Cine, Interes

4dx, El Futuro De Un Cine Vivo

4DX.jpg

El siguiente paso evolutivo en las salas de cine tras el 3D promete ofrecer al espectador la oportunidad de ver películas, pero también de vivirlas con todo lujo de sensaciones. ¡Ya está aquí el 4DX!

¿Se imaginan sentir que la lluvia de “Singing in the Rain” les acaricia con sus gotas mientras ven la película? ¿O padecer el frío gélido del iceberg en “Titanic”? ¿Tal vez experimentar el calor del desierto en “Hidalgo”? ¿O aspirar las fragancias de “Perfume: The Story of a Murderer”? Todo esto y mucho más es lo que promete el futuro del cine: 4DX.

El 4DX o Cine 4D está definido como un sistema de proyección cinematográfica que trata de recrear en la sala del cine las circunstancias que vemos en la película. Es decir, sumerge al espectador en la ficción, a través de mecanismos que recrean las condiciones físicas (por ejemplo, atmosféricas) al tiempo que suceden en la pantalla. Las salas de cine en 4D pueden proyectar tanto en formato 3D como en formato 2D.

Y es que hay quienes creen que el 4D convierte al cine en un parque de atracciones, y las películas en atracciones de feria. Porque las películas van acompañadas de todo tipo de efectos sonoros, visuales, e incluso físicos: vibraciones de los asientos, aromas en la sala; recreación del viento, la lluvia o la niebla, o la cámara en 360º, entre otros.

“Los movimientos de la butaca acompañan a la película en momentos precisos, y estimulan los cinco sentidos de modo que el espectador disfruta de una experiencia única”, explica a Efe Agustín Llorente, director general de Box Office y Márketing de Kinépolis, que cuenta con una sala 4DX. 

En la misma línea se mostró el director de cine J.A Bayona, presente en la inauguración de la sala 4DX de los Cines Filmax donde se proyectaba “Jurassic World: Fallen Kingdom”, su último filme, “es una experiencia inmersiva total” y aseguró que “es la mejor manera de disfrutar el cine espectáculo”.

Raúl, un joven que pudo disfrutar de una de estas proyecciones, dijo a Efe que “es una de las sensaciones más auténticas que he tenido, mucho más que una montaña rusa” y afirmó que “es como estar dentro de la película”.

Pero ahí no terminan las buenas noticias para los amantes del cine, pues Star Wars, de George Lucas, considerada la saga de ciencia ficción más famosa, taquillera e influyente de todos los tiempos, podría reestrenarse en este nuevo formato.

“Vamos a buscar esas películas. Existe la posibilidad (de lanzarlas nuevamente), todo depende de llegar a un acuerdo con los dueños de ellas”, señala Luis Villavicencio, director de marca de Cinépolis y el brazo ejecutor del proyecto 4DX.

Algunas de las películas más famosas que han contado con este tipo de proyecciones son: “Man of Steel”, “Frozen”, “The Hobbit: The Desolation of Smaug”, “Prometheus”, “The Hunger Games: Catching Fire”, “Iron Man 3” o “Starwars: The Last Jedi”, entre otros muchos títulos.

La compañía que lidera el Cine 4D es la surcoreana CJ 4DPLEX, que pertenece a la corporativa CJ. Ellos son los impulsores del 4DX, aunque hay proyectos similares como MX4D de la compañía estadounidense Mediamation.

Aunque la primera sala de cine 4D se remonta mucho más atrás: “The Sensorium”, creada por Gary Goddart Entertainment, abrió sus puertas en el Parque de Atracciones “Six Flags” de Baltimore, Maryland, con asientos vibratorios.

Además, a finales de los años 50 ya se intentaban crear situaciones de inmersión anteriores al 4D, de la mano del director William Castle, quien con “House on Haunted Hill” (1959) hacía sobrevolar un esqueleto por la sala. Otro ejemplo muy sonado fue en 1974, con la película “Earthquake”, en la que los efectos sonoros del cine buscaban dar realismo. 

El 4DX comenzó en Corea del Sur en 2009 con una proyección de “Journey to the Center of the Earth” en Seúl, pero está ya presente en un sinfín de ciudades y países de todo el mundo: Estados Unidos de América, Reino Unido, España, México, Chile, Perú, Panamá, Colombia, Puerto Rico, Brasil, Costa Rica, República Dominicana, China, Japón, Venezuela, Australia, Canadá… Y muchos más. 

Sin ir más lejos, a finales de noviembre pasado se dio a conocer la noticia de que la película de “Dragon Ball Super” tendría proyecciones 4DX en Japón, y los fans del resto del mundo, que tendrán que esperar hasta finales de este 2019 para verla, se preguntan si tendrán la misma suerte y podrán hacer esa inmersión en el mundo de su héroe favorito. 

“Yo, si lo hacen, no pienso perdérmelo”, aseguró Raúl a Efe, “y espero que pronto todo cine cuente con la posibilidad de ofrecernos estas experiencias, porque creo que en verdad no son el futuro, sino el presente”.

“Queremos ofrecer una experiencia única a los consumidores, fueron meses de negociaciones en los que tuvimos que sortear retos en cuanto al soporte tecnológico y la diferencia cultural, pero el resultado fue excelente”, agrega satisfecho Villavicencio, quien sabe que la tecnología en el ramo seguirá creciendo y sorprendiendo. 

“La experiencia cinematográfica se incrementa, pero cada vez los efectos serán más complejos y los olores van tomando mayor perfección. De manera en que la experiencia va tomando mayor fuerza e intensidad para ofrecer un producto espectacular”, finaliza el ejecutivo.