigracion, Internacional, Nacional, Politicas

El Incesante Drama Migratorio En La Frontera De Estados Unidos De América Con México

EL INCESANTE DRAMA.jpg

El incesante aumento del número de familias que pretenden pasar de México a Estados Unidos de América entrando por el Valle de Río Grande ha alcanzado el pasado septiembre la cifra más alta de la historia, según fuentes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), en medio de la restitución los juicios penales por entrada ilegal sin excepciones y otras modificaciones legales que tiene previsto acometer el Gobierno de Trump.  

En McAllen, Texas, al lado de la frontera de Estados Unidos de América con México, la radio del agente Rodríguez, de la Patrulla Fronteriza estadounidense, no da abasto con los reportes de inmigrantes interceptados: dos jóvenes hermanos nicaragüenses; un grupo que ha saltado la valla y se oculta en los ranchos; varias familias centroamericanas con niños intentando cruzar el Río Grande en una balsa. 

Es el día a día de los algo más de 3.000 agentes destacados para vigilar la frontera en el concurrido Valle de Río Grande, donde cada uno de ellos intercepta tres veces más inmigrantes que la media nacional, y tres de cada cuatro interceptados en los últimos meses son mujeres y niños centroamericanos.

“El número de unidades familiares a lo largo de la frontera sur ha aumentado un 38 por ciento, han sido 3.500 inmigrantes más que en julio y la cifra más alta de la historia”, aseguraba Tyler Houlton, el secretario de prensa del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), al anunciar las estadísticas de septiembre de 2018. 

La gran mayoría de estas unidades familiares están entrando por el Valle de Río Grande. “La mitad de los que encontramos son familias y niños no acompañados que buscan a un agente para entregarse y solicitar asilo”, explica el agente González mientras muestra las huellas de niños y adultos en el camino cercano al río. 

“La otra mitad son los que intentan eludirnos”, agrega en referencia a los que ocultan su rastro y forman parte del objetivo principal de control fronterizo de los agentes.

La Patrulla Fronteriza los clasifica internamente como “no impactables” que son las unidades familiares, menores no acompañados y otros inmigrantes no mexicanos en busca de asilo; e “impactables” que son traficantes, criminales y los que intentan eludir a la autoridad.

Las recientes iniciativas de control fronterizo del Gobierno del presidente Donald Trump, como la tolerancia cero con la que se pretende juzgar penalmente por entrada ilegal a todos los adultos sin excepciones, han provocado numerosas separaciones de padres e hijos, y ha concentrado la atención y muchos de los recursos públicos en los “no impactables”.

“Nuestro sistema no se diseñó para procesar miles de nuevas peticiones de asilo cada mes de personas que cruzan ilegalmente la frontera. Pero está ocurriendo y está abrumando el sistema”, se quejó esta semana el fiscal general, Jeff Sessions, en una ceremonia de nombramiento de 44 nuevos jueces de inmigración, muchos de ellos destacados en centros de detención y juzgados del Valle de Río Grande.

El retraso en los tribunales de inmigración de Texas ha aumentado un 20 por ciento durante el último año. La Guardia Nacional del estado está asignando abogados militares a las fiscalías federales encargadas de delitos migratorios, personal para apoyar logísticamente a la Patrulla Fronteriza y más de una decena de aeronaves de vigilancia.

Frente a estas medidas y los numerosos recursos asignados a la frontera por los alguaciles federales (US Marshall Service), encargados del transporte y la custodia de presos federales, y la Oficina de Detención y Deportación del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), la afluencia de “no impactables” sigue en aumento, mientras se reduce la proporción de “impactables” interceptados. 

Según los datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), de la que forma parte la Patrulla Fronteriza, la cifra de inmigrantes delincuentes (con condenas pendientes o buscados por la ley) detectados cerca de la frontera y en los puertos de entrada se ha reducido más de un tercio en los dos últimos años. 

La mitad de los algo más de 6,000 delincuentes interceptados por la Patrulla Fronteriza en todo el país entre octubre de 2017 y agosto de 2018, que equivalen a uno de cada 10,000 inmigrantes detectados, estaban condenados por delitos migratorios, y tres habían cometido homicidio.

“La tolerancia cero era y es necesaria para combatir décadas de políticas que no han aplicado la ley y han reforzado a las organizaciones criminales transnacionales y los traficantes de personas”, declaraba en julio ante el Senado Carla Provost, la jefa en funciones de la Patrulla Fronteriza, acerca de la intención del Gobierno estadounidense de recuperar una política que convertiría a todos los adultos interceptados, incluso las madres y los padres acompañados por sus hijos, en “impactables”.

Dentro de su política de control migratorio, además de reinstituir los juicios penales por entrada ilegal sin excepciones, el Gobierno de Trump tiene previsto modificar los criterios para la certificación del miedo creíble que los inmigrantes alegan para evitar regresar a sus países, el primer filtro para los solicitantes de asilo, que siguen superando nueve de cada diez de ellos, según las cifras del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), encargado de las entrevistas a los recién llegados.

Otra medida propuesta por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), que engloba a CBP, ICE y USCIS, y el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), responsable de la custodia de los inmigrantes menores de edad, es la expansión de la detención de los niños y las familias interceptadas, considerada “abominable” por las organizaciones de defensa de los inmigrantes.

“Hay alternativas muchos menos costosas y mucho más humanas que detener a los niños y a las familias”, afirmó Jeanne Atkinson, directora ejecutiva de la Red Católica de Inmigración Legal.

Los miembros del Gobierno entrante en México, país que colaboró intensamente con la Administración de Obama en el control de los flujos migratorios desde América Central, hasta la llegada de Donald Trump a la Presidencia, coinciden con la “humanización” del trato a los inmigrantes centroamericanos.

 

“No se ha puesto en la mesa que México sea la policía de Estados Unidos”, ha señalado acerca de las conversaciones sobre inmigración entre los dos países Olga Sánchez Cordero, la próxima Secretaria de Gobernación, que también ha anunciado “una política más humana con los inmigrantes”.

Mientras los dos gobiernos vecinos anuncian medidas y políticas migratorias aparentemente incompatibles, los agentes de la Patrulla Fronteriza del Valle de Río Grande y la Policía Federal mexicana siguen cultivando su colaboración a ambos lados de la frontera.

“Las patrullas bilaterales ayudan a identificar los cruces y las rutas de acceso que emplean los traficantes”, comentó el agente Rodríguez, que hace hincapié en que esta colaboración ha afectado a la capacidad de los grupos criminales que operan al sur del Valle de Río Grande.

Historia, Internacional

La Revolución Mexicana “El Primer Gran Movimiento Político Y Social Armado Más Importante Del Siglo Xx”

El 20 de noviembre de 1910 debía empezar un movimiento revolucionario en todo México para deponer al dictador Porfirio Díaz, quien llevaba más de tres décadas en el poder, pero la fuerte presión para derrocar al tirano era tal que los brotes insurrectos comenzaron a manifestarse en distintos puntos del país, en el norte y en el centro de México, antes de la fecha programada por los alzados. 

La fecha fue elegida por un grupo de inconformes con los resultados de las elecciones presidenciales de junio de 1910 que dieron a Díaz el 90 por ciento de los votos y a su principal opositor, Francisco Madero, una raquítica cifra de sufragios. 

José de la Cruz Porfirio Díaz Mori, un indígena zapoteco que al llegar al poder en 1876 aplastó a los indígenas y dio a su régimen un toque de afrancesamiento.

Durante estos 31 años de gobierno, México experimentó un notable crecimiento económico y tuvo estabilidad política, pero estos logros se realizaron con altos costos económicos y sociales, que pagaron los estratos menos favorecidos de la sociedad y la oposición política al régimen de Díaz.  

En septiembre de 1910, cuando Porfirio Díaz fue ratificado por el Congreso para su décimo periodo presidencial estallaron varias crisis en diversas esferas de la vida nacional, que reflejaban el creciente descontento de algunos sectores con el porfiriato. Pocos creyeron los resultados electorales y estalló la rebelión.  

La Revolución Mexicana, el primer gran movimiento político social armado del siglo XX, derrocó a Díaz en 1911, pero la estabilidad no se logró hasta 1921 después de diez años de luchas internas entre las distintas facciones que surgieron en esta etapa. 

Dos años antes de la revuelta, el general Porfirio Díaz declaró a un periodista estadounidense, en un alarde de fingida generosidad política, que el país estaba ya maduro para la democracia y que para las elecciones de 1910 abriría la oportunidad para que otros candidatos se presentaran a la contienda, desatando las aspiraciones de tirios y troyanos que comenzaron a crear sus partidos políticos, que en esencia se dividieron en reeleccionistas (que apoyaban a Díaz) y antireeleccionistas que apoyaban a Madero, hijo de hacendados del norte del país, cuya demanda política fundamental fue la no reelección. 

Pero el dictador no lo dejó todo a su suerte, cuando vio que la clase política se animaba ante la posibilidad de participar en las elecciones, se deshizo de los contrincantes que surgieron a su alrededor: a algunos los mandó al exterior o anuló políticamente y a sus opositores reales.

La oposición al Gobierno cobró relevancia ante la postura manifestada por Díaz. En ese contexto, Francisco I. Madero realizó diversas giras en el país con miras a formar un partido político que eligiera a sus candidatos en una asamblea nacional y compitiera en las elecciones. Díaz lanzó una nueva candidatura a la presidencia y Madero fue arrestado en San Luis Potosí por sedición. Durante su estancia en la cárcel se llevaron a cabo las elecciones que dieron el triunfo a Díaz.

En la entrevista con el periodista James Creelman, que fue publicada en 1908, Díaz, que para entonces tenía 80 años, dijo que había tratado de dejar la presidencia en muchas ocasiones, pero que había tenido que permanecer en ella por la propia salud del pueblo que ha confiado en él. 

El fraude electoral fue la chispa que incendió a México y Francisco Madero, que había logrado escapar de la prisión estatal, fue el artífice de la insurrección al lanzar el Plan San Luis Potosí desde San Antonio, Texas, Estados Unidos de América , en el que exhortaba al pueblo a alzarse en armas el 20 de noviembre contra el Gobierno de Díaz.

Los primeros combates ocurrieron a principios de ese mes y se propagaron por varias partes del país, principalmente en el norte, pero no prendió como Madero lo había planeado. Pasaron los meses y las revueltas contra las fuerzas de Díaz fueron incrementándose hasta que el dictador cedió y renunció a la Presidencia el 25 de mayo de 1911, tras firmar un pacto con sus opositores.

En este tratado, las fuerzas revolucionarias aceptaron dejar las armas y ser licenciadas para restablecer la paz, sin embargo este hecho mantuvo intacto el poder del porfirismo, lo que generó una encarnizada lucha posterior. 

El exilio de Díaz a Francia abrió la caja de Pandora y aunque Madero llegó a la Presidencia en noviembre de 1911, las facciones formadas al calor de la Revolución no se apaciguaron y caudillos como Emiliano Zapata, que peleó contra las tropas del dictador en el sur de México, o los generales del pofiriato se alzaron contra el Gobierno de Madero, unos para exigir el cumplimiento del Plan de San Luis Potosí en lo que se refería la restitución de tierras, otros para recuperar sus privilegios.

En 1913 un movimiento contrarrevolucionario, encabezado por Félix Díaz, Bernardo Reyes y Victoriano Huerta, dio un golpe de Estado. El levantamiento militar, conocido como “Decena Trágica”, terminó con el asesinato de Madero, su hermano Gustavo y el vicepresidente Pino Suárez. Huerta asumió la presidencia, lo que ocasionó la reacción de varios jefes revolucionarios como Venustiano Carranza y Francisco Pancho Villa. Tras poco más de un año de lucha, y después de la ocupación estadounidense de Veracruz, Huerta renunció a la presidencia y huyó del país. 

A partir de ese suceso se profundizaron las diferencias entre las facciones que habían luchado contra Huerta, lo que desencadenó nuevos conflictos. Carranza, jefe de la Revolución de acuerdo con el Plan de Guadalupe, convocó a todas las fuerzas a la Convención de Aguascalientes para nombrar un líder único. En esa reunión Eulalio Gutiérrez fue designado presidente del país, pero las hostilidades reiniciaron cuando Carranza desconoció el acuerdo. Después de derrotar a la Convención, los constitucionalistas pudieron iniciar trabajos para la redacción de una nueva Constitución y llevar a Carranza a la presidencia en 1917. La lucha entre facciones estaba lejos de concluir. En el reacomodo de las fuerzas fueron asesinados los principales jefes revolucionarios: Zapata en 1919, Carranza en 1920, Villa en 1923, y Obregón en 1928. 

Actualmente no existe un consenso sobre cuándo terminó el proceso revolucionario. Algunas fuentes lo sitúan en 1917, con la proclamación de la Constitución mexicana, algunas otras en 1920 con la presidencia de Adolfo de la Huerta o en 1924 con la de Plutarco Elías Calles. Incluso hay algunas que aseguran que el proceso se extendió hasta los años 1940.

Hoy en día, la celebración de la Revolución mexicana es una de las fiestas cívicas más importantes en México, pero su celebración no supera a la efeméride de la Independencia (1810), tal vez porque las facciones de la Revolución aún permanecen y de su espíritu se apoderó el Partido Revolucionario Institucional (PRI) que gobernó al país durante 71 años, en lo que el escritor peruano Mario Vargas Llosa definió con genialidad como “la dictadura perfecta”.