Salud

¡Así Debe Cuidar Sus Pechos!

cuidar sus pechos.jpg

Se estima que este año se diagnosticará cáncer de mama invasivo a 266,120 mujeres solo en los Estados Unidos de América y que tendrá como resultado 41,400 muertes a causa de esta enfermedad.

Prevenir el cáncer de mama es un trabajo diario, como indica la doctora Kristi Funk, famosa especialista norteamericana en cirugía oncológica y directora del Pink Lotus Breast Center donde se operó Angelina Jolie.

“Como aún no se conoce todo lo que provoca cáncer de mama, es imposible eliminar todas las variables y afirmar: ‘Lo he prevenido’, con la misma certeza con la que gritarías: ‘¡Línea!’, ‘¡Bingo!’. Esa clase de prevención no existe, pero la reducción del riesgo sí y tú, amiga mía, eres la que está al volante”, expresa la doctora Kristi Funk en su recién publicado libro “Pechos. Aprende a conocerlos”.

La doctora Funk, que ha tratado en su clínica a miles de mujeres con cáncer de mama, explica con detalle algunos aspectos relacionados con la enfermedad que no siempre están del todo claros, en una entrevista.

¿Qué deberíamos hacer a diario

para prevenir el cáncer de mama?

Un sólido 50% (y quizás incluso el 80% o más) de todos los cánceres de mama se podrían eliminar del planeta Tierra si las mujeres entendieran que sus elecciones diarias como la comida, la bebida, el ejercicio, la exposición a tóxicos y su actitud, crean un ambiente dentro de las células del pecho, que pueden permanecer saludables o volverse malignas. Cada día tomamos incontables decisiones que nos acercan al cáncer o nos alejan de él.

¿Nos puede dar algunos ejemplos? 

Estas son las cuatro conductas que más reducirán los riesgos de desarrollar cáncer de mama: seguir una dieta basada en alimentos vegetales en la que se prioricen las verduras, las frutas, las legumbres y en la que todos los cereales que se tomen sean integrales, y de la que se elimine o se limite el consumo de carne, aves, pescado, productos lácteos y huevos, limitando también la ingesta de grasas saturadas, azúcares simples, alimentos procesados y cereales refinados. 

En segundo lugar, es necesario llegar al peso corporal ideal y mantenerlo para siempre. Además, hay que practicar cinco horas de ejercicio moderado a la semana o dos horas y media de ejercicio vigoroso. La cuarta conducta consiste en minimizar o eliminar el alcohol. No se deben tomar más de siete bebidas alcohólicas a la semana.

¿Cómo influye el estrés enel riesgo de cáncer de mama?

La mente ejerce un tremendo poder sobre el cuerpo. ¿Alguna vez una
película de terror ha hecho que te suden las manos o que el corazón se te acelere? ¡Y sólo estás sentado en una silla! Las dosis saludables de estrés pueden conducir a una presentación exitosa o a una victoria en un partido de tenis, ¿pero qué pasa cuando las fechas límite, el tráfico, el trabajo, los niños, las facturas o las relaciones personales producen estrés psicológico? Pues que se convierte en estrés fisiológico, que causa estragos en el cuerpo.

¿Cómo funciona esta tensión? 

El estrés activa una reacción en cadena con una serie de mensajeros químicos que corren por el cuerpo preparándolo para la batalla. Lo que empieza con epinefrina termina en una cascada de marcadores que elevan la inflamación y reprimen al sistema inmune. 

¿Puede completar la explicación?

Estudios en humanos han relacionado las vivencias estresantes y el estrés crónico con enfermedad cardiovascular y muerte, depresión, asma, obesidad, diabetes, progresión del VIH a sida, dolor de cabeza, alzhéimer y enfermedad gastrointestinal. Los científicos han asociado claramente el estrés agudo y crónico con un número de cambios biológicos y otras enfermedades que suelen coexistir con el cáncer de mama, pero los estudios no prueban que el estrés por sí mismo sea una causa de cáncer de mama.

¿Los anticonceptivos hormonales incrementan el riesgo de cáncer de mama?

Si tienes un riesgo normal de cáncer de mama, un embarazo no deseado te va a ocasionar más preocupaciones que la contracepción hormonal. Sólidas evidencias procedentes de 54 estudios concluyen que las usuarias de píldoras anticonceptivas tienen un minúsculo incremento del 24% en el riesgo de ser diagnosticadas de cáncer de mama mientras están tomando este medicamento. Luego, el riesgo desaparecerá por completo diez años después de dejar de tomar los anticonceptivos.

Digo que es minúsculo porque si tienes 20 años, la probabilidad de desarrollar cáncer de mama a los 30 es de 1 entre 1.567. De este modo, si hubiese sólo un caso más (2 de cada 1.567) ya se podría afirmar que el radio se ha incrementado un 100%. Puesto que los estudios dicen que el aumento es del 24%, tu nuevo riesgo será 1,24 entre 1.567 si tomas la píldora anticonceptiva. Es minúsculo, ¿verdad?.

¿Cuándo está recomendada una mastectomía?

La mastectomía es una operación en la que se extirpa el pecho. Esta fue la cirugía que practicó la doctora a Angelina Jolie. A pesar del hecho de que las tasas de supervivencia y de reaparición son prácticamente iguales si comparamos la mastectomía con la lumpectomía seguida de radiación (lumpectomía es la extirpación del tumor y parte del tejido normal que lo rodea), hay buenas razones por las que una mujer puede elegir la mastectomía.

Por un lado, la lumpectomía conlleva cierta deformidad de la mama y la mastectomía tiene una apariencia más estética. Además, está el deseo de evitar la radioterapia. En tercer lugar, puede haber una mutación genética que hace que una mujer tenga un riesgo muy alto de tener cáncer de mama. En este sentido, hay mujeres que sienten que su vida será más tranquila si no tienen pechos.

¿Qué opciones tiene una mujer a la que se le diagnostica un cáncer de mama durante el embarazo?

Existen varios tratamientos para mujeres diagnosticadas de cáncer de mama durante el embrazo. La cirugía es segura en cualquier momento de la gestación, por lo que se puede realizar una lumpectomía o una mastectomía para extirpar el cáncer y algunos ganglios linfáticos de la axila. Sin embargo, la radioterapia no se puede iniciar hasta después del parto.

¿Cuál es la mejor elección?

Cuando una mujer no recibe radioterapia en las 10 semanas posteriores a la lumpectomía y tampoco comienza un tratamiento con quimioterapia, las probabilidades de reaparición del tumor se incrementan. Para estas mujeres la mastectomía puede ser una mejor opción.

Para los casos en los que está indicada la quimioterapia, hay varios fármacos que son seguros durante el segundo y el tercer trimestre, pero en los tres primeros meses de gestación el riesgo de causar daños irreparables al feto es demasiado alto para realizar un tratamiento de quimioterapia. La terapia hormonal, la terapia dirigida y la radioterapia no son seguras durante el embarazo. 

Los hombres también padecen cáncer de mama aunque con menor frecuencia que las mujeres.  ¿Qué varones tienen mayor riesgo?

Los hombres padecen cáncer de mama porque ellos también tienen tejido mamario. En Estados Unidos de América, los datos son del 0,8% de todos los cánceres de mama, lo que supone 2,470 hombres cada año. Esto significa que las mujeres tienen 120 veces más probabilidades de desarrollar esta enfermedad.

“El cáncer de mama masculino ha tenido un crecimiento lento desde 1975, pero las tasas de mortalidad han descendido un 1,8% anual desde el año 2000”, concluye la doctora.