Artes, Cultura, Television

La Actriz Gina Rodríguez Empieza A Despedirse Orgullosa Del Legado De "Juanita" En La Seria "Jane The Virgin"

La serie estadounidense "Jane The Virgin", que ya se ha estrenado en la cadena CW con su quinta y última temporada, empieza su despedida orgullosa del legado de "Juanita", como señala la guionista de la serie original. 

"Estoy muy orgullosa de lo lejos que ha llegado mi Juanita", dijo a Efe Perla Farías, vicepresidenta senior de desarrollo de contenidos de la cadena hispana Telemundo y quien fue la autora de la telenovela original, la venezolana "Juana la virgen".

En esa línea se expresó durante un panel en Los Ángeles, con motivo del anuncio del estreno de la última temporada, la responsable de la serie que emite CW, Jennie Snyder Urman, cuando confesó que su meta era representar a estos personajes lo mejor posible y contar a través de muchas historias las múltiples formas de ser mujer.

 

"Cuando vi el guión me emocionó que la historia se centrara en una familia de mujeres latinas que viven juntas. Es como yo crecí, pero nunca lo había visto en los medios", indicó hace poco Andrea Navedo, actriz de origen puertorriqueño que interpreta a Xiomara, la madre de Jane.

"Jane the Virgin" no solo ha recogido varios galardones, entre ellos los Emmy y los Globos de Oro, sino que abrió la puerta a otras producciones con marcado acento latino, como "A Day at a Time", "Telenovela", "Devious Maids", si bien ninguna de ellas alcanzó la longevidad de Jane Gloriana Villanueva, la joven inseminada artificialmente por error y que encabeza la historia.

La actriz Gina Rodríguez, cuya carrera se disparó gracias a protagonizar "Jane The Virgin", destacó también que una serie sobre una familia latina puede conectar "con todo tipo de audiencias", incluso si se tocan temas directamente ligados a los hispanos en Estados Unidos de América y en un formato semejante al de las telenovelas.

A lo largo de las cuatro temporadas vistas hasta la fecha la serie no ha ignorado la inmigración, los indocumentados, los choques culturales o la religión, y con pinceladas de realismo mágico.

Además, está centrada en una protagonista "buena, rodeada de gente también buena", como ha descrito Rodríguez, para quien era importante "demostrar que la gente buena también es interesante" en términos de dramaturgia.

Ese objetivo, al mismo tiempo, sirvió como contraparte a la retórica negativa contra los inmigrantes que se ha disparado en Estados Unidos de América en los últimos años.

Rodríguez aplaude lo que considera una vuelta a la esencia para la temporada final, luego de que los productores de la versión estadounidense se apoyaran en su libreto durante la primera temporada para luego en las sucesivas desarrollar la historia "de otra forma".

"Me parece fantástico que vuelvan a despedirse con los elementos que le dieron el éxito inicial", ahondó Rodríguez. 

Tras el final de la serie, Rodríguez y Urman se embarcarán, en calidad de productoras ejecutivas, en "Jane the Novela", una nueva serie escindida de "Jane The Virgin" y que consistirá en una "antología de telenovelas", en la que cada temporada tendrá como eje un personaje escrito por Jane Villanueva.

Es éxito es el que ha convertido a Gina Rodríguez en la nueva estrella latina americana gracias al Globo de Oro que le ha reportado su trabajo en la serie "Jane the Virgin", que refleja "de forma exacta la dinámica de lo que está pasando en Estados Unidos de América con los latinos", señala la actriz.

Y con el recién inicio de la quinta temporada de la serie Rodríguez es la latina del momento, convertida incluso en una “it girl” tras su exitosa aparición en la ceremonia de los últimos Globos de Oro, que en el 2014 la encumbraron como mejor actriz de comedia por su trabajo, en cuyo agradecimiento dejó claro que el galardón representa “una cultura que quiere verse a sí misma como héroes”.

Es decir, “la cultura de quienes se han esforzado y han conseguido tocar con sus dedos el sueño americano”, como recordó la actriz nacida en Chicago de padres puertorriqueños.

“Gracias a mi madre y mi padre por decirme que soñara en grande y que nunca dejara de soñar”, dijo Gina en la gala de los Globos de Oro, recordando seguramente una niñez en la que muy pronto dio rienda suelta a su vocación cuando comenzó en el grupo de salsa Fantasía Juvenil.

“A nivel cultural, nací en Chicago y mi idioma es el inglés. El español es mi segunda lengua. En la serie, mi abuela me habla en español y yo contesto en inglés. Eso ocurre mucho entre los latinoamericanos de este país”, explica la actriz respecto a la serie de televisión que la ha situado directamente en el estrellato.

“Jane the Virgin” relata la vida de Jane Villanueva (Gina Rodríguez), estudiante de magisterio, que trabaja en el New Miami Hotel y a quien su abuela (Ivonne Coll) le dejó claras dos cosas: las telenovelas son la mejor forma de entretenimiento y perder la virginidad es lo peor que le puede ocurrir a una mujer.

De ahí el trauma psicológico que sufre al resultar inseminada artificialmente por error en un chequeo ginecológico, cuando sus planes eran perder la virginidad el día de su boda con su prometido Michael (Brett Dier).

“La relación de Jane con su madre y con su abuela refleja muy bien la forma de ser de los latinoamericanos en Estados Unidos de América cómo somos todos. Es una historia muy humana”, explica la actriz, que debutó en televisión en series como “Law & Order” (2004), y después ha aparecido en capítulos de “The Mentalist” y “The Bold and the Beautiful” (2011-12).

 

Del amplio reparto de la serie destaca especialmente su trabajo con el actor mexicano Jaime Camil, a quien “todo el mundo quiere porque es muy auténtico”.

 

Según explica Gina Rodríguez, “Jane The Virgin” refleja muy bien la vida de los latinos de segunda generación en Estados Unidos de América: “Es justo como hablamos en nuestras casas, nuestros padres nos hablan en español y nosotros contestamos en inglés. Al fin y al cabo, somos estadounidenses. Así que esa dinámica es precisamente lo que está pasando en este país, y es algo que nunca se ha visto en televisión”.

“Para mí es algo revolucionario, y estoy deseando que la gente lo vea, porque los chavales van a decir “eso me pasa a mí, soy yo. No quiero hablar español con mis padres. Sí, si tengo que hacerlo, lo hago, pero normalmente lo oigo, lo entiendo, y contesto en el idioma en el que me he criado”, apunta.

Sobre su personaje añade: “Para mí Jane es una persona que tiene problemas, como los hemos tenido todos; si te cuento mi vida, te parecerá una telenovela. Así que no me siento muy distinta de Jane... Bueno, a mí nunca me han hecho una inseminación artificial”. 

Se formó desde muy joven en la cultura del esfuerzo de su familia -su hermana mayor trabaja como encargada de inversiones en un banco de Boston y la mediana es médico- y ya a los 16 años comenzó a estudiar teatro en la Universidad de Columbia de Nueva York, para ampliar luego su formación en el Tisch School of the Arts de la Universidad de Nueva York.  

Gina Rodríguez es también una joven comprometida con sus orígenes hispanos a través de la organización latina “Inspira”, que se resume la propia experiencia de la actriz: “Tener hermanas que habían triunfado, que habían conseguido lo que consideraban el éxito, me hizo comprender que algunas puertas estarían cerradas, pero que tenía que buscar una que estuviera abierta, empujarla y esforzarme por entrar por ella”.

 

“No importa cuál sea tu nivel económico, si alguien puede conseguirlo, tú también puedes”, y en su terreno concreto, el de los actores jóvenes, lo tiene claro: “Yo no soy la típica niña de Hollywood, y estoy aquí, ¿no? Pues si yo he podido lograrlo, tú también puedes. Puedes hacerlo diez veces mejor”.