Historia

Turismo, Historia

Sucedió En Machu Picchu

Desde que Hiram Bingham, un profesor estadounidense de historia incaica llegó a Machu Picchu el 24 de Julio de 1911, los estudios científicos por tres años auspiciados por la Universidad de Yale, la National Geographic Society y el gobierno peruano, arrancando la maleza para excavar las tumbas incas, empezó la vida pública de la ahora turística quebrada andina descubierta por Agustín Lizárraga en 1894.

Artes, Cultura, Historia

El Sincretismo Y La Traición De Judas

Durante la conquista española hubo un proceso de eliminación de la manera de pensar religiosa del indígena. Sus creencias, en vez de desaparecer, se mezclaron con los nuevos conceptos llegados de Europa. Bajo una nueva apariencia, mantuvieron sus ideas autóctonas.

Cultura, Historia, Internacional

Los Constructores De Stonehenge Pudieron Descender De Españoles O Portugueses

Los antepasados de los constructores del monumento megalítico tipo crómlech de Stonehenge (Inglaterra) viajaron en dirección oeste por el Mediterráneo antes de llegar al Reino Unido y pudieron ser españoles o portugueses, según un estudio de la la publicación Nature Ecology & Evolution.

 

Historia, Nacional

El 5 De Mayo, La Fiesta Grande De Los Mexicanos En Estados Unidos De América

El pueblo mexicano posee tradiciones legendarias y un arraigado sentimiento lúdico, y aunque el triunfo sobre el ejército francés acaecido el 5 de mayo de 1862 es la fiesta grande de los mexicanos en Estados Unidos de América, también se celebra de una forma muy especial en Puebla.

Historia

La Tragedia Del Hindenburg Marcó El Fin De Una Era De La Aeronáutica

El dirigible alemán Hindenburg se incendió en pleno vuelo hace ahora más de 8 décadas; un accidente en el que murieron 36 de sus casi cien pasajeros, y que supuso el inicio del fin del uso de este tipo de aparatos como medio de transporte.

Historia

Pompeya, Una Foto Del Pasado

Mucho de lo que sabemos sobre la vida en el Imperio Romano se lo debemos a Pompeya, una ciudad que quedó sepultada por la lava y las cenizas del Vesubio en el año 79 d.C. Las excavaciones comenzaron en el siglo XVIII pero en la actualidad se siguen produciendo nuevos hallazgos que nos permiten conocer la antigüedad un poco mejor.

Historia, Internacional

El Último Sha De Persia

SHA DE PERSIA.jpg

Se cumplen cuarenta años del exilio de Mohammed Reza Pahlavi, el último Sha de Persia, un hombre que como hizo Napoleón se coronó a si mismo emperador. Su viuda, Farah Diba, rescata su memoria con un libro y un documental.  

Corrían los años setenta y el petróleo era el negocio del mundo circunstancia que convirtió a Irán en la potencia más importante de Oriente Próximo y, por ende, a su máximo dirigente, el Sha Mohammed Reza Pahlavi, en uno de los dirigentes más influyentes del panorama internacional.  

Pero las condiciones sociales empeoraron al tiempo que los millonarios se hacían más ricos y producto de este malestar surgió un movimiento revolucionario de masas que acabó controlado por los grupos chiíes, encabezados por el ayatolá Ruhollah Jomeini.  

La denominada Revolución Iraní comenzaría a principios de 1977 con numerosas protestas en favor de los derechos civiles. El país empezaría a desestabilizarse y se decretaría la Ley Marcial, marcando su cénit el asesinato de cientos de personas en el denominado “Viernes Negro”, el 8 de septiembre de 1978 y concluyendo, ahora hace 40 años, el 16 de enero de 1979 cuando el Sha se marchó al exilio.

El Shah y su esposa se exiliaron y estuvieron viviendo en diversos países: Marruecos, Bahamas, Ecuador, México, Estados Unidos, Panamá y finalmente Egipto, donde fueron acogidos por el presidente Anwar el-Sadat.

El Sha murió de cáncer el 27 de julio de 1980 en El Cairo y, a pesar de sus deseos de tener unas honras fúnebres sencillas, Sadat le dispensó un funeral de Estado: veintiuna salvas de cañón y tres descargas de un centenar de carabineros lo despidieron en la mezquita Al Rifai. El Shah fue enterrado en una ceremonia, que nunca se había producido antes en cuanto a solemnidad y grandiosidad, con la Emperatriz Farah Pahlaví, tercera y última mujer del Sha a la cabeza del funeral.

A título personal asistieron el ex presidente Nixon y Constantino de Grecia, ambos amigos del Sha Pahlavi.

Su viuda, Farah Diba, que cuenta ahora con 80 años, acaba de publicar un libro de Assouline, que sirve como catálogo de la colección de arte que creó durante su reinado en Irán y ha protagonizado un documental.

Valorada en unos 3,400 millones de dólares, la colección que muestra está compuesta por alrededor de 200 obras de artistas de gran renombre, entre ellos: Picasso, Van Gogh, Bacon, Monet, Renoir, Miró o Warhol, que la emperatriz fue adquiriendo cuando Irán nadaba en dinero. 

“Mi marido quería realmente traer democracia, pero cuando la gente no está educada, ni alfabetizada, eso lleva tiempo,” declaraba Farah al diario australiano The Sydney Morning Herald.

Por su parte el documental, que lleva por título “Farah Diba Pahlavi. La dernière impératrice”, ha sido dirigido por el periodista, director y presentador de televisión alemán Gero von Boehm.

En el filme, Farah relata de manera directa y en primera persona su vida desde que era una simple estudiante de Arquitectura de la École Spéciale d’Architecture, que conoció al monarca persa en París en 1958 en la embajada de Irán, hasta que se convirtió en emperatriz (Shahbanou), fruto del tercer matrimonio del Sha.

Este fue un título creado específicamente para ella en 1967, puesto que las anteriores esposas de Pahlavi, la Princesa Fawcia, hija del del Rey Fuad I de Egipto, y Soraya Esfandiary, hija del embajador de Irán en la República Federal Alemana, fueron conocidas como malakeh (reina), y además Farah se convirtió en una de las mujeres más mediáticas en el mundo.

Mohammed Reza Pahlevi nació el 26 de octubre de 1919 en una casa alquilada por su padre, Reza Jan Mirpany Savadkuhíel, oficial del Ejército, en el barrio Puerta de Qazvín, de Teherán.

Su padre subió al poder tras el golpe de estado perpetrado el 22 de marzo de 1921, durante el mandato del último miembro de la dinastía Kayar, Ahmad Sah Kayar, en el que se convirtió en Ministro de Guerra.

En ese momento, el Gobierno de Persia (Irán) estaba dirigido por el periodista Seyyed Ziá (Seyyed Ziaoddín Tabatabaí) quien en 1925, por cuestiones políticas, abandonó el cargo a favor de Reza Jan, quien se coronó como Reza Sha Pahlavi (1877-1944).

Tras el golpe de estado, la familia se muda a una casa más grande. Mohammed Reza Pahlevi vivió su infancia junto al resto de su familia: su madre, Nimtay Ayromlú, después conocida como Tayolmoluk Ayromlú; sus hermanas Shams, la mayor; Ashraf, que era su melliza;  y su hermano Alí Reza.

Fue en esa casa donde Mohammed Reza comenzó a aprender de su preceptora Madame Arfa’ la lengua francesa y una serie de aspectos generales sobre la cultura occidental, la Revolución francesa, los pensadores occidentales y la historia de Occidente.

Cuando su padre fue coronado él contaba siete años de edad y, a partir de la subida al trono de su padre, lo fueron instruyendo como sucesor y se le reservó uno de los edificios del Palacio Golestán para adiestrarlo en protocolos y tradiciones reales. 

Mohammed Reza sería instruido además en la exclusiva escuela Madrese-ye Nezam junto a veinte compañeros selectos, intentando el monarca, sin éxito, que se tratara a su hijo, futuro heredero del trono, como al resto. Después completaría su formación en Suiza hasta su vuelta a Irán en 1935, cuando ingresó en la Academia Militar de Teherán, terminando su carrera militar en 1938.

En 1941 su padre fue obligado a abdicar por los aliados durante la Segunda Guerra Mundial y se exilió en Johanesburgo, donde murió en 1944. En su lugar colocaron a su hijo Mohammed Reza Pahlavi, quien fue coronado Emperador de Irán en 1967, en una fastuosa ceremonia a la que asistieron personalidades de todo el mundo. 

Posteriormente, unificó los partidos políticos en uno solo e inició una modernización del país que fue denominada “revolución blanca”, de la que se beneficiaron, fundamentalmente las personas que estaban próximas al poder, creando una gran brecha entre ricos y los más desfavorecidos.

Con el inicio de la década de los setenta el malestar aumentaría, ya que la gran subida del precio del petróleo y sus beneficios para la clase dirigente en Irán no repercutía en las mejoras sociales que había prometido encontrándose el país en los peores puestos en mortalidad infantil, educación y sanidad.  

El Sha se casó en tres ocasiones. La primera boda fue en el año 1939 y de la mano de la Princesa Fawzia de Egipto (1921-2013), que era hija del Rey Fuad I de Egipto. Fruto de este matrimonio fue el nacimiento de la princesa Shahnaz Pahlavi, nacida el 27 de octubre de 1940. El divorcio se produjo en 1948.

El segundo enlace tuvo lugar en 1951 y el Sha contrajo matrimonio con Soraya Esfandiary (1932-2001), que era la hija de Khalil Khan Esfandiary-Bakkhtiari, el titular de la embajada de Irán en la República Federal Alemana.

La unión se mantuvo durante siete años y el divorcio se consumó oficialmente debido a la supuesta infertilidad de la reina, a la que se le otorgó el tratamiento de Alteza Imperial Princesa Soraya del Irán.

Su tercera esposa fue Farah Diba, con la que se casó en 1959. Diba nació el 14 de octubre de 1938, hija de Sohrab Diba, capitán del Ejército Imperial iraní y de Farideh Ghotbi, veinte años más joven que el Sha.

La reina se convirtió en Shahbanou y le dio al mandatario cuatro hijos: Reza Ciro Pahlavi, que nació el 31 de octubre de 1960; Yasmin Farahnaz Pahlavi, nacida el 12 de marzo de 1963; Alí Reza Pahlavi, que vino al mundo el 28 de abril de 1966 y que se suicidó en su residencia de Boston el 4 de enero del 2011, y Leila Pahlavi, quien también se quitó la vida en 2001, cuando solo tenía 31 años en un hotel de Londres.

Noticias De La Bahia, Historia, Politicas

Tras 40 Años Del Asesinato De Harvey Milk Los Políticos Lgbt Siguen Su Legado

Cuarenta años después del asesinato de Harvey Milk, el primer funcionario electo de California abiertamente homosexual, candidatos de la comunidad LGBT lograron un número récord de triunfos en las pasadas elecciones del 6 de noviembre dando continuidad a su ideal de defender los derechos de las minorías.

Milk ganó notoriedad a finales de la década de la década de 1970 al lanzar su campaña a la Junta de Supervisores de San Francisco sin ocultar sus preferencias sexuales y en 1978 cuando la ciudad californiana aprobó una ordenanza que protegía los derechos de los trabajadores homosexuales.

Once meses después de su elección, el 27 de noviembre de 1978, el político y el entonces alcalde, George Moscone, fueron asesinados en el Consistorio de la ciudad por Dan White, un expolicía y exsupervisor local que se oponía a las políticas de Milk.

 

Tras su muerte, se reveló una grabación que Milk había hecho en caso de ser asesinado. “Me gustaría ver salir a cada médico gay, a cada abogado gay, a cada arquitecto gay, levantarse y dejar que ese mundo lo sepa”, dice Milk en la grabación. “Eso haría más para acabar con los prejuicios de la noche a lo que nadie podría imaginar. Les insto a que hagan eso, les insto a que salgan. Sólo así empezaremos a lograr nuestros derechos”.

Para Jorge Mario Cabrera, vocero de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA), el asesinato de Milk dio ímpetu a movimientos en favor de la justicia social que desde entonces han luchado por obtener una representación política; Y tras 40 años del llamado de Milk, más de 160 candidatos que pertenecen a la comunidad LGBTQ (lesbianas, gais, bisexuales, transexuales y género no definido) lograron obtener o retener un escaño en las pasadas elecciones, 10 en el Congreso federal, 106 en legislaturas estatales y 45 en gobiernos locales. 

Una de las victorias más sobresalientes fue la del demócrata Jared Polis en Colorado, quien será a partir de este mes de enero el primer gobernador abiertamente homosexual elegido en Estados Unidos de América. Polis ganó la gobernación con más del 70% de los votos.

Los triunfos incluso se dieron en estados de tradición conservadora como Kansas, donde Sharice Davids ganó un asiento en la Cámara de Representantes, convirtiéndose en la primera congresista lesbiana y nativo americana por ese estado. 

La sorpresa la dio Kyrsten Sinema en Arizona, al convertirse en la primera senadora federal abiertamente bisexual de ese estado. En Texas, Gina Ortiz Jones será la primera congresista LGBT que representa un distrito de ese estado. 

La gobernadora Kate Brown de Oregón, que es bisexual, y la senadora Tammy Baldwin de Wisconsin, la primera senadora lesbiana en la Cámara alta, hacen parte de la ola de políticos que siguieron los pasos de Harvey.

En medio del récord para esta comunidad en las elecciones de mitad de mandato presidencial, y de lo mucho que se ha avanzado desde la muerte de Milk, Cabrera advierte que no todos en la comunidad LGBTQ cuentan con los mismos beneficios, libertades y espacio político.

“La discriminación en contra de las mujeres lesbianas y la comunidad transgénero, por ejemplo, continua, empezando en la Casa Blanca, y los crímenes de odio y la tasa de suicidio entre los jóvenes LGBTQ sigue en alza”, insiste Cabrera. 

El activista resalta los intentos conservadores de echar abajo varias protecciones que se han logrado para esta comunidad.

Un ejemplo, indicó, fue la consulta popular en Massachusetts para derogar una ley estatal que protege a las personas transgénero de la discriminación en lugares públicos como baños, vestuarios y hoteles, aunque la medida fue rechazada por la mayoría de los votantes.

Pero su legado fue más allá, en opinión de la alcaldesa de San Francisco, London Breed, quien aseguró que la lucha del político también ayudó a las causas de las mujeres y otras minorías.

Breed, la primera alcaldesa afroamericana de la ciudad californiana indicó en un comunicado previo a la conmemoración en San Francisco por la muerte de Milk que el político “abrió las puertas en California para futuros líderes”.

Un mensaje que ya han escuchado los estudiantes de la Academia de Derechos Civiles Harvey Milk, una escuela alternativa en el distrito de Castro de San Francisco con un fuerte énfasis en la enseñanza de la no violencia y la tolerancia.

Los alumnos, junto a trabajadores sindicalizados, y políticos exhortaron a todas las comunidades y en especial a la comunidad LGBT a celebrar el legado del activista.

Historia, Interes

Los Tres Reyes Magos Desconocidos

INTERES - TRES REYES MAGOS.jpg

Los Reyes Magos traen regalos en sus alforjas y también vienen cargados de un enigmático pasado: hubo tiempos en que no eran reyes, ni tampoco tres; no tenían sus nombres actuales; Baltasar no era negro y su fiesta tampoco era el 6 de enero. 

Melchor, Gaspar y Baltasar, los Tres Hombres Sabios, los Reyes Magos, sus Majestades de Oriente o simplemente “los magos”, que tras el nacimiento de Jesús de Nazaret, acudieron desde Oriente para rendirle homenaje y entregarle regalos de gran riqueza simbólica: oro, incienso y mirra. A los tres hombres que se guiaron por una estrella para llegar hasta Belén y adorar al Niño Jesús, se los conoce por distintos nombres, aunque todos saben quiénes son.

Estos personajes llegan cada año cargados de regalos, pero también de numerosos secretos, como una serie de aspectos poco conocidos sobre su tan cambiante como agitada existencia.

“De ellos en realidad solo sabemos que los mencionó Mateo en su Evangelio, pero la tradición ha hecho maravillas con esos pocos datos” señala el doctor en Psicología y periodista de investigación, Pepe Rodríguez, autor de ‘Mitos y tradiciones de la Navidad’. 

La adoración de los Reyes Magos ha sido una de las escenas más celebradas por la iconografía religiosa hasta el siglo XVII y ha sido la fiesta infantil por excelencia durante parte del siglo XIX, el XX y el actual XXI, según Rodríguez, pero en la historia de estos personajes hay más enigmas que certezas. 

Son “tan celebrados como desconocidos, y su trayectoria histórica merece un capítulo aparte, porque su figura solo tiene origen en los relatos del nacimiento de Jesús”, enfatiza este investigador. 

El Evangelio de Mateo (Mt.2,1-12) es la única fuente bíblica que los menciona y cuenta una serie de hechos sobre unos magos que llegaron del Oriente a Jerusalén, quienes, tras seguir una estrella, buscan al "Rey de los Judíos que ha nacido" en Belén de Judá en los días del rey Herodes, "Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra". 

“Si releemos esos versículos concluiremos que de esos “magos” solo conocemos que eran varios, visitaron a Herodes, adoraron al niño Jesús ofreciéndole presentes y que tuvieron un sueño que les hizo regresar a alguna parte por otro camino también desconocido”, añade.

Según Pepe Rodríguez no hay forma alguna de saber cosas tan elementales como pueden ser su número, edad, aspecto, raza, nombre, atuendo, estatus o procedencia, ni responder a estas preguntas: ¿cómo pasaron de magos a reyes?, ¿magos de qué?, ¿reyes por qué y de dónde? 

“En el texto de Mateo no se responde a nada de esto, tampoco en el resto del Nuevo Testamento, ni en las crónicas históricas de la época. ¿De dónde salieron, pues Melchor, Gaspar y Baltasar? Gracias a las afirmaciones de los teólogos y padres de la Iglesia: Orígenes (hacia184-hacia 254) y Tertuliano (160-220), la cristiandad se encontró en los primeros siglos de nuestra era con tres reyes, que no eran magos, a los que se denominó “Reyes Magos”, para casar la tradicional nomenclatura de Mateo con su supuesta personalidad real”, apunta.

"El hecho de que durante los tres primeros siglos no hubiese noticia concreta y consensuada sobre cuántos eran, cómo se llamaban y a qué se dedicaban, me resulta fascinante”, enfatiza el investigador.

Con respecto a los nombres de los reyes las primeras referencias parecen remontarse al siglo V a través de dos textos, el primero titulado "Excerpta latina bárbari" y el texto "Excerptiones Patrum", que es atribuido al anglosajón Beda el Venerable (673-735), un doctor de la Iglesia, se lee que el primero de los magos fue un anciano llamado Melchor; el segundo fue un joven imberbe llamado Gaspar; y el tercero fue un hombre de tez morena llamado Baltasar, según explica Rodríguez. 

“Por otro lado, hacia el año 845, el “Liber Pontificalis” de Agnelo de  Rávena (Italia), es citado a menudo como otro texto en que aparecen los tres nombres. Agnelo habló de Melchior, Caspar y Balthasar que, respectivamente, ofrecieron mirra, oro e incienso”, añade el periodista e investigador. 

“Estos tres nombres, aunque ya quedaron instituidos de cara al futuro, fueron tan arbitrarios y ficticios como los que pretendieron adjudicarles en otras partes: Apellicon, Amerim y Serakin, entre los griegos cristianizados; Kagpha, Badadilma y Badadakharida, en Siria; Ator, Sater y Paratoras, en Etiopía; y para los ortodoxos: Larvandad, Gushnasaf y Hormisdas”, de acuerdo a este investigador.

“Las edades atribuidas a los tres reyes magos cambiaban substancialmente en función de los gustos particulares de cada uno de los artistas que los representaba”, según Rodríguez.

“Finalmente, en el siglo XV, el obispo italiano Petrus de Natalibus, en su ‘Catalogus Sanctorum’, fijó que Melchor tenía sesenta años, Gaspar cuarenta y Baltasar veinte”, indica el experto.

“Esta nueva descripción física de los Reyes Magos, discrepaba de la aportada por Beda el Venerable y de la imagen de un importante mosaico bizantino, del siglo VI (alrededor del año 520) localizado en San Apollinare Nuovo (Rávena, Italia), que muestra a los tres magos ataviados a la usanza persa, con capa y gorro frigio, y todos con su piel blanca”, según Rodríguez. 

“Sin embargo, esta descripción cuadraba con la línea exegética que quería convertirles en representantes de las tres edades del hombre: vejez, madurez y juventud”, asegura el investigador.

“Del talento de los grandes pintores, que trabajaron bajo el mecenazgo de los Médicis en Florencia, nacieron representaciones de los tres Reyes Magos bastante diferentes entre sí, pero todos coincidieron en un mismo aspecto: los tres personajes eran de raza blanca; y en el siglo XV no existía ninguno de ellos que fuese negro”, señala Rodríguez. 

“Sin embargo, a partir del siglo siguiente, el XVI, en todas las representaciones pictóricas de “La Adoración de los Magos” ya se adjudicó a Baltasar la raza negra”, apunta.

“Pese a que en el siglo VII el texto de Beda el Venerable, que algunos fechan en el siglo XII, describió a Baltasar como de tez morena, y a que diversas tradiciones de las Iglesias orientales tenían por etíope a uno de los reyes, el peso de la tradición que fijaba el origen de los magos en Persia, impidió hasta finales del siglo XV imaginar un cambio de raza para este rey”, señala.

 “El hecho de que Baltasar pasase de ser blanco a ser negro en el siglo XVI, me resulta encantador, pero el que en el siglo XIII se erigiese toda una catedral para guardar sus reales, mágicos e inexistentes huesos, me resulta alucinante”, señala este autor, en referencia a la catedral de Colonia (Alemania), que comenzó a construirse en 1248 en honor a los tres Reyes Magos. 

“A principios del siglo III, antes del año 194 según otras fuentes, las Iglesias orientales, coincidiendo con el día de la celebración pagana del nacimiento del dios griego Aión o Eón, símbolo del Tiempo Nuevo, instauraron la fiesta de la Epifanía (del griego ‘Epifaneia’, apariencia)”, explica Rodríguez. 

“Esa jornada, el 6 de enero, los cristianos orientales no solo conmemoraban el natalicio de Jesús, sino también su bautismo, su primer milagro y la adoración de los magos persas”, añade. 

“En Occidente, en cambio, no comenzó a celebrarse la adoración de los magos hasta el siglo V y entonces, dado que ya se había fijado la Navidad en el 25 de diciembre, se decidió separar ambas festividades, y se reservó el 6 de enero para conmemorar la Epifanía, la manifestación de Jesús-Cristo al mundo a través de los magos de Oriente, su bautizo en el Jordán y el milagro de las bodas de Caná”, indica Rodríguez.

Con el tiempo, en países de tradición católica, se adoptó la costumbre de celebrar al mismo tiempo el día de la Epifanía (el 6 de enero) y la festividad de los Reyes Magos, conjugándose así la manifestación de Jesús al mundo no judío con la fiesta de estos personajes que representaban justamente ese mundo de gentiles. Poco a poco, se fue olvidando el significado verdadero de la palabra epifanía y la convirtió en un sinónimo de adoración de los Magos.

En México, el día 5 de enero por la noche se parte una Rosca de reyes que es tomada con chocolate, café o atole. Aquí se encuentra el segundo santuario más importante del mundo con respecto a los Tres Santos Reyes, ubicado en la ciudad de Tizimín, Yucatán; siendo visitado por millares de personas durante las fiestas religiosas en su honor, celebradas desde finales de diciembre hasta principios de enero. Se trata además de la feria religiosa más antigua del sureste mexicano.

“Para los cristianos, tanto orientales como occidentales de habla hispana, esta festividad siempre ha mantenido una gran importancia en el calendario litúrgico y en la tradición civil y presumo que así continuará”, concluye Rodríguez.

Historia, Internacional

Navidad En Belén...El Lugar Donde Todo Comenzó

Para muchas personas Navidad significa regalos, comidas con familiares o cenas de trabajo imposibles, pero su celebración en la ciudad de Belén, cuna del cristianismo, supone regresar a los mismos orígenes de la festividad y poder tocar los lugares donde, según la tradición cristiana, todo comenzó. 

En realidad los actos relacionados con la Navidad en la ciudad palestina de Belén se inician en noviembre, puesto que el último sábado del mes tiene lugar la festividad de Santa Catalina, en la que se iluminan cuatro velas en la Gruta de la Natividad y, de forma simbólica, se desplazan a los cuatro puntos cardinales.

"Con esta celebración apuntamos que María es, en cierto modo, la madre que se prepara para el nacimiento, es una preparación remota, ese es el significado de este ritual", explica a Efe el fraile franciscano Artemio Vítores, recién nombrado superior de Belén. 

El primer sábado de diciembre los festejos navideños arrancan con el tradicional encendido de la iluminación de un árbol de grandes dimensiones, profusamente decorado con bolas y guirnaldas de colores, junto a la Basílica de la Natividad, ceremonia oficial que marca el inicio de la festividad en Belén y a la que acuden unas 40,000 personas.

Aunque la Navidad se celebra en tres ocasiones en esta ciudad, de acuerdo a los distintos ritos ortodoxo, latino y armenio, cada uno de los cuales sigue su propio calendario, los días grandes a los que se suma toda la comunidad cristiana y autoridades de la región son el 24 y 25 de diciembre. 

"En Belén también celebramos la navidad católica el 25 de diciembre, la
ortodoxa el 7 enero y la armenia el 18 de enero. Tenemos tres navidades, por lo que no hablamos del día de Navidad sino de la temporada de Navidad. Esto crea un hermoso mosaico de gente, al que se suman los musulmanes, que se unen a nuestra alegría en esta festividad", señala a Efe el teniente de alcalde de la ciudad, Isam Juha.

El 24 de diciembre el patriarca latino, Fouad Twal, máximo representante de la Iglesia Católica en Tierra Santa, realiza una procesión entre su sede de Jerusalén y Belén, dando el pistoletazo de salida a los actos litúrgicos de la Navidad.

Aglomerados en torno a la Plaza del Pesebre, aledaña a la Basílica de la Natividad, así como en las callejuelas vecinas, visitantes y lugareños reciben a la autoridad católica entre vítores y cánticos navideños, mientras bandas locales de “boyscouts” y filas de monaguillos, vestidos con sus mejores galas, abren paso a la comitiva en medio del repiqueteo de tambores.

En ese momento, Belén se convierte en el centro del mundo y todas las cámaras y ojos están puestos sobre la plaza que, pese a las dificultades del conflicto que sacude la zona, suele llenarse de personas, decorada con banderines y ornamentos característicos de una Navidad que en el resto de la región de mayoría musulmana y judía pasa casi desapercibida.

El patriarca suele llegar a la plaza a primera hora del mediodía encabezando un convoy de vehículos que parte de mañana desde la ciudadela amurallada de Jerusalén y que tiene que sortear obstáculos físicos hasta llegar a la cuna del cristianismo. 

De la sede del Patriarcado Latino sale escoltado por la Policía israelí, siguiendo un estricto protocolo que se repite cada año, y que lo lleva a atravesar el muro de hormigón que separa ambas ciudades, donde el prelado recibe las felicitaciones navideñas preceptivas por parte de las autoridades israelíes en un monasterio cercano.

A continuación, cruza a la altura de la tumba de la matriarca bíblica Raquel ya en Belén, y se dirige hacia el monte donde se alza la Natividad escoltado por la Policía palestina y notables de la ciudad, entre ellos la alcaldesa Vera Babún.

Belén recibió un impulso sin paliativos cuando, en 2012, la iglesia de la Natividad -considerada la más antigua de Tierra Santa-, y su casco histórico se convirtieron en el primer lugar de Palestina declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 

Además, desde septiembre de 2013 la basílica es objeto de unas restauraciones impulsadas por la Autoridad Nacional Palestina (ANP) para recuperar el brillo original del santuario que data del año 327, cuando el emperador Constantino y su madre, Santa Helena, ordenaron la construcción del templo sobre el que lugar donde la tradición marca el nacimiento de Jesús.

Para acceder al templo, una de las iglesias más antiguas del estilo bizantino, el patriarca, así como cualquier visitante, deben agacharse y bajar la cabeza en señal de respeto y también para atravesar una puerta de pequeñas dimensiones.

Por la noche, los líderes religiosos locales celebran una cena de Nochebuena en la que se invita a las autoridades municipales de Belén, aunque los restaurantes cercanos a la iglesia y los hogares cristianos albergan a familias enteras, muchas de ellas mixtas o seguidoras de ritos orientales, que celebran en torno a una mesa la principal cena de la festividad. 

En paralelo, la Plaza del Pesebre alberga conciertos de villancicos donde padres con sus hijos y jóvenes locales pueden vivir el ambiente navideño, precisamente a pocos metros de donde se venera el lugar de nacimiento de Jesús.

El patriarca oficia la Misa del Gallo en la Natividad, a la que asisten autoridades como el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, una tradición iniciada por su antecesor Yaser Arafat, y que se ha convertido en el mayor evento difundido a todo mundo desde territorio palestino. 

Al concluir la ceremonia y, según el ritual, una imagen del Niño es portada en procesión hasta el pesebre, una estrella de catorce puntas sobre mármol que se halla en el interior de la Gruta de la Natividad. Tras la Epifanía (Noche de Reyes) retorna a su altar original de la Virgen en la iglesia adyacente de Santa Catalina, bajo custodia franciscana. La talla fue encargada por fray Gabino Montoro en 1920 a la casa "Viuda de Reixach" de Barcelona (España) y realizada por el artista Francisco Rogés.

El día 25 de diciembre se celebra una misa navideña pero de carácter menos solemne y el 28 se rememora con otro acto litúrgico el día de los Inocentes.

"Lo que tiene de característico esta ciudad es que aquí se puede ver y tocar el lugar donde todo aconteció", expresa Vítores, veterano franciscano que lleva 46 años en Tierra Santa.

En Navidad las callejuelas del casco antiguo de la ciudad albergan un mercadillo, donde los tradicionales pesebres hechos con madera de olivo, así como otros ornamentos sencillos, simplemente barnizados y pulidos, son los protagonistas de la fiesta en Belén.

"Organizamos durante varios días actividades para familias y niños, como talleres de escritura, de dibujo, reparto de regalos, conciertos y otros actos culturales, además del tradicional mercadillo navideño, en el que se venden todo tipo de adornos hechos en Tierra Santa. También vienen grupos musicales extranjeros a celebrar las fiestas con nosotros", asegura Juha.

Muchos turistas y peregrinos aprovechan para visitar la Gruta de la Leche, en una de las calles aledañas a la Natividad, donde según la tradición cristiana se cree que a la virgen María se le derramó leche cuando amamantaba al niño Jesús antes de su huida a Egipto, lo que tornó la cueva de un color blanquecino. Tanto cristianas como musulmanas acuden a esta peculiar gruta, donde hay instalada una pequeña capilla, para pedir que los futuros retoños vengan bien, así como para fomentar la fertilidad. 

Para Yibril Al Bakri, gobernador de Belén, la convivencia se refuerza durante la Navidad. "Ésta es una tierra de paz y creemos en ella. La celebración de las Navidades en lugares como Belén "es una ocasión para expresar fraternidad y demostrar que no hay diferencias entre cristianos y musulmanes".

"Lo más importante de la Navidad en Belén es que sólo aquí podemos decir que ha nacido el Señor. Nos sentimos orgullosos de que Jesús naciera en nuestra tierra porque somos los testigos vivientes del misterio de la encarnación y de la salvación", concluye Al Bakri.

Historia, Turismo

El Camino A Belén

El camino a Belén empezaba en mis pies porque, como dijo el poeta español Antonio Machado: “caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Me miré mis pies en la calle Condotti en Roma frente a una pequeña iglesita donde en su puerta había un cartel que decía “Belén te espera”. Era diciembre y lloviznaba.

Decidí partir como peregrino que no tiene todas las ventajas del turismo, pero yendo a Belén bastaban las sandalias. En los tiempos bíblicos, Belén era una ciudad enclavada en los montes de Judea, ahora es una ciudad palestina en la región conocida como Cisjordania a 9 kilómetros de Jerusalén. 

Si diez siglos antes del nacimiento del anunciado Mesías, Belén era un lugar de descanso para los viajeros que iban de Siria a Egipto, también se sabía que allí había nacido nada menos que el rey David hijo de Salomón.

Transcurren miles de años y en Nazareth, María, una joven hija de  Ana y Joaquín, recibe la visita de un ángel que la saluda llamándola “bendita entre todas las mujeres porque has hallado gracia ante el Señor” y será la Madre del Mesías “profetizado”, sólo que en aquellos tiempos los judíos creían que se trataba de un hombre que les liberaría del Imperio Romano y sería el Rey del pueblo escogido

En cambio, ese rey nacería en una gruta de Belén “porque no había sitio en la posada” y como Redentor de toda la humanidad siendo Hijo de Dios.

Por esos tiempos, César Augusto es el emperador romano y ordena un censo en todo el imperio incluyendo la provincia de Judea. José, el esposo de María y padre putativo del que iba a nacer, era nativo de Belén, descendiente del Rey David, por lo tanto tiene que dejar Nazareth con María en cinta para registrarse en Belén junto a otros centenares en la misma situación, pero nadie imagina que se están cumpliendo las Escrituras. Aunque Caifás posiblemente sí, porque cuando los Magos de Oriente le informan que han visto y seguido una estrella hasta Belén para adorar al recién nacido, Herodes El Grande da la salvaje orden de ejecutar a los niños nacidos en Belén con el propósito de matar al niño designado como “el rey de los judíos”, pero la Sagrada Familia, advertida por un ángel ya está en camino a Egipto.

En el siglo IV de nuestra era, el emperador romano Constantino I, hijo de Santa Elena que había regresado de Tierra Santa con reliquias de la Cruz de Cristo y había visitado la gruta de Belén, ordena construir el primer templo religioso compartido hoy por la Iglesia Ortodoxa Griega, la Iglesia Apostólica Armenia y la Iglesia Católica. 

A pesar de la invasión a caballo de los persas en el año 614, la Basílica conserva algunos mosaicos que los mismos persas respetaron porque las vestiduras de tres personajes, eran como las de ellos; lo que ha pasado a ser un testimonio que los Reyes de Oriente sí llegaron a la gruta del Nacimiento de Jesús.                              

En más de 40 veces que he visitado Tierra Santa, siempre la Basílica de la Natividad está con sus columnas ennegrecidas por incendios y constantemente en restauración, además de estar colmada de peregrinos y turistas de todo el mundo.

Lentamente avanza la columna humana hasta una amplia escala de piedra semi-circular bajo el altar mayor griego-ortodoxo donde abundan los candelabros de plata.

Al ir bajando la escala en forma de embudo, unas 20 gradas, dos o tres son los primeros que se encuentran con la gruta donde una estrella de bronce en el piso dice “Aquí nació Jesús, Hijo de María”. Todos se arrodillan y los que no se han dado cuenta dónde están, se toman fotos.

En el lugar hay otra gruta con un pequeño altar a un par de pasos. Habría sido donde estaban la Madre con su Hijo y José cuando llegan Gaspar, Melchor y Baltazar para rendirle homenaje a quién les avisó una estrella que había nacido el Rey de Reyes, Dios. 

En la medianoche de Navidad se oficia una misa sobre ese altar y la primera vez que fuí a Belén después de leer un cartel en la vía Condotti en Roma, me acordé que “se hace camino al andar”, tuve la dicha de ayudar en la ceremonia ante no más de 12 personas sentadas en una escala metálica de caracol que ya no se usa.

Para salir a la superficie se sube por otra escala de piedra angosta que sale al templo católico de Santa Catalina, donde el Patriarca de Jerusalén oficia la llamada “Misa del Gallo” para todo el planeta.

Al día siguiente, día de Navidad, el mismo Patriarca representante del Papa, sale en procesión por las calles de Belén con la imagen del Niño Jesús recién nacido. Belén tiene unos 30,000 habitantes de los cuales la mitad son musulmanes, pero con mucho respeto a la tradición cristiana.

 

Desde el año 2012, la iglesia de Santa Catalina de Alejandría está incluida en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco como el lugar de nacimiento de Jesús y la declara como “Iglesia de la Natividad y Ruta de la Peregrinación en Belén”.

¡Felices Navidades y Próspero 2019!

Historia, Internacional

La Revolución Mexicana “El Primer Gran Movimiento Político Y Social Armado Más Importante Del Siglo Xx”

El 20 de noviembre de 1910 debía empezar un movimiento revolucionario en todo México para deponer al dictador Porfirio Díaz, quien llevaba más de tres décadas en el poder, pero la fuerte presión para derrocar al tirano era tal que los brotes insurrectos comenzaron a manifestarse en distintos puntos del país, en el norte y en el centro de México, antes de la fecha programada por los alzados. 

La fecha fue elegida por un grupo de inconformes con los resultados de las elecciones presidenciales de junio de 1910 que dieron a Díaz el 90 por ciento de los votos y a su principal opositor, Francisco Madero, una raquítica cifra de sufragios. 

José de la Cruz Porfirio Díaz Mori, un indígena zapoteco que al llegar al poder en 1876 aplastó a los indígenas y dio a su régimen un toque de afrancesamiento.

Durante estos 31 años de gobierno, México experimentó un notable crecimiento económico y tuvo estabilidad política, pero estos logros se realizaron con altos costos económicos y sociales, que pagaron los estratos menos favorecidos de la sociedad y la oposición política al régimen de Díaz.  

En septiembre de 1910, cuando Porfirio Díaz fue ratificado por el Congreso para su décimo periodo presidencial estallaron varias crisis en diversas esferas de la vida nacional, que reflejaban el creciente descontento de algunos sectores con el porfiriato. Pocos creyeron los resultados electorales y estalló la rebelión.  

La Revolución Mexicana, el primer gran movimiento político social armado del siglo XX, derrocó a Díaz en 1911, pero la estabilidad no se logró hasta 1921 después de diez años de luchas internas entre las distintas facciones que surgieron en esta etapa. 

Dos años antes de la revuelta, el general Porfirio Díaz declaró a un periodista estadounidense, en un alarde de fingida generosidad política, que el país estaba ya maduro para la democracia y que para las elecciones de 1910 abriría la oportunidad para que otros candidatos se presentaran a la contienda, desatando las aspiraciones de tirios y troyanos que comenzaron a crear sus partidos políticos, que en esencia se dividieron en reeleccionistas (que apoyaban a Díaz) y antireeleccionistas que apoyaban a Madero, hijo de hacendados del norte del país, cuya demanda política fundamental fue la no reelección. 

Pero el dictador no lo dejó todo a su suerte, cuando vio que la clase política se animaba ante la posibilidad de participar en las elecciones, se deshizo de los contrincantes que surgieron a su alrededor: a algunos los mandó al exterior o anuló políticamente y a sus opositores reales.

La oposición al Gobierno cobró relevancia ante la postura manifestada por Díaz. En ese contexto, Francisco I. Madero realizó diversas giras en el país con miras a formar un partido político que eligiera a sus candidatos en una asamblea nacional y compitiera en las elecciones. Díaz lanzó una nueva candidatura a la presidencia y Madero fue arrestado en San Luis Potosí por sedición. Durante su estancia en la cárcel se llevaron a cabo las elecciones que dieron el triunfo a Díaz.

En la entrevista con el periodista James Creelman, que fue publicada en 1908, Díaz, que para entonces tenía 80 años, dijo que había tratado de dejar la presidencia en muchas ocasiones, pero que había tenido que permanecer en ella por la propia salud del pueblo que ha confiado en él. 

El fraude electoral fue la chispa que incendió a México y Francisco Madero, que había logrado escapar de la prisión estatal, fue el artífice de la insurrección al lanzar el Plan San Luis Potosí desde San Antonio, Texas, Estados Unidos de América , en el que exhortaba al pueblo a alzarse en armas el 20 de noviembre contra el Gobierno de Díaz.

Los primeros combates ocurrieron a principios de ese mes y se propagaron por varias partes del país, principalmente en el norte, pero no prendió como Madero lo había planeado. Pasaron los meses y las revueltas contra las fuerzas de Díaz fueron incrementándose hasta que el dictador cedió y renunció a la Presidencia el 25 de mayo de 1911, tras firmar un pacto con sus opositores.

En este tratado, las fuerzas revolucionarias aceptaron dejar las armas y ser licenciadas para restablecer la paz, sin embargo este hecho mantuvo intacto el poder del porfirismo, lo que generó una encarnizada lucha posterior. 

El exilio de Díaz a Francia abrió la caja de Pandora y aunque Madero llegó a la Presidencia en noviembre de 1911, las facciones formadas al calor de la Revolución no se apaciguaron y caudillos como Emiliano Zapata, que peleó contra las tropas del dictador en el sur de México, o los generales del pofiriato se alzaron contra el Gobierno de Madero, unos para exigir el cumplimiento del Plan de San Luis Potosí en lo que se refería la restitución de tierras, otros para recuperar sus privilegios.

En 1913 un movimiento contrarrevolucionario, encabezado por Félix Díaz, Bernardo Reyes y Victoriano Huerta, dio un golpe de Estado. El levantamiento militar, conocido como “Decena Trágica”, terminó con el asesinato de Madero, su hermano Gustavo y el vicepresidente Pino Suárez. Huerta asumió la presidencia, lo que ocasionó la reacción de varios jefes revolucionarios como Venustiano Carranza y Francisco Pancho Villa. Tras poco más de un año de lucha, y después de la ocupación estadounidense de Veracruz, Huerta renunció a la presidencia y huyó del país. 

A partir de ese suceso se profundizaron las diferencias entre las facciones que habían luchado contra Huerta, lo que desencadenó nuevos conflictos. Carranza, jefe de la Revolución de acuerdo con el Plan de Guadalupe, convocó a todas las fuerzas a la Convención de Aguascalientes para nombrar un líder único. En esa reunión Eulalio Gutiérrez fue designado presidente del país, pero las hostilidades reiniciaron cuando Carranza desconoció el acuerdo. Después de derrotar a la Convención, los constitucionalistas pudieron iniciar trabajos para la redacción de una nueva Constitución y llevar a Carranza a la presidencia en 1917. La lucha entre facciones estaba lejos de concluir. En el reacomodo de las fuerzas fueron asesinados los principales jefes revolucionarios: Zapata en 1919, Carranza en 1920, Villa en 1923, y Obregón en 1928. 

Actualmente no existe un consenso sobre cuándo terminó el proceso revolucionario. Algunas fuentes lo sitúan en 1917, con la proclamación de la Constitución mexicana, algunas otras en 1920 con la presidencia de Adolfo de la Huerta o en 1924 con la de Plutarco Elías Calles. Incluso hay algunas que aseguran que el proceso se extendió hasta los años 1940.

Hoy en día, la celebración de la Revolución mexicana es una de las fiestas cívicas más importantes en México, pero su celebración no supera a la efeméride de la Independencia (1810), tal vez porque las facciones de la Revolución aún permanecen y de su espíritu se apoderó el Partido Revolucionario Institucional (PRI) que gobernó al país durante 71 años, en lo que el escritor peruano Mario Vargas Llosa definió con genialidad como “la dictadura perfecta”.

Cultura, Historia, California

La Misión De San Fernando, Símbolo De La Cristiandad Hispana

LA MISION DE SAN FERNANDO.jpg

Anclada en el valle de San Fernando, en el condado de Los Ángeles en el Estado de California, la misión de San Fernando Rey de España (1797) se alza como símbolo de la cristiandad y como icono de la hispanidad. Convertida en museo en la actualidad, algunas de sus dependencias siguen teniendo la utilidad de sus orígenes:  bodas, bautizos y misas se siguen celebrando entre los feligreses de origen hispano en su mayoría.   

El reino de España se expandió por el mundo, utilizando pequeñas fuerzas militares que servían para proteger a los colonos, amedrentar y someter a los extraños, ayudados por los sacerdotes que se encargaban de enseñar y convencer a los habitantes de la región. Así fundaban comunidades autosuficientes, conocidas como misiones, que les permitían intercambios comerciales de todo tipo.  

El sistema que utilizaban consistía en acoger a los indígenas que se acercaban motivados por la curiosidad y, una vez ganada su confianza, les invitaban a establecerse en las proximidades de la misión. Allí, al mismo tiempo que catequizaban a los indios, los misioneros les enseñaban nociones de agricultura y ganadería, les proporcionaban semillas y animales, y les asesoraban en el trabajo de la tierra.

Algunos de aquellos escogidos aprendían también técnicas de carpintería, herrería o albañilería. Las mujeres recibían adiestramiento en las labores de cocina, costura y confección de tejidos. Salvo en el caso de las misiones jesuíticas de Paraguay y otras similares, sin la presencia de los hombres de armas, las acciones coactivas las realizaba el ejército posteriormente.

El fundador de las misiones españolas en la Alta California fue Miguel José Serra Ferrer nacido en Mallorca el 24 de noviembre de 1713, hijo de una humilde familia campesina. Ingresó en el convento franciscano de Jesús, de la ciudad de Palma el 15 de septiembre de 1731; allí cambió su nombre por el de Junípero Serra. Las cartas y las noticias que llegaban de los misioneros de América movieron al fraile a incorporarse al trabajo de evangelizador en tierras americanas. 

El 28 de agosto de 1749, Junípero Serra y otros veinte franciscanos salieron del puerto de Cádiz rumbo a Nueva España (México). La expedición llegó a la ciudad mexicana de Veracruz el 7 de diciembre. El 14 de julio de 1767, dieciséis miembros de la Orden franciscana partieron de Ciudad de México rumbo a la California conocida, llevando al frente a fraile franciscano español.

Una vez en su nuevo destino, el director de los misioneros y el visitador real, José de Gálvez, organizaron una expedición que tenía como objetivo ocupar para España la Alta California, prácticamente desconocida en aquel momento. Se cree que una de las razones que empujaron la expedición fue la presencia de Rusia en Alaska, y la posibilidad de que tratara de extender hacia el Sur su presencia en el continente americano. 

Hacia 1565 se fundó la primera misión en lo que es hoy Estados Unidos de América, en San Agustín, Florida. En 1769, el misionero fray Junípero Serra estableció la primera misión en California, la de San Diego de Alcalá, en la actual bahía de San Diego, y allí prosiguió su labor de fundador hasta su muerte en 1784. 

En general, la historia de todas las misiones no es fácil. Muchos indígenas se resistieron desde el principio, otros no quisieron acogerse a la disciplina de las mismas y escapaban, pero los soldados los capturaban y los regresaban a la comunidad.

Los soldados, según crónicas de la época, crearon muchos problemas a los misioneros, al abusar de las mujeres indígenas, esto generó rebeliones en otras misiones similares a las de Junípero, durante las cuales los indios quemaban casas y destruían las cosechas. 

La fundación de la primera misión española en la Alta California fue la Misión de San Fernando, Rey de España. La ceremonia de ocupación tuvo lugar el 14 de mayo de 1769. A partir de la Misión de San Fernando, y en los siguientes 15 años, se crearon otros nueve asentamientos a lo largo de la costa del Pacífico. Cálculos aproximados cifran la población de California, a la llegada de los españoles, en 100.000 indios de diversas tribus, que constituían sociedades rudimentarias.

Fundada como misión el 7 de septiembre de 1798, por el fray Fermín Lasuén, varios colonos y cerca de 30 nativos cristianizados vivían en los alrededores. La misión de San Fernando, Rey de España se convirtió en la número 17 en el orden de edificaciones de este tipo (llegaron a ser 21), en todo California, una de las más importantes de su entorno, sirviendo como soporte para la cadena de misiones que se desplegaron hacia el norte. 

El primer edificio que tuvo la misión fue la iglesia (noviembre de 1797), que sirvió de habitación para los sacerdotes durante los años en que se construía el edificio principal o “Salón largo”. La técnica que se utilizó para su construcción fue la de muros, con acumulación de varias hileras entrelazadas de ladrillos de adobe, lo que le permitía crear paredes de cierta solidez.

El convento se inició en 1810 y se completó doce años después, haciéndose famoso por sus 21 arcos romanos en hilera que precedían un largo corredor. Además de las habitaciones de los curas, la tienda de venta, los talleres de trabajo y la iglesia, los sacerdotes crearon una biblioteca que contenía, sobre todo, libros recopilados por las misiones y donaciones privadas provenientes de Santa Bárbara con contenidos religiosos en su mayoría. Actualmente, la misión alberga el archivo principal de la Archidiócesis de Los Ángeles.

Para 1819 estaban contabilizados en la misión menos de 100 indígenas que mantenían a 45 cerdos, 780 caballos, 144 mulas, 12,800 cabezas de ganado vacuno, 7,800 ovejas, y 176 cabras. Además se fabricaba ropa, zapatos, jabón, cuero, sebo y aperos para la agricultura, con los que se sembraba principalmente maíz, frijoles y garbanzos.

Los indígenas de California fueron muy productivos, al punto de que sus misiones llegaron a desarrollar actividades comerciales con barcos de banderas extranjeras que atracaban en los puertos californianos. Se calcula que a principios de la década de 1830, los indios de las misiones de California tenían a su cuidado 400.000 cabezas de ganado, 60.000 caballos y 320.000 cabras, cerdos y ovejas. También cosechaban enormes cantidades de granos.

Hacia 1830 en la Misión de San Fernando, Rey de España se contabilizaron cerca de 2.600 indígenas conversos que se mantenían adscritos a la misión. En su cementerio yacen 2.245 fallecidos que fueron enterrados entre los años 1798 y 1852. No pocos indígenas se bautizaban antes de morir para ser enterrados junto a los suyos en el cementerio de la misión.  En cuanto a los indígenas no cristianizados, las tribus del entorno quemaban a los difuntos junto con sus pertenencias.

La misión llegó a ser muy famosa por sus trabajos en cuero y por su herrería, también se fabricaban cuencos de piedra, morteros, cestas, ornamentos, cuchillos, y herramientas en general. Sus tierras tenían naranjas, manzanas, peras y melocotones entre otros árboles frutales, incluyendo un buen vino de mesa entre otras exquisiteces.

En 1846, después de haber sido secularizada fue vendida, justo antes de la ocupación por parte de Estados Unidos de los territorios de California. Sin embargo y a pesar de que un fallo de la corte ordenó la reutilización de la iglesia en 1846, fue imposible evitar su posterior expoliación y abandono de la mano de las empresas que se fueron estableciendo a su alrededor hasta casi convertirse en una ruina. Las lluvias del invierno devoraron el barro de sus paredes y derrumbaron sus techos, hasta el momento en que comenzó a su rehabilitación en 1916, después de que una colecta popular lo rescatase de la ruina total. 

En 1971 la iglesia fue destrozada por un terremoto, pero fue reconstruida completamente en 1974 gracias a que la fundación Hearst donó una cantidad importante de dinero para la restauración de la misión.

Historia, Interes, Nacional

La Relación Entre John F. Kennedy Y Marilyn Monroe, “Fue Un Romance De Alto Voltaje”

LA RELACION ENTRE JOHN F.KENNEDY.jpg

Fifty-five years after his assassination, the myth of John Fitzgerald Kennedy, popularly known as JFK, remains more alive than ever in the United States of America, where many compatriots still venerate him as a symbol of his country's hopes and aspirations, being one of the most popular American presidents. 

The publications on Kennedy and the different aspects of his life, both public and personal, are innumerable. The relationship of "Jack" Kennedy with Marilyn Monroe and the less commented between the wife of the then president Jacqueline and the actress are some of the pillars of the Kennedy marriage and the weight that the protagonist of "With skirts and crazy" had in the Familia.

For François Forestier "they were made for each other, President John F. Kennedy found his better half in Marilyn Monroe, an extraordinary relationship that lasted for almost a decade" says the French writer and journalist in his book "Marilyn and JFK".

"It's time to demystify an era", action that Forestier takes literally to get down from the pedestal to Marilyn Monroe and who was the thirty-fifth president of the United States America. "For me the love story, if you can call that, between Kennedy and Monroe is a story between two complete monsters, of selfishness, of madness, of power, of money But at times there are small clearings in that black night, a bit of humanity, and that is what moves me, "Forestier explains to Efe.

The idyll between the Hollywood star and the president of the United States is known around the world, but the relationship they had maintained for almost ten years had never been told in detail. 

Analyzed with magnifying glass, these two myths of the twentieth century are "pathetic," says the journalist of "Le Nouvel Observateur", who considers, however, that "pathos" and "absurdity" are the main ingredients of the human condition. And if something had in common Marilyn and Jack were "two bad lives," says Forestier.

Marilyn Monroe debuted in a "sordid" world, from which she would never leave. She was a "manipulative", "a lost", "a prostitute", who invented the story of "orphan girl, abandoned and in need of affection". In public is "dazzling and sexy", the rest of the time is Norma Jeane, "a girl who despises herself, who does not wash, who dies of uncontrollable terror caused by the camera" and who "gorges on chemical products". 

John F. Kennedy, afflicted with Addison's disease, of his eternal back pain and repeated venereal diseases, "is also primed with medication," a doctor injects him with "amphetamines in large doses." He also takes cocaine and later would try LSD, according to Forestier.

Somehow, according to Forestier, the two were made for each other and "maybe-he concedes-they loved each other".

Divided into two parts, the book, which contains "zero fiction," according to its author, begins with the millimeter, almost clinical description of the assassination of John Fitzgerald Kennedy in Dallas on November 22, 1963. 

And it concludes with the death of Marilyn on August 4, 1962 in Los Angeles, "as he had lived: adrift, Naked, holding the handset, with pills within reach, in an empty house, alone," victim of an indose overdose of barbiturates, but in this one nobody arrived in time to take her to the hospital. 

About two months earlier, on May 24, six days before her 36th birthday, Marilyn had received the call from Peter Lawford, Kennedy's brother-in-law who supplied the president of Hollywood women. 

"Marilyn, you were just an adventure for Jack," Lawford cut off the resistance of the actress for the order that she should not get in touch with the tenant of the White House. A few days later, on June 8, she was officially fired by 20th Century Fox. Her career was also over. 

And the last weekend of July, on the eve of her death, was raped by one of the Kennedy's biggest enemies, the mocana Giancana. The scene was photographed. Fran Sinatra burned the photos with her lighter.

Between this tragic end and the first meeting of Marilyn and JFK, only eight years had passed. He was a young senator, she, who was already a star and one of the most desirable women in the world, slipped a small piece of paper with his phone number into his pocket.

It was in March 1954. The stage: a party at the home of Charles K. Feldman, the most famous businessman in Hollywood. Both attended with their respective partners: Marilyn with her second husband, baseball player Joe DiMaggio, "a weak character", who would always love her, and Jack, with Jackie Kennedy, who "revered the money". 

The first date of this romance was prepared by Peter Lawford, "handsome, funny, charming, but mediocre and who always lived in the shadow of someone". 

The first love nest of Marilyn and John was the Holliday House Motel, on the Californian beach of Malibu. The last night together they spent at the Carlyle Hotel, Manhattan, after a reception at the home of Arthur Krim, treasurer of the Democratic Party, which closed the memorable evening in which Marilyn sang the lascivious "Happy birthday" to "The Prez", I have affectionately called him, on the occasion of his 45th birthday.

There were many other meetings. Forestier tells, for example, a date in which Marilyn and John ended up naked in a bathtub in the house of Pat Kennedy (one of the president's sisters) and her husband, Peter Lawford. An instant that his brother-in-law captured with his camera and in which both look at the target smiling. 

These photos, of which there are descriptions of people who saw them, were among the few that escaped the "clean-up" operation ordered by the Kennedy family after Marilyn's death to erase evidence of the relationship between the star and the president. .

A relationship that ended after the ultimatum that Jackie Kennedy gave John after feeling publicly humiliated by the show that Marilyn gave on the night of her husband's 45th anniversary and in which, according to witnesses, he did not stop exclaiming: "What body what a body ! "  

It was seven minutes of high voltage, which entered the history of the twentieth century, and one commentator of the time described it as: "It's as if I was making love to the president in front of forty million viewers." 

It was the straw that filled the glass of Jackie, whom John Fitzgerald Kennedy had left alone on his wedding night to be with a lover and who was aware of the multiple love affairs of her husband. "The Monroe is over," he said. Otherwise, I would have divorced and then the chances of being re-elected to the White House would vanish.  

Marilyn, on the other hand, never asked her for an account. Kennedy, not her either, since the lives of both icons of the twentieth century multiple lovers passed and in that they also looked alike.

Historia

El Mundo Cambió Completamente Con La Caída Del Muro De Berlín

EL MUNDO CAMBIO.JPG

El 9 de noviembre de 1989 fue un momento emblemático, una fecha que certificó el aparente fin de la Guerra Fría y la separación en dos de la ciudad de Berlín. El "Muro de la vergüenza”, como era conocido por parte de los medios de comunicación y parte de la opinión pública occidental, se mantuvo en pie durante 28 años. Con su caída la división había terminado y una ráfaga de aire nuevo y de libertad circuló por Europa cambiando completamente al mundo.

Siendo es la ciudad más poblada de Alemania y de Europa Central, Berlín fue, desde el final de la Segunda Guerra Mundial, un foco permanente de discordias entre los antiguos aliados, convertidos en 1945 en administradores de una ciudad que era la expresión más visible de la Guerra Fría.

La escalada de tensión estalló el 13 de agosto de 1961, cuando por orden del presidente de la República Democrática Alemana (RDA), Walter Ulbricht,
comenzaron las obras del bautizado “Muro de Protección Antifascista”, que separaría el Berlín comunista de las zonas controladas por la República Federal de Alemania (RFA), aliada de las potencias occidentales. 

“Nadie tiene la intención de levantar un muro", había afirmado el jefe de Estado de la RDA en junio de 1961, mientras, en las afueras de Berlín, se almacenaban kilómetros de alambradas fabricadas a ritmo vertiginoso, toneladas de bloques de hormigón, ladrillos y cemento. Las autoridades soviéticas estaban dispuestas a poner fin al daño económico y al mal ejemplo que representaba la fuga masiva de alemanes del este al oeste, debido a la estricta represión política y a una fuerte crisis económica.

“Mejor un muro que una guerra”, fue la consigna del presidente estadounidense John F. Kennedy. Dieciséis años después del fin de la Segunda Guerra Mundial, nadie quería arriesgarse a una nueva confrontación armada. Así, mientras las otras tres potencias aliadas que tutelaban el sector occidental -Estados Unidos de America, Reino Unido y Francia- dejaban hacer,  se alzaba la infame valla, que estuvo terminada en apenas cuarenta y ocho horas.  

Durante las casi tres décadas de su existencia, se prolongó 43 kilómetros por la ciudad y un total de 165.7 kilómetros por toda Alemania, produciendo separaciones de familias enteras, la puesta a prueba de técnicas de interrogatorio y una gran mancha de sangre.

Aproximadamente, 138 personas que trataron de cruzarlo para escapar hacia la zona occidental perdieron la vida, aunque algunas organizaciones elevan este número por encima de los mil. Asimismo, 17 millones de personas, ciudadanos de la Alemania oriental, quedaron sometidas a un régimen dictatorial que les impedía expresar sus opiniones libremente y que no les permitía salir de su territorio.  

Sin embargo, el deseo de libertad fue para muchos más grande aún que la altura del muro. Ni las alambradas, las torres de vigilancia o los alambres de púas lograron impedir que muchos se embarcasen en una arriesgada huida.

La primera víctima de la también conocida como “franja de la muerte” fue Ida Siekmann, quien falleció el 22 de agosto de 1961 al tratar de cruzar la barrera saltando desde un tercer piso; el último, el camarero de 20 años Chris Gueffroy, que murió el 6 de febrero de 1989, cuando intentaba huir de la RDA pero fue interceptado y fusilado.

El 9 de noviembre de ese mismo año, los berlineses empezaron a atravesar el muro en masa y a derribarlo con las herramientas que tenían a mano, después de que el miembro del Politburó de la RDA Günter Schabowski leyese inesperadamente ante la prensa el comunicado por el cual las fronteras quedaban abiertas. 

"¿Cuándo entra en vigor esta nueva medida?", preguntó el periodista italiano Riccardo Ehrmann. Tras buscar sin éxito en sus papeles, Schabowski contestó: “Inmediatamente”, y la ciudad de Berlín estalló en una oleada de entusiasmo colectivo.  

Miles de berlineses del este se concentraron en torno a los puntos de control con el objetivo de acceder al sector occidental. A las diez de la noche se abrió el paso de la Bornholmer Strasse, que acababa con 28 años de separación entre las dos partes de Berlín y de Alemania y anunciaba el principio del fin del bloque comunista.

Hasta ahora no se sabe si la respuesta de Schabowski constituyó un error, puesto que el Politburó preveía que la gente comenzara a viajar al oeste a la mañana siguiente y de manera ordenada. El resultado, sin embargo, fue el caos con final feliz.

Según el Ministerio de Seguridad Nacional de Alemania, en la primavera de 1989 el muro estaba formado por: 155 kilómetros de la frontera entre Berlín occidental y el territorio de la RDA, con 41.91 kilómetros de muro de una altura de 3.60 metros; 58.95 kilómetros de muro prefabricado de una altura de 3.40 metros; 68.42 kilómetros de alambre de espino y púas con una altura de 2.90 metros; 161 kilómetros de calles iluminadas; 113.2 kilómetros de vallas; 302 torres de vigilancia y 31 puestos de control, 11,500 soldados, cientos de perros adiestrados y protecciones antitanque. 

El Muro se extendía por 155 kilómetros de la frontera entre Berlín occidental y el territorio de la República Democrática Alemana; 43 kilómetros se encontraban en la ciudad de Berlín y 112.7 kilómetros con Bezirk Potsdam. 64 kilómetros del recorrido estaban en áreas edificadas, 32 kilómetros en zonas boscosas, 37.95 kilómetros en descampados y otros 37.95 kilómetros en ríos y lagos.

De los 43 kilómetros de muro que se encontraban en la ciudad de Berlín, su trazado cortó 12 líneas de transporte suburbano y 193 calles. Además existían ocho controles de paso entre el este y el oeste de Berlín. El primero que permitió el paso de ciudadanos de la RDA al Berlín occidental fue el situado en la calle Bornholmer.

Las tropas fronterizas de Alemania del Este tenían órdenes de impedir por todos los medios la evasión de cualquiera que intentara cruzar el muro, incluido el uso de armas de fuego, aún a costa de la vida de los fugitivos. 

En el Muro de Berlín, las órdenes de disparar se dieron numerosas veces; el número de muertes supera la media de las producidas en las fronteras de la RDA. En festividades importantes o visitas de Estado, la orden de disparar a los fugitivos se interrumpía temporalmente para evitar las críticas de la prensa occidental. En Berlín Oeste, la policía y las fuerzas militares aliadas observaban las actuaciones en la frontera oriental y se registraban únicamente las más graves. 

Hoy, aquel país dividido, y en buena parte ocupado militarmente, es un país prácticamente unificado donde se gozan de los mayores niveles de libertad y de bienestar del mundo. Pese a que los traumas que dejó el muro no han desaparecido, las diferencias entre el este y el oeste de Alemania se han ido diluyendo.

Farandula, Historia

John Lennon, El Músico Que Siempre Buscó La Paz En El Mundo

JOHN LENNON.jpg

En un discurso previo a la apertura de la Cumbre sobre Desarrollo Sostenible en la sede principal de la Naciones Unidas, la cantante Colombia Shakira, mencionaba con fuerza “Nuestros hijos tienen el derecho a la igualdad de oportunidades, a crecer, a ser felices, saludables y a estar seguros”, tras interpretar el tema “Imagine” de John Lennon en homenaje a un hombre que luchó por la paz con sus discursos, canciones y su música.

“Imagina que no hay países. No es difícil hacerlo. Nada por lo que matar o morir. Ni religiones tampoco. Imagina a toda la gente, viviendo la vida en paz” … Así dice una de las estrofas de “Imagine”, un grandioso tema símbolo de la historia de un personaje mítico en la historia de la música, que compuso un buen lote de canciones para las gentes de buena voluntad y que una bala paró en seco en pleno centro de la “capital del mundo”, Nueva York.   

“Potente, conmovedora, importantes y hermosas son todas las palabras que describen “Imagine”, tanto  la canción como el elepé que lo contenía.  Era el segundo álbum en solitario de John, en el otoño de 1971”. De esta manera se recoge en la página oficial de Lennon (http://www.johnlennon.com) la importancia de este tema, convertido en todo un clásico. 

Precisamente el propio autor hace un comentario en la mencionada página: "La Iglesia me llamó una vez y me preguntó: "¿Podemos utilizar la letra de `Imagine´ y cambiar el título por 'Imagina una religión'? " No lo entendía en absoluto. Si hubiera aceptado hubiera supuesto derrotar todo el propósito de la canción, toda la idea".

Nacido el 9 de octubre de 1940, nació durante tiempos de guerra en la ciudad inglesa de Liverpool, Sus padres le llamaron John Winston Lennon en honor a su abuelo paterno y ya desde pequeño mostró grandes dotes para la música, porque su habilidad innata le permitió aprender a interpretar varios instrumentos.

Junto con George Harrison y Paul McCartney formó el grupo denominado "The Quarrimen", al que más tarde se unieron el bajista, Stuart Stitchiffe y el batería, Pete Best. En 1960 la formación cambió de nombre y pasó a ser "The Beatles", historia y referente del mundo musical. 

Con Paul McCartney conformó un dúo de creativos inmortal, aunque posteriormente inició una carrera como solista que también, aunque corta, fue de una calidad muy productiva. De hecho, la revista Rolling Stone le situaba, en 2008, como el quinto mejor cantante de todos los tiempos.

Como artista completo, además de compositor e intérprete, hizo sus pinitos en la pintura, en la literatura e incluso trabajó en el cine, amén de mostrar unas amplias dotes como comunicador en múltiples conferencias y entrevistas. Pero, además, Lennon fue, sobre todo, un espíritu libre que luchó con todos sus medios al alcance por un objetivo claro y contundente: la paz en el mundo. 

En 1971 se trasladó a vivir a Nueva York, aunque las autoridades estadounidenses, a cuyo frente se encontraba el presidente Richard Nixon, trataron varias veces de expulsarle del país, sobre todo a tenor de su activismo pacifista y la oposición frontal que mostró contra la guerra de Vietnam.

Según Jonathan Wiener, profesor de Historia de la Universidad de California, en su libro "Un trozo de verdad: los documentos del FBI sobre John Lennon" esta agencia gubernamental controlaba las actividades del ex Beatle en Nueva York, con el fin de reunir pruebas para lograr su deportación y así “neutralizar” a una figura de la música a quien consideraba una amenaza”.

Entre otros documentos que aporta en su obra, Wiener consiguió un mensaje del entonces director del FBI, Edgar Hoover, en el que alegaba que el caso Lennon "debe ser manejado de una forma rápida y por agentes con experiencia".  

También sobre este tema se realizó el documental “The U.S. vs. John Lennon”, de David Leaf y John Scheinfeld, que analiza el periodo entre 1966 y 1976, justo cuando el cantante se hizo escuchar más en contra de la guerra y la injusticia y en pro de la paz.

"Es una historia real y muy importante que no ha sido discutida tanto como su vida personal", resumió en 2006, fecha del estreno del filme, su viuda, la artista japonesa Yoko Ono, en Nueva York.

La vida personal del compositor británico no fue menos controversial. Cynthia Powell fue la primera esposa de John, a quien conoció en 1957 en la Escuela de Artes de Liverpool, donde estudiaron juntos.  La pareja se casó en agosto de 1962 en la ciudad donde había nacido el cantante, una vez que la joven le dijo que estaba embarazada.

Curiosamente era esa la etapa de mayor “boom” de The Beatles y su manager, Brian Epstein, ante la posibilidad de que algunos fans no lo tomaran muy bien, dijo a la pareja que mantuvieran el enlace en secreto. Julián, como pusieron a su retoño, nació en abril de 1963.

En noviembre de 1966 John Lennon conoció a Yoko Ono, una artista japonesa vanguardista que exponía en Londres cuando Lennon visitó la Galería Indica de, donde Ono estaba preparando su exposición de arte conceptual y aunque existen versiones diferentes de cuándo se relacionaron.

 

En mayo de 1968, mientras su esposa estaba de vacaciones en Grecia, Lennon invitó a Ono a su casa. Tras el viaje de Cynthia, encontró en el domicilio a la japonesa con su bata y desayunando con su marido. La distancia entre Lennon y su primera mujer ya era bastante notable. En noviembre de 1968 John y Cynthia estaban firmado los papeles de divorcio.

 

Ono y Lennon se casarón en Gibraltar el 20 de marzo de 1969, pero ambos formaron un tándem artístico y contestatario que se puede resumir en las encamadas en pro de la paz que protagonizaron ese mismo año, de dos semanas de duración, en Amsterdam y Montreal, en una forma original de protesta pacífica contra la guerra de Vietnam.

 

En 1971 la pareja se trasladó a vivir a Nueva York y, aunque tuvieron etapas de desencuentros en la que apareció May Pang, conocida por haber sido la amante de Lennon y que actuó un tiempo como asistente personal del artista, pero lo cierto es que Yoko y John volvieron a unirse y, tras tres abortos involuntarios, la artista japonesa le dio un hijo el 9 de octubre de 1975, en el cumpleaños 35 de Lennon, a quien pusieron de nombre Sean.

 

Al margen de su vida personal, y por muy peculiar que haya sido, uno de los elementos que lo mantiene como un símbolo y un referente mundial, al margen de por lo trágico de su desaparición y su relevancia como hombre de paz, ha sido el gran y extenso legado musical que dejó.

 

En febrero de 1991 fue galardonado, a título póstumo, con el prestigioso premio Grammy por su contribución extraordinaria al mundo de la música, galardón que recogió su viuda, quien  aprovechó para  hacer una diatriba a favor “de la conservación y seguridad de nuestro planeta, como le hubiera gustado a John”.

 

Además de algunos inmortales temas grabados con The Beatles, componiendo de la mano, especialmente de Paul McCartney, desde la separación del grupo, John prosiguió su carrera musical en solitario y compuso temas grandiosos como "Imagine", "Stand by me", "Cold Turky" o "The word".

 

Entre su discografía están los álbumes:  1968.- Unfinished Music, No. 1: Two Virgins. 1969.- Unfinished Music, No. 2: Life with the Lions.  1969.- Wedding Album Rykodisc. 1969.- Live Peace in Toronto 1969 Capitol (grabado en directo).  1970.- John Lennon/Plastic Ono Band Capitol. 1971.- Imagine. 1972.- Some Time in New York City. 1973.- Feeling the Space. 1973.- Mind Games. 1974.- Walls and Bridges. 1975.- Rock 'n' Roll.-1980.- Double Fantasy.-1984.- Milk and Money.-1986.- Live in New York City (grabado en directo).

 

Además, Lennon trabajó en las películas de la banda de Liverpool, "A hard day's night", "Help", "Yellow submarine" y "Como gané la guerra", "Let it be" y "Magical Mystery Tour". También ha sido el autor de los libros "Innis own write" (1964), "A Spaniard in the works" (1964) y "You are here, Lennon remmembers" (1972).

 

Lennon fue asesinado el 8 de diciembre de 1980, con 40 años de edad, ante las puertas de su residencia en el edificio Dakota, al otro lado de Central Park, donde se encuentra también el jardín Strawberry Fields. Recibió cinco disparos de Mark David Champan, un hawaiano que todavía cumple condena. Irónicamente, ese mismo día, en la tarde, Lennon había autografiado una copia del disco “Double Fantasy”. El cuerpo de Lenon fue incinerado en el Cementerio Ferncliff en Hartsdale, Nueva York y sus cenizas fueron esparcidas en Central Park, donde más tarde se creó el monumento conmemorativo Strawberry Fields.

 

 

Historia

El Callejón Sin Salida Del “Che” Guevara. El Fracaso Del Mítico Guerrillero En Bolivia

CHE GUEVARA.jpg

El trágico final del revolucionario Ernesto Che Guevara comenzó el 3 de noviembre de 1966 cuando llegó a Bolivia para dirigir una guerrilla internacional pensada para encender un movimiento insurgente continental y convertir al país andino en otro Vietnam contra Estados Unidos. El legendario comunista no sabía que aquel día había entrado en un callejón sin salida. 

Desde el principio, en su plan nada encajó como él quería: creyó haber llegado al país correcto para desatar el foco revolucionario, pero Bolivia ya había vivido su revolución en 1952 y repartido tierras a los pobres agricultores; eligió la selva húmeda de Ñancahuazú (sureste) para combatir, pero allá su asma se agravó; buscó apoyo de los campesinos, pero nunca logró reclutar ni uno.

Quiso repetir la triunfal conducción militar de su guerrilla en Cuba, pero el grupo insurgente cometió una seguidilla de errores hasta ser aniquilado por un Ejército al que había subestimado y que, además, contó con un apoyo muy calculado de parte de Estados Unidos.

Tras la batalla final, el guerrillero fue capturado con una herida en la pantorrilla derecha en la Quebrada del Churo, el 8 de octubre de 1967, y ejecutado 24 horas después en la escuela de La Higuera por el suboficial Mario Terán, cumpliendo una orden tomada, según los historiadores, por el propio presidente del país, René Barrientos, y los generales Alfredo Ovando y Juan José Torres.

“Guevara llegó a La Paz de forma clandestina con el nombre del funcionario uruguayo Adolfo Mena González, con el rostro cambiado, y se alojó en el hotel Copacabana, donde se hizo un autorretrato sentado mirando al espejo, igual que un “selfie””, afirma a Efe el mayor estudioso boliviano de la guerrilla guevarista, Carlos Soria.

El 7 de noviembre, cuatro días después de llegar a Bolivia, Guevara ya estaba en Ñancahuazú comenzado una “nueva etapa”, según escribió en su diario. Una fase pensada para repetir la experiencia de Sierra Maestra en Cuba y con un plan de expansión guerrillera, con la vista puesta, sobre todo, en su Argentina natal. 

“No obstante, -agrega Soria- en medio de las dudas de los agentes cubanos de inteligencia sobre si la operación debía hacerse en Argentina, Bolivia o Perú y con la impaciencia propia del “Che” Guevara encima, la presión les hizo cometer errores, tanto en la elección del país, como de la zona de operaciones”.

Los documentos muestran que Guevara quería ir a la zona boliviana de Alto Beni, pero lo convencieron de ir a Ñancahuazú. Su plan incluía entrenar a guerrilleros para desatar la insurrección en naciones vecinas, entre ellas Argentina, adonde Guevara estaba ansioso de volver para intentar un levantamiento.

Aunque hay quienes creen que era un “plan fantasioso”, Soria explica que en Guevara influyeron la situación de asedio de Estados Unidos contra Cuba, la intervención militar norteamericana en República Dominicana y el envío de 100.000 soldados a Vietnam. 

“La consigna del “Che” de abrir otro frente para aliviar a Vietnam y a Cuba no es una idea descabellada. No funcionó, eso es otra cosa, pero había que intentarlo”, comenta Soria, que en esa época era un militante comunista y estuvo cerca de sumarse a la guerrilla.

“Sin embargo, Bolivia no fue Vietnam, debido a que Estados Unidos había aprendido las lecciones de su fracaso en la nación asiática, del enorme error que conllevaba una intervención militar directa”.

Así lo señala a Efe el analista político Gonzalo Mendieta, cuya investigación sobre la actuación del embajador estadounidense de esa época en La Paz, Douglas Henderson, muestra que ese país midió de forma muy precisa su ayuda al gobierno de René Barrientos, quien además era un presidente con el que simpatizaban los campesinos.

En su estrategia, Estados Unidos decidió no llevar tropas a Bolivia para cazar al “Che”, sino un grupo de Boinas Verdes que instruyó al Ejército boliviano en lucha antiguerrillera. Pero, sobre todo, la potencia prohibió de forma tajante que esos militares se acercaran a la zona de operaciones, para evitar una previsible reacción política contraria de connotaciones nacionales.

“El “Che” cometió dos errores: el primero creer que su pelea no iba a ser contra el Ejército boliviano sino contra militares de Estados Unidos y, segundo, hizo un mal diagnóstico de la “complejidad boliviana” y de lo que quería el propio Partido Comunista de Bolivia, cuyo líder, Mario Monje, es acusado de traicionar a Guevara, aunque él tenía como proyecto una insurrección popular y no una guerrilla”, explicó Mendieta.

“Como decía José Martí: ‘es más fácil morir con honor, que pensar con orden’”, recordó el analista.

El general retirado Gary Prado Salmón fue quien, siendo capitán, dirigió a sus soldados el 8 de octubre de 1967 en el cerco definitivo a la guerrilla, e hizo prisioneros al “Che” Guevara y a Simeón Cuba (Willy), tras una batalla en la que él contaba con sesenta soldados que dispararon fuego intenso contra 17 guerrilleros arrinconados. Ese grupo de hombres era el que le quedaba a Guevara del medio centenar que tenía al principio.

En declaraciones a Efe, Prado ha defendido sus tesis de que se trató de una “guerrilla inmolada” y “sacrificada”, que fue conducida de forma “desastrosa” y que, a Guevara, le salió “todo al revés” respecto a lo que el cubano-argentino recomendaba en su libro “Guerra de Guerrillas”.

Prado, que está en una silla de ruedas desde 1981 por un disparo accidental de un camarada, y los hombres de su compañía, fueron entrenados por los Boinas Verdes para derrotar al revolucionario que llegó desde Cuba.

“No se preocupe, capitán esto ya se acabó... Es inútil, hemos fracasado...” dijo Guevara a Prado el 8 de octubre cuando éste daba órdenes para buscar a más combatientes revolucionarios en el Churo.

Minutos antes, Guevara también dijo: “Supongo que no me irán a matar ahora. Valgo más para ustedes vivo que muerto”, cita Prado. No obstante, al día siguiente, Mario Terán Salazar cumplió la orden emitida desde La Paz de ejecutar al revolucionario en la escuela de La Higuera.

Terán, que contaba con 25 años cuando mató al “Che” Guevara, prefiere mantener silencio y ahora, a sus 75 años, sufre los achaques de la edad y ha decidido no aparecer mucho para su propia tranquilidad y por el temor a posibles represalias de los seguidores del combatiente.

Pese al medio siglo transcurrido y su trascendencia histórica, lo sucedido en 1967 todavía no ha sido aclarado por completo, a falta de la apertura de archivos militares sobre el rebelde comunista que se mantienen en secreto en Bolivia, Cuba y Estados Unidos de América.

Historia, Turismo

La Historia De Juan José

TURISMO -  JUAN JOSE.jpg

Conocí a Juan José cuando estaba en un cajón de azúcar en una calle de Madrid. Tiene tres meses, me dijo su joven padre junto a su organillo y su esposa veinteañera ambos valencianos.

Era una mañana de domingo y me despertó en el hotel la música de un organillero que tocaba una de las canciones más populares de mi país, Chile, “Yo vendo unos ojos negros”. No puede ser, debo estar soñando fué lo primero que pensé. Pero me levanté para asomarme al balcón de fierro del quinto piso y era verdad: abajo en la calle un organillero daba vuelta la manivela y un loro daba papelitos con buena suerte para quiénes ponían alguna moneda.

Me vestí de inmediato y bajé a la calle con la cámara preparada para tomar fotos.

Con sorpresa ví que en un cajón de azúcar había un bebé. Su padre, el organillero de unos 28 años, me explicó que era su hijito que no teniendo donde dejarlo mientras él y su esposa trabajaban, lo llevaban siempre consigo. Se llama Juan José y tiene tres meses, fue lo primero que Carlos me dijo. 

El trabajo consistía en que mientras el papá tocaba el organillo, la mamá recogía en una boina negra las limosnas de la gente que pasaba. No eran muchas, en verdad. Por eso y a un cierto punto, pensé que quizás si la gente sería más generosa si veían que alguien visiblemente turista, pasaba la boina pidiendo ayuda para esa joven pareja con un bebé en un cajón de azúcar. Quizás por orgullo o vergüenza. 

María, la joven madre de largos cabellos oscuros, me sonrió como queriendo decir....no....no....pero me pasó la boina.

Carlos volvió a tocar su organillo y el loro que se había dormido en su caja con barrotes, despertó. María tomó a Juan José en brazos.

En ese momento empezaron a salir de una iglesia cercana muchísimos fieles que hablan ido a misa y un tanto extrañados al verme pedir limosna con una cámara al hombro, ponían su dinero con cierta curiosidad.  Entonces yo les mostraba a esa pobre familia que tenía mucho de parecido a la de Belén. 

A un cierto punto se abrieron las ventanas de los edificios de la cuadra y la gente, también curiosa ante la música y el bullicio callejero, empezó a lanzar monedas y billetes que María recogía. 

Al despedirme de Juan José y sus jóvenes padres, les dejé mi dirección. La de ellos no era posible porque vivían como gitanos, aunque la meta era volver a Valencia quizás ayudados con el dinero que dejaba el organillo.

Antes de dejar España invitado por el Instituto de Cultura Hispánica para el último curso de periodismo, un periódico de Madrid me entrevistó para preguntarme qué había sido lo que más me había impresionado del país. No tardé ni un minuto en contestar:  ¡Juan José!, pero luego de tener que explicar un por qué, el reportero se atrevió a escribir.

Es que muchas veces, los hechos humanos dicen más de un pueblo o una ciudad que los monumentos y museos y el periódico lo entendió. 

Nunca supe si los valencianos leyeron quizás su propia historia, pero años después, una tarjeta postal me persiguió hasta encontrarme y me decía que Juan José había entrado a un jardín pre-escolar.

Desde entonces, en todos los viajes, presto mucha atención a los niños porque ellos nos enseñan muchas cosas sin saberlo y a veces reflejan mejor la calidad de un país. 

Una mañana con un grupo estábamos en Jordania visitando una de las maravillas del mundo: Petra. Al terminar el desayuno y salir del Hotel que miraba hacia las montañas, por un extraño impulso,  tomé de la mesa una manzana que lucía la mejor de todas, algo que nunca hago, pero la manzana me hizo llevarla.

En el camino, cuando ya se ven carruajes tirados por caballos o camellos que llevan gente que prefiere no andar un kilómetro por un sendero pedregoso hasta llegar al templo incrustado en la roca, un niño de unos 8 años y grandes ojos verdes me alcanzó y me dijo sonriendo: ¿esa manzana que lleva en la mano es para mí? No me cupo duda que sí. Por algo la había tomado de la mesa si no era para mí.

También en Rusia, al desembarcar de un crucero fluvial en un pueblecito no lejos de Moscú, un niño de unos 6 años esperaba a los pasajeros con un ramito de hojas de árboles que la mayoría no hacía caso porque no recuerdan que están viajando y hay mucho que ver y en todo hay un mensaje que no tenemos en casa. 

Pero quién tomaba el ramito, podía entender de qué se trataba. Se trataba de no pedir limosna, sino de dar algo para agradecer después. Y así fue; tomé las hojas verdes para darle un dólar y el niño se fue feliz corriendo a su casa.

Lo que no me imaginaba es que estando ya en el pueblo, el mismo niño se me acercó en una esquina de calles y sin hablar ruso por cierto, me pasara unas viejas monedas que me hizo entender me las mandaba su mamá. Cuando quise corresponder con otros dólares, me dijo que no. Y esa lección nunca la olvido.