Internacional

Internacional

El Estado De Sitio Que Se Vive En Nicaragua

La columna vertebral de la estrategia de comunicación política del régimen se centra, en el momento actual, en el intento de mostrar que la normalidad ha retornado al país. 

Se trata de un esfuerzo estéril, condenado al fracaso, por cuanto las realidades y las mismas decisiones y acciones del régimen van en sentido contrario. Ni los mismos allegados y seguidores del régimen se tragan el cuento de la normalidad. 

Tal vez el retrato más brutal, pero fiel, de las realidades actuales, es el episodio registrado en un video que ha circulado profusamente, donde unas patrullas policiales capturan a un niño, frente a un colegio público. Una niña, toma una piedra y la lanza contra el policía. La reacción del uniformado es sacar su pistola amenazante frente al grupo de niñas y niños. 

El episodio muestra, de un lado, el repudio que hasta en la niñez provoca el régimen genocida. Repudio y valentía, hay que decirlo. Y por otro, lo desalmado e inhumano de las fuerzas represivas. Empuñar y amenazar con su arma a un grupo de niñas y niños, indefensos, frente a su propia escuela, los cuales, simbólicamente, vestían su uniforme azul y blanco.

Hablar de normalidad es un solemne disparate. Lo que en realidad vivimos es un Estado de sitio.

¿Qué es un Estado de sitio? Una condición en la que se suspenden los derechos fundamentales de la persona humana. Se impone cuando hay una situación de guerra, o una conmoción nacional a causa de alguna catástrofe o amenaza excepcional. Precisamente por esta circunstancia también se le conoce como estado de excepción. Sin embargo, cuando y donde se decreta un estado de sitio se enmarca en leyes expresas; el mismo decreto en que se establece debe consignar los derechos constitucionales que se suspenden. 

En Nicaragua, no es así. La ley marcial, o Estado de sitio se ha impuesto a la brava, sin ninguna base legal. La totalidad de los derechos de los nicaragüenses, varones y mujeres, de toda edad, se encuentran suspendidos.

Y si queremos decirlo con todas sus letras, Daniel Ortega ha dado un verdadero golpe de Estado. El verdadero golpista es Ortega. Preside un gobierno de hecho, en tanto que no reconoce ni la Constitución, ni las leyes, ni los derechos de la población, y su principal cuerpo coercitivo es un ejército irregular. 

No hay derecho a la vida. Ni derecho a no ser sometido a torturas, tratos crueles o inhumanos. No hay derecho a la libre circulación, ni al ejercicio de la libertad de conciencia y de pensamiento. Ni al debido proceso, a la presunción de inocencia, la inviolabilidad del domicilio. Ni a la libertad de expresión o la libertad de prensa. Tampoco hay derecho a la propiedad. Solamente estamos mencionando algunos de los derechos conculcados.

Hablarle de normalidad a las familias de los fallecidos, a las familias de las prisioneras y prisioneros políticos, a las familias de las decenas de miles de nicaragüense que debieron traspasar las fronteras para escapar a la persecución del régimen, es sencillamente, un acto de crueldad.

Hablarle de normalidad a las familias de los centenares de miles los nicaragüenses, varones y mujeres, que perdieron el empleo, a causa de la crisis y los manotazos erráticos del régimen en materia económica, es hacer chacota con el sufrimiento de la gente.

Hablarle de normalidad a los empresarios, de todo tamaño, que sostienen sus negocios en medio de la incertidumbre, la desconfianza, el irrespeto a las leyes y las invasiones de propiedades, es una burla siniestra.

Por si faltara socavar todavía más cualquier posibilidad de normalización, el régimen desató en los últimos días una nueva oleada represiva; no se ha levantado un solo tranque, ni ataques a la policía o instituciones públicas, sin embargo, las fuerzas represivas procedieron a capturar, asediar, acosar y perseguir. Militarizaron las principales vías de Managua. Secuestraron a miembros de la Alianza Cívica, estudiantes y campesinos, y retuvieron, aunque no capturaron, a Jaime Arellano. Miguel Mora y Juan Sebastián Chamorro, tres figuras reconocidas de la oposición. Finalmente, la policía emitió un comunicado, que carece de toda base legal, en el que se niega a la Alianza Nacional Azul y Blanco el derecho a realizar manifestaciones.

Tales acciones, sin embargo, solamente logran quebrantar más las posibilidades de recuperación económica o de restaurar algún mínimo de confianza. Profundizan la inseguridad, la indignación de la población y el rechazo de la comunidad internacional. El mes pasado, precisamente, la Oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas emitió una declaración en la que expresa que está lejos de ser un signo de vuelta a la normalidad la cancelación de las manifestaciones; mientras la CIDH, el mismo día calificó al régimen de Estado Policía. 

En estas condiciones, la pregunta que surge es cuál es el propósito del empecinamiento fallido del régimen de proyectar una normalidad que nadie ve, que nadie vive. Cuando lo que vivimos todos es un estado de excepción. Hay dos posibles explicaciones. O los jerarcas del régimen se encuentran en una situación psicológica delirante, que los lleva a ver una realidad retorcida. O están aplicando una maligna estrategia de comunicación, tipo nazi, mediante la cual pretenden meternos en la cabeza que el actual Estado de sitio, y la cancelación de derechos constitucionales, es la nueva normalidad que debemos aceptar.

Menos mal que el pueblo nicaragüense ya optó por la libertad.

Historia, Internacional

Navidad En Belén...El Lugar Donde Todo Comenzó

Para muchas personas Navidad significa regalos, comidas con familiares o cenas de trabajo imposibles, pero su celebración en la ciudad de Belén, cuna del cristianismo, supone regresar a los mismos orígenes de la festividad y poder tocar los lugares donde, según la tradición cristiana, todo comenzó. 

En realidad los actos relacionados con la Navidad en la ciudad palestina de Belén se inician en noviembre, puesto que el último sábado del mes tiene lugar la festividad de Santa Catalina, en la que se iluminan cuatro velas en la Gruta de la Natividad y, de forma simbólica, se desplazan a los cuatro puntos cardinales.

"Con esta celebración apuntamos que María es, en cierto modo, la madre que se prepara para el nacimiento, es una preparación remota, ese es el significado de este ritual", explica a Efe el fraile franciscano Artemio Vítores, recién nombrado superior de Belén. 

El primer sábado de diciembre los festejos navideños arrancan con el tradicional encendido de la iluminación de un árbol de grandes dimensiones, profusamente decorado con bolas y guirnaldas de colores, junto a la Basílica de la Natividad, ceremonia oficial que marca el inicio de la festividad en Belén y a la que acuden unas 40,000 personas.

Aunque la Navidad se celebra en tres ocasiones en esta ciudad, de acuerdo a los distintos ritos ortodoxo, latino y armenio, cada uno de los cuales sigue su propio calendario, los días grandes a los que se suma toda la comunidad cristiana y autoridades de la región son el 24 y 25 de diciembre. 

"En Belén también celebramos la navidad católica el 25 de diciembre, la
ortodoxa el 7 enero y la armenia el 18 de enero. Tenemos tres navidades, por lo que no hablamos del día de Navidad sino de la temporada de Navidad. Esto crea un hermoso mosaico de gente, al que se suman los musulmanes, que se unen a nuestra alegría en esta festividad", señala a Efe el teniente de alcalde de la ciudad, Isam Juha.

El 24 de diciembre el patriarca latino, Fouad Twal, máximo representante de la Iglesia Católica en Tierra Santa, realiza una procesión entre su sede de Jerusalén y Belén, dando el pistoletazo de salida a los actos litúrgicos de la Navidad.

Aglomerados en torno a la Plaza del Pesebre, aledaña a la Basílica de la Natividad, así como en las callejuelas vecinas, visitantes y lugareños reciben a la autoridad católica entre vítores y cánticos navideños, mientras bandas locales de “boyscouts” y filas de monaguillos, vestidos con sus mejores galas, abren paso a la comitiva en medio del repiqueteo de tambores.

En ese momento, Belén se convierte en el centro del mundo y todas las cámaras y ojos están puestos sobre la plaza que, pese a las dificultades del conflicto que sacude la zona, suele llenarse de personas, decorada con banderines y ornamentos característicos de una Navidad que en el resto de la región de mayoría musulmana y judía pasa casi desapercibida.

El patriarca suele llegar a la plaza a primera hora del mediodía encabezando un convoy de vehículos que parte de mañana desde la ciudadela amurallada de Jerusalén y que tiene que sortear obstáculos físicos hasta llegar a la cuna del cristianismo. 

De la sede del Patriarcado Latino sale escoltado por la Policía israelí, siguiendo un estricto protocolo que se repite cada año, y que lo lleva a atravesar el muro de hormigón que separa ambas ciudades, donde el prelado recibe las felicitaciones navideñas preceptivas por parte de las autoridades israelíes en un monasterio cercano.

A continuación, cruza a la altura de la tumba de la matriarca bíblica Raquel ya en Belén, y se dirige hacia el monte donde se alza la Natividad escoltado por la Policía palestina y notables de la ciudad, entre ellos la alcaldesa Vera Babún.

Belén recibió un impulso sin paliativos cuando, en 2012, la iglesia de la Natividad -considerada la más antigua de Tierra Santa-, y su casco histórico se convirtieron en el primer lugar de Palestina declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 

Además, desde septiembre de 2013 la basílica es objeto de unas restauraciones impulsadas por la Autoridad Nacional Palestina (ANP) para recuperar el brillo original del santuario que data del año 327, cuando el emperador Constantino y su madre, Santa Helena, ordenaron la construcción del templo sobre el que lugar donde la tradición marca el nacimiento de Jesús.

Para acceder al templo, una de las iglesias más antiguas del estilo bizantino, el patriarca, así como cualquier visitante, deben agacharse y bajar la cabeza en señal de respeto y también para atravesar una puerta de pequeñas dimensiones.

Por la noche, los líderes religiosos locales celebran una cena de Nochebuena en la que se invita a las autoridades municipales de Belén, aunque los restaurantes cercanos a la iglesia y los hogares cristianos albergan a familias enteras, muchas de ellas mixtas o seguidoras de ritos orientales, que celebran en torno a una mesa la principal cena de la festividad. 

En paralelo, la Plaza del Pesebre alberga conciertos de villancicos donde padres con sus hijos y jóvenes locales pueden vivir el ambiente navideño, precisamente a pocos metros de donde se venera el lugar de nacimiento de Jesús.

El patriarca oficia la Misa del Gallo en la Natividad, a la que asisten autoridades como el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, una tradición iniciada por su antecesor Yaser Arafat, y que se ha convertido en el mayor evento difundido a todo mundo desde territorio palestino. 

Al concluir la ceremonia y, según el ritual, una imagen del Niño es portada en procesión hasta el pesebre, una estrella de catorce puntas sobre mármol que se halla en el interior de la Gruta de la Natividad. Tras la Epifanía (Noche de Reyes) retorna a su altar original de la Virgen en la iglesia adyacente de Santa Catalina, bajo custodia franciscana. La talla fue encargada por fray Gabino Montoro en 1920 a la casa "Viuda de Reixach" de Barcelona (España) y realizada por el artista Francisco Rogés.

El día 25 de diciembre se celebra una misa navideña pero de carácter menos solemne y el 28 se rememora con otro acto litúrgico el día de los Inocentes.

"Lo que tiene de característico esta ciudad es que aquí se puede ver y tocar el lugar donde todo aconteció", expresa Vítores, veterano franciscano que lleva 46 años en Tierra Santa.

En Navidad las callejuelas del casco antiguo de la ciudad albergan un mercadillo, donde los tradicionales pesebres hechos con madera de olivo, así como otros ornamentos sencillos, simplemente barnizados y pulidos, son los protagonistas de la fiesta en Belén.

"Organizamos durante varios días actividades para familias y niños, como talleres de escritura, de dibujo, reparto de regalos, conciertos y otros actos culturales, además del tradicional mercadillo navideño, en el que se venden todo tipo de adornos hechos en Tierra Santa. También vienen grupos musicales extranjeros a celebrar las fiestas con nosotros", asegura Juha.

Muchos turistas y peregrinos aprovechan para visitar la Gruta de la Leche, en una de las calles aledañas a la Natividad, donde según la tradición cristiana se cree que a la virgen María se le derramó leche cuando amamantaba al niño Jesús antes de su huida a Egipto, lo que tornó la cueva de un color blanquecino. Tanto cristianas como musulmanas acuden a esta peculiar gruta, donde hay instalada una pequeña capilla, para pedir que los futuros retoños vengan bien, así como para fomentar la fertilidad. 

Para Yibril Al Bakri, gobernador de Belén, la convivencia se refuerza durante la Navidad. "Ésta es una tierra de paz y creemos en ella. La celebración de las Navidades en lugares como Belén "es una ocasión para expresar fraternidad y demostrar que no hay diferencias entre cristianos y musulmanes".

"Lo más importante de la Navidad en Belén es que sólo aquí podemos decir que ha nacido el Señor. Nos sentimos orgullosos de que Jesús naciera en nuestra tierra porque somos los testigos vivientes del misterio de la encarnación y de la salvación", concluye Al Bakri.

Internacional, Politicas

Apunta, Dispara… ¡Y A Las Redes!

Nicaragua Apunta dispara.jpg

Una de las armas inesperadas en la lucha por la democracia en nuestro país, resultaron ser las redes sociales. Más de 8 millones de celulares se portan en Nicaragua, según informes recientes. Tenemos más celulares que habitantes.

Cada portador de un celular es un reportero en circulación y en acción. Ningún medio de comunicación tradicional en el mundo tiene a su disposición decenas de miles de reporteros trabajando día y noche.

Donde no llegan los medios de comunicación nacionales, allí está un par de ojos alertas, detrás de un ojo digital, que también siempre está en guardia, listo para grabar y publicar.

El aparatito es, además, un reproductor inmediato de informaciones, en texto, en audio, en video, fotografías, dibujos, ilustraciones. Pero no se detiene allí la versatilidad de esta poderosa arma. Se utilizan además para convocatorias, debates, alertas, propuestas, opiniones, denuncias, canciones, expresiones de humor. Muchas de las informaciones llegan en vivo, y aún antes que las den a conocer los medios de comunicación tradicionales. Más bien, en muchos casos estos reporteros ambulantes son fuente de los medios de comunicación.

Y no es exageración aseverar que han salvado vidas. La divulgación de secuestros y capturas, ha impedido en algunos casos que después se les declare desaparecidos. En el peor de los casos al menos sirvieron para dejar señalados a los culpables.

El mismo Ortega, en una de sus intervenciones se refirió al poder de las redes sociales. En realidad, no esperaban que por ese flanco se desplomara toda la inversión que realizaron en sus medios de propaganda.

 

Llegó a afirmar que la faena cumplida las redes sociales era resultado de una conspiración. Ortega dijo un perfecto disparate porque cuando en una acción política participan millones, pues ya dejó de ser una conspiración. Evidentemente, las redes sociales serían inertes, anodinas o inútiles si no estuvieran miles y centenares de miles de manos, de ojos, de corazones y de mentes comprometidos en la lucha por la democracia. 

Por esta vía se incorporó como protagonista en la lucha a la comunidad nicaragüense residente en el exterior. El celular les permite estar tan informados como si estuvieran en Nicaragua. Y les facilita su trabajo de denuncia y de coordinación.

Sobran los ejemplos del papel cumplido por la combinación del celular con las redes sociales.

Casos trágicos como la muerte del periodista Ángel Gaona o el “me duele respirar” del menor Alvarito Conrado. Centenares de denuncias y registros de los atropellos del régimen. Me viene a la memoria la agresión criminal a la iglesia Divina Misericordia. 

La jornada que se organizó para protestar en la sede de Naciones Unidas finalmente desinfló la maniobra de Ortega, que terminó por cancelar su viaje.

El caso de las chimbombas azul y blanco, filmadas en celulares y potenciada por las redes, dejó en el ridículo a las fuerzas represivas del régimen, incluyendo la policía y las turbas diabólicas. Enloquecieron con las chimbombas. O la explosiva campaña del pico rojo.

La vigilia global que se realizó en ciudades de los cinco continentes fue un éxito de las redes. 

Sin embargo, es preciso alertar sobre algunos peligros para que estemos en capacidad de neutralizarlos.

En primer lugar, debemos tener en cuenta que el régimen también actúa en las redes sociales. Utiliza tecnologías, equipos de esbirros y equipos de propaganda para para desinformar, para denigrar o para tender trampas. Allí está el caso de la campaña en contra de Monseñor Báez. Si bien el tiro les salió por la culata, es evidencia que están organizados y activos. 

En otros casos, encubiertos con perfiles falsos, o con perfiles verdaderos, se disfrazan de opositores para servir como quinta columna, generando divisiones, esparciendo rumores falsos, sosteniendo posiciones extremas para desmoralizar, promover pugnas o confundir.

 Otras veces el mismo régimen hace circular versiones para provocar el descrédito de la información que circula en las redes o para que caigan incautos. Por ejemplo, las versiones de que tal persona fue torturada o está agonizando en el hospital, y después, aparece en un tribunal de justicia. ¿Cuál es propósito? Provocar desconfianza en las redes o que algún medio de comunicación, una organización no gubernamental, un dirigente o un defensor de derechos humanos caiga en la trampa y pierda credibilidad.

Muchas veces nosotros mismos somos reproductores de estas maniobras desinformadoras y colaboramos inconscientemente con el régimen. Se observa también que a veces la desesperación, el entusiasmo o las esperanzas, nos lleva a propalar informaciones que a todas luces carecen de fundamento. Cuando se comprueba que son falsas, la gente queda desconcertada o desanimada. 

Que si se está descargando maquinaria bélica en países vecinos. Que si tal funcionario norteamericano declaró tal cosa. Que Naciones Unidas ahora sí va con los cascos azules. Que si Daniel Ortega está gravemente enfermo. Que si todas las redes están intervenidas. Que la policía prohibió el uso de las redes. En fin, son centenares los rumores infundados.

La receta es, en la medida en que sea posible, si tenemos duda sobre la veracidad de una información, mejor no la reproduzcamos y esperemos a confirmarla.

Finalmente está la participación de los fanáticos del régimen que se caracterizan por el lenguaje soez y ofensivo, provocando debates. Cuando caemos en esas provocaciones y les respondemos, no solo retroalimentamos su presencia en las redes, sino que nos amargamos y alejamos a quienes pueden estar interesados en un debate sano. Lo mejor es eliminar sus comentarios o bloquearlos y asunto terminado.

Con estas advertencias, adelante con las redes, a seguir disparando.

Inmigracion, Internacional, Nacional, Politicas

El Incesante Drama Migratorio En La Frontera De Estados Unidos De América Con México

EL INCESANTE DRAMA.jpg

El incesante aumento del número de familias que pretenden pasar de México a Estados Unidos de América entrando por el Valle de Río Grande ha alcanzado el pasado septiembre la cifra más alta de la historia, según fuentes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), en medio de la restitución los juicios penales por entrada ilegal sin excepciones y otras modificaciones legales que tiene previsto acometer el Gobierno de Trump.  

En McAllen, Texas, al lado de la frontera de Estados Unidos de América con México, la radio del agente Rodríguez, de la Patrulla Fronteriza estadounidense, no da abasto con los reportes de inmigrantes interceptados: dos jóvenes hermanos nicaragüenses; un grupo que ha saltado la valla y se oculta en los ranchos; varias familias centroamericanas con niños intentando cruzar el Río Grande en una balsa. 

Es el día a día de los algo más de 3.000 agentes destacados para vigilar la frontera en el concurrido Valle de Río Grande, donde cada uno de ellos intercepta tres veces más inmigrantes que la media nacional, y tres de cada cuatro interceptados en los últimos meses son mujeres y niños centroamericanos.

“El número de unidades familiares a lo largo de la frontera sur ha aumentado un 38 por ciento, han sido 3.500 inmigrantes más que en julio y la cifra más alta de la historia”, aseguraba Tyler Houlton, el secretario de prensa del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), al anunciar las estadísticas de septiembre de 2018. 

La gran mayoría de estas unidades familiares están entrando por el Valle de Río Grande. “La mitad de los que encontramos son familias y niños no acompañados que buscan a un agente para entregarse y solicitar asilo”, explica el agente González mientras muestra las huellas de niños y adultos en el camino cercano al río. 

“La otra mitad son los que intentan eludirnos”, agrega en referencia a los que ocultan su rastro y forman parte del objetivo principal de control fronterizo de los agentes.

La Patrulla Fronteriza los clasifica internamente como “no impactables” que son las unidades familiares, menores no acompañados y otros inmigrantes no mexicanos en busca de asilo; e “impactables” que son traficantes, criminales y los que intentan eludir a la autoridad.

Las recientes iniciativas de control fronterizo del Gobierno del presidente Donald Trump, como la tolerancia cero con la que se pretende juzgar penalmente por entrada ilegal a todos los adultos sin excepciones, han provocado numerosas separaciones de padres e hijos, y ha concentrado la atención y muchos de los recursos públicos en los “no impactables”.

“Nuestro sistema no se diseñó para procesar miles de nuevas peticiones de asilo cada mes de personas que cruzan ilegalmente la frontera. Pero está ocurriendo y está abrumando el sistema”, se quejó esta semana el fiscal general, Jeff Sessions, en una ceremonia de nombramiento de 44 nuevos jueces de inmigración, muchos de ellos destacados en centros de detención y juzgados del Valle de Río Grande.

El retraso en los tribunales de inmigración de Texas ha aumentado un 20 por ciento durante el último año. La Guardia Nacional del estado está asignando abogados militares a las fiscalías federales encargadas de delitos migratorios, personal para apoyar logísticamente a la Patrulla Fronteriza y más de una decena de aeronaves de vigilancia.

Frente a estas medidas y los numerosos recursos asignados a la frontera por los alguaciles federales (US Marshall Service), encargados del transporte y la custodia de presos federales, y la Oficina de Detención y Deportación del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), la afluencia de “no impactables” sigue en aumento, mientras se reduce la proporción de “impactables” interceptados. 

Según los datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), de la que forma parte la Patrulla Fronteriza, la cifra de inmigrantes delincuentes (con condenas pendientes o buscados por la ley) detectados cerca de la frontera y en los puertos de entrada se ha reducido más de un tercio en los dos últimos años. 

La mitad de los algo más de 6,000 delincuentes interceptados por la Patrulla Fronteriza en todo el país entre octubre de 2017 y agosto de 2018, que equivalen a uno de cada 10,000 inmigrantes detectados, estaban condenados por delitos migratorios, y tres habían cometido homicidio.

“La tolerancia cero era y es necesaria para combatir décadas de políticas que no han aplicado la ley y han reforzado a las organizaciones criminales transnacionales y los traficantes de personas”, declaraba en julio ante el Senado Carla Provost, la jefa en funciones de la Patrulla Fronteriza, acerca de la intención del Gobierno estadounidense de recuperar una política que convertiría a todos los adultos interceptados, incluso las madres y los padres acompañados por sus hijos, en “impactables”.

Dentro de su política de control migratorio, además de reinstituir los juicios penales por entrada ilegal sin excepciones, el Gobierno de Trump tiene previsto modificar los criterios para la certificación del miedo creíble que los inmigrantes alegan para evitar regresar a sus países, el primer filtro para los solicitantes de asilo, que siguen superando nueve de cada diez de ellos, según las cifras del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), encargado de las entrevistas a los recién llegados.

Otra medida propuesta por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), que engloba a CBP, ICE y USCIS, y el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), responsable de la custodia de los inmigrantes menores de edad, es la expansión de la detención de los niños y las familias interceptadas, considerada “abominable” por las organizaciones de defensa de los inmigrantes.

“Hay alternativas muchos menos costosas y mucho más humanas que detener a los niños y a las familias”, afirmó Jeanne Atkinson, directora ejecutiva de la Red Católica de Inmigración Legal.

Los miembros del Gobierno entrante en México, país que colaboró intensamente con la Administración de Obama en el control de los flujos migratorios desde América Central, hasta la llegada de Donald Trump a la Presidencia, coinciden con la “humanización” del trato a los inmigrantes centroamericanos.

 

“No se ha puesto en la mesa que México sea la policía de Estados Unidos”, ha señalado acerca de las conversaciones sobre inmigración entre los dos países Olga Sánchez Cordero, la próxima Secretaria de Gobernación, que también ha anunciado “una política más humana con los inmigrantes”.

Mientras los dos gobiernos vecinos anuncian medidas y políticas migratorias aparentemente incompatibles, los agentes de la Patrulla Fronteriza del Valle de Río Grande y la Policía Federal mexicana siguen cultivando su colaboración a ambos lados de la frontera.

“Las patrullas bilaterales ayudan a identificar los cruces y las rutas de acceso que emplean los traficantes”, comentó el agente Rodríguez, que hace hincapié en que esta colaboración ha afectado a la capacidad de los grupos criminales que operan al sur del Valle de Río Grande.

Historia, Internacional

La Revolución Mexicana “El Primer Gran Movimiento Político Y Social Armado Más Importante Del Siglo Xx”

El 20 de noviembre de 1910 debía empezar un movimiento revolucionario en todo México para deponer al dictador Porfirio Díaz, quien llevaba más de tres décadas en el poder, pero la fuerte presión para derrocar al tirano era tal que los brotes insurrectos comenzaron a manifestarse en distintos puntos del país, en el norte y en el centro de México, antes de la fecha programada por los alzados. 

La fecha fue elegida por un grupo de inconformes con los resultados de las elecciones presidenciales de junio de 1910 que dieron a Díaz el 90 por ciento de los votos y a su principal opositor, Francisco Madero, una raquítica cifra de sufragios. 

José de la Cruz Porfirio Díaz Mori, un indígena zapoteco que al llegar al poder en 1876 aplastó a los indígenas y dio a su régimen un toque de afrancesamiento.

Durante estos 31 años de gobierno, México experimentó un notable crecimiento económico y tuvo estabilidad política, pero estos logros se realizaron con altos costos económicos y sociales, que pagaron los estratos menos favorecidos de la sociedad y la oposición política al régimen de Díaz.  

En septiembre de 1910, cuando Porfirio Díaz fue ratificado por el Congreso para su décimo periodo presidencial estallaron varias crisis en diversas esferas de la vida nacional, que reflejaban el creciente descontento de algunos sectores con el porfiriato. Pocos creyeron los resultados electorales y estalló la rebelión.  

La Revolución Mexicana, el primer gran movimiento político social armado del siglo XX, derrocó a Díaz en 1911, pero la estabilidad no se logró hasta 1921 después de diez años de luchas internas entre las distintas facciones que surgieron en esta etapa. 

Dos años antes de la revuelta, el general Porfirio Díaz declaró a un periodista estadounidense, en un alarde de fingida generosidad política, que el país estaba ya maduro para la democracia y que para las elecciones de 1910 abriría la oportunidad para que otros candidatos se presentaran a la contienda, desatando las aspiraciones de tirios y troyanos que comenzaron a crear sus partidos políticos, que en esencia se dividieron en reeleccionistas (que apoyaban a Díaz) y antireeleccionistas que apoyaban a Madero, hijo de hacendados del norte del país, cuya demanda política fundamental fue la no reelección. 

Pero el dictador no lo dejó todo a su suerte, cuando vio que la clase política se animaba ante la posibilidad de participar en las elecciones, se deshizo de los contrincantes que surgieron a su alrededor: a algunos los mandó al exterior o anuló políticamente y a sus opositores reales.

La oposición al Gobierno cobró relevancia ante la postura manifestada por Díaz. En ese contexto, Francisco I. Madero realizó diversas giras en el país con miras a formar un partido político que eligiera a sus candidatos en una asamblea nacional y compitiera en las elecciones. Díaz lanzó una nueva candidatura a la presidencia y Madero fue arrestado en San Luis Potosí por sedición. Durante su estancia en la cárcel se llevaron a cabo las elecciones que dieron el triunfo a Díaz.

En la entrevista con el periodista James Creelman, que fue publicada en 1908, Díaz, que para entonces tenía 80 años, dijo que había tratado de dejar la presidencia en muchas ocasiones, pero que había tenido que permanecer en ella por la propia salud del pueblo que ha confiado en él. 

El fraude electoral fue la chispa que incendió a México y Francisco Madero, que había logrado escapar de la prisión estatal, fue el artífice de la insurrección al lanzar el Plan San Luis Potosí desde San Antonio, Texas, Estados Unidos de América , en el que exhortaba al pueblo a alzarse en armas el 20 de noviembre contra el Gobierno de Díaz.

Los primeros combates ocurrieron a principios de ese mes y se propagaron por varias partes del país, principalmente en el norte, pero no prendió como Madero lo había planeado. Pasaron los meses y las revueltas contra las fuerzas de Díaz fueron incrementándose hasta que el dictador cedió y renunció a la Presidencia el 25 de mayo de 1911, tras firmar un pacto con sus opositores.

En este tratado, las fuerzas revolucionarias aceptaron dejar las armas y ser licenciadas para restablecer la paz, sin embargo este hecho mantuvo intacto el poder del porfirismo, lo que generó una encarnizada lucha posterior. 

El exilio de Díaz a Francia abrió la caja de Pandora y aunque Madero llegó a la Presidencia en noviembre de 1911, las facciones formadas al calor de la Revolución no se apaciguaron y caudillos como Emiliano Zapata, que peleó contra las tropas del dictador en el sur de México, o los generales del pofiriato se alzaron contra el Gobierno de Madero, unos para exigir el cumplimiento del Plan de San Luis Potosí en lo que se refería la restitución de tierras, otros para recuperar sus privilegios.

En 1913 un movimiento contrarrevolucionario, encabezado por Félix Díaz, Bernardo Reyes y Victoriano Huerta, dio un golpe de Estado. El levantamiento militar, conocido como “Decena Trágica”, terminó con el asesinato de Madero, su hermano Gustavo y el vicepresidente Pino Suárez. Huerta asumió la presidencia, lo que ocasionó la reacción de varios jefes revolucionarios como Venustiano Carranza y Francisco Pancho Villa. Tras poco más de un año de lucha, y después de la ocupación estadounidense de Veracruz, Huerta renunció a la presidencia y huyó del país. 

A partir de ese suceso se profundizaron las diferencias entre las facciones que habían luchado contra Huerta, lo que desencadenó nuevos conflictos. Carranza, jefe de la Revolución de acuerdo con el Plan de Guadalupe, convocó a todas las fuerzas a la Convención de Aguascalientes para nombrar un líder único. En esa reunión Eulalio Gutiérrez fue designado presidente del país, pero las hostilidades reiniciaron cuando Carranza desconoció el acuerdo. Después de derrotar a la Convención, los constitucionalistas pudieron iniciar trabajos para la redacción de una nueva Constitución y llevar a Carranza a la presidencia en 1917. La lucha entre facciones estaba lejos de concluir. En el reacomodo de las fuerzas fueron asesinados los principales jefes revolucionarios: Zapata en 1919, Carranza en 1920, Villa en 1923, y Obregón en 1928. 

Actualmente no existe un consenso sobre cuándo terminó el proceso revolucionario. Algunas fuentes lo sitúan en 1917, con la proclamación de la Constitución mexicana, algunas otras en 1920 con la presidencia de Adolfo de la Huerta o en 1924 con la de Plutarco Elías Calles. Incluso hay algunas que aseguran que el proceso se extendió hasta los años 1940.

Hoy en día, la celebración de la Revolución mexicana es una de las fiestas cívicas más importantes en México, pero su celebración no supera a la efeméride de la Independencia (1810), tal vez porque las facciones de la Revolución aún permanecen y de su espíritu se apoderó el Partido Revolucionario Institucional (PRI) que gobernó al país durante 71 años, en lo que el escritor peruano Mario Vargas Llosa definió con genialidad como “la dictadura perfecta”.

Internacional, Interes

Adiós Al Gran Amigo De Osama Bin Laden

AL GRAN AMIGO DE OSAMA.jpg

Jalaluddin Haqqani, conocido como la “bondad personificada” cuando luchaba contra los soviéticos y como “asesino de cientos”, cuando se pasó al bando talibán, íntimo de Osama bin Laden, ha fallecido recientemente. Tras él queda su leyenda salpicada de decenas de atentados cometidos en Afganistán por la red que fundó en los años 80.

El combatiente islámico fundamentalista creó la red que lleva su apellido, “Haqqani”, en la penúltima década del pasado siglo y, tras finalizar la guerra contra los soviéticos en 1989, vivió bajo la sombra del líder talibán mulá Omar, convirtiéndose incluso en ministro bajo el régimen que éste logró establecer en Afganistán entre 1996 y 2001. 

Es por su estrecha vinculación con el grupo insurgente que no resulta sorprendente que fuesen los propios talibanes los que anunciaron al mundo la muerte de Jalaluddin el pasado mes de septiembre. 

“El estimado maestro Jalaluddin Haqqani ha muerto tras una larga batalla con la enfermedad”, dijo entonces en un comunicado el Consejo de Líderes de los talibanes.

No dieron detalles sobre la fecha ni el lugar del deceso, pero se cree que la cúpula de la red Haqqani reside en Pakistán, unas alegaciones que en los últimos meses han creado fuertes tensiones entre Islamabad y Washington.

Estados Unidos de América ha acusado repetidamente a Pakistán de no hacer lo suficiente para perseguir a los seguidores de Haqqani que, a su juicio, se esconden en el país. Todo ello a pesar de que, debido a la enfermedad que sufría desde hace años, la formación ya estaba siendo dirigida por su hijo Sirajuddin Haqqani, primer lugarteniente del actual líder talibán, el mulá Haibatullah. 

“Haqqani estuvo enfermo y encamado durante los últimos años. Al tiempo que ha sufrido grandes adversidades por la religión de Alá durante su juventud y enfermedad, también enfrentó una larga dolencia durante sus últimos años con completa paciencia”, afirmaron los talibanes.

Nadie sabe con exactitud cuántos años tenía el fallecido, pero las pocas fotografías suyas que se han hecho públicas muestran una larga barba teñida de henna, a menudo utilizada en esa parte del mundo para esconder las canas y con el cabello eternamente cubierto por el turbante tradicional de la etnia pastún, el “patkai” o “longai”. 

La historia de este militar y terrorista comienza cuando los primeros tanques soviéticos comenzaron a rodar por territorio afgano el 24 de diciembre de 1979. Haqqani fue uno de los muchos líderes guerrilleros que lucharon para echar del país a las ateas fuerzas rojas, con enfrentamientos que causaron decenas de miles de bajas en ambos bandos y la muerte de innumerables civiles.

Cuanto menos paradójico, especialmente teniendo en cuenta que la red Haqqani ha perpetrado en los últimos años decenas de atentados contra las fuerzas de Estados Unidos de América y la OTAN en Afganistán, Jalaluddin fue cultivado como un activo “unilateral’’ de la CIA en la década de 1980 y recibió decenas de miles de dólares en efectivo, por su trabajo en la lucha contra el ejército afgano bajo el apoyo soviético en el país, además, atrajo el apoyo generoso de ricos países árabes, en comparación con otros líderes muyahidínes.

En aquel tiempo, Haqqani ayudó y protegió a Osama Bin Laden, quién estaba construyendo su propia milicia para combatir contra el gobierno afgano, que estaba bajo el control de la Unión Soviética.

Su amistad con el fundador de la red terrorista Al Qaeda duró hasta la muerte de Bin Laden tras un operativo militar realizado por comandos estadounidenses en una residencia en las afueras de Abbottabad, Pakistán

Como muchas otras facciones muyahidines, Haqqani también recibió secretamente financiación de Arabia Saudí a través de la agencia de inteligencia paquistaní, ISI, que se encargaba del reparto de ayuda sobre el terreno a las guerrillas antisoviéticas. 

“La relación de la red Haqqani con el ISI se remonta a la guerra de los soviéticos en Afganistán. Por aquel entonces, la red Haqqani era apoyada por el ISI, los saudíes y la CIA”, afirman en su obra “Afganistán tras el repliegue de Occidente” los escritores Rohan Gunaratna y Douglas Woodall. 

Se dice que en aquellos años Haqqani guió por la provincia de Khost al ya fallecido excongresista democrático estadounidense Charlie Wilson, quien le describió como la “bondad personificada”; incluso algunos medios noticiosos informaron que Haqqani recibió una invitación a la Casa Blanca por el presidente Ronald Reagan. La Reunión nunca se dió y Haqqani nunca viajó hacia los Estados Unidos.

En un comunicado difundido por los talibanes tras su fallecimiento, la familia de Jalaluddin destaca su “infatigable y sublime batalla yihadista contra el Ejército Rojo, era tal su audacia que no sólo cada persona con visión, sino también sus enemigos declarados testificaron su destacable determinación, resolución y firmeza”. 

También los insurgentes del mulá Haibatullah le recordaron como una de las más “distinguidas” personalidades yihadistas de su tiempo que luchó contra los soviéticos y subrayaron también cómo ayudó a mantener unidos a los talibanes durante la invasión estadounidense iniciada en 2001 tras el atentado contra las Torres Gemelas. 

Jalaluddin vivió más que muchos de sus, al menos, diez hijos, perdiendo a tres en bombardeos de drones estadounidenses y a un cuarto en un tiroteo en Islamabad.

Pero, hasta que los talibanes aceptaron finalmente su muerte este septiembre, el líder de la red Haqqani ya había sido dado por muerto en diferentes ocasiones. La última de ellas en 2015.

“Algunos medios de comunicación difundieron ayer noticias sobre la muerte de una distinguida personalidad de la yihad de nuestro país, el estimado Al-Haj Mawlawi Sahib Jalaluddin Haqqani. (...) Esta afirmación carece de fundamento”, salió a defender el portavoz talibán Zabihullah Mujahid en agosto de ese año.

Detalló que, si bien Haqqani estuvo enfermo en el pasado, había gozado entonces de “buena salud” por un “prolongado periodo” de tiempo. 

Sin embargo, los talibanes escondieron la muerte de su fundador mulá Omar durante dos años y cada Aíd al Fitr, la festividad musulmana que marca el final del mes de ayuno del ramadán, difundían un mensaje que le atribuían al jefe de sus filas. 

Por ello, hablando de un grupo que tiende a ofrecer información sesgada sobre prácticamente todo, quizás Haqqani haya muerto este septiembre, o quizá mucho antes. 

La familia de Haqqani concluyó: “Pasó su vida física entre montañas y cavernas, pero su vida espiritual la pasó en una cima de grandeza”.

Internacional, Politicas

Nicaragua, La Unidad Azul Y Blanco: Se Hace Camino Al Andar

Sin duda, uno de los acontecimientos más promisorios en la lucha en contra del régimen genocida se produjo el pasado 4 de octubre, con la suscripción del manifiesto Unidad Nacional por la Justicia y la Democracia.

La demanda de unidad era expresada desde distintos sectores de nuestra sociedad y un imperativo para dar un paso de calidad en la lucha por la libertad.

Todos debemos congratularnos, y alentar y apoyar este esfuerzo, conscientes de que la unidad, para ser efectiva, debe afianzarse sobre bases sólidas, que solo pueden resultar de un proceso de maduración. La impaciencia y las improvisaciones van en ruta contraria a ese proceso de maduración.

Pero este solo es una parte del camino. Ahora se trata de que esta gran concertación se consolide en la práctica, porque sus desafíos se muestran para el corto y para el largo plazo.

Hay escollos en ese camino que deben ser expuestos con crudeza, para poder superarlos con eficacia. Y aquí, nuestra propia historia tiene mucho que enseñarnos. 

Vamos a valernos de un extraordinario editorial publicado por el diario La Prensa, en enero de 1979, a solo seis meses del derrocamiento de la dinastía.  

Había fracasado la mediación de la OEA y el régimen lucía una victoria militar ante la insurrección. Eran momentos de extrema polarización, represión y violencia. Eran también las vísperas de la conmemoración del primer aniversario del asesinato de Pedro Joaquín Chamorro Cardenal. Un baño de sangre se extendía a lo largo y ancho del país.

En este escenario, donde los protagonistas civiles también arriesgaban la vida cada día, con todo y eso persistían actitudes que fomentaban la división. Así, al describir la situación de la oposición, el editorial dice lo siguiente: “…hemos observado en las últimas semanas una alarmante, y repudiable vendetta política entre algunos sectores políticos opositores y un lamentable deterioro del proceso unitario…”

¿A qué causas atribuye el editorialista, el miope sectarismo que prevalecía en circunstancias tan apremiantes y trágicas?

Con ánimo de señalar los escollos y con ello contribuir a neutralizarlos, anotamos los señalamientos del editorial del diario La Prensa, de enero de 1979. Aquí van:

• Auto-sobreestimación de las propias fuerzas, en algunos grupos, en comparación con los otros grupos políticos.

Cada grupo político presumía de ser más fuerte o representativo que los otros, y mostraba una tendencia a subestimarlos y arrogarse más peso en la toma de decisiones. Señalamos ese escollo porque es fuente de resentimiento y de conflicto. 

Una evaluación equivocada de las condiciones y posibilidades políticas del país.

Cada grupo tenía su propia lectura de la realidad. Es por ello fundamental compartir una interpretación del contexto, del momento y de las perspectivas, porque solamente así puede formularse y ejecutarse una estrategia compartida.

• Resabios políticos caudillescos y falta de comprensión y tolerancia sobre el verdadero pluralismo.

El caudillismo y la falta de tolerancia están en la raíz de las tragedias que hemos padecido. Y son fantasmas que debemos enterrar de una vez y para siempre si queremos construir una nueva Nicaragua.

• En otras ocasiones, y es este el más injustificable de los casos, son rencillas y animosidades personales, las que se han antepuesto a la necesaria unidad opositora.

Es fundamental, agregamos nosotros, combatir permanente los personalismos, que todos sabemos que existen, pero que deben encadenarse para que todos podamos avanzar.

• La confianza ilimitada de unos grupos en que poderes extraños nos liberen de Somoza, o se produzca un milagro político. Este señalamiento también tiene notable actualidad. Para nosotros es evidente que el aporte fundamental ya lo está ofreciendo el pueblo nicaragüense con su sacrificio. Pero también es evidente que resulta fundamental el aporte de la comunidad internacional.

• Desconfianza sobre los objetivos políticos de los otros grupos. Sin confianza es imposible que la unidad se consolide. Pero estemos claros que construirla no es resultado de declaraciones sino de conductas y prácticas sostenidas.

• Las artimañas e intrigas de Somoza y sus agentes.

Cambiemos el nombre de Somoza por Ortega y quedamos en las mismas. Los infiltrados y agentes solapados, si bien cada vez son menos, son un peligro permanente.

El párrafo final del editorial encierra una contundente lección para los protagonistas de hoy:

“En los extremos de esas conductas sectarias, a veces pareciera que los esfuerzos están más dirigidos a desgastarse entre aliados, o posibles aliados, que a combatir al enemigo común…Esas tendencias sectarias y divisionistas deben ser combatidas firmemente. Porque al fin de cuentas el pueblo está unido y no es posible que esa unidad, y las inmensas posibilidades de liberación que encierra el momento actual, se frustren, porque el peso del pasado en unos, y una equivocada evaluación de las posibilidades del futuro en otros, los lleve a conductas que objetivamente contribuyen a prolongar los tormentos del somocismo”.

Espero que estén de acuerdo conmigo en que son lúcidas enseñanzas que debemos todos asimilar para enfrentar con mayor sensatez los desafíos del presente y que prontamente podamos erradicar al régimen genocida. 

Este artículo es responsabilidad única del Dr. Enrique Sáenz. El autor de este artículo es economista y abogado.

Tv Español Magazine no se hace responsable en ningún caso del contenido, información, opiniones y comentarios.

Internacional, Interes, Cultura

La Calaca Mexicana, Simbolismo, Festividad E Ironía De México

Usada comúnmente para decoración durante el festival de “Día de muertos”, “la pelona”, “la calaca”, “la huesuda” , “la patas de cabra” son algunos de los nombres con los que los mexicanos se refieren a la muerte con ironía.   

Internacional

El Falso Nacionalismo De Daniel Ortega

DANIEL ORTEGA.jpg

Por Dr. Enrique Sáenz

El régimen genocida de Ortega, en la voz temblorosa y entrecortada del canciller Moncada, dio a conocer un comunicado oficial mediante el cual, con una perorata anti intervencionista, rechaza la presencia en Nicaragua del grupo de trabajo conformado por el Consejo Permanente de la OEA.

Ese grupo de trabajo, según la resolución que le sirve de base, se constituyó para “contribuir a la búsqueda de soluciones pacíficas y sostenibles a la situación que se registra en Nicaragua, incluso por medio de consultas con el Gobierno de Nicaragua”. 

Extraña la reiteración de esa posición por cuanto Moncada ya se había expresado en similares términos el día que se adoptó la resolución y posteriormente Ortega repitió lo mismo.

Por supuesto, carecen de todo fundamento jurídico, político, histórico y moral esos alegatos. Lisa y llanamente se trata de patrañas. Con la hipocresía que les caracteriza, rechazan el injerencismo únicamente cuando les conviene.

Para comenzar, el régimen copatrocinó, a principios de junio, nada más y nada menos que con el gobierno de Estados Unidos de América, la resolución que formalmente abrió la puerta al Consejo Permanente de la OEA.

Pero también podemos hacer un poquito de memoria y recordar qué hizo el Frente Sandinista en la lucha en contra del Somocismo: 

Un primer hecho es que el padre Fernando Cardenal, que en paz descanse, compareció ante el Congreso estadounidense -al mismo que acusan ahora de injerencista- para denunciar los atropellos a los derechos humanos cometidos por el régimen de Somoza. El padre Cardenal cumplió está misión por encomienda del Frente Sandinista.

Por otra parte, en el marco de la OEA, en noviembre de 1978, se formó una comisión de mediación integrada por República Dominicana, Guatemala y Estados Unidos de América, para intentar encontrar una salida negociada a la crisis del régimen somocista. El tema central fue la propuesta de un plebiscito para que el pueblo nicaragüense decidiera democráticamente si Somoza debía irse, o completar su período presidencial. Y vean qué cosas, Somoza estiró y encogió con ese diálogo, para ganar tiempo. Al final el diálogo naufragó cuando Somoza terminó por rechazar el plebiscito. El tirano pensó que había triunfado. Pero ese supuesto triunfo no le duró mucho tiempo porque siete meses después estaba huyendo del país. Lo único que consiguió fue alargar su agonía y con ello la cuota de sangre y sacrificio del pueblo nicaragüense.

El Frente Sandinista estuvo representando en ese diálogo, en una primera etapa, por el Grupo de los Doce.

La Organización de Estados Americanos comenzó a considerar la situación interna de Nicaragua desde septiembre de 1978. Este proceso tuvo su punto culminante en junio de 1979, cuando la reunión de ministros de relaciones exteriores de esa entidad interamericana adoptó una resolución que en su parte medular establece que la solución a la crisis de Nicaragua debía en las siguientes bases: 

“Reemplazo inmediato y definitivo del régimen somocista.

Instalación en el territorio de Nicaragua de un gobierno democrático cuya composición incluya los principales grupos representativos opositores al régimen de Somoza y que refleje la libre voluntad del pueblo de Nicaragua.

Garantía de respeto de los derechos humanos de todos los nicaragüenses sin excepción.

Realización de elecciones libres a la brevedad posible que conduzcan al establecimiento de un gobierno auténticamente democrático que garantice la paz, la libertad y la justicia”.

Esta resolución, aprobada seis meses después del fracaso del diálogo, selló el aislamiento total del gobierno de Anastasio Somoza y contribuyó decisivamente a configurar el escenario internacional que otorgó legitimidad a la Junta de Gobierno, instalada en Costa Rica. La Junta asumió el poder al triunfar la insurrección armada. Daniel Ortega, como sabemos, formaba parte de la Junta de Gobierno. Para Ortega no hubo injerencismo.

Pero podemos agregar más. Un representante del Frente Sandinista participó en los debates de la OEA, el padre Miguel Descoto, quien desde el escaño que le cedió el gobierno de Panamá, apoyó las acciones de la OEA en contra del régimen de Somoza. 

Podemos seguir citando hechos. Un episodio que pocos recuerdan es que el Frente Sandinista negoció la salida de Somoza con el representante de Estados Unidos de América, William Bowlder, en el llamado “Acuerdo de Puntarenas”. Entonces no se consideró injerencismo. 

¿Y saben qué? El Frente aceptó la permanencia de la guardia nacional y del partido liberal nacionalista. Los acuerdos se desplomaron, pero no por voluntad del Frente sino por la decisión de Francisco Urcuyo Maliaños de desconocer los acuerdos y su fallido intento de permanecer en el poder.

Ya en la década de los ochenta, en el marco de los acuerdos de paz, el mismo Daniel Ortega suscribió un convenio con la OEA mediante el cual se encomendó a esa organización la misión de verificar el cumplimiento de los acuerdos de paz. Fue así que se conformó y se instaló la Comisión Internacional de Apoyo y Verificación, mejor conocida como CIAV OEA. 

Finalmente, y este es un hecho reciente, el 19 de julio, el canciller venezolano Jorge Arreaza amenazó públicamente con derramar sangre de nicaragüenses, en nuestra propia tierra. Ortega más bien se puso de pie y aplaudió eufórico la intervención del canciller madurista. Para el régimen genocida eso no es injerencismo.

Son hechos registrados en la historia, que conviene recordarlos para desnudar las hipócritas peroratas de los representantes del régimen.

La injerencia de actores extranjeros es buena cuando le conviene, y mala cuando no le conviene. Intervencionismo bueno e intervencionismo malo, a conveniencia del cliente.

 

Este artículo es responsabilidad única del Dr. Enrique Sáenz. El autor de este artículo es economista y abogado.

Tv Español Magazine no se hace responsable en ningún caso del contenido, información, opiniones y comentarios.

Internacional

¿Tenemos un consenso social por la democracia?

Nicaragua - consenso social.jpg

El estallido social que se produjo en abril a causa de los desmanes, embustes y abusos cometidos por el régimen de Ortega, tuvo como principal característica su espontaneidad. Ni liderazgos personales, ni convocatorias predeterminadas, ni organización centralizada, ni una estrategia predefinida.

La expresión que mejor define la forma organizativa y movilizativa de esta acción colectiva es autoconvocados. En cada barrio, en cada municipio, en cada sector, en cada ciudad, cada quien ha tomado sus propias iniciativas.

De esta manera, los cabecillas del régimen genocida, acostumbrados y adiestrados a las conspiraciones y a los juegos macabros, siguen dando palos de ciego tratando de descabezar el movimiento. Matan, torturan, amenazan, persiguen, encarcelan, saquean, acosan, enjuician. Todo en vano: allí está viva y coleando la formidable resistencia del pueblo. No son capaces de entender la naturaleza de este vigoroso movimiento social.

De hecho, el pasado sábado once de agosto la lucha cobró nuevos bríos. Miles y miles de “golpistas” llenaron las calles, exigiendo libertad para los encarcelados. Los golpistas marcharon debidamente armados con sus banderas azul y blanco. La embestida criminal que pretendió someter por el terror las aspiraciones de libertad del pueblo nicaragüense se estrelló con el espíritu de lucha de mujeres, jóvenes, ancianos, ancianas, adolescentes, hombres.

Sin embargo, en la etapa actual es imprescindible avanzar en formas de concertación y de organización mínimas. Ciertamente, la cacería desatada por el régimen obstaculiza la construcción de espacios abiertos de deliberación donde la gente pueda reunirse, debatir y acordar estrategias, pautas organizativas o puntos de consenso.

Y aquí emerge otro rasgo admirable de la insurrección ciudadana: por encima de la persecución y el acoso, a partir de las consignas espontáneas que se corean en las manifestaciones, de los debates en las redes sociales, de las pancartas, de conversaciones, de las intervenciones en los programas radiales y televisivos, el pueblo ha ido configurando sus propios consensos.

Con la intención de contribuir a orientarnos, hemos intentado recapitular lo que escuchamos de la gente y presentar de manera ordenada lo que en el momento actual pensamos que son las bases de ese consenso social por la democracia. Naturalmente, no incluimos en este consenso a quienes masacran al pueblo ni a quienes les aplauden.

Aquí van:

El primer consenso es la exigencia de libertad para nuestras prisioneras y prisioneros políticos. El régimen pensó que con su despiadado acto de expulsión de las madres que mantenían su vigilia dolorosa en el Chipote aplastaría los reclamos. Lo que lograron fue que el pueblo entero asumiera como bandera la libertad de los prisioneros. Lo irónico es que Ortega en su juventud guardó prisión por acciones armadas en contra del somocismo, ahora, como tirano, no tiene clemencia ni de los prisioneros, ni de sus hijos, esposas y madres.

El segundo consenso que se mantiene es la lucha pacífica. A pesar de la embestida criminal del régimen genocida, el pueblo sigue luchando por su libertad en una extraordinaria jornada pacífica, enarbolando la bandera azul y blanco como su arma. Tan poderosa es esta arma que desencadena la furia de los criminales. La bandera de la patria es hora un símbolo subversivo. El pueblo exige castigo para los genocidas, como acto de justicia, sin odio ni ánimo de venganza.

Un tercer punto central de consenso es el respaldo a la Conferencia Episcopal en su papel de mediador en la búsqueda de una salida negociada. Si bien Ortega, en su afán de desmantelar el diálogo y sustituirlo por uno de los circos que acostumbra, les llama golpistas y terroristas, la imagen de los obispos y de la iglesia católica se ha agigantado a nivel nacional e internacional. En este marco, la Alianza Cívica, el espacio de concertación nacido al impulso del diálogo, sigue contando con la confianza mayoritaria de la población.

Un cuarto punto de consenso es la exigencia de cesar la represión y desarmar y disolver el ejército ilegal construido por Ortega. Este ejército ilegal, formado por policías disfrazados de civil, ex policías, mercenarios y ex miembros del ejército, recibió licencia para matar y violentar todos los derechos, con la garantía de impunidad. No habrá paz mientras ese ejército mercenario se mantenga en armas.

Un quinto punto es el respaldo al papel de la comunidad internacional. Si bien estamos conscientes de que el peso de la lucha corresponde a los nicaragüenses, se reconoce, se agradece y se anima la contribución complementaria esencial de entidades como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Organización de Estados Americanos, la Unión Europea; al igual que las gestiones que cumplen gobiernos amigos.

Un sexto punto es necesidad de consolidar la unidad nacional, por encima de partidos, alineaciones ideológicas, izquierdas, derechas, o posturas excluyentes.

El último punto de consenso -y el fundamental- es que Ortega deje el gobierno antes del 2021. No obstante, en este punto hay variantes que deberemos resolver: Unos proponen un plebiscito; otros reclaman elecciones generales anticipadas; otras elecciones para una Asamblea Constituyente; y otros lisa y llanamente que se vayan y que se instale una junta de gobierno.

El denominador común es que todos estamos convencidos de que mientras Ortega y su camarilla permanezcan en el poder el país seguirá desangrándose y despeñándose en el abismo. Y no habrá paz, ni justicia, ni libertad, ni democracia, ni seguridad para nuestras familias, ni futuro.

 

Internacional

Guanajuato, cuna del independentismo mexicano

Guanajuato.JPG

En ocho países iberoamericanos: Brasil (7 de Septiembre); Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Honduras y Nicaragua (15 de Septiembre); México (16 de Septiembre); Chile, (18 de Septiembre.), Septiembre es mes de la Patria, ya que durante el mismo, hace más de dos siglos, las otrora colonias iniciaron su Independencia de la Corona española. Comenzaban así su camino como naciones libres y soberanas.

En México, la Fiesta Patria se celebra el 16 de septiembre, después del famoso “Grito de Dolores” de la noche anterior, una ceremonia emblemática retransmitida en vivo por televisión y seguida por todos los mexicanos del mundo. Cada 15 de septiembre, a las 11:15 de la noche, el Presidente se asoma al balcón del Palacio Nacional en el famoso Zócalo capitalino y pronuncia los ¡Vivas! a México y a los héroes de su independencia, los famosos Hidalgo y Allende, oriundos del estado de Guanajuato. Son momentos de ardor patrio, exaltación y jaleo festivo.

El 16 de septiembre es en México la fecha grande, ineludible, trascendente y esencial. Fue la madrugada de ese día de 1810 cuando el famoso sacerdote revolucionario Miguel Hidalgo y Costilla arengó a las multitudes indias y mestizas a rebelarse contra el régimen virreinal español. Desde el altar de la parroquia de Nuestra Señora de los Dolores, en la localidad guanajuatense del mismo nombre, el cura incitó con sus palabras a levantarse contra los españoles, a quienes acusó de querer entregar el reino a los franceses y hacer peligrar la religión.

El sentimiento libertario se expandía por la Nueva España, que aquejaba los problemas de repartición de tierras, de esclavitud y reclamaba la supresión de impuestos. El famoso grito de guerra del cura Hidalgo, al exclamar “¡Viva la Virgen de Guadalupe!, ¡Viva Fernando VII! y ¡Muera el mal gobierno!”, puso en marcha la Independencia mexicana, que tardó once años en materializarse, el 27 de septiembre de 1821, cuando el efímero emperador Agustín de Iturbide consiguió que el virrey Juan O´Donojú reconociera los hechos y firmara el Acta según la cual las autoridades españolas cesaban en su ejercicio.

En realidad, el cura Hidalgo no pretendía la Independencia, sólo acabar con el gobierno virreinal, a diferencia de los otros dos grandes líderes insurgentes, Allende y Aldama, que lucharon sin tregua por hacer de México una nación propia.

Si bien Hidalgo fue en principio el jefe de la insurrección, por su influencia sobre el pueblo, las dotes militares y preparación marcial de Ignacio Allende de Uzanga le convirtieron más tarde en el líder lógico. El personaje de Allende, oriundo también de otra ciudad guanajuatense, la bellísima localidad de San Miguel, sobresale como el héroe de mayor valentía y cualidades de dirección y organización.

Ignacio Allende era un fuerte y apuesto criollo, hijo de un rico comerciante español y de una mexicana perteneciente a una distinguida familia. Militar de carrera, apoyó siempre la causa independentista, por la que luchó al mando de su regimiento de caballería, llamado Dragones de la Reina. Participó en todas las conspiraciones posibles hasta planear, junto a su amigo Juan Aldama, una gran rebelión a nivel nacional, buscando el apoyo del sacerdote Miguel Hidalgo, el carismático líder religioso.

El virrey ofreció 10,000 pesos de la época a quien entregase vivos o muertos a Hidalgo, Allende y Aldama. Los ejércitos realistas e insurgentes peleaban sin tregua. Todas las batallas dirigidas por Allende resultaron modélicas en organización y bravura. Sin embargo, por una traición, los caudillos de la Independencia fueron capturados en marzo de 1811. Allende fue el único que opuso resistencia, disparando sobre el traidor.                           

Durante el juicio, indignado por el desprecio mostrado por el juez, Allende rompió las esposas que aprisionaban sus manos y golpeó con ellas la cabeza del mismo, lo que valió una firme pena de muerte. Fue fusilado el 26 de junio de 1811, y su cabeza colgada en la Alhóndiga de Granaditas, en la capital de Guanajuato, junto a las de los otros héroes Hidalgo, Aldama y José Mariano Jiménez, y allí permaneció hasta 1821.

Los ecos de la Revolución Francesa y de la guerra de Independencia de los Estados Unidos fueron los precedentes que impulsaron el sentimiento libertario en Hispanoamérica. José Artigas, Simón Bolívar y José Martí conforman el grupo de otros líderes que transformaron las colonias españolas de ultramar en países soberanos.

A más de dos siglos después, aquellos hechos históricos se recuerdan cada 16 de septiembre en México con una fiesta nacional de inconmensurables dimensiones, donde la gente bebe, se divierte y lanza ¡Vivas!. Banderas tricolores ondean en las manos del pueblo, edificios, coches y estandartes. Música, volanderas, sonido de campanas, desfiles militares... Todo se grita, se expulsa y, tras dos días de gran intensidad, la rutina encauza su curso.

En el estado de Guanajuato, el cura Hidalgo e Ignacio Allende dejaron su estela en los nombres de sus localidades natales. De este modo, el pueblo de Dolores pasó a llamarse Dolores Hidalgo, y el de San Miguel el Grande es hoy el internacionalmente conocido San Miguel de Allende. Ambos adoptaron como suyos los apellidos de sus ilustres paisanos.

El Estado de Guanajuato se ubica en el interior de la República Mexicana. Fue antaño el principal productor de plata en el país. Muy cerca de la capital, Guanajuato, se encuentra la localidad de Dolores Hidalgo, Cuna de la Independencia. Allí se encuentra la casa-museo del Padre de la Patria, don Miguel Hidalgo, que exhibe documentos y objetos con los que seguir las huellas del nacimiento de México como nación, desde la bandera que enarboló Hidalgo, las llaves que liberaron presos o las versiones manuscritas existentes de la Declaración de Independencia.

Las calles labradas en cantera rosa albergan una arquitectura colonial que permanece intacta. Es una tierra rica en tradiciones que cada mes de septiembre asiste expectante a la llegada de viajeros deseosos por conocer la historia del país.

El otro enclave independentista, San Miguel de Allende, es más que un lugar histórico. Desde los años 50 se ha convertido en el paradisíaco rincón elegido por muchos extranjeros para jubilarse. Artistas, turistas y población indígena se mezclan por sus empedradas calles con absoluta naturalidad.

San Miguel posee, además, uno de los centros históricos más bellos del país, con la Parroquia de San Miguel Arcángel, de estilo neogótico. Sus museos, jardines botánicos y magníficos restaurantes la han convertido en una de las ciudades mexicanas más conocidas en el mundo. Sabor local e internacional se funden y durante el año se producen numerosos eventos artísticos de carácter internacional, desde la fotografía a la pintura.  

Cultura, Curiosidad, Internacional

El Calendario Maya o la precisión del tiempo

Calendario Maya.jpg

El calendario maya es el sistema de división del tiempo astronómico más exacto y antiguo del planeta. Pero no predice amenazas para la civilización.

Cada cierto tiempo, surgen interpretaciones de profecías o se predicen catástrofes provocadas por movimientos estelares de dudosa fiabilidad. El mundo cinematográfico ha recreado un sinfín de producciones cinematográficas con un final trágico en el que los desastres naturales se confabulan para acabar con el planeta. No es la primera vez que se predice el fin del mundo, como lo fue el año 2012 con la justificación de que en ese año finalizan los días en el calendario maya.

A través de los siglos y, sobre todo, tras la conquista de América por los españoles, las múltiples traducciones que se han hecho del calendario más perfecto entre los pueblos mesoamericanos y sus libros sagrados, han dado lugar a muchas interpretaciones sobre un terrible futuro para la humanidad.

Tomás Pérez, arqueólogo del Centro de Estudios Mayas de la Universidad Nacional Autónoma de México, rebate categóricamente ese tipo de predicciones que tacha de histéricas. Para Pérez, no hay ningún glifo (símbolos de la escritura maya) que hablen del fin del mundo. 

Los arqueólogos Linda Schele  y Mark van Stone, de la Fundación para el Avance de los Estudios Mesoamericanos, reivindican la misma conclusión que Pérez.

En el calendario maya hay que tener en cuenta un factor fundamental de diferenciación, y es que para nuestra civilización el tiempo es lineal, es decir, el pasado precede al presente y el futuro procede del pasado y del presente.

Para los mayas el tiempo es considerado circular y los acontecimientos se repiten en una serie de ciclos numéricos que encajan entre ellos y dan lugar a otros ciclos mayores de tiempo y espacio.

Una de las características fundamentales de este calendario es que tiene como fecha de inicio un acontecimiento. Del mismo modo que el año del nacimiento de Jesús marca el inicio de la Era Cristiana, el calendario  de los mayas  arranca, según los cálculos más aceptados, el día 13 de agosto de 3.113 a. C., aunque se desconoce cuál fue el evento significativo por el que decidieron dar comienzo a su cuenta astronómica.

Los mayas fueron los primeros en introducir el número cero, que se usaba como un día más en el calendario. A partir del cero los mayas completan una secuencia ininterrumpida de días, denominados "kin". Los "kin", a su vez, se encontraban dentro de una cantidad mayor de ciclos que en el calendario occidental. 

Además de los "kin", los mayas habían creado dos sistemas calendáricos independientes y sincronizados, que marcaban 260 y 350 días respectivamente. Al primero se le denominaba "tzolkin" y era el más usado por el pueblo; por el se regían los períodos de las tareas agrícolas, el ceremonial religioso y las costumbres familiares. Tras los 260 días que marcaba este ciclo, el calendario "tzolkin" comenzaba de nuevo.

El ciclo de 365 días conformaba el calendario "haab", basado en el recorrido de la Tierra alrededor del Sol, ciclo que coincide con las posteriores observaciones astronómicas.

Para esta antigua civilización, el calendario no sólo dividía el tiempo en función de los cambios astronómicos, también relataba su propia historia y los acontecimientos de su cultura. Por ello ha resultado de gran ayuda para los historiadores que, tras muchos años de estudio, han podido descifrar el significado de sus símbolos y la cohesión matemática entre ellos.

Pero los mayas también dividieron el tiempo en eras y proporcionaron cálculos precisos de los movimientos de la Tierra. A pesar de que nuestra civilización, gracias a la invención de aparatos astronómicos cada vez más precisos, ha podido conocer los movimientos de nuestro planeta y del resto de los que forman parte del universo conectando los eventos estelares que les afectan, otras civilizaciones más antiguas ya lo habían conseguido.

En Astronomía se denomina año platónico o ciclo equinoccial, al período que tarda la Tierra en completar una vuelta en torno al actual Polo Norte de la eclíptica. Es decir, el periodo de tiempo que tarda el eje terrestre en recorrer las doce constelaciones en sentido contrario a las agujas del reloj. El año platónico dura entre 25.700 y 25.800 años de tiempo solar medio.

La diferencia para los mayas es que este movimiento del eje de la Tierra no lo dividían en doce eras sino en cinco, cada una de ellas con una extensión de 5.100 años aproximadamente, teniendo en cuenta siempre las pequeñas variaciones que se producen en cuanto a los movimientos del planeta que nunca son exactos

Para los mayas, la Era actual terminaría el 23 de diciembre de 2012. Después de ese año comenzará un nuevo ciclo, dato que coincide con la astronomía moderna, pues la Tierra empieza a recorrer la constelación de Acuario.  

Según Schele, basando en sus estudios sobre los mayas, "durante ese día (23 de diciembre de 2012) del solsticio de invierno, el Sol en su órbita eclíptica pasaría exactamente por el centro ecuatorial galáctico, desde el punto de vista de la Tierra".

En la perspectiva de esta civilización, pasado, presente y porvenir son una misma dimensión, por lo que hablan de historia y predicen el futuro en la convicción de que esos ciclos astronómicos se repiten en ciclos idénticos de duración y de características. Para la mentalidad moderna es difícil discernir esta forma de considerar el tiempo, por lo que da lugar a diversas interpretaciones.

Mientras que para las más modernas civilizaciones el tiempo es lineal, para ellos la repetición dominaba la linealidad. Así, los libros sagrados de los mayas eran simultáneamente libros de historia y de predicción del futuro porque, bajo su perspectiva, pasado, presente y porvenir se encuentran en una misma dimensión.

Parte de estas lecturas se basan en el ciclo natural de nacimiento y transformación del hombre en relación con su naturaleza circundante y con el universo.

Las predicciones mayas tienen en cuenta el periodo de veinte años anteriores al “Sexto Sol” (la Era Maya pertenece al “Quinto Sol”), ciclo que denominan "katum", que significa ‘el tiempo del no tiempo’, que vendría a ser un periodo de transición caracterizado por profundos cambios cósmicos, telúricos e históricos. De ese periodo ya se habrían consumido dos tercios de duración.

"Katum" habría comenzado en el año 1992 de nuestro calendario, tras un eclipse de Sol que esa cultura pronosticó para el 11 de julio de 1991 y que se cumplió exactamente.

A partir de entonces ciertos fenómenos solares que han tenido lugar han desconcertado a la ciencia. En 1996, la sonda espacial SOHO descubrió que los polos magnéticos del Sol habían desaparecido y en su lugar se había creado un solo campo homogeneizado.

En el 2004, los físicos solares observaron una ausencia total de manchas, hecho inaudito que hicieron plantearse a los científicos si realmente conocían el funcionamiento del Sol. 

Los mayas también destacaron por el estudio de las manchas solares. Según estudios de la NASA y la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) de EE.UU, la actividad solar aumentó a partir de 2010 causando tormentas solares. También barajaban hipótesis de que esta situación podría provocar un "bombardeo de partículas" del Sol sobre nuestro planeta.

Aparte de este singular proceso, existen otros datos que nos dan cuenta que se están produciendo cambios importantes, como fueron las fuertes perturbaciones en el magnetismo terrestre que tuvieron lugar en septiembre de 1994 y que provocaron, por ejemplo, alteraciones en la orientación de las aves migratorias, afectando su sistema de navegación de precisión.

Los cambios, que según la tradición maya tendrán lugar esos últimos años de la Era en el planeta, ya se vienen observando. No hay más que seguir los informes científicos o los medios de comunicación para reconocer la inquietud y preocupación que está generando lo que ya se considera un cambio climático irreversible junto a los desastres naturales que año tras año sacuden más violentamente al mundo.

Esto significa que las transformaciones planetarias, en sus movimientos espaciales, introducen distintos estados como, a pequeña escala, se hace al pasar de una estación a otra, sea el equinoccio de primavera o el de otoño, o sea el solsticio de verano o invierno.  

Es posible que el hombre tenga que adaptarse a nuevas situaciones y complejos cambios que ya entrevemos como inevitables; pero el calendario maya termina, porque finaliza la que ellos denominaron Era Maya y no porque con ella necesariamente tenía que concluir el tiempo de vida del planeta.

Internacional, Interes, Turismo

Sobre El Techo Del Mundo

TURISMO.jpg

Con sus 8.848 metros de altura sobre el nivel del mar, el monte Everest es el más alto del planeta tierra y por eso se dice que es el techo del mundo. Pero se puede subir más y ésta historia se lo vá a contar.

El Everest sobresale en una cordillera asiática que tiene más de 100 cimas que superan los 7.000 metros de altura y 9 los 8.000. Desde Nepal, los montes Himalaya atraviesan la India, China y Bután y nacen los mayores ríos del mundo, entre ellos el Ganges y el Yangtsé en cuyos cauces viven 1.300 millones de seres humanos.

A los pies del Everest se encuentra Katmandú, la capital nepalesa, y en el mismo valle, dos pequeños pueblos que datan del año 167 antes de Cristo hasta el año 1 de nuestra era cristiana.

En el valle en que se encuentra la bella Katmandú, arqueólogos han desenterrado templos y palacios budistas e hinduistas que la Unesco ha declarado Patrimonio de la Humanidad.

Una mañana en Katmandú, llegó al Hotel que tenía un precioso jardín interior, un guía nepalés preguntándonos si alguien quería volar sobre los Himalayas y el Everest al amanecer del día siguiente. Nos tomó de sorpresa, pero también nos reveló que la semana anterior un avión a hélice como el que ofrecía, se había accidentado en la cordillera muriendo los 17 turistas franceses. Bastó ésta honesta advertencia para que nadie de los 43 de nuestro grupo quisiera vivir esa aventura.

Yo en cambio pensé: no se repiten dos accidentes en una semana y en el mismo lugar y contesté que me interesaba. Además, ¿cuándo iba a tener otra oportunidad de una aventura similar sobre el Everest?  ¿Sobre el techo del mundo?

Después de unos minutos, y cuando todavía el guía no se iba, una señora del grupo, de las mayores, me preguntó: ¿usted va a ir en ese vuelo? Si le contesté sin vacilar. ¿Por qué? ¡Porque entonces yo también iría!, me dijo la pasajera vestida de café con un coquetón sombrero alado blanco con una cinta que anudaba en su cuello.

El guía anotó a dos en su libreta y se despidió diciéndonos: mañana a las 4 de la madrugada viene una camioneta a buscarlos para llevarles al aeropuerto de donde parten estos vuelos.

Efectivamente, todavía era de noche cuando un Van estaba en la puerta del Hotel. Nos avisaron. Subimos. No había nadie más.

En poco más de media hora estábamos en un aeropuerto en un desierto rodeado de montañas. Para mi sorpresa estaba lleno de turistas y en dos grandes pizarras estaban escritos el orden de los vuelos y sus destinos.  Ya el escenario era excitante, de película, como se suele decir.  Pero no estaba Indiana Jones.

Cuando llegó la hora de nuestro vuelo sobre los Himalayas, estaba aclarando y se apreciaba el perfil de las montañas. La única cima cubierta con un manto blanco de nieve, era la del Everest.

Lo primero que le miré al avión camuflado verde como el uniforme de los soldados, fué su hélice, una sola en una puntiaguda nariz. Se subía una escala portátil de seis peldaños. Dentro habrían unos 20 asientos. En total fuimos cinco. Todos estábamos sentados junto a una ventanilla para sacar fotos. El día era claro y luminoso.

Mi compañera de grupo sacó de su cartera una cámara desechable y se la veía feliz tal vez pensando en lo que le iba a contar a sus amigas de la aventura más grande de su vida. El solitario piloto uniformado puso en movimiento el avión que por la pista debe haber parecido un pájaro dando saltos. Pero se elevó luego.

A medida que subía y subía, en la falda de las montañas ví grietas profundas con árboles muy verdes y, en una de ellas, dos grandes ojos con bordes blancos iguales a los que tenía un templo en Katmandú. Nadie, ni el guía, supo explicarme después qué significaban esos ojos, más bien me dijeron que eran visiones mías, que nunca antes nadie las había visto, pero las sigo recordando.

En ese techo del mundo, el cielo tenía un cielo más azul...otro azul. ¿Cómo lucirían las estrellas en la noche?... por miles.

Me acerqué a la cabina del piloto quién al verme me invitó a entrar y sentarme a su lado. Así abarcaba todo el horizonte y no solamente un lado. No hablamos ni una sola palabra, el espectáculo y grandiosidad de esas cumbres invitaba a la meditación y a la gratitud de tan maravilloso día.

Diciéndome ahí está el Everest, el piloto rompió el silencio y me invadió una emoción inigualable. No siendo escalador de montañas ni alpinista, ¿cuándo podría yo haber imaginado tener mi vista y mis pies sobre la cumbre del monte más cerca del cielo? Su cumbre no era escarpada como los perfiles de todos los Himalaya, la nieve la redondeaba,

La aventura estaba terminando y el vuelo de regreso a Katmandú se hizo en silencio. Luego de aterrizar, el mismo Van que nos había traído al aeropuerto nos llevó al Hotel. Estaba atardeciendo.

Cuando llegamos el grupo nos hacía mil preguntas, pero sobre todo a la señora mayor que no tuvo miedo. Y ella, feliz, les decía a todos que el “chofer” (en vez de piloto), había sido tan gentil y buena persona que, cuando ella sacaba las fotos, “paraba”. ¿Cómo?... preguntaban todos... Hasta que les pedí que no la despertaran de su inolvidable sueño.

Interes, Internacional, Politicas

Tocar A Dios Con Las Manos Sucias

NICARAGUA.jpg

Por Enrique Sáenz

Está bien. Agredieron a los obispos. Profanaron las iglesias. Saquearon y quemaron bienes de la iglesia. Golpearon a periodistas. Se robaron equipos periodísticos.

¿Qué ganaron con eso? ¿Vamos a ver a 100% noticias y a sus periodistas salir corriendo a esconderse y a plegarse a los designios del régimen?

¿Vamos a ver a Radio Corporación y a sus periodistas salir corriendo a esconderse y a plegarse a los designios del régimen?

¿O al Canal 12 y a sus periodistas? ¿O a los otros medios de comunicación independientes?

¿Vamos a ver a los obispos salir corriendo para postrarse llenos de temor ante el genocida?

Duelen esas agresiones. Indignan esas agresiones. Y expresamos nuestra solidaridad con todos los agraviados. Pero esas agresiones también profundizan el repudio de la población. Profundizan su rechazo al régimen. Y profundizan el abismo que separa al pueblo nicaragüense del régimen genocida. Y ahora lo tenemos enfrentado a la iglesia, enfrentado a los empresarios, enfrentado a los gringos, enfrentado a la comunidad internacional y enfrentado al pueblo nicaragüense.

En su ceguera e insensatez, Ortega pateó la mesa y al patearla nos está dejando más claras las cosas.

Comencemos por el diálogo. Desde el principio estaba claro que para Ortega el diálogo era un recurso para ganar tiempo. Y nosotros lo repetimos varias veces en Vamos al Punto. Afirmábamos que si a Nicolás Maduro el diálogo había sido exitosa como estratagema para aferrarse al poder ¿Por qué Ortega iba a hacer algo diferente?

Por supuesto, debemos reconocer que, en las condiciones de aquel momento, para una parte de la población era un desafío que debía asumirse. Un puente que debía cruzarse. Buena parte del pueblo confió en que el diálogo podía ser una ruta para una solución pacífica.

Y la Conferencia Episcopal cumplió y comprometió su fuerza moral, su energía y sus esperanzas. Y la Alianza Cívica también cumplió. Incluso fue más allá de toda expectativa, porque lograron articularse, lograron consensuar una agenda, lograron armonizar una estrategia y, ahora, han dado el salto de sacar el diálogo a la calle y convocar a acciones de protesta.

En el comentario del mes pasado en esta revista que titulamos “Las dos caras diabólicas del régimen” afirmábamos: La mafia que se aferra al poder, a sangre y fuego, muestra dos caras ante los nicaragüenses. Ambas caras son igualmente diabólicas. La cara enmascarada que siembra el terror en calles, poblados, barrios y ciudades. Y la cara desenmascarada que, en el marco del diálogo nacional, exhibe una asombrosa capacidad para la desvergüenza, la mentira y la manipulación.

Bueno, ahora solo tenemos ante nosotros un solo rostro. Un rostro genocida.

El diálogo para Ortega se agotó porque ya le extrajo todo lo que necesitaba: tiempo. En las presentes circunstancias ya no puede manipularlo a su gusto y antojo. Le salió el tiro por la culata con la CIDH. Le salió el tiro por la culata con la OEA. Le salió el tiro por la culata con los gringos. Y pateó la mesa. Y después agredió a los mediadores.

Ortega disolvió de un plumazo la fantasía que muchos cultivaron del llamado aterrizaje suave. También disolvió la versión que algunos creyeron y que nadie puede decir cómo se originó, de que había llegado a un compromiso para adelantar elecciones e irse. Ortega no quiere ningún aterrizaje.

Únicamente queda ahora la bestialidad como recurso de poder. Y, por si hacía falta, tocó a Dios con las manos sucias, literalmente hablando. Más bien con las manos ensangrentadas. Un manotazo irresponsable, satánico e irracional que deberá pagar muy caro. Y estamos hablando en términos terrenales, no divinos.

Ortega elevó la parada y a nosotros nos corresponde también hacerlo. Y debemos hacerlo pronto. En este sentido, es imperativo configurar una concertación nacional, con el nombre que se quiera, que incluya a todas las fuerzas comprometidas con la restauración de la democracia. Las organizaciones que integran la Alianza Cívica. Y todas las otras organizaciones que no están en la Alianza Cívica, pero están comprometidas en la lucha. Y sobre todo, con participación de la gente que ha puesto los muertos. No hablamos de una estructura vertical ni de una instancia democratista. Hablamos de un espacio de concertación donde cada quien conserve su propia identidad.

¿Por qué es necesaria esta concertación nacional? Porque es imperativo armonizar estrategias de lucha. Ortega tiene su estrategia. Corresponde oponerle una estrategia coherente y compartida. Están bien las marchas. Están bien los paros. Están bien las caravanas. Pero no es suficiente. Hay que avanzar más allá. Ya no puede estar un grupo por aquí y otro grupo por allá pues así se facilita la embestida represiva del régimen.

Pero también hay que acordar objetivos y mensajes claros. Si el objetivo es que Ortega debe irse hay que asumirlo y decirlo con claridad. Todos. Y para salir de Ortega no basta un paro de un día.

Unidad en la acción. Un plan de lucha compartido. Y Objetivos claros. Son las tareas del momento para enfrentar y derrotar la escalada terrorista del régimen.

Este artículo es responsabilidad única del Dr. Enrique Sáenz. El autor de este artículo es economista y abogado. TV Español Magazine no se hace responsable en ningún caso del contenido, información, opiniones y comentarios.

Deportes, Copa Mundial, Interes, Internacional, Nacional

Los Futbolistas Americanos De Moda En Europa

FUTBOLISTAS AMERICANOS.jpg

Dar el salto al fútbol europeo requiere un periodo de adaptación que, en el caso de la mayoría, retarda su mejor versión. Superado este proceso han dado un paso al frente: Paulo Dybala, Héctor Herrera, Danilo Luiz da Silva, Luciano Vietto, José María Giménez, Felipe Anderson y Gerónimo Rulli, los últimos americanos de moda en Europa.

Y es que los futbolistas latinoamericanos que habitan en las principales ligas europeas se cuentan por centenares, con Leo Messi a la cabeza, la referencia de todos ellos, seguido de Neymar y James Rodríguez, dos de las jóvenes estrellas nacidas en la década de los noventa, ya consagradas en el Viejo Continente.

A la par de estas dos últimas figuras, otros excelentes futbolistas de la misma promoción están dejando huella en los grandes campeonatos europeos. Todos ellos nacidos a partir de 1990, futbolistas que a pesar de su juventud han dado un paso al frente y están aportando su mejor versión, aunque en algunos casos hayan tardado tiempo en mostrarla.

El ejemplo más claro es el delantero argentino Paulo Dybala (1993), que jugó en Palermo italiano, actualmente delantero de la Juve de Italia, es uno de los futbolistas pretendidos por los grandes equipos de Europa.

Catalogado como el “nuevo Agüero” y con el vaticinio de que puede llegar a ser una versión de Messi, Dybala llegó al fútbol italiano en el agosto de 2012, con solo 18 años, procedente del Instituto Atlético Central Córdoba. Tras un descenso a la Serie B, y un año en esta categoría, Dybala comandó el regreso del equipo siciliano a la primera categoría italiana junto a su compatriota Franco “Mudo” Vázquez.

 

A pesar de que la temporada con el Palermo no había terminado, distintos equipos europeos como Juventus, Roma, Inter, Chelsea y París Saint-Germain manifestaron interés por Dybala. Finalmente, lo compró la Juventus por 32 millones de euros. Con este traspaso, Dybala se convirtió en el octavo futbolista argentino más caro de la historia.

Admirador de Messi y declarado seguidor del F.C. Barcelona, Dybala ha sido tasado en 42 millones de dólares. La puja está abierta.

Otro futbolista que suena con mucha fuerza entre los clubes europeos es el mexicano Héctor Herrera uno de los culpables de la buena actuación del Oporto en la Liga de Campeones, donde llegó hasta los cuartos de final. Fichado en 2013 del Pachuca, con la vitola de campeón olímpico con la selección mexicana, Herrera ha pasado varias temporadas de adaptación para convertirse en “la máquina del Oporto”, como así se le conoce.

Héctor pasa actualmente como el mejor de los mexicanos que actúan en Europa e indiscutible para el seleccionador, Juan Carlos Osorio, además de recibir elogios de entrenadores como Pep Guardiola, del Manchester City. “Es un jugador fantástico. Físicamente es muy fuerte. Parece lento, pero es muy potente. El Oporto tiene buen ojo para contratar jugadores de buen nivel y Herrera es uno de ellos”.

No es fácil destacar en la liga española bajo el paraguas de Messi, Luis Suárez, Diego Godín o Carlos Bacca, consagrados ya en le deporte rey, pero es indiscutible y justo valorar el rendimiento del argentino Luciano Vietto (provincia de Córdoba, 1993), que en su primera temporada en el Villarreal sorprendió hasta a sus propios valedores.

“Sabíamos de las condiciones de Vietto. Creíamos que le iba a costar adaptarse más, pero afortunadamente está rindiendo a un gran nivel. Es un chico maduro y seguro que no va a perder la humildad. Hay que ir paso a paso con él y no exigirle demasiado”, reconocía el que fue su entrenador en el Villareal, Marcelino García Toral.

Por su parte, el futbolista, tiraba de humildad y señalaba que “realmente me está costando adaptarme mucho más de lo que parece desde fuera. Noto que estoy en una etapa de adaptación y poco a poco me siento mejor. Este es un fútbol muy competitivo y de primer nivel. La diferencia con Argentina es bastante grande”.

Su buen desempeño en las chancas españolas lo llevaron a ser parte del equipo colchonero, que en el 2015 hizo oficial el traspaso por 20 millones de euros, haciendo su debut el 12 de septiembre con el Atlético de Madrid en la tercera jornada de Liga BBVA ante el Fútbol Club Barcelona.

Para la Temporada 2017-18, Luciano Vietto sale cedido desde el Atlético de Madrid al Valencia Club de Fútbol el 4 de enero de 2018 y el club ché se guarda una opción de compra a final de temporada.

En su segundo partido como valencianista contra Las Palmas, lo hace nada más ni nada menos que con un hat-trick, siendo uno de ellos desde mitad de cancha rompiendo así su mala racha, ya que el 2017 no pudo marcar un solo gol.

Sorprendente también es el rendimiento del uruguayo del Atlético de Madrid, José María Giménez (Canelones, 1995), quien en su sexta temporada en el club rojiblanco se ha confirmado como uno de los mejores defensas de la liga española. Formando pareja en muchas ocasiones con su compatriota Diego Godín, Giménez ha encajado en la filosofía de su entrenador, el “Cholo” Simeone, como lo hace habitualmente en la selección uruguaya.

La liga española también ha aplaudido la llegada del guardameta argentino Gerónimo Rulli (La Plata, 1992) al arco de la Real Sociedad. Sus valiosas actuaciones en los torneos argentinos que disputó con el Club Estudiantes de La Plata lo pusieron en la mira de importantes clubes de Europa, haciendo su debut con la Real Sociedad en Agosto del 2014

 

A pesar de su juventud, el ex portero de Estudiantes ha demostrado su agilidad, reflejos y valentía, argumentos que le han valido alcanzar la titularidad con los blanquiazules de San Sebastián.

Los nombres de los brasileños Felipe Anderson (mediocampista del Lazio de Italia), Roberto Firmino (delantero de Liverpool F.C. de la Premier League de Inglaterra.), Phillipe Coutinho (extremo izquierdo en el F. C. Barcelona de la Primera División de España); el paraguayo Derlis González (mediocampista ofensivo del FC Dinamo de Kiev de la Liga Premier de Ucrania) y los colombianos Diego Rolán (Delantero en el Deportivo La Coruña de la Liga 123 española) y José Izquierdo (extremo izquierdo del Brighton & Hove de la Premier League de Inglaterra) completan una promoción destacada de latinos en el fútbol europeo.

 

Internacional

La similitud del conde Drácula y Daniel Ortega

Daniel Ortega.jpg

Josefina Haydée Argüello
Master en literatura Española
Graduada de Saint Louis University
En Saint Louis Missouri, USA

Arrodilladas con los brazos extendidos, en medio de la calle frente a la Policía Nacional, las madres nicaragüenses imploraron el cese del fuego contra sus hijos. Sus ruegos no fueron escuchados.

Ellas con mucho dolor en sus corazones lamentaron en el mes de Mayo, día de las madres, la injusta pérdida de sus hijos.

Estos imperdonables crímenes perpetrados contra nuestros indefensos estudiantes, hoy héroes del 19 de abril, me hacen recordar la legendaria novela de Drácula, del irlandés Bram Stoker, publicada en 1897.

Jonathan Haker, abogado inglés, visita el castillo de Drácula en Transilvania, viajando a través del desfiladero de Borgo desde Bistriz para completar unas ventas con el conde y descubre en su interior, una vieja capilla donde Drácula tiene en su poder a tres bellas doncellas de cuerpos voluminosos quienes tratan de seducirlo para chuparle la sangre. 

La escena es interrumpida con el arribo del conde cuando llega a tirarles a las vampíricas damas para que se alimenten, un saco conteniendo el cuerpo de un recién nacido.

El niño había sido hurtado en una noche tenebrosa en los alrededores del castillo. La madre desesperada había llegado al castillo un poco antes de los sucesos, clamándole a Drácula su desaparición. A lo que el conde procede —acallándole sus lamentos— a echarle sus fieros lobos para que la devoren sin piedad.

Drácula transformado en vampiro se alimenta de sangre. Las tres vampiras que aguardan en el castillo primeramente fueron sus víctimas, luego las hizo beber de su sangre para contaminarlas.  

Hay una connotación sexual en este proceso pues es un hechizo maligno mediante el cual las victimas suelen ser seducidas.

Según las supersticiones que datan desde la antigüedad los vampiros tienen algunas características especiales. Además de alimentarse de sus víctimas, salen de noche, tienen la capacidad de hacerse pasar por un animal o niebla, mueven ejércitos de seres repulsivos como las ratas, lobos, zorros, quienes les obedecen. Sienten repulsión a los símbolos cristianos y practican la magia negra. 

Sin embargo, Drácula tenía sus propias debilidades.  Era considerado un no- muerto o cadáver activo, no podía recibir luz solar, por lo tanto, tenía que dormir dentro de una caja cubierto con tierra de su patria, desde la salida hasta la puesta del sol. 

Era susceptible a las ristras de ajo, a los signos sagrados como la ostia, agua bendita, un crucifijo, herramientas que utilizaban sus enemigos para destruirlo.

Un grupo de científicos, incluyendo algunas de sus víctimas, encabezado por un viejo doctor que conocía de exorcismo, hipnotismos, y otras ciencias ocultas se tomaron el trabajo de eliminar a las vampiresas y después a Drácula.

Primeramente, liberan a Lucy, unas de su víctima. Luego proceden a purificar sus refugios destruyendo las cajas con tierra, colocadas por Drácula en diferentes lugares para guarecerse de sus enemigos durante el día.

Cuando el conde se siente acechado y acorralado, huye a su castillo en Transilvania donde guardaba su última caja, acompañado de sus zíngaros leales quienes lo transportan en su viaje.

El grupo intercepta a Drácula en noche fría de niebla.  Luchan contra sus vándalos, dándole muerte al cortarle la garganta y clavarle una estaca en el corazón, liberando su espíritu del embrujo diabólico, y finalizando con el sangriento vampiro.

Bram Stoker, haciendo investigaciones históricas, descubre un libro titulado: Informe sobre las Principalidades de Valaquia (1820) de William Wilkinson donde menciona a Vlad lll, o Vlad Drăculea, (1431-1476) nacido en Sighisoara, ciudad de Burgo, Rumania (Transilvania). 

Más conocido como Vlad el Empalador (en rumano: Vlad Tepes) fue príncipe de Valaquia y luchador contra el imperio Otomano que amenazaba con expandirse, haciéndose famoso por su crueldad mediante la muerte por empalamiento, que propinaba contra sus enemigos. 

Su patronímico Dracul en rumano significa Dragón y viene del latín draco que en lengua Valaquia significa demonio.

Stoker se inspiró en este personaje para titular su novela.

Esta mítica historia renace en una Nicaragua gobernada por seres nocturnos, ávidos de la sangre de un pueblo joven, que se inmola ante sus madres que claman justicia en el castillo El Carmen, a lo que, el conde procede —acallar sus lamentos—  echándole sus feroces policías y turbas lobunas.

Ojalá que la pareja no tenga necesidad de huir como Drácula en búsqueda de su última caja.

 

*Este artículo es responsabilidad única Josefina Haydée Argüello, Master en literatura Española. Tv Español Magazine no se hace responsable en ningún caso del contenido, información, opiniones y comentarios.*

Internacional

Lady Di, más de 20 años con la duda

En el vigésimo primer aniversario del fallecimiento de la Princesa Diana, nuevos detalles sobre el fatídico accidente y posterior funeral traen de vuelta al ojo del huracán a una de las figuras más recordadas de la realeza británica, cuando el 31 de agosto de 1997, Diana Frances Spencer, más conocida como Lady Di, falleció en un accidente de coche, el mundo entero se conmocionó.

 

Antes de ese trágico acontecimiento, Diana siempre había estado en el foco mediático: su matrimonio con el príncipe Carlos de Inglaterra y el posterior divorcio, sus idas y venidas con varios amantes, sus problemas personales y presuntos intentos de suicidio… Todo en torno a su figura, unido a su obra y carisma, hicieron de su vida una cuestión pública.

 

Un mito que no fue enterrado con ella, sino que creció, ensalzando a la persona de Lady Di. Desde entonces, los misterios y rumores en torno a su defunción y funeral, han mantenido vivo el recuerdo de una princesa sobre la que, veintiún años después de habernos dejado, siguen arrojándose nuevas informaciones.

 

Diana, princesa de Gales, nació el 1 de julio de 1961 en Sandringham, un pueblo en el norte del condado de Norfolk, Inglaterra y antes de ser princesa, Diana ya era noble. Hija del VIII conde de Spencer, John, fue él quien se quedó su custodia y la de su hermano tras el divorcio con la madre de ambos, Frances Roche.

 

Posteriormente, John se casó con Raine McCorquodale, condesa de Darthmouth. Los niños nunca llegaron a vivir con su madrastra.

 

Durante su etapa estudiantil, asistió a la Silfield Kings Lynn y a la Riddlesworth Hall en Norfolk, así como a la West Heath Girls’ School en Sevenoaks, Kent. A los 16, estudió en Alpin Videmanette, subsede de la escuela en Rougemont, Suiza.

 

Todos estos centros fueron escuelas femeninas y/o elitistas. La joven noble destacaba en natación y buceo, pero deseaba ser bailarina, por lo que tomó clases de danza temporalmente.

No tenía ni si quiera 17 años cuando se mudó a un apartamento en la zona londinense de Kensington, donde trabajó en el jardín de infancia de Pimlico y residió hasta el momento de su boda real, en 1981.

 

Es destacable el lado filántropo de esta icónica figura, cuya participación en obras benéficas no cesó hasta su muerte: Diana colaboró, entre otros, con la “Royal School for the Blind” (Real Escuela para Ciegos); la “British Deaf Association” (Asociación Británica para Sordos).

 

Tambien participó en “Help the Aged” (Ayuda a la Tercera Edad); el “Malcolm Sargent Cancer Fund for Children”; el “British Red Cross Youth” (Cruz Roja Británica de la Juventud); o la “National Children’s Orchestra”.

 

Lady Di conoció al Príncipe Carlos de Gales en el verano de 1965 en el Palacio de Sandringham, pero no fue hasta que la joven tenía 19 años que el idilio entre ambos comenzó en el Palacio de Balmoral. Carlos era 13 años mayor que Diana.

 

La pareja contrajo matrimonio en la Catedral de San Pablo, Londres, el 29 de julio de 1981. Curiosamente, era la primera mujer inglesa en contraer matrimonio con el heredero al trono británico en 300 años. La última en hacerlo, Lady Anne Hyde, contrajo matrimonio con James II, de quien la propia Diana era descendiente.

 

Aunque la Princesa de Gales se convirtió en todo un icono para la sociedad británica, que la imitaba en moda y estética, y la mantenía siempre en el foco mediático, tiempo después se descubrió que su idílico matrimonio no fue tal.

 

“Fue uno de los peores días de mi vida”, es la confesión que acaba de ver la luz en el documental “Diana in her own words” (Diana en sus propias palabras), emitido por Channel 4, y que recoge diversas grabaciones de la princesa, en conversación con su entrenador de voz, Peter Settelen.

 

Pese a todo, Lady Di confesó en esas grabaciones que ella “quería desesperadamente que funcionara el matrimonio”, y que “amaba” a su esposo.

 

Un año después de las nupcias, en 1982, Diana dio a luz al primer hijo del matrimonio: el Príncipe Guillermo, siguiente en la línea de sucesión al trono británico, tras Carlos. El segundo hijo de la pareja, Enrique, nació en 1984.

 

Las distintas biografías discrepan sobre si la crisis matrimonial comenzó tras este segundo nacimiento, o si lo hizo años después, en 1986 o en sus vacaciones veraniegas de 1987 en Mallorca. En este año, Lady Di tuvo un presunto intento de suicidio, que no fue el único, según desveló posteriormente el “Daily Mail” en 1992.

 

Fuera como fuere, en 1989, cuando parecían haberse reconciliado, la publicación de unas fotos de Diana junto a un amigo íntimo generó un nuevo distanciamiento. En 1992, se anunció la separación “amistosa” de los dos cónyuges.

 

La relación adúltera de Carlos con Camilla Parker-Bowles, o la infidelidad de Diana con James Hewitt, fueron algunas de las muchas razones del fin de un matrimonio que, pese a todo, seguía escondiendo muchos secretos.

Cuando la princesa confesó esto último en una entrevista de la BBC, donde comentó sus dudas sobre la capacidad del príncipe para gestionar la corona, la reina Isabel II les aconsejó el divorcio.

 

Se produjo en 1996. Diana tuvo una compensación económica, perdió el tratamiento de alteza real, pero podía mantener el de princesa de Gales, seguir residiendo en el palacio londinense de Kensington, y tener libre acceso para ver a sus hijos, Guillermo y Enrique.

 

La falta de vida sexual, fue otra de las causas de la ruptura, según se desvela en el documental de Channel 4: “Yo me daba cuenta de que lo nuestro era raro. En los primeros años, hacíamos el amor una vez cada tres semanas. Aunque la iniciativa nunca venía de él. Con el tiempo esa chispita se fue apagando, y yo diría que hace siete años que no tenemos nada”, confesaba la princesa a su instructor en una grabación.

 

En otra de ellas, hablaba de los problemas de salud derivados del fallido matrimonio y su relación con la familia real: “Podría haberme entregado al alcohol, eso hubiera sido lo obvio. Podría haber sido anoréxica, eso hubiera sido aún más obvio, pero me decidí por lo más discreto” decía, en referencia a la bulimia.

 

El final definitivo del matrimonio no terminó con la popularidad de Lady Di, a la que la prensa siguió en todos sus pasos. Un año después de divorciarse, en 1997, salió a la luz su relación con el empresario Dodi Al Fayed.

 

Poco después de esa filtración, el 31 de agosto de 1997, Diana falleció en París tras sufrir un accidente de tráfico en el túnel de la Plaza de Alma, al norte del río Sena, en París, Francia

 

Su amado Dodi murió junto a ella, así como el chófer Henri Paul. El único superviviente, el guardaespaldas Trevor Rees-Jones, quedó con la secuela de una amnesia parcial de la que se recuperó más tarde.

 

Cuando en su funeral, Isabel II dijo que “nadie que haya conocido a Diana la olvidará jamás”, se la tildó de fría. Ahora, 21 años después, una carta de la monarca en la que habla sobre el trágico suceso ha sido subastada, y algunas de sus líneas rezan lo siguiente: “las emociones todavía están mezcladas, pero todos hemos pasado por una experiencia muy mala”.

 

El paso del tiempo no ha enterrado el recuerdo de Diana junto a ella, y los rumores y misterios en torno a su muerte todavía siguen generando expectación.

 

En mayo de este mismo año vio la luz el libro “Qui a tué Lady Di?” (¿Quién mató a Lady Di?) escrito por los franceses Jean-Michel Caradec´h, Pascal Rostain y Bruno Mouron.

 

Entre otros detalles, el libro desvela datos sobre el coche que sufrió el accidente, propiedad del Hotel Ritz, en el que la princesa se hospedaba en París, que ya había sufrido otro accidente meses antes, en el que había dado varias vueltas de campana.

 

Dicho accidente no fue el único, según desveló el dueño original del vehículo, un Mercedes S280, a los autores del libro, explicando que más de dos años antes, en enero de 1995, el vehículo fue robado y tuvo otro accidente, también con vueltas de campana. El seguro calificó como “siniestro total” el automóvil, pero poco después se autorizó su reparación y venta.

 

Otro libro, “Diana. Réquiem por una mentira”, de la periodista española Concha Calleja, sostiene la teoría de que el príncipe Guillermo sabía que Diana fue incinerada y enterrada con los Spencer en la iglesia Santa María la Virgen, y que el féretro iba vacío en el funeral, en lugar de haber sido sepultada en la mansión familiar de Althorp.

 

“Acompañaban una caja de madera sin restos porque Diana ya estaba enterrada en la cripta familiar de su padre. Puro escaparate. Y un insulto para los que la amaban”, dijo la escritora en una entrevista para el diario digital español “El Confidencial”. Y agregó que los hijos de Lady Di, Guillermo y Harry, así como la esposa del primero, Kate Middlenton, sabían la verdad “la prueba más contundente es que visitaron la iglesia Santa María la Virgen, un día antes de su boda”.

 

Para Calleja, “Diana hacía sombra a cualquiera de la casa real”. Hoy, 21 años después de su muerte, todas esas sombras que rodearon de enigmas a Lady Di, parecen destaparse un poco más y arrojar algo de luz en torno a su eterno misterio.

Internacional

Las dos Caras Diabólicas del Régimen

caras diabólicas.jpg

Por Enrique Sáenz

La mafia que se aferra al poder, a sangre y fuego, muestra dos caras ante los nicaragüenses. Ambas caras son igualmente diabólicas. La cara enmascarada que siembra el terror en calles, poblados, barrios y ciudades. Y la cara desenmascarada que, en el marco del diálogo nacional, exhibe una asombrosa capacidad para la desvergüenza, la mentira y la manipulación.

En el diálogo, los representantes de la mafia utilizan de manera persistente dos puntas de lanza: El desmantelamiento de los tranques y el respeto a la Constitución. En ambos casos se trata de trampas mañosas que los nicaragüenses debemos tener muy claras.

¿Por qué insisten tanto en que se desmantelen las barricadas?

En primer lugar, porque es el mecanismo que la población ha encontrado para resguardarse de las embestidas de las hordas diabólicas del régimen. Las barricadas estorban la estrategia de terror que pretenden imponer.

En segundo lugar, porque es un método de protesta y de presión permanente. Las grandes movilizaciones, los paros y otros métodos de protesta tienen su impacto, pero no son permanentes, como las barricadas.

Quieren desmantelar el principal instrumento de resguardo de la población y el principal método de protesta. Precisamente quienes matan, incendian, encarcelan, persiguen y torturan pretenden presentarse como estandartes de respeto a los derechos humanos.

Desmantelar las barricadas significa que una población ya de por sí desarmada, quede totalmente indefensa ante las embestidas de las hordas criminales del régimen y, como agregado, mostrar ante la comunidad internacional que la normalidad ha retornado y, por consiguiente, que la crisis se ha superado.

La otra argucia que utilizan los representantes de la banda terrorista, es el respeto a la Constitución. Esta es más insidiosa porque distintos sectores han caído en la trampa de la constitucionalidad. Porque es una trampa.

Se puede entender que la Conferencia Episcopal, en su función mediadora, no cuestione abiertamente el mañoso argumento del respeto a la Constitución. Pero solo en ellos puede comprenderse. En nadie más.

De entrada, no podemos admitir el argumento del respeto a la Constitución, a quienes de manera flagrante la violentan todos los días. Basta señalar algunos ejemplos:

La Constitución establece que no pueden existir más cuerpos armados que el ejército y la policía, y el pueblo nicaragüense es testigo de cómo cuerpos paramilitares, con el respaldo de la misma policía, impunemente se desplazan por el territorio nacional portando armas de guerra y sembrando luto y dolor en las familias nicaragüenses.

Los grupos paramilitares organizados y dirigidos por la mafia en el poder son una violación flagrante a la Constitución que nos piden respetar.

En segundo lugar, la Constitución establece que los derechos ciudadanos solamente pueden suspenderse por un decreto presidencial, aprobado por la Asamblea Nacional. Sin embargo, el régimen suspendió, de hecho, las garantías constitucionales de los nicaragüenses. Aún más, la Constitución consigna un conjunto de derechos que en ningún caso pueden suspenderse, comenzando por el derecho a la vida. Y la mafia asesina nicaragüenses todos los días.

Al violentar cotidianamente los derechos ciudadanos de los nicaragüenses, la mafia en el poder ha demolido el principal fundamento de la Constitución que nos piden respetar.

Completemos con un tercer ejemplo. En las comisiones de trabajo que se formaron en el marco del diálogo, la mafia designó como representantes del gobierno al vicepresidente del Consejo Supremo Electoral y a la presidenta de la Corte Suprema de Justicia. Una violación manifiesta del principio constitucional de separación e independencia de poderes, y una confesión pública de que son simples apéndices de la dictadura.

Al designar como representantes del gobierno a magistrados electorales y judiciales violan la constitución que nos piden respetar.

En otro orden, ahora está claro para todos que Ortega y sus compinches en los poderes del estado, ocupan esos cargos como resultado de fraudes electorales y violaciones vulgares a la Constitución. Como dicen los expertos, carecen de legitimidad de origen.

Pero también carecen de legitimidad de ejercicio, pues son responsables de delitos de lesa humanidad. Basta leer el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos o el informe de Amnistía Internacional. Estamos ante un Estado delincuente.

Finalmente, frente la bestialidad de la banda terrorista aferrada al poder ¿Qué valor moral, político o jurídico tiene una Constitución que se elaboró al gusto y antojo de Ortega a partir del fraude?

Una cosa es una salida pacífica y ordenada, y otra admitir a los delincuentes legitimidad para argumentar el respeto a la constitución.

En cualquier caso, si queremos una salida constitucional, allí está el camino. Que Ortega renuncie. Que la Asamblea reforme los artículos pertinentes de la ley orgánica y de la Constitución, y designe una junta provisional de gobierno. Y que se convoque a una asamblea nacional constituyente que establezca las bases del nuevo estado y las nuevas formas de convivencia pacífica y democrática de los nicaragüenses.

El pueblo exige que Ortega y sus compinches se vayan. Con Constitución o sin Constitución.

 

*Este artículo es responsabilidad única del Dr. Enrique Sáenz. El autor de este artículo es economista y abogado. TV Español Magazine no se hace responsable en ningún caso del contenido, información, opiniones y comentarios.*