Empresariales

Empresariales

La Tecnología Está Revolucionando La Manera De Hacer Negocios

TECNOLOGÍA ESTÁ REVOLUCIONANDO.jpg

El acceso a la información desde cualquier dispositivo, en todo lugar y momento, y el uso de herramientas digitales, están revolucionando la forma en que trabajamos y hacemos negocios. 

Nadie duda que las tecnologías de la información y la comunicación están transformando la forma en que las personas trabajan y las empresas funcionan, pero ¿qué repercusiones tendrán los cambios impulsados por digitalización de los negocios? y ¿cómo perfilarán los puestos de trabajo del futuro? 

Corine Vives es gerente general de Avanade, una empresa multinacional con presencia en más de veinte países, especializada en servicios digitales innovadores y soluciones de negocio, fundada por Accenture y Microsoft, quien analiza para Efe la actual transformación digital.

“Los cambios impulsados en las organizaciones por la digitalización repercuten significativamente en la forma en la que todos trabajamos y nos relacionamos con compañeros de trabajo, proveedores y clientes, e incluso con la familia y amigos”, asegura Vives a Efe.

Vives señala que, aunque las industrias o sectores que están llevando a cabo esta transformación digital de los negocios (como los sectores de venta al por menor, banca y servicios publicitarios) lo hacen a ritmos diferentes; este proceso “está impactando positivamente en las empresas y sus empleados”, teniendo mayor productividad. 

“Al favorecer la colaboración y mejorar el acceso a la información, las organizaciones son capaces de involucrar, comprometer y fortalecer a sus empleados y desarrollar un buen ambiente en el trabajo, lo que mejora de manera integral los resultados de la empresa”, destaca.

Según esta experta, el uso de las tecnologías inteligentes en el puesto de trabajo ha modificado radicalmente la manera en la que trabajamos.

“Ahora los empleados de la mayoría de las organizaciones tienen acceso a la información empresarial desde cualquier dispositivo, en cualquier lugar y momento para realizar su trabajo, y disponen de herramientas y aplicaciones ligadas a las funciones específicas que desempeñan que facilitan la movilidad, la colaboración y la innovación”, precisa.  

Según un estudio de Avanade de 2018, un 63 por ciento de las organizaciones a nivel global experimentaron algunos beneficios de la digitalización en el puesto de trabajo, como aumento de los ingresos empresariales, incremento de la eficiencia o satisfacción de los empleados y del cliente.

“Además de estos cambios en el puesto de trabajo, las tecnologías inteligentes también están marcando el comienzo de una serie de retos éticos para los líderes de negocio”, de acuerdo a Vives.  

Para entender esta cuestión, esta experta sugiere considerar estos  posibles escenarios: “¿Se sentiría cómodo si su proveedor del seguro para el automóvil usase tecnologías digitales para alertar a la policía cuando tenga un accidente?, ¿o si su calendario de trabajo reprograma su próxima reunión porque va a llegar tarde?

Según Vives, las tecnologías inteligentes permiten alcanzar un grado de automatización y de puntos de vista que no eran posibles hace unos años, “pero también pueden crear dilemas morales y humanos para los que trabajan con ellas”.

“Nuestro estudio revela que el 55 por ciento de las personas se ha encontrado con dilemas éticos en su puesto de trabajo causados por el uso creciente de estas tecnologías, y que el 84 por ciento de las empresas prevé invertir más recursos para solucionar los problemas de la tecnología y la ética en los próximos cinco años”, explica la experta.

Según Vives, crear un puesto de trabajo digital no significa simplemente implantar las últimas herramientas y aplicaciones tecnológicas, ya que para aprovechar sus beneficios, las organizaciones “necesitan crear un contexto inteligente alrededor de los empleados”.

“Un verdadero puesto de trabajo digital ofrece a los empleados acceso a la información empresarial desde ordenadores, celulares y tabletas electrónicas, en cualquier lugar y en todo momento, ofreciendo una experiencia de usuario unificada en todas las plataformas y capacidades de colaboración, tanto con clientes como con otros empleados”, señala.

Asegura que este nuevo enfoque, “no solo aumenta la productividad de los empleados, sino que también fomenta la innovación a través de nuevas formas de trabajo, reduce los costes y mejora el servicio al cliente final”.  

“Aunque estos cambios puedan parecer amenazantes para algunos, los humanos son y serán necesarios para que un entorno de trabajo digital sea exitoso, y estamos ante el inicio de una época emocionante en la que las tecnologías se vuelven más inteligentes y nos liberan para trabajar en iniciativas más estratégicas, que aportan valor, ingresos y satisfacción laboral”.

“En la era digital, una fuerza de trabajo no solo se compone de empleados, sino también de información, datos, equipos informáticos y software, una combinación que permite automatizar muchos procesos manuales y transaccionales que ahora realizan los empleados, y que podrán centrarse en temas más críticos o de mayor valor, y en fomentar la innovación”, explica.

Según una encuesta global encargada por Avanade muchos de los adolescentes de hoy día ocuparán en el futuro puestos de trabajo que no existen en la actualidad.

 “En el futuro, los roles en áreas como la seguridad y la gestión de la identidad serán más frecuentes, y se crearán nuevas funciones y puestos, como, por ejemplo, un responsable de ayudar y aconsejar a la compañía a abordar consideraciones éticas que surgen del uso de las tecnologías digitales”, asegura Vives a Efe. 

“Además, los responsables de tecnología y marketing, y otros líderes de negocio, están creando alianzas más fuertes para ayudarse mutuamente a adaptarse a esta nueva era laboral, y compartir una visión unificada con el objetivo de ofrecer herramientas y aplicaciones digitales exitosas que apoyen el negocio”, concluye la experta.

Empresariales

Claves Para Retener El Talento En Su Empresa

consejos empresariales - talento.jpg

El sueño de toda empresa es atraer y retener a los empleados talentosos y creativos. Muchas lo han alcanzado creando entornos de trabajo dinámicos y divertidos, donde los compañeros y jefes se convierten en la segunda familia del trabajador, donde el esfuerzo y el compromiso se ven recompensados y la diversidad es recibida sin discriminaciones.

Con la crisis económica y la oleada de despidos, es lógico ver cómo los trabajadores se venden al mejor postor cuando se trata de buscar empleo. En el momento de la toma de decisiones, los ojos suelen desviarse hacia el paquete salarial, y no hacia los beneficios o compensaciones laborales que ofrecen las empresas. 

Sin embargo, hoy en día, algunas empresas exitosas ofrecen a sus trabajadores beneficios laborales que van más allá del acostumbrado seguro médico, cheque de alimentación o la remuneración de vacaciones; todo esto con la idea de mantenerlos con ellos por más tiempo.

Entre esos beneficios adicionales, figuran oportunidades de formación profesional y de dedicación a proyectos personales, servicios de lavandería, infraestructuras deportivas, grupos culturales, programas de asesoría jurídica y financiera, sistemas internos de transporte, descuentos en productos y atracciones locales, opciones de compra de acciones, planes de jubilación y fondos de ahorro, centros de atención infantil, etc. 

Varios estudios han demostrado que la idea de este cambio de filosofía empresarial constituye una buena estrategia para atraer y retener el talento. Al crear un entorno de trabajo pleno y ameno, los empleados se sienten más a gusto con lo que hacen y con quienes les rodean, lo que permite tanto promover el sentido de compañerismo, colaboración y compromiso entre empleados y jefes, como aumentar la productividad. 

No obstante, el desarrollo de un entorno de trabajo saludable y dinámico no se da sólo con el otorgamiento de beneficios laborales extras, también se necesita la adopción de una cultura corporativa de comunicación continua, abierta y honesta entre los empleados y la gerencia.  

La clave para que una compañía sea un buen lugar de trabajo radica en el hecho de que los líderes tengan la capacidad de crear una cultura en donde los empleados, líderes y gerentes puedan confiar los unos en los otros, explica a EFE Amy Lyman, la directora del Área de Investigación Corporativa del instituto Great Place to Work, una empresa consultora internacional que evalúa y estudia prácticas gerenciales en organizaciones. 

Para fomentar la confianza en las empresas, los líderes deben ser honestos y creíbles, tratar a su equipo de trabajo con respeto y garantizar que las políticas y prácticas del entorno del trabajo sean implementadas de forma justa.

Además, la base para establecer fuertes relaciones positivas radica en una comunicación efectiva; los líderes y gerentes deben mantener un contacto directo con el personal a su cargo, comunicarse claramente con ellos, discutir los valores de la empresa, escuchar sus propuestas, promover el intercambio de ideas y valorar los esfuerzos de los empleados.

En los buenos lugares de trabajo, se les permite a los empleados ser personas primero y luego trabajadores. Bajo estas condiciones, estas empresas han demostrado ser más exitosos que otros, ya que los empleados se muestran orgullosos de sus logros, detalla la experta.

Los empleados que se encuentran satisfechos con sus entornos laborales dinámicos y divertidos suelen mostrarse más innovadores y creativos, sufrir menos de estrés, sentirse orgullosos de sus trabajos, estar más saludables y experimentar la alegría de tener un trabajo estable. 

En cambio, en los ambientes laborales poco motivadores para los empleados, suele evidenciarse un mayor absentismo, más rotaciones del personal, una fuerte resistencia ante los cambios, un bajo nivel de innovación, creatividad y voluntad de tomar riesgos.

Se ha comprobado que las empresas con una cultura corporativa positiva registran mayores beneficios económicos que sus competidores, y prueba de este éxito son las organizaciones que forman parte de “Las 100 Mejores Empresas para Trabajar”, una lista publicada anualmente por la revista Fortune. 

Entre ellas, está el caso de la compañía de productos con enfoque en la atención al cliente, marketing, inteligencia artificial, gestión de comunidades, creación de aplicativos, Salesforce, con sede en San Francisco, que ha sido galardonada con la primera posición en esta lista. Esta empresa toma en cuenta a sus empleados ofreciéndoles recursos jurídicos y financieros, asesora en casos de adopción y situaciones de separación, referencias, programas educativos y deportivos a sus empleados, sus familiares y jubilados.

Beneficios similares los reciben los empleados de Google LLC, principal compañía subsidiaria de la multinacional estadounidense Alphabet Inc., cuya especialización son los productos y servicios relacionados con Internet, software, dispositivos electrónicos y otras tecnologías

Google, está catalogada como la segunda mejor empresa para trabajar en los Estados Unidos de América y la primera a nivel mundial.

La empresa tiene una visión más original para su entorno de trabajo. Los empleados de la multinacional pueden despejarse nadando en una piscina, jugando billar o videojuegos, haciendo ejercicio, celebrando ascensos con fiestas, recibiendo un masaje o haciéndose nuevos looks en las peluquerías ubicadas dentro de la corporación.

Las oficinas de Google cuentan con bicicletas o patinetas para desplazarse de una reunión a otra, perros, lámparas de lava, sillones de masaje, pelotas inflables enormes, etc. Los empleados comparten cubículos, tiendas de campaña gigantes y salas de reuniones, y solamente hay unas pocas oficinas individuales, precisa Google en su página web.  

Existen también habitaciones de descanso, consultorios médicos, grupos de todo tipo de aficiones, redes internas de transporte y PC portátiles distribuidas por doquier para revisar constantemente el correo electrónico y tomar notas.

Algo que tienen en común todas las empresas incluidas es esta lista es que el reconocimiento es su mejor motivación; de allᬠque han creado un entorno de trabajo divertido e inspirador del que los empleados se sientan orgullosos. De hecho, la innovación se estimula permitiéndoles a sus empleados dedicar un 20% de su tiempo para trabajar en los proyectos independientes que les apasionan.

Las referencias también cuentan para estas compañías, que motivan a sus empleados a recomendar a candidatos para oportunidades de empleo y los recompensan con bonificaciones por su aporte a la empresa.  

En definitiva, esta idea de cultivar una cultura corporativa sólida y positiva se ha convertido en una estrategia para desafiar los estragos de la crisis económica y seguir motivando a los empleados a trabajar en equipo a favor de la misión y visión de la empresa.

Cuando los líderes promueven la igualdad en tiempos de prosperidad o recesión, compartiendo las gratificaciones con el personal y haciendo todo lo posible para evitar despidos, entonces los empleados se tornan más leales y están dispuestos a esforzarse más por la empresa en momentos difíciles, nos indica Lyman.

Beneficios similares los reciben los empleados de la compañía de telefonía móvil T-Movil ubicada de tercera en el ranking y seguida por la cadena de ventas y servicios de software para marketing, Hubspot. Estas cuatro empresas al igual que las 96 restantes, coincidieron en la valoración de sus empleados por su compromiso con la diversidad y la inclusión.

Empresariales

Consejos Empresariales: A Mejor Alimentación, Mayor Productividad

La buena relación laboral es un conjunto entre trabajo y salario, pero las compañías se están transformando en unos espacios en los que también salud y productividad van de la mano. Para lograrlo se requiere una adecuada gestión empresarial interna, unida a una buena política nutricional entre los empleados. 

Para la nutricionista titular del Gabinete de Nutrición, del Departamento de Salud Pública de California “Una alimentación equilibrada permitirá que los trabajadores tengan la energía y los nutrientes necesarios para afrontar la jornada laboral sin sentir fatiga, tanto mental como físicamente”.  

Para la experta, una alimentación equilibrada es “aquella que contiene todos los alimentos necesarios para conseguir un estado nutricional óptimo”. 

Rodríguez agrega que, no obstante, “entre una dieta para un trabajo de corte intelectual y otro en el que se busca más el rendimiento físico, la diferencia recaerá en el aporte de calorías, ya que el gasto calórico en el segundo tipo de trabajo, será mayor. Pero si la dieta es variada y equilibrada, todos los demás complementos, como vitaminas, minerales, etc.,  estarán cubiertos”. 

La realidad demuestra, además, que los valores positivos no solo vienen de la mano del trabajador que siga este tipo de alimentación, sino también de la propia empresa. 

“Los beneficios para los trabajadores se fundamentan en que bajamos el riesgo de padecer enfermedades crónicas, como hipertensión, diabetes tipo II o hipercolesterolemia; y se reduce la posibilidad de los accidentes cardiovasculares. En el caso de la empresa el rendimiento en la productividad será mayor, ya que habrá menos absentismo laboral y, en general, bajará el coste sanitario”, matiza la experta.

En lo relativo a la introducción de políticas de buena alimentación en el seno de las compañías, las empresas de Estados Unidos de América han sido referente mundial en la ecuación salud-empresas y muchas de sus grandes corporaciones iniciaron el camino por el que se mueven ahora entidades europeas y asiáticas.

La gestión integral de la salud desde la empresa está mucho más desarrollada en Estados Unidos de América, entre otras razones, por la inexistencia hasta ahora de un sistema público de salud universal, al estilo europeo. 

Según fuentes del Nacional Institute for Occupational Safety and Health (NIOSH), recogidas en el informe  “Productividad y empresa saludable”, del Centro de Investigación de Organización (IRCO) IESE Business School, de la Universidad de California, entre las compañías más paradigmáticas en este terreno se encuentra la proveedora de tecnología, Texas Instruments, quien ha desarrollado con gran éxito el programa  “Texas Instruments Environmental, Safety and Health Excellence”, con el objetivo  “cero desperdicios, cero lesiones, cero enfermedades”.

En esta iniciativa se ofrecen varios programas de apoyo que, en lo referente a la alimentación, incluye un asesoramiento nutricional y “vending” de comida saludable en el lugar de trabajo.

Desde la Universidad estadounidense de Michigan, la dietista Holly Scherer educadora de la salud de MFit, el Departamento de Promoción de la Salud del área sanitaria de la mencionada universidad, ubicada en Ann Arbor, consultada sobre cuál es el factor que más se puede corregir a la hora de hacer un programa de salud nutricional en las empresas, comenta: “La obesidad es un factor muy importante en los costes de salud, que además afecta a la productividad.  Las personas obesas gastan en fármacos necesarios para vigilar y reducir sus condiciones crónicas casi un 80 por ciento más que quienes no tienen este problema”.

Según la experta norteamericana las actuaciones pasan por “una nutrición balanceada, además de intervenciones para mejorar el estilo de vida, que influirán en un buen estado de salud y son clave a la hora de la prevención de las dolencias crónicas resultado de la obesidad, lo que reduce el absentismo y aumenta la productividad de las compañías”.

En definitiva, conseguir que los empleados mantengan unos buenos hábitos alimentarios “asegura una mayor productividad, reduce el absentismo, mejora la condición física general y la salud de los empleados y ofrece una oportunidad de apoyo en el lugar de trabajo”, agrega Holly Scherer.

La experta aporta también su propia experiencia diaria e indica que su centro de trabajo, la Universidad de Michigan, “mantiene programas integrales de prevención de salud con campañas internas, impartiendo clases, distribuyendo materiales audiovisuales para sus empleados y familias, que abarcan distintos aspectos de la prevención de salud, incluyendo nutrición, ejercicio, salud mental y emocional o bienestar ergonómico, así como escuelas saludables y tratamientos para dejar el tabaco, entre otros”, que son coordinados desde el departamento de Recursos Humanos. 

Por lo tanto, una empresa óptima debe tener en cuenta una política dietética empresarial responsable entre sus empleados, procurando que eviten una alimentación monótona, repetitiva o en la que faltan alimentos indispensables para que la salud de los empleados, también, redunde en la salud empresarial.

Empresariales

¿Soy Trabajoadicto?

trabajoadicto.jpg

La adicción al trabajo es un comportamiento que consiste en la dependencia absoluta a las tareas laborales. Quienes padecen esta adicción, puede llegar a ver sus relaciones personales deterioradas y quedarse en paro puede suponer una grave y profunda depresión.

“Se preocupa en exceso por el trabajo, conducido por una motivación incontrolable e invierte tanto tiempo y esfuerzo en éste que le impide realizarse en otras áreas importantes de la vida”. Así define la revista Journal of Managerial Psychology al adicto al trabajo.

Ovidio Peñalver, del Colegio Oficial de Psicólogos de la California, presenta datos de un estudio que han realizado las universidades del estado, en el que se concluye que entre un 10% y un 15% de la población activa es trabajoadicta. 

El trabajoadicto se jacta de que tiene mucho trabajo. Suele ser varón, de ciudad, y de clase media o alta. No sabe delegar tareas a otras personas que trabajan con él y le resulta complicado trabajar en equipo debido a los niveles de exigencia que pide a los demás.

Según la psicóloga Dolors Mas, su comportamiento es compulsivo, y busca una satisfacción inmediata. “No constituye una enfermedad mental”, puntualiza la especialista.

Y añade: “Puede sentirse culpable si no está trabajando y esto le puede generar una subida extrema de los niveles de ansiedad”. 

La necesidad de que les admiren es para ellos indispensable y elevada. Más que buscar dinero y beneficios económicos, tratan de alcanzar el mayor éxito posible y, para alcanzarlo, piensan que es necesario trabajar más horas de las que tiene pautadas, señala esta experta.

La psicóloga los define como exigentes, competitivos e impacientes, y añade: “Experimentan cansancio e irritabilidad cuando no trabajan los fines de semana, aunque tratan de llenar con trabajo los huecos libres que tienen. Asimismo, se sienten culpables si no están trabajando y esas horas de relax, en caso de que las empleen en lectura, el tema central suele estar relacionado con su trabajo”. 

Para el psicólogo Ovidio Peñalver hay diferencia entre ambas situaciones. Mientras el alto rendimiento prolongado permite el cansancio de vez en cuando y disfrutar de otros momentos no laborales, “los trabajoadictos están condenados a la irritabilidad, hiperactividad, e incluso pueden llegar a padecer anginas de pecho, infartos, ansiedad y estrés debido a su adicción”. 

Mas añade que “el profesional de alto rendimiento es capaz de parar y percibir el éxito que ha obtenido, mientras que el trabajoadicto es incapaz de darse cuenta de los logros conseguidos, y además no sabe cuándo parar de trabajar”. Para este último, el tiempo trabajado pasa con fugacidad.

Peñalver identifica algunos de los factores que están en el ambiente que favorecen la aparición de este problema.  

1.- Actividad profesional dedicada a las ventas agresivas.

2.- Culturas empresariales que premian la actitud que tienen.

3.- Miedo al despido, sobre todo en periodos de crisis económica.

También apunta alguna de las consecuencias que conlleva este problema, diferenciando dos áreas en las que estas personas pueden tener problemas.

A nivel laboral. Aunque en un principio las horas extra pueden verse recompensadas con aumentos de sueldo o ascensos, a largo plazo la exigencia hacia los demás conlleva a exigirles el mismo ritmo. No saben delegar, y eso puede generar conflicto en la empresa y mal ambiente.

A nivel personal. Hay gente que se refugia en su puesto de trabajo para evadirse de problemas en casa o con la familia. Si se mantiene el ritmo, esa red de personas, que es necesaria en caso de quedarse en paro, por ejemplo, corre el riesgo de deshilacharse. 

Aunque su entorno cercano le sugiera que están trabajando demasiado, como en el caso de cualquier adicción, no suelen ser capaces de reconocerlo y prosiguen con su estilo de vida.

Según Ovidio Peñalver, pueden tener ansiedad e incluso pasar de la adicción al trabajo a otras adicciones. Es importante que en ese momento tenga una buena red de apoyo.

Esa red de apoyo ha de ser sólida, pero ha podido quedar deteriorada mientras el afectado estaba en activo, debido a que ha priorizado su trabajo sobre su vida familiar y personal.

La psicóloga Mas dice que en esos momentos comienzan a pensar que no sirven para nada y pasan a tener una baja autoestima: “Pueden caer en una depresión profunda de la que resulta muy difícil salir”, dice la experta. 

También, en esta situación, es frecuente que los adictos al trabajo piensen que no sirven para nada y su mundo, que hasta entonces ha estado centrado excesivamente en el trabajo, se venga abajo.

Dolors Mas aclara que, por lo general, los empleos entre los cuales hay más adictos, suelen ser médicos, ejecutivos de ventas, de finanzas o de consultoría y periodistas. Estos, en un principio, niegan que tengan un problema, pero puede reconocerse y tratarse.

Ser consciente, por ejemplo, de que se trabaja 15 horas seguidas, de que habla del trabajo continuamente  y de que no se disfruta de otras cosas que no sean el trabajo es un buen principio para abordar el problema. 

Ovidio Peñalver apunta que la terapia a seguir por alguien que se ha dado cuenta de que es un adicto al trabajo no dista mucho de la terapia a seguir con cualquier adicción:   

1.- Conciencia del problema.

2.- Análisis de dónde y desde cuándo puede venir esa adicción.

3.- Cómo y por qué se ha configurado esta manera de actuar.

4.- Diseño de un plan de acción concreto, con horarios de trabajo, y, en paralelo, búsqueda de actividades para disfrutar del tiempo libre.

Consejos, Interes, Empresariales

Conviértase En Una Persona "Sin Miedos"

CONVIERTASE EN UNA PERSONA.jpg

Los temores vagos, y a menudo infundados, sobre lo que puede ir o salirnos mal en nuestros proyectos o causarnos algún perjuicio en el futuro empresarial, son una de las principales causas de insatisfacción, ansiedad y merma psicológica.

El miedo puede salvarnos la vida cuando ocurre de forma puntual y en un momento dado, preparando nuestro cuerpo y nuestra mente para huir, luchar o quedarse inmóvil ante una amenaza real, como por ejemplo, la cercanía de un león.

En cambio, si se vuelve más o menos permanente y surge ante los posibles e hipotéticos daños que podemos sufrir en el futuro o de forma imprevista, consigue que, en lugar de vivir con plenitud, “sobrevivamos” colocando nuestra existencia en nivel muy básico y muy por debajo de nuestro potencial y capacidad de ser felices y exitosos, según la especialista Pilar Jericó.      

“Todos sentimos miedo cuando nos enfrentamos a un cambio o a determinadas situaciones laborales, señala a Efe Jericó, que es doctora en Organización de Empresas, licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales y pionera en el análisis del talento, el impacto del miedo y en el desarrollo empresarial hispano en los Estados Unidos de América. 

Jericó es autora también del libro “NoMiedo”, del cual comenta: “es una obra de referencia para identificar y conquistar esta emoción, tanto en la empresa como en la vida personal y profesional, partiendo de la idea de que no podemos vivir sin miedo, porque lo necesitamos, pero sí que podemos conseguir que el miedo no nos domine”.

Para convertirse en una persona exitosa o profesional “NoMiedo”, esta experta no proporciona recetas “contra” el temor, ni consejos para “enfrentarse al miedo”, sino que propone un enfoque innovador para superarlo: apoyarse en la motivación y, en especial, en la misión que cada uno elige y que nos trasciende.

Esta idea se basa en la experiencia de Viktor Frankl, un psiquiatra judío que estuvo prisionero en campos de exterminio durante la Segunda Guerra Mundial y observó que conseguían sobrevivir sobre todo aquellos que tenían una razón última para vivir: volver a ver a una mujer o a unos hijos, ayudar a unos compañeros, escribir un ensayo, realizar un viaje largamente soñado.

“Nuestro compromiso con lo que hacemos para que seamos empresarios de éxito depende de causas trascendentes, como un propósito, una misión, unos valores o una motivación que mueve montañas, talentos y pasiones”, explica Jericó a Efe. 

“Cuando alguien está conectado a su misión, a veces llamada vocación, es capaz de “dejarse la piel” en un proyecto, porque somos más fuertes cuando creemos en lo que hacemos y le damos un sentido distinto. No es lo mismo montar un proyecto empresarial y esperar a ver como sale que proyectarlo con objetivos claros y metas alcanzables”, aseguró Jericó.

Para esta especialista en motivación empresarial, la búsqueda de sentido transforma nuestra forma de trabajar y nos inmuniza ante el miedo, aunque solo sea en parte. “Si no se tiene un ‘para qué’, se cae en las redes del miedo, pero si uno tiene una misión más elevada para sí mismo, se sacan fuerzas de flaqueza”, afirma.

 En opinión de Jericó, la forma de evitar el miedo no es atacándolo, “porque sería atacarnos a nosotros mismos, y lo único que conseguiríamos sería fortalecerlo. La clave está en arriesgar y anclarnos en la misión que nos trasciende a cada uno de nosotros. El miedo al fracaso está ahí, pero si nos aferramos a nuestros motivos últimos podremos inmunizarnos, en parte, de su efecto”, destaca. 

 Somos personas que necesitamos encontrar un sentido de trascendencia a lo que hacemos. Para encontrarlo, Jericó sugiere dejar de interrogarnos sobre el sentido de nuestra vida, dejarnos de cuestionar en forma negativa y en cambio pensar, “en lo que la existencia nos reclama continua e incesantemente”.

 Jericó indica que para mantener el miedo a raya puede ser útil recordar una máxima casi universal y muy realista según la cual “todo el mundo sale adelante”, es decir que tras una adversidad, pasado un tiempo, se arranca otra vez. 

 Esta experta destaca que, ante las situaciones difíciles, los pueblos orientales tienen el enfoque del “¿y qué?” (“¿so what”),  que conduce  a diálogos interiores como: “¿Y qué si pierdo mi estatus, trabajo o dinero?; aunque ello afecte a lo que tengo ¿acaso afecta a lo que soy?”.   

“Cuando uno se asienta sobre su misión y basa su autoestima en el “ser”, en vez de en el “tener”, se puede mirar al miedo sin temerlo y así afrontarlo”, según la autora de NoMiedo.

“Cuando “diseccionamos” nuestros miedos, con sentido común y de forma concreta, vemos que no son tan terribles. Nuestro peor enemigo somos nosotros mismos. Imaginando situaciones ambiguas y terribles somos grandes expertos”, advierte.

En el plano empresarial Jericó realiza una sugerencia: “póngale cara a su “fracaso”, piense cuál es su causa concreta y cuáles podrían ser las soluciones alternativas. Hay que evitar los miedos ambiguos, y reconocer que algunos de esos “fracasos” son, en realidad, simples “obstáculos” que pueden ser fáciles de saltar.

Según indica esta experta a Efe, los miedos ambiguos nos atemorizan, pero en la medida que los hagamos concretos y con sentido común, seremos capaces de mirarlos a la cara y afrontarlos, “de esta forma adquiriremos distancia y ganaremos perspectiva”, concluye Jericó.

Cultura, Interes, Empresariales

Consejos Empresariales: Smart Working, Su Lugar De Trabajo Puede Caber En Un Bolsillo

SMART WORKING.jpg

Se le llama “Smart Working” (trabajo inteligente, en español) y tiene mucho en común con el “teletrabajo”, pero va un paso más allá: permite trabajar desde casa y desde cualquier lugar. Una nueva modalidad laboral que triunfa especialmente entre los “millennials”.

Según los entendidos en la materia “para el 2020, el 75 % de la fuerza de trabajo la compondrán los nativos digitales”. Estas fueron las palabras del ejecutivo de negocios y tecnología Kirill Tatarinov, ahora directivo de Acumatica, Vreasyex y ex CEO de la multinacional Citrix Systems, pronunciadas en la Conferencia “Synergy” 2018. 

Y es que en plena era tecnológica, la oficina de estos nativos digitales puede estar en todas partes: en el sofá de casa, junto a un café de una popular franquicia, o en una terraza a pie de playa; basta con tener acceso a internet. Así es la evolución del teletrabajo, conocida como “smart working”, que permite al empleado cumplir con sus tareas desde cualquier lugar. 

Un estilo laboral apreciado especialmente por las nuevas generaciones, según el estudio “The Deloitte Millennial Survey”, y en el que se afirma también que el 64% de los “millennials” valoran poseer flexibilidad para trabajar desde cualquier localización.

Dentro del “smart working” los hay que, en vez de optar por la vivienda propia o una cafetería con Wifi, prefieren acudir a un espacio de ambiente laboral, aunque este no pertenezca necesariamente a la empresa para la que trabajan.

Por eso existen los locales de “coworking”, lugares donde distintos tipos de teletrabajadores tienen sus despachos u oficinas y que pueden pertenecer a empresas diferentes o ser profesionales independientes. 

Según Statista, el portal estadístico para datos de mercado, en 2017 había 1,27 millones de personas trabajando en este tipo de espacios alrededor del mundo y solo en Europa había unos 3.000 espacios dedicados al “coworking”. 

Este tipo de espacios nacieron destinados a los “freelance” o trabajadores autónomos que querían disponer de un “ambiente de oficina” y estos últimos, junto a otro tipo de profesionales independientes y emprendedores o empleados temporales, constituirán el 40% de la fuerza de trabajo en 2020 según Office Vibe.  

Sí, se trata del mismo año en el que el 75% de dicha fuerza laboral la compondrán los nativos digitales, de acuerdo con las palabras de Tatarinov. De nuevo, “millennials” y generaciones posteriores se adueñan de las cifras.

De acuerdo con más datos de Office Vibe, el 90% de los “coworkers” se sienten mucho más cómodos y en confianza en este ambiente, el 92 % está satisfecho con su espacio laboral. Además, el 6 % se concentra mucho mejor, un 64% completa mejor sus plazos de trabajo y un 50% percibe mejores ingresos. 

Las relaciones y la salud también se ven beneficiadas: el 70% de “coworkers” se sienten más sanos y saludables de lo que lo hacían en una oficina tradicional, el 60% se encuentran más relajados cuando están casa, y un 91% tiene mejores interacciones con los demás después de trabajar, siempre según la misma fuente. 

¿La franja de edad de este tipo de trabajadores?

Por debajo de los 40 años en el 78%. Otro dato más que apunta, nuevamente, a los “millennials” y sucesores.

OfficeVibe también ofrece un dato más sobre la flexibilidad laboral: únicamente el 30% de “coworkers” trabaja en horarios tradicionales. Algo que casa con el hecho de que, según ManPowerGroup, empresa multinacional líder mundial en estrategia de talento, entre el 85 y el 90% de los “millennials” valoran positivamente la flexibilidad laboral.

Esta flexibilidad tiene que ver no solo con el horario, sino con el lugar desde el que se trabaja. Y es que, además de desarrollar su labor en casa o en lugares de “coworking”, si tienen conexión con internet, se puede producir desde cualquier lugar. 

Para las empresas, también es ventajoso: según el estudio “Achieving success with a flexible workplace”, de 2012, las empresas que ofrecieron esta posibilidad a sus trabajadores, además de ahorrar costos, vieron incrementada su productividad en un 20%. Y según la revista inglesa The Economist, el 70% de empresas admitieron que sus teletrabajadores se encuentran más motivados. 

¿Qué ventajas ofrece el “smart working” desde cafeterías y establecimientos similares?

 De acuerdo con sitios webs como Workhoppers, una de ellas es el ahorro: cuesta más barato un café que alquilar un espacio de “coworking”. Otra es la libertad de horario. Pero, además, el ambiente amable y distendido puede facilitar la concentración más que estando en el domicilio propio. 

“Para mí, al ir a un sitio, siento que estoy yendo a trabajar y así me cuesta menos obligarme a dedicarle un número de horas concretas al trabajo” dice a Efe Ana, una “freelance millennial” que acude a menudo  con su computadora portátil a lugares como Starbucks o CyberCafes.  

De hecho, la joven afirma que “a veces basta con el teléfono móvil. Es útil si me llega un imprevisto laboral y no llevo mi computadora. Por ejemplo, he llegado a atender mi trabajo desde un coche en marcha gracias a mi celular, ¡claro que no era yo quien conducía!”.

En San Francisco, donde Ana vive, el 60% de empresas permiten trabajar a distancia, según el INE (Instituto Nacional de Estadística), pero ella cree que es cuestión de tiempo: “en muchas compañías es cada vez más normal trabajar desde casa, y aquí también lo será en la mayoría de empresas. Solo es cuestión de adaptarse a lo que las nuevas tecnologías nos ofrecen”. 

Y está en lo cierto: en Estados Unidos de América hay previsiones de que la flexibilidad laboral y las políticas de teletrabajo aumenten en un 40% de cara al 2020 según Servitalent, empresa dedicada al reclutamiento de personal.

Y, tal y como informó la revista The Economist, el 56% de las empresas en Estados Unidos de América permiten que sus empleados usen sus dispositivos personales para trabajar.

Parece pues, que estamos asistiendo a un futuro en el que ir a trabajar puede significar ir a cualquier lugar, porque el despacho puede caber en un bolsillo.

 

Empresariales

Los empresarios también aprenden de los magos

empresarios también aprenden.jpg

Los “principios mágicos” de un ilusionista no sólo sirven para divertir al público en un espectáculo, también se han convertido en una herramienta innovadora para buscar la excelencia empresarial y crear equipos de alto rendimiento.

Y es que en el mundo de la empresa y los negocios, las ganancias, la competitividad, la productividad y la expansión no suelen llegar “por arte de magia”. Aunque a veces algunos piensen que hay que ser un auténtico mago para afrontar los radicales cambios económicos con éxito o al menos sobrevivir a ellos.

De todos modos, existen algunos trucos de los integrantes del mundo al que pertenecen el famoso David Copperfield, el legendario Merlín, o el asombro Houdini, que podrían ser útiles para los “capitanes de industria” y líderes de empresa y finanzas.

Es lo que señalan con entusiasmo y emoción el mago Jorge Blass y el experto Fernando Botella, quienes proponen aplicar una serie de técnicas de gestión denominadas “La Fuerza de la Ilusión” y basadas en los modernos espectáculos de ilusionismo, para mejorar el funcionamiento empresarial.

Diversas compañías han tenido ya la oportunidad de comprobar lo que “la fuerza de la ilusión” es capaz de lograr en sus organizaciones y equipos, al aplicar una innovadora filosofía que consiste en combinar una serie de sorprendentes trucos de magia con las experiencias y reflexiones empresariales.

“Las empresas necesitan contar con personas capaces de convertir lo ordinario en extraordinario. En un mundo saturado de información, oferta y cambios, la sorpresa y la innovación son -según el mago Jorge Blass y el experto en innovación y creatividad Fernando Botella- claves para el éxito de las organizaciones”.

 “La magia más importante es la que las empresas hacen para impactar en sus clientes, motivar a sus empleados, en definitiva, conseguir no pasar desapercibidas en el día a día”, señala Blass, el mago español más reconocido en el panorama internacional y ganador de prestigiosos galardones.

Al igual que un mago trabaja para conseguir un efecto memorable en sus espectadores, las empresas deben esforzarse en lograr el mismo impacto en sus públicos: para que sus clientes no les olviden, para que sus empleados estén comprometidos… “Ésa es la magia más importante, la que hay que hacer día a día en las empresas”, explica Blass.

Ambos expertos, uno en magia y el otro en creatividad, aportan una serie de pistas o herramientas para la búsqueda de la excelencia empresarial. Para ello han elaborado su particular “decálogo mágico”, de diez principios básicos de la magia que pueden ser trasladados al mundo empresarial.

Al igual que un mago nunca desvela “sus trucos”, Blass recomienda a las empresas mantener el secreto para que no se “rompa la magia”, aunque “lo importante no es la técnica o el secreto, sino lo que se es capaz de conseguir con él”.

El mago también aconseja “practicar, practicar y practicar, para huir de la mediocridad”. Por su parte, Botella, fundador de la empresa Think&Action, dedicada a la formación y al desarrollo de directivos “sólo hay un camino que lleva a la excelencia y ese pasa por la disciplina, la humildad y la voluntad”.

Según  Blass , “lo peor que le puede suceder a una ilusión mágica es que sea previsible”.  “¿Cree usted que el éxito pasado le garantiza éxito futuro? ¿Y por qué sigue haciendo todos los días lo mismo?”. Con estas preguntas Botella hace hincapié en la necesidad de  innovar, reinventarse y ser creativo.

En cada espectáculo el mago se enfrenta a un público diferente y sabe lo importante que es adaptarse a él. Según Botella, “la relación con los clientes nace del afecto y personalizar nuestros productos y servicios es el mejor modo de dar afecto”.

Además hay que “cuidar el público: es difícil que un espectáculo de magia tenga éxito si el ilusionista no es capaz de conseguir conectar, interactuar y mantener la atención de la gente. “También en el mundo empresarial debemos centrar la atención en el cliente, escucharlo aún más de lo que se hace habitualmente. El cebo debe gustar al pez, no al pescador”, explica Botella.

Otro recurso mágico clave consiste en buscar efectos extraordinarios: “Hay que sorprender, destacar sobre los demás, conseguir impactar en el público, que se acuerde de la empresa, que hable de ella. Sólo así –dice Blass- se consigue triunfar”.

Por su parte, el experto en innovación define la economía del siglo XXI como la economía de la atención y en ella “el objetivo de toda empresa debe ser dejar huella en la mente del cliente”.

Ambos expertos, uno en magia y el otro en creatividad, aportan una serie de pistas o herramientas para la búsqueda de la excelencia empresarial. Para ello han elaborado su particular “decálogo mágico”, de diez principios básicos de la magia que pueden ser trasladados al mundo empresarial.

Al igual que un mago nunca desvela “sus trucos”, Blass recomienda a las empresas mantener el secreto para que no se “rompa la magia”, aunque “lo importante no es la técnica o el secreto, sino lo que se es capaz de conseguir con él”.

El mago también aconseja “practicar, practicar y practicar, para huir de la mediocridad”. Por su parte, Botella, fundador de la empresa Think&Action, dedicada a la formación y al desarrollo de directivos “sólo hay un camino que lleva a la excelencia y ese pasa por la disciplina, la humildad y la voluntad”.

Según  Blass , “lo peor que le puede suceder a una ilusión mágica es que sea previsible”.  “¿Cree usted que el éxito pasado le garantiza éxito futuro? ¿Y por qué sigue haciendo todos los días lo mismo?”. Con estas preguntas Botella hace hincapié en la necesidad de  innovar, reinventarse y ser creativo.

En cada espectáculo el mago se enfrenta a un público diferente y sabe lo importante que es adaptarse a él. Según Botella, “la relación con los clientes nace del afecto y personalizar nuestros productos y servicios es el mejor modo de dar afecto”.

Además hay que “cuidar el público: es difícil que un espectáculo de magia tenga éxito si el ilusionista no es capaz de conseguir conectar, interactuar y mantener la atención de la gente. “También en el mundo empresarial debemos centrar la atención en el cliente, escucharlo aún más de lo que se hace habitualmente. El cebo debe gustar al pez, no al pescador”, explica Botella.

Otro recurso mágico clave consiste en buscar efectos extraordinarios: “Hay que sorprender, destacar sobre los demás, conseguir impactar en el público, que se acuerde de la empresa, que hable de ella. Sólo así –dice Blass- se consigue triunfar”.

Por su parte, el experto en innovación define la economía del siglo XXI como la economía de la atención y en ella “el objetivo de toda empresa debe ser dejar huella en la mente del cliente”.

El ilusionista también confiesa que los magos tampoco pueden evitar los fallos, aunque que el auténtico éxito radica en “hacerlos desaparecer” ante los ojos del espectador: “A veces la magia más poderosa de todas es esa gestión que hacemos de los errores”. En el mundo empresarial, según Botella “la gestión del error como premisa fundamental del desarrollo y del aprendizaje”.

Para Blass y Botella, uno de los motores del éxito es el compromiso. “Estar comprometido significa estar dispuesto a perder algo. Aunque nos guste ser independientes, todos necesitamos a los demás. Es importante no olvidar que todas las piezas del equipo son fundamentales para lograr los objetivos”.

Ambos expertos recomiendan “creer en nuestra magia, es decir en nuestros producto, equipo, procesos…porque si no se cree en lo de uno, difícilmente se conseguirá que los demás lo hagan. Si se cree, se crea. Aquí radica el secreto para el cambio”.

Empresariales

Emprendedores: “Las Claves Del Éxito”

EMPRENDEDORES.jpg

Cuando se emprende un nuevo rumbo profesional o empresarial de forma autónoma existen muchos elementos que conviene analizar, pero para afrontar el reto es fundamental la confianza en uno mismo y en quienes lo acompañan.

Según el último informe del Global Entrepreneurship Monitor (Monitor Global del Emprendimiento) o GEM, el mayor estudio mundial sobre la actividad emprendedora en los Estados Unidos de América, casi la mitad de las personas que se deciden a crear una empresa tienen entre 25 y 44 años de edad y en todas las áreas geográficas estudiadas, las personas de entre 25 y 34 años son las que exhiben una mayor actividad en este sentido.

Del informe GEM se deduce que los ‘entrepreneurs’ (término inglés que puede traducirse como emprendedores o empresarios) son un importante motor de la economía y el empleo.

Para que hagan realidad sus propósitos, además de gozar de estímulos y el apoyo público y/o privado para sus iniciativas y disponer de una financiación y capacitación adecuadas, como recomienda GEM, también es clave la preparación psicológica. Y ¿cómo se cultiva esta fortaleza, tan vital como las buenas ideas, el dinero, el esfuerzo y los conocimientos, para alcanzar el éxito?.

Para averiguarlo, Efe ha entrevistado a José María Gasalla, doctor en Ciencias Económicas y Empresariales y diplomado en Estudios Avanzados en Psicología Social de California, quien ha creado el modelo “Gestión por confianza” (GpC), una forma de actuar y pensar  que, según su autor, nos lleva a conseguir más confianza y compromiso y, por lo tanto, mejores resultados.

Según Gasalla, Director de Talentum Conferencias, escritor y profesor de una Escuela de Negocios, “fomentar la autoconfianza es clave para ser un emprendedor de éxito y, una vez elegida la actividad que se quiere desarrollar, existen una serie de ejercicios y mensajes psicológicos que se pueden poner en práctica para cultivarla y reforzarla”.

Para este experto colaborador de varias universidades en todo California donde imparte talleres sobre éxito y emprendimiento, y autor del libro ‘Asunto: Confianza y compromiso’,  “lo primero es quitarse de la cabeza la idea del posible fracaso”.

“En el peor de los casos, si no fuera posible la continuidad de la empresa, se ha tratado de una experimentación en la que, lo importante, ha sido el aprendizaje que podremos sacar. En el mundo de los negocios, los empresarios más reconocidos no son los que siempre han tenido éxito sino los que han caído varias veces y han vuelto a levantarse”, explica este experto.

Para progresar y tener éxito, según Gasalla “se hace preciso, de tanto en tanto, que revisemos nuestro nivel de autoconfianza, definiéndolo en base a cinco componentes que hemos de valorar”.

Estos elementos de confianza en uno mismo son, de acuerdo al autor del modelo GpC, los siguientes: .

1.- Autoconcepto: ¿qué pensamientos tengo sobre mí mismo?

2.- Autoestima: ¿qué sentimientos tengo sobre mí?.

3.- Autocrítica: ¿qué limites me coloco y cómo actúo?

4.- Autoeficiencia: ¿qué capacidades tengo que me han hecho conseguir mis logros?

5.- Autodisciplina: ¿qué capacidad tengo para, en todo momento, dirigir mi propia vida?.

 

Preguntado sobre las principales barreras psicológicas o emocionales que enfrenta quien se dispone a emprender un nuevo rumbo profesional o empresarial de forma autónoma, Gasalla señala que “la ‘sombra’ psicológica aparecerá con frecuencia ante el emprendedor, presentándole los efectos negativos de la aventura llena de incertidumbre que se dispone a acometer”.

Por otra parte, “el sentido de autoculpa es muy frecuente y muy potente en los casos en que la familia está implicada, haciendo que el empresario plantee cuestiones como ¿hasta qué punto tengo derecho a sacrificar a mi familia?, o del tipo: ¿qué atención voy a prestar a mis hijos?...”, añade este experto.

Otras veces –según Gasalla- ante quien se dispone a emprender una aventura profesional o empresarial, “aparece el sentimiento de “niño rebelde”,  que le hace sentir que no está prestando atención a los consejos de sus padres, en muchos casos, de su madre, que en general suelen ser más conservadoras”.

En otras ocasiones, “la sombra” repiquetea en la cabeza del emprendedor, diciéndole: “no vas a poder”, “es demasiado para ti”, “no tiene sentido que arriesgues tanto”, “la vida es para disfrutarla, no para sufrir y correr riesgos innecesarios”.

Para desactivar esas barreras, “en realidad, hay que buscar las contrapartidas del emprendimiento, centrándonos en el valor que se puede aportar a la sociedad, en la satisfacción de crear proyectos que sobrevivan a uno mismo y, en particular y en primera línea, en desarrollar e implantar ideas que mejorarán el mundo”, explica a Efe el economista.

“Como emprendedor, yo mismo a veces me he sentido como ‘padre profesional’ que he colaborado en el desarrollo de mis ‘hijos profesionales’”, puntualiza Gasalla.

Una vez puesta en marcha la empresa, la confianza sigue siendo vital para que los nuevos empresarios tengan éxito, creen un espacio positivo con sus colaboradores y refuercen la fidelidad de sus clientes, según este profesional.

Para Gasalla, “ésta es la clave que permite superar el sentimiento inicial de ‘estar perdido’ y evolucionar desde unas empresas basadas en el miedo y el control, hacia otras fundamentadas en el compromiso y la felicidad”.

“Se trata de convertir a la empresa en un espacio de confianza de cara al interior, consiguiendo que se incremente la autoconfianza y automotivación de los colaboradores, y también de cara al exterior, logrando que el cliente, además de mantenerse fiel a la compañía, se convierta en un verdadero embajador y prescriptor de la misma”, añade el creador del modelo GpC.

Para conseguir todo esto, sin duda, no bastan las palabras, y es necesario comportarse de determinada manera, admite Gasalla, quien propone un modelo al que ha denominado Dirección por Confianza (DpC) = A+ 7 C´s.

Esta fórmula –explica este experto- “significa que para inspirar confianza, para convertir la empresa en un espacio de fiabilidad y obtener mejores resultados se deba actuar desde la A, de Autoconfianza, y las siete “Ces” que son: “Competencia profesional (ser excelente en lo que se hace), Consciente del otro, Claridad, Cumplimiento de la palabra, Coherencia, Consistencia en cuanto a valores y Coraje”.

“Actuando desde comportamientos asociados a estas competencias conseguiremos el compromiso de los colaboradores y la fidelidad de nuestros clientes. Sin dudarlo, la confianza trae el futuro al presente, con lo cual, puedo decir que CONFÍO en la CONFIANZA”, finaliza Gasalla, doctor en Ciencias Económicas y Empresariales.

Empresariales, Consejos

¿Tiene ya su empresa un Director de la Felicidad?

Director de la Felicidad.jpg

La última tendencia en el mundo empresarial consiste en aumentar la productividad haciendo más felices a los empleados y procurando un ambiente laboral satisfactorio. De hecho, algunas compañías han creado un nuevo cargo: Director de la Felicidad.

Cuando el trabajador está feliz y satisfecho, la empresa es más productiva y próspera. Así podría sintetizarse la idea que está llevando a algunas compañías líderes a innovar, dejando de lado los puestos de trabajo tradicionales y dando paso a cargos fuera de lo común, cuyo objetivo es generar una cultura de optimismo y cooperación dentro las corporaciones.

Entre las funciones del Director de la Felicidad se incluyen crear iniciativas de motivación, dinámicas de fortalecimiento de equipos y actividades que subrayan y promueven los valores de la empresa

Según los expertos en el crecimiento de las empresas, las actividades dirigidas por su Director de la Felicidad incluyen, desde trabajar con los ejecutivos de la empresa, a sesiones grupales y personales de asesoría, pasando por mantener líneas de comunicación abiertas en toda la empresa para fomentar la felicidad y la satisfacción en el trabajo, hasta la organización de grandes dinámicas de grupo para toda la compañía.

Según los estudiados en la materia “la mayoría de las empresas tienen valores fundamentales, como ‘confianza’, ‘comunicación’ o ‘trabajo en equipo’ y el cometido del Director de la Felicidad es crear una cultura que represente esos valores, y asegurarse de que todos los que trabajan tengan la mejor experiencia de valor en esa compañía”.

Como responsable en este cargo, el Director de la Felicidad trata de mantener una relación cercana con todos los empleados, lo cual le lleva a realizar dinámicas de integración y organiza actividades como meditación, conferencias y talleres artísticos.

“Trabajar en algo ‘intangible’ como el bienestar de los empleados casi parece una utopía, pero quizás sea al revés, ya que la felicidad es tan visible como una sonrisa”, aseguran los expertos

“La gestión del Director de la Felicidad se mide, sobre todo, a través de la satisfacción de los propios trabajadores, cuantificando el número de empleados que han abandonado la compañía y cuántas personas quieren trabajar en ella, junto con los comentarios de los clientes y de cómo estos califican la calidad del servicio”.

“Sentirse realizado, tanto profesional como personalmente, se traduce en una mayor productividad y este enfoque centrado en la felicidad del trabajador es el secreto de la estabilidad y del éxito dentro del lugar de trabajo”, explica el Director de la Felicidad de la empresa de idiomas Open English, compañía que acaba de incorporar a su plantilla este innovador cargo.

El puesto de Director de la Felicidad o CHO (Chief Happiness Officer) probablemente haya surgido con Chade-Meng Tan, como el equivalente a un director de felicidad de Google, quien se ha hecho conocido por el seudónimo de “el buen compañero”.

Entre las tareas diarias habituales de Tan, se encuentran evaluar el bienestar emocional de los trabajadores y adecuar las políticas y la cultura del lugar de trabajo para generar mejores condiciones para la felicidad; para lograrlo lleva a cabo encuestas, reuniones, organiza talleres de diferentes clases, desde habilidades comunicativas hasta clases de yoga, o realiza actividades al aire libre.

Ser Director de la Felicidad es uno de los más curiosos puestos de empleo que comenzaron a abrirse paso en el mercado norteamericano en los últimos años, pero cuya demanda ya se ha extendido también por el Reino Unido y Europa.

Si bien por su novedad, las delimitaciones del puesto no están del todo claras y pueden variar según la compañía, un Director de la felicidad no parece ser más que un manager convencido de que un empleado feliz es un mejor empleado y dispuesto a tomar todas las medidas necesarias para conseguir que los empleados de su empresa lo sean.

Esa parece ser la idea detrás de un Director de la felicidad y si bien sus principales responsabilidades son similares a la de un manager: involucrar a los empleados, motivarles y elevar los niveles de rendimiento, este profesional de la felicidad debe tener en cuenta que cada faceta de la relación de los empleados con la compañía (contratación, incorporación, planificación de carrera, rendimiento, etc.) puede ser redefinida para garantizar una experiencia más feliz.

Si bien como concepto no deja de ser curioso y despierta algunas suspicacias, el surgimiento del puesto de Director de felicidad refleja claramente un aumento del interés de las empresas por cultivar la felicidad en el lugar de trabajo, con el objetivo de lograr atraer y retener el talento.

 

Consejos, Empresariales

Ventajas de una mentalidad elástica dentro de las empresas

Consejos empresariales.jpg

Cuando hay que afrontar situaciones nuevas, incertidumbres continuas y retos insospechados, como los que plantean estos tiempos de cambio en el ambiente laboral, es más útil contar con una mente flexible y adaptable, que recurrir a las ideas fijas y visiones rígidas.    

Aunque parezca contradictorio, las personas con rasgos de carácter fuerte pueden ser débiles y vulnerables. Esto les ocurre cuando deben hacer frente a situaciones nuevas en su vida, debido a que su actitud inflexible puede impedirles adaptarse a los cambios de forma satisfactoria.

Esto se desprende de una investigación de la BI Norwegian Business School, BI-NBS, (Oslo, Noruega) efectuada con diez equipos directivos de empresa y, según la cual, hay organizaciones, compañías y tipos de negocios que desaparecen porque no logran adaptarse con la rapidez que exigen las transformaciones de su entorno debido, entre otros factores, a la inflexibilidad de sus gerentes y equipos de gestión.

El estudio, dirigido por el profesor Jan Ketil Arnulf, se enfocó en una empresa de marketing, en la que durante tres años se realizó un seguimiento a 60 directivos de diez equipos de gestión diferentes. Mediante cuestionarios periódicos se evaluaron 16 rasgos de la personalidad e inteligencia de los participantes. Entre otros, sus niveles de estabilidad emocional, dominancia, atención a las normas, audacia social o atrevimiento, sensibilidad, apertura al cambio, autosuficiencia y perfeccionismo.

El profesor Arnulf y su equipo comprobaron que los rasgos de personalidad fuertes, como son una gran rigidez mental, el apego a una serie de conceptos considerados inamovibles, o la falta de adaptabilidad a las situaciones cambiantes, pueden generar una vulnerabilidad, al fomentar conductas que provoquen bloqueos cuando se modifican las circunstancias. También pueden reducir la flexibilidad de los equipos en su forma de hacer negocios y su capacidad de adaptarse al nuevo entorno.

Esta inflexibilidad puede suponer un serio problema para los directivos cuando se producen cambios importantes en el mercado, que a su vez exigen cambios empresariales que aseguren el éxito de la compañía, según el estudio de la BI-NBS.

De acuerdo al profesor Arnulf, este conocimiento debe inducir a realizar esfuerzos -en la elección y acción de los directivos, empleados y los equipos de la compañías- para superar la rigidez mental, que supone “una obstrucción en las situaciones de crisis”, y comprender “el valor de la reflexión y la flexibilidad mental”.

Según otro estudio, del psicólogo William Fleeson, de la Universidad California, mantener una mentalidad flexible implica salud mental, incluso aunque a veces para adaptarnos a una nueva situación tengamos que actuar en contra de algunos rasgos de nuestra forma de ser que consideramos que no se pueden cambiar.

En ocasiones la gente es demasiado rígida respecto de sí misma, aferrándose a una vida confortable, conocida y familiar, pero “resulta positivo ser flexible con lo que uno es “, según el autor de la investigación.

Para el psicólogo clínico italiano Roberto Crobu, director de Óptima Coaching las conclusiones de los estudios sobre la conveniencia de cultivar una mentalidad elástica, no sólo son aplicables al mundo empresarial, sino que también son válidas para nuestra vida personal.

En declaraciones a Efe, Crobu describe a una persona con una mentalidad flexible, como alguien “con voluntad para superar su “zona de comodidad”, explorar nuevos territorios de su conciencia y del mundo a su alrededor y de fluir en situaciones de cambio, sabiendo elegir los cambios antes que esperar a que los cambios le elijan a él (o ella)”.

Según este experto en programación neurolingüística y en Mindfulness (técnica para desarrollar una Atención Plena) hay algunas estrategias psicológicas y ejercicios prácticos muy fáciles que puede aplicar una dentro de las empresas para que los empleados puedan desarrollar una mentalidad más flexible y adaptable a los cambios.

Una de esas técnicas es “suspender los juicios y relativizar”. Realmente lo que hace que la mente sea “rígida” es el anclaje a un juicio que nosotros hacemos de la realidad, y no la realidad en sí misma. El mundo no es lo que vemos o sentimos con nuestros sentidos, sino lo que creemos acerca de lo que percibimos. Así acabamos en ocasiones siendo ‘esclavos de nuestros juicios’, que nos impiden ver las cosas de otra manera, señala Crobu.

Según este psicólogo, “si queremos desarrollar una mente flexible, tenemos que darnos cuenta de que lo que nos hace daño no es la realidad en sí misma, sino el hecho de que estamos juzgando esa realidad como “mala” para nosotros”.

“Ser conscientes en cada momento de que nos sentimos mal con respecto a algo debido al juicio negativo que tenemos sobre esa situación, es muy útil para descubrir cuál es el juicio que nos está haciendo daño y causando malestar y, así, poder suspenderlo y después modificarlo”, señala el director.

“Aceptar que estamos teniendo un juicio no funcional y permitirnos o darnos la oportunidad de cambiarlo, nos ayudará mucho. Cambiando el juicio, cambiaremos nuestro estado de ánimo. Hay que recordar que lo que resiste persiste (y duele), y lo que aceptas se transforma”, señala Crobu.

Consejos, Empresariales

¡Levante su ánimo laboral!

 

¿No sabe cómo alcanzar los objetivos que le marca la empresa? ¿Magnifica los pequeños problemas y le angustian? ¿La relación con los compañeros no es fluida? ¿El desequilibrio emocional afecta nuestro rendimiento? ¿Qué es los que realmente nos quita las ganas de trabajar y cómo podemos solucionarlo? ¿Cómo mejorar el ambiente laboral?

 

De la respuesta a esta pregunta clave depende que recuperemos nuestra actividad laboral plena y el bienestar psicológico cuando nos invade uno de los males más frecuentes en nuestros días: “la desmotivación laboral”, explica Mikah de Waart, un experto holandés en motivación laboral y personal.

A pesar de que todos podemos tener un mal día, estar inmersos continuamente en un ambiente de desmotivación y apatía, afecta a nuestro día a día en el trabajo y las distintas tareas que tenemos que efectuar, según Mikah de Waart.

 

Para este experto, una de las causas principales de desequilibrio emocional y de desmotivación laboral consiste en trabajar, día tras día, sin conseguir los objetivos marcados por nuestra empresa, “lo cual nos conduce al miedo, porque pensamos que quizás nuestro puesto esté en peligro”.

 

O6PHIU0.jpg

“A nivel personal, esta situación nos hace sentir poco exitoso y en ocasiones fracasados”, señala De Waart, quien para solucionarla propone asegurarnos de que los objetivos que nos trasladen sean “concretos, realistas y ambiciosos y deben ser fijados, tanto en equipo como de forma individual”.

 

En casos como este, según explica De Waart a Efe, hay que intentar hablar con la Dirección de la empresa para establecer esos objetivos razonables, para después convertirlos en metas mensuales y semanales.

 

Por último, “para conseguir esos objetivos el empleado tendrá que realizar una serie de actividades de manera correcta y poniendo toda su energía”, aconseja.

 

Otro factor desmotivador, según este experto es la falta de un buen ambiente entre los empleados, ya que “muchos equipos de trabajo no se intercomunican o no colaboran en conjunto, porque entre ellos existen muchas presiones y contenciones que generan un estrés que, a la larga, les afecta a nivel personal”, asegura.

 

Mikah de Waart explica que solemos acostumbrarnos a estas situaciones y no tomar medidas y así “lo que antes era ocasional, se puede convertir en un estilo de vida en las empresas”.

 

Para solucionar este problema el profesional holandés sugiere hablar con los compañeros de lo que se percibe en el ambiente laboral y pedir iniciativas para mejorar las relaciones en el departamento.

 

Si el ambiente entre los empleados no es bueno o resulta poco estimulante, para este experto hay dos opciones: “aceptarlo o intentar cambiarlo”.

 

“Si uno se decide por la segunda, debe proponer una reunión entre todos y pedir que valoren del 1 al 10 el ambiente que existe y se respira y qué acciones pueden realizarse para mejorarlo”, sugiere.

 

48272_3.jpg

Al utilizar números “se detecta el ambiente sin culpabilizar a nadie y, al preguntar cómo puede ser mejorado, se obliga a los asistentes a mirar hacia delante y a responsabilizarse de la situación y de los resultados”, remarca de Waart.

 

“Por otra parte, cuando no existen recompensas de tipo emocional en el trabajo, es decir que hay una falta de atención y de valoración por parte de los responsables hacia los empleados, también decae el ánimo laboral de estos últimos”, según de Waart.

 

Para este experto, la mayoría de jefes creen que la única recompensa reside en el sueldo de final de mes, aunque no suelen tener en cuenta la parte emocional, es decir, “no piensan, en general, en los esfuerzos que están realizando los empleados”.

 

“Cuando alguna acción se realiza con éxito, recibir un cumplido eficaz puede ser una recompensa suficiente para que la motivación esté presente en el trabajo diario”, destaca De Waart.

 

“No ser reconocido suele ser una de las quejas más frecuentes entre los empleados”, según este experto que señala categórico: “no tenemos que esperar el reconocimiento de los demás, sino obtener nuestra satisfacción personal de haber realizado nuestro trabajo de la mejor manera posible, de conseguir resultados y de ver que los clientes están satisfechos con nuestro servicio”.

 

Empresariales, Consejos, Leyes

Me Lesione Y No Puedo Trabajar ¿Quién Cubrira Mi Sueldo?

148239.jpg

Los beneficios de compensación al trabajador se pagan para ayudar a recuperar la pérdida de ingreso a causa de una lesión. Hay un período de espera de 3 días antes de que el trabajador pueda obtener sus beneficios, si la discapacidad del trabajador dura más de 14 días y los pagos serán cubiertos de manera retroactiva a la fecha de la lesión.

Cuando un caso de Compensación al Trabajador se presenta correctamente, y su lesión se considera como un accidente dentro la Ley de Compensación para Trabajadores de California, usted puede tener derecho a pagos por discapacidad, pero frecuentemente resulta complicado entender a que se refieren algunas abreviaturas. A continuación, haremos una breve descripción de ellas.

Pagos de Incapacidad Total Temporal (TTD, Temporary Total Disability).

Esta modalidad de pago aplica cuando un empleado que se lesiona en el trabajo queda totalmente incapacitado por un período de tiempo parcial después del accidente.

Un ejemplo de esto es cuando un tra- bajador, se somete a una cirugía o nece- sita terapia, y posteriormente no puede trabajar durante un período de tiempo. La incapacidad para regresar al trabajo puede ser a causa de la gravedad de la lesión, o porque el médico tratante no considera apropiado enviarlo a trabajar, o bien puede ser que el trabajador lesio- nado ha sido ya enviado por el médico para realizar un trabajo modificado li- gero, pero no hay un trabajo disponible en la empresa. Un ejemplo de trabajo modificado ligero incluye levantar, doblar o pararse con algunas restricciones e fuerza peso o tiempo.

¿Cómo se calcula el monto de TTD que el trabajador lesionado recibirá?

Los beneficios de incapacidad total temporal (TTD, por sus siglas en inglés) se pagan a los trabajadores que no pueden trabajar debido a una lesión, pero se espera que se recuperen total o parcialmente para poder regresar al trabajo.

Los beneficios se basan en 2/3 partes del salario semanal del trabajador lesionado, ello siempre está sujeto a un límite y continúa hasta por 104 semanas. Existen circunstancias en las que se puede agregar una compensación por un segundo empleo en el que también se está perdiendo ingreso. En ciertos casos esto posible demostrar; pero en otros las circunstancias no lo permiten.

Estos beneficios están sujetos a ciertos límites, mínimos y máximos que su abogado puede ayudar a calcular. Los pagos TTD terminan cuando su médico tratante decide que usted está recuperado o que no va a mejorar. Esto se conoce como mejora máxima médica (Maximum Medical Improvement) o MMI.

Pagos por Discapacidad Parcial Temporal (TPD, Temporary Partial Disability).

En California los pagos de TPD se otorgan a los empleados que dentro de su recuperación el trabajador puede realizar algún trabajo modificado o reducido, ya sea a tiempo completo o en tiempo parcial.

Si este trabajo es limitado y el pago para el empleado es menor a lo que normalmente recibía, la compañía de seguros de compensación al trabajador del empleador es responsable de pagar al trabajador la diferencia tomando en consideración las 2/3 partes del salario, y se debe ajustar a ciertas reglas. La mayoría de los trabajadores pueden recibir beneficios de TPD hasta por 104 semanas.

Pagos por Incapacidad Parcial Permanente (PPD, Permanent Partial Disability).

En contraste con TPD, los pagos por PPD (Permanent Partial Disability) se refiere a un trabajador lesionado que ha mejorado significativamente, en este caso el trabajador puede regresar al empleo, pero permanecer parcialmente discapacitado pudiendo potencialmente calificar para los beneficios de discapacidad parcial permanente (PPD).

En California, los beneficios de PPD se determinan en base a un plan de pagos de acuerdo a las semanas establecidas en la legislación vigente. Los beneficios se calculan en función de 2/3 partes del salariosemanalpromediodeltrabajador lesionado.

Pagos por Incapacidad Total Permanente (PTD, Permanent Total Disability).

Por último, el PTD representa la categoría más grave de lesiones de compensación al trabajador y sucede cuando no se espera que el trabajador se recupere de la discapacidad total causada por la lesión relacionada al trabajo, y como resultado tiene una pérdida total de sus ingresos, el trabajador podrá obtener beneficios de incapacidad permanente total (PTD) y aplica para un trabajador que, para fines prácticos, no podrá volver a trabajar en lo mismo que hacía cuando se lesiono.

El PTD también puede aplicar a un trabajador que ha sufrido una discapacidad permanente “específica” en la que el trabajador ha perdido el uso permanente y completo de ambas manos, pies, brazos, ojos, piernas, o cualquiera de estas dos partes del cuerpo.

En California, los beneficios de PTD se calculan sobre la base de 2/3 partes del salario semanal promedio del trabajador lesionado, y está sujeto a un límite. Los beneficios se ajustan periódicamente, la tarifa está sujeta al aumento anual del salario semanal promedio del estado.

Para algunas lesiones graves, los beneficios de indemnización de compensación al trabajador pueden pagarse mediante pagos fijos programados, en lugar de seguir el modelo estándar de pagos semanales basados en el timepo que dure de la discapacidad.

Las lesiones con pagos programados incluyen lesiones tales como la amputación de un brazo, la pérdida de una mano dominante, la pérdida de una pierna, la pérdida de un pie, la pérdida de un ojo o la pérdida de la audición en un oído.

También existen casos en los que la cobertura puede estar disponible para un trauma acumulativo, desfiguración, estrés mental y pérdida de audición ocupacional.

 

 

Consejos, Empresariales

Acceda Con Facilidad A Su Declaracion De Beneficios Del Seguro Social Del 2017

El Seguro Social le pone en sus ma- nos las riendas de sus finanzas y su futuro económico. Para esto, hemos facilitado el solicitar o conseguir un reemplazo de su Declaración de be- neficios de Seguro Social que también es conocida como los formularios SSA- 1099 o SSA-1042S.

taxes1.jpg

Hoy en día usted tiene la habilidad de bajar una copia de estos formularios en cualquier momento y en cualquier lugar. Ya no tiene necesidad de visitar una de nuestras oficinas para obtener una copia.

La Declaración de beneficios de Se- guro Social es un formulario para propó- sitos de impuestos que el Seguro Social les envía desde el mes de enero a todas las personas que reciben los beneficios de Seguro Social.

En el formulario mostramos la can- tidad total de todos los beneficios que recibió durante el año anterior para que pueda reportarlo al Servicio de Impues- tos Internos (IRS, por sus siglas en in- glés) cuando presente su declaración de impuestos.

Si al presente usted reside dentro de los Estados Unidos de América y necesi- ta otra copia de uno de estos formularios, todo lo que tiene que hacer es ingresar a su cuenta de My Social Security en www.segurosocial.gov/myaccount (solo disponible en inglés), acceder al formu- lario que necesite e imprimir una copia.

La Declaración de beneficios de Se- guro Social del 2017 anterior están a su disposición por internet apartir del 1ero de febrero.

Con su cuenta de my Social Security usted tiene la oportunidad de ver e im- primir los formularios. Si no tiene una impresora para imprimir una copia, us- ted puede guardar el formulario en su computadora o dispositivo electrónico y enviarlo por email.

Si todavía no ha abierto su cuenta de my Social Security, puede abrirla muy fácilmente en 15 minutos o menos.

tax-money.jpg

Si usted no es un ciudadano de los EE.UU. y reside fuera de los EE.UU. y usted recibió los beneficios de Seguro Social o pagó un sobrepago que debía el año pasado, usted recibirá el formulario número SSA-1042S indicando la canti- dad pagada.

Al saber cuánto recibe en beneficios, usted podrá tomar mejores decisiones con respecto a su futuro económico. De esta manera usted está en control de sus finanzas y puede asegurar su presente y su futuro, al igual que el de su familia. Visítenos en www.segurosocial.gov para informarse mejor.