Deportes

Los Grandes Combates De Boxeo Que Se Avecinan

DEPORTES Los grandes combates.jpg

La defensa de los títulos de Anthony Joshua, “Canelo” Álvarez y Vasiliy Lomachenko son sólo tres de las grandes citas que nos tiene preparado el mundo del boxeo en los próximos meses, a la espera de que se confirme que Floyd Mayweather se suba de nuevo al cuadrilátero.

El calendario pugilístico prepara grandes peleas, enfrentamientos de enorme nivel que presagian una temporada de altura. El duelo entre el británico Anthony Joshua, el campeonísimo de los pesos pesados, frente al estadounidense Jarrell “Big Baby” Miller, el próximo 1 de junio en el Madison Square Garden de Nueva York, ha acaparado la máxima atención, pero otras peleas no van a pasar desapercibidas.

Será la primera vez que Joshua, monarca de los pesados de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB, en inglés WBA), de la Federación Internacional (FIB, IBF), de la Organización Mundial de Boxeo (OMB, WBO)  y de la Organización Internacional de Boxeo (IBO, OIB), pelee en los Estados Unidos de America, un aliciente más a este gran combate que ha generado una gran demanda de entradas a pesar de su precio, que oscilan entre los 300 y 2,500 dólares.

El campeonísimo británico (nacido en Watford, 1989 de madre nigeriana y de padre británico con ascendencia nigeriana e irlandesa) se mantiene invicto en 22 combates -21 de ellos por KO-, mientras su rival, nacido en Brooklyn (1988), cuenta con 23 victorias y un nulo. La presentación de la pelea de ambos, el pasado 19 de febrero, acabó en insultos y empujones entre los boxeadores, un modo de calentar una pelea que ya aparece entre las mejores del año.

De vencer a Miller, Joshua pretende pelear con Deonlay Wilder (Tuscaloosa, Alabama, 1985) campeón del Consejo Mundial de Boxeo (CMB, WBC en inglés), el único de los cinco cinturones de los pesados que le falta al británico.

A sus 29 años, Joshua –campeón olímpico en Londres 2012- es uno de los boxeadores más mediáticos del momento, capaz de llenar el estadio Wembley, con capacidad para 90,000 personas, en dos ocasiones: en 2017 al derrotar al ucraniano Wladimir Klitschko y en 2018 al vencer al ruso Alexander Povetkin.  

Si el enfrentamiento Joshua-Miller centrará la atención de los pesados, en el peso medio el combate entre el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez y el estadounidense Daniel Jacobs es la gran cita del año. Una pelea que tendrá lugar en el “T-Mobile Arena” de Las Vegas (Nevada), el 4 de mayo. 

“Canelo” Álvarez, poseedor de los cinturones mundiales de la AMB y de la CMB, buscará el título del peso medio de la FIB que posee Jacobs (Nueva York, 1987). Para el púgil mexicano será la segunda de las once peleas que ha firmado con la plataforma deportiva de vídeo en directo a través de internet  DAZN durante cinco años, por la que recibe 365 millones de dólares.

La supremacía de los ligeros se la disputaron el ucraniano Vasiliy Lomachenko y el británico Anthony Crolla, el pasado 12 de abril en el Staples Center de Los Ángeles. Lomachenko (Bilhorod-Dnistrovsky, 1980) es el actual campeón mundial de la OMB y de la AMB, título éste último que Crolla (Manchester, 1986) mantuvo entre 2015 y 2016.

 

El gran objetivo de Lomachenko, campeón olímpico de Pekín 2008 y Londres 2012, era enfrentarse al estadounidense Mikey García, poseedor de los títulos de los ligeros de la CMB y de la FIB. Para eso habrá que esperar un nuevo contrincante porque García (Oxnard, California, 1987), de origen mexicano, perdió frente al estadounidense Errol Spence Jr. (Long Island, Nueva York, 1990) el 16 de marzo en el AT&T Stadium de Arlington (Texas), un recinto con capacidad para 100,000 personas.

La pelea puso en juego el título de la FIB del peso welter, pero la distancia, el tamaño y el peso, sobre todo el boxeo, fueron las cualidades de Spence Jr., que fueron imposibles de superar para Mikey García al derrotarlo por decisión unánime en combate que dominó de principio a fin. 

García jamás tuvo las herramientas ni mucho menos el físico para encontrar la manera de cortar la distancia de Spence, quien estuvo en su tamaño y peso.

Fue la primera pelea de García (39-1) en 147 libras, es decir, 12 más que su anterior compromiso. El experimento fracasó y el méxicoestadounidense perdió el invicto en su carrera profesional.

Otras grandes peleas del calendario pugilístico tendrán como protagonistas al mexicano Miguel “El Alacrán” Berchelt (Cancún, 1991), campeón del peso superpluma de la CMB, que expondrá su título ante su compatriota Francisco “Bandido” Vargas (México DF., 1984) el 11 de mayo en Los Ángeles. Ambos ya se enfrentaron en 2017 cuando Vargas era campeón y Berchelt le quitó la corona.  

El 23 de marzo era la fecha fijada para que el británico Charlie Edwards defiendiera su título de la CMB del peso mosca ante el español Ángel Moreno, en el Copper Box Arena de Londres. Edwards realizó una exitosa primera defensa de su título, derrotando a un Moreno en un gran combate. Los tres jueces tuvieron la pelea 120-107 para Edwards. 

Preguntado sobre lo que sucedió después, Edwards dijo: “Quiero construir un legado. Quien sea el siguiente, estoy listo. Si ese es Andrew Selby, si es Kal Yafai, si es uno de los otros campeones del mundo en peso mosca, quiero construir un legado”.

El 26 de abril, en Los Ángeles, el tailandés Srisaket Sor Rungvisai (1986), actual campeón supermosca de la CMB, defendió su título ante el mexicano Juan Francisco “Gallo” Estrada (Puerto Peñasco, 1990).

Un gran calendario pugilístico en espera de que Floyd Mayweather, que fuera campeón en cinco pesos distintos, dedica regresar a los cuadriláteros si se confirman los rumores que apunta a esta posibilidad. Que Mayweather (Grand Rapids, Michigan, 1977) vuelva a ponerse los guantes sería la guinda a un gran año de boxeo.