Deportes, Copa Mundial

¿Quién ganará su primer mundial?

Quién ganará su primer mundial.jpg

“La Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 será la vigésima primera edición de la Copa Mundial de Fútbol. Esta edición del evento se realizará en Rusia entre el14 de junio y el 15 de julio de 2018, siendo la primera vez que un país de Europa Oriental organiza el campeonato”

Rusia acoge una participación de lujo en el Mundial de Fútbol que organiza, con Alemania, Brasil, Francia, España y Argentina como favoritos. Treinta y dos selecciones de los cinco continentes participan en el evento deportivo más seguido del mundo.

Si seguimos la tradición de las anteriores 20 ediciones de los Mundiales de fútbol, el próximo torneo que se celebra en Rusia lo debería ganar una selección americana, porque hasta ahora cada vez que la mayor competición futbolística ha entrado en acción, el vencedor ha sido un combinado de Europa.

Desde el torneo estadounidense, la Copa del Mundo de fútbol no se disputaba en tierras americanas hasta que llegó en su última edición a Brasil y ahora, cuatro años después, llega al país más extenso del mundo con la idea de que el trofeo de la FIFA tiene que regresar al continente americano.

Esa es la pretensión de Argentina, subcampeón en el anterior Mundial; de Brasil, selección que acude con un gran plantel y de México, habitual asistente a la Copa Mundial de la FIFA, que será su decimó quinta aparición en Rusia 2018.

Pero también Alemania, Francia y España, las principales candidatas europeas a mantener el título mundial en el viejo continente junto a Portugal, que repite su participación por quinta vez consecutiva desde Corea-Japón 2002.

Llevarse el trofeo es también el objetivo de Panamá e Islandia, que se estrenarán en la Copa del Mundo de Rusia; selecciones que pretenden llamar la atención en el mayor torneo futbolístico del planeta.

Para los anfitriones de la pasada Copa del Mundo, vencedores del ensayo de la Copa Confederaciones de 2013 y aún bajo el efecto del “Maracanazo” de hace 64 años y de la goleada histórica en el Mineirao por parte de Alemania, el Mundial es una exigencia.

“Nosotros sí tenemos la obligación de ganar el título”, ha señalado su capitán, Neymar da Silva Santos Júnior, el hombre que intenta quitarse el traje de superhéroe a pesar de que en Brasil es visto como la única luz que guía a la selección de fútbol.

Bajo este panorama y con el liderazgo de “Ney”, los brasileños parten como favoritos, aunque para el gran emblema de su historia futbolística, Edson Arantes do Nascimento “Pelé”, “las dos mejores selecciones son España y Alemania, pero espero que Brasil salga campeón”, comentó el astro del fútbol.

Para el dirigente de “La Canarinha”, Adenor Leonardo Bacchi, más conocido como “Tite”, el tridente ofensivo integrado por Neymar (PSG), Phillipe Coutinho (Barcelona) y Gabriel Jesús (Manchester City), “están listos para ganar su sexto título”. Los tres internacionales, que ya demostraron su elevado poder ofensivo en las eliminatorias sudamericanas, destacan en la lista de los 23 convocados para el Mundial que, prácticamente sin ninguna sorpresa, divulgó el seleccionador brasileño.

El trío es considerado como titular indiscutible en “La Verdeamarelha”, viaja a Rusia como una de las grandes favoritas al título, como líder en la clasificación de la FIFA y como la primera, fuera de los anfitriones, en haber garantizado su boleto para el Mundial.

Por su parte, Argentina -campeona en 1978 y 1986-  confía en el mejor Messi tras una temporada muy irregular en su club, el F.C. Barcelona, y que se alíe con la mejor versión de Agüero, Higuaín, Di María y el cordobés Paulo Dybala; aunque “la Albiceleste” en Rusia serán “más visitantes que nunca”, en palabras de su seleccionador, Jorge Sampaoli.

Y es que Selección de Argentina clasificó con lo justo al Mundial. Fue un equipo malo que no mostró casi nada. Pero tiene a Lionel Messi, por supuesto.

Sampaoli tiene la idea de darle todas las opciones posibles al 10 del Barcelona que son: compañía en el ataque, opciones de peso, una defensa sólida atrás. Parece difícil anticiparse a la versión con la que llega la dos veces campeona del mundo a Rusia. Lo único obvio es que no se puede dejar afuera de los candidatos a ganar el trofeo a un equipo que cuenta con tantos buenos jugadores.

Uruguay, el tercer país americano que junto a Brasil y Argentina cuenta en sus vitrinas con el título mundial (1930 y 1950), acude a su décimo tercera edición de la Copa del Mundo con el aval de ser cuarta en Sudáfrica 2010, décimo segunda en Brasil 2014 y conquistar la Copa América de 2011, gracias al potencial de delanteros como Luis Suárez, del Barcelona y Edison Cavani del club francés Paris Saint-Germain.

“El Pistolero” Suarez, máximo goleador de la selección uruguaya, ve la Copa del Mundo de Rusia como una buena oportunidad para sacarse “la espina a nivel personal” de lo que vivió hace cuatro años en el de Brasil al aludir su expulsión del mundial cuando la FIFA lo separó del torneo por morder al italiano Giorgio Chiellini en el partido que clasificó a “La Celeste” a los octavos de final.

Por su parte “El Matador” Cavani, considerado uno de los mejores delanteros de área en la actualidad gracias a su potencia y efectividad, comentó que “la ilusión de un jugador que va al Mundial no se pierde y siempre se sueña en grande. Debemos ir siempre con el pensamiento de pasar la fase, que son partidos complicadísimos y después son once contra once y el que este mejor ese día va a ir avanzando, ahí está la clave, en pasar de fase”, concluyó el artillero de la Ligue 1 de Francia.

Los delanteros tampoco son un problema para “los Cafeteros”. La Selección de fútbol de Colombia y su seleccionador, el argentino José Pekerman, están con hambre de gol.

Ahora con “el tigre” recuperado a pesar de la grave lesión que sufrió su estrella Radamel Falcao del Mónaco, perdiéndose la pasada Copa de Brasil 2014, las opciones en el ataque colombiano son variadas y solventes, con efectivos como Mateus Uribe, volante ofensivo del Club América de México y Carlos Bacca, delantero del Villarreal de España.

Los acompaña también James Rodríguez, centrocampista en el Bayern de Múnich de la Bundesliga de Alemania, que en el 2017 fue elegido por el Centro Internacional de Estudios del Deporte como segundo mejor centrocampista ofensivo de Europa. Además, estará Abel Aguilar, centrocampista del Deportivo Calí de Colombia y su arquero estrella, David Ospina del Arsenal de la Premier League de Inglaterra.

Para la vigésima primera edición de la Copa Mundial de Fútbol, la Selección de México no han tenido suerte en el sorteo y se enfrentarán en su debut a los campeones de la pasada Copa del Mundo, Alemania, seguido por República de Corea y Suecia; selecciones, a priori, muy complicadas, pero buscará en el mundial de Rusia pasar de nivel con un equipo liderado por varias figuras involucradas en ligas extranjeras.

Con su séptimo mundial consecutivo, las interrogantes lo dicen todo. Bajo el mando del incombustible Rafael Márquez, que a sus 39 años mantiene buena forma física y que fue convocado por el entrenador colombiano Juan Carlos Osorio por su pasta de líder, puede ayudar a crear armonía en el grupo.

El dirigente colombiano ha sido criticado desde su primer día en el banquillo por forma poco ética de trabajar, a pesar de que clasificó a México con superioridad en la eliminatoria de la CONCACAF y cumplir una buena actuación en la Copa Confederaciones en la que solo perdió con el campeón Mundial, Alemania y el monarca europeo, Portugal.

 

Osorio es un entrenador erudito, educado y reservado, pero no suele aparecer en las primeras planas de los diarios con declaraciones polémicas o excentricidades como las de algunos de sus antecesores. Su imagen vende poco y eso le ha causado recibir dardos envenenados de sus críticos, los cuales parecen no importarle al estratega.

México es junto a Alemania y Brasil uno de los tres equipos clasificado a octavos de final en cada una de las últimas seis Copas Mundiales, sin embargo, no ha podido jugar un quinto partido en la fase de los ocho mejores, lo cual de lograrlo Osorio será un pase de nivel para una selección que suele aparecer entre las 20 mejores del mundo y es la 15 del ránking de la FIFA.

Entre los convocados de Osorio hay siete de los jugadores que lograron una de las mejores hazañas de la historia del fútbol mexicano: el oro olímpico de Londres 2012 y entre ellos está Javier Hernández. Pero la realidad dice que el delantero tapatío llega al Mundial después de afrontar su año más complicado en Europa.

Tras haber militado en equipos como Manchester United, Real Madrid y Bayer Leverkusen, donde tanto sus números como sus sensaciones fueron indudablemente mejores, el ex de Chivas se ha visto relegado a un papel totalmente secundario en el equipo del West Ham en la lucha por evitar el descenso.

Osorio deberá recuperar la mejor versión de “Chicharito” con la finalidad de conseguir que el delantero llegue lo más rodado posible a la primera cita mundialista ante Alemania.

Un equipo que quiere dar la sorpresa en esta justa deportiva es la selección panameña de fútbol. “Los Canaleros” se quedaron con el último boleto del mundial tras vencer 2-1 a Costa Rica en la última jornada del hexagonal final de CONCACAF y se clasificaron por primera vez a una Copa del Mundo.

“Al futbolista panameño mentalmente no se asusta del rival. Se asusta más de su país, su familia, de su gente”, afirmó el director colombiano Hernán Darío “Bolillo” Gómez al hablar de la preparación que ha establecido para el Mundial de Rusia.

Panamá, que ha sido emparejada en el Grupo G tuvo partidos amistosos con Irlanda del Norte y con Noruega antes de debutar en su primer Mundial frente a Bélgica. El 24 de junio chocará con Inglaterra y cerrará su participación en la fase de grupos el día 28 contra Túnez.

Si hablamos del viejo continente, el potencial de las escuadras europeas no es desdeñable, comenzando por selección de España que acude a Rusia con los cimientos de un equipo que salió campeón en Sudáfrica 2010 y se le agregó talento joven, como Koke, Isco y Asensio, por lo que los “veteranos” como Sergio Ramos que aún permanecen en la selección ahora respiran ante un grupo de jugadores que entienden el juego de la misma forma.

“La Roja” llega a su décimo cuarto torneo con un portero de mucha jerarquía que es David de Gea, probablemente la mejor defensa del mundo con Carvajal, Ramos, Piqué y Jordi Alba, un mediocampo repleto de fútbol como Iniesta, Ñíguez y Koke y una delantera libre para jugar con Asensio, Isco y Lucas Vásquez. Por los jugadores y el nivel con el llegan, se trata de la selección que más vuelo podría alcanzar. Sí: hoy, España es la candidata número uno a ganar el Mundial nuevamente.

Pero no habrán rivales fáciles, uno de ello será la siempre temida Alemania que defenderá en Rusia 2018 el título de campeona mundial conquistado por cuarta vez en Brasil 2014. La cita rusa será su decimó novena participación en una Copa Mundial de la FIFA. “Los Teutones” con la base del Bayern de Múnich (Niklas Süle, Sandro Wagner, Mats Hummels y Thomas Müller), es otra de las candidatas del Viejo Continente al título mundial, igual que las competitivas Inglaterra o Francia.

Tampoco conviene relegar a Bélgica que no faltó a ninguna cita entre los grandes entre 1982 y 2002, antes de padecer una sequía que duró doce años. Regresó al primer plano en Brasil 2014 y ha vuelto a clasificarse para Rusia 2018. “Los Diablos Rojos” han juntado una generación de jóvenes talentos que ya figuran entre los favoritos al título como son los casos de su cancerbero Thibaut Courtois (Chelsea) y los delanteros Eden Hazard (Chelsea), Marouane Fellaini y Romelu Lukaku del Manchester United.

También Inglaterra, que se proclamó campeona del mundo en la edición de la que fue anfitriona en 1966, acude a la décimo quinta Copa Mundial de su historia con una atractiva combinación de jugadores y bisoños futbolistas como Alex Chamberlain del Liverpool, Harry Kane del Tottenham, Jamie Vardy del Leicester City F.C. y Jermain Defoe del Bournemouth, una mezcla de delanteros que no le sitúa entre los candidatos al título.

Tampoco está en muy buena situación la selección de fútbol de Portugal a pesar de contar con el cinco veces Balón de Oro, Cristiano Ronaldo. Para los vigentes campeones de Europa que sellaron billete directo a Rusia 2018 esta será la séptima Copa Mundial de la FIFA de su historia a la que asisten.

Los lusos debutarán en Rusia con el “Derbi Ibérico”, enfrentando a su eterno rival España. La competencia en sus partidos, propia de países vecinos, proviene además de las diferencias históricas a lo largo de la historia de ambos países.

Del resto de continentes, los africanos se asoman entre los favoritos. Selecciones como Nigeria, al mando de su infalible Ahmed Musa (CSKA Moscú) y Egipto, con “el faraón” Mohamed Salah, delantero del Liverpool, que fue galardonado con el premio al mejor jugador del año en la Premier League de Inglaterra; se plantean la pregunta de ¿por qué no un equipo africano campeón del mundo? Senegal y Túnez también deben demostrar su gran potencial, mientras que Marruecos no quiere hacer un viaje a Rusia en balde.

El fútbol asiático dice presente en esta contienda mundialista con Japón, que ha confirmado su status de potencia del fútbol y de la mano Akira Nishino, ha formado un equipo temible con talentosos futbolistas como Hasebe (Eintracht Fráncfort de Alemania), Yamaguchi (Cerezo Osaka), Gōtoku Sakai (Hamburger SV) y el defensa Yūto Nagatomo (Galatasaray).

Tan competitivos como Corea del Sur, presentes en las cuatro últimas ediciones, siendo el país asiático con mayor éxito en las Copas Mundiales de la FIFA, tras haber participado en nueve fases finales y haber llegado a semifinales en 2002; e Irán, que bajo el mando del portugués Carlos Queiroz, es una de las potencias tradicionales del fútbol asiático, y lo ha vuelto a demostrar clasificándose por quinta vez para la Copa Mundial de la FIFA. El equipo Melli cuenta con una prometedora generación de futbolistas, encabezada por el delantero Reza Ghoochannejhad (SC Heerenveen) y el centrocampista Ashkan Dejagah (Nottingham Forest F.C.).

Si de algo puede presumir el Mundial de fútbol de Rusia es de la cantidad y calidad de los goleadores que representan a sus 32 selecciones. Arietes en todas sus versiones: experimentados, resolutivos, grandes cabeceadores, explosivos y, también, prometedores artilleros y eso que el Mundial tendrá notables ausencias goleadores, como el caso del el sueco Zlatan Ibrahimovic; el polaco Robert Lewandowski o el galés Gareth Bale (Real Madrid).