Interes, Noticias De La Bahia

Los alumnos latinos reducen su presencia en la universidad

presencia en la universidad.jpg

Los ingresos familiares dificultan entrada a la universidad de alumnos latinos en Estados Unidos. El deseo de tener estudios superiores se ve supeditado al hecho de no tener capacidad para financiarlos.

Sin embargo, las universidades buscan atraer a este sector de estudiantes para analizar prácticas que mejoren las posibilidades de éxito académico de estos estudiantes.

La diferencia de ingresos familiares entre anglos y latinos se ha cuadruplicado en los últimos 30 años, lo que ha afectado el ingreso de los estudiantes latinos a la educación superior, señala un estudio de la Universidad Estatal de San Francisco en California.

Aunque el ingreso promedio de un hogar latino aumentó de 7.986 dólares en 1975 a 32.965 en 2017, equivale al 62 por ciento del promedio de los hogares anglosajones, afirma el análisis.

“Aunque encontramos una ligera disminución en el número de estudiantes latinos que entran a la universidad en comparación con los anglos, la diferencia en los ingresos es un obstáculo muy importante para su acceso a la educación superior”, señala Silvia Hurtado, directora del Higher Education Research Institute de la Universidad, que realizó la investigación.

“Al comenzar el año académico 2017, uno de cada cinco latinos recién ingresados a la Universidad manifestó su preocupación por la financiación de su educación superior, mientras sólo un poco más de ocho por ciento de los blancos mostraban este temor”, señaló, igualmente, José Luis Santos, otro de los investigadores.

De la misma forma, el número de estudiantes latinos que ingresan a las universidades y colegios de cuatro años ha disminuido durante el lapso analizado por el estudio.

Mientras en 1975 más del 57 por ciento de los estudiantes universitarios latinos de primer año eran hombres, en 2017 ese porcentaje se redujo a sólo 39 por ciento, siendo los alumnos méxico-americanos los más afectados por esta disminución.

El 79,9 por ciento de los estudiantes méxico-americanos muestra preocupación por la financiación de su carrera, lo que representa el grupo más alto entre los latinos, resaltó la investigación.

El estudio destaca que los estudiantes latinos que inician su carrera manifiestan una fuerte decisión de terminarla (mayor que los anglos), y en los últimos años un mayor grupo de alumnos latinos de preparatoria gastan seis o más horas a la semana en sus tareas escolares y su estudio personal, en comparación con otros grupos étnicos.

Existe otra realidad paralela y es que también un estudio demuestra que una docena de universidades y “colleges” en los condados del Área de la Bahía buscan atraer a estudiantes hispanos a sus campus y mejorar sus posibilidades de culminar exitosamente una carrera con novedosas estrategias.

La organización “Excelencia in Education” realizó su más reciente estudio sobre universidades con representación significativa de alumnado hispano o “Hispanic-Serving Institutions” (HSI, por sus siglas en inglés) con el objetivo de identificar políticas y estrategias de éxito para atraer a esta población.

Las universidades HSI, que cuentan con una población latina inscrita superior al 25 por ciento, se han convertido en un modelo a observar para comparar y analizar prácticas que mejoren las posibilidades de éxito académico de los estudiantes de esta minoría.

Con este fin la organización analizó 12 instituciones académicas, seis universidades públicas y seis “community colleges” en los condados del Área de la Bahía, que han implementado políticas para estimular el acceso de los hispanos a sus campus y convertirse en las más destacadas en los Estados Unidos de América.

De acuerdo con “Excelencia in Education”, que no solo se limita a California, en 2016 había 252 instituciones en 16 estados que en total representaban casi la mitad de la población de estudiantes universitarios de origen latino en Estados Unidos.

Según “Excelencia in Education”, los doce centros de estudios analizados enfatizan la importancia de este tipo de programas, especialmente en las áreas de fortalecimiento del desarrollo educativo, apoyo colectivo y asesoría académica.

Todos los “colleges” analizados en el estudio cuentan con cursos para preparar a los estudiantes para el nivel de los trabajos que deben realizar, y algunos también cuentan con programas de verano gratuitos para ayudar a los estudiantes a prepararse para exámenes de ubicación en inglés, escritura y matemática.

Otra de las estrategias que el estudio cita como claves en el éxito que han obtenido estas universidades con los estudiantes hispanos son las labores de alcance comunitario que llevan a cabo.

Asimismo, dichos “colleges” además cuentan con programas que facilitan la transferencia a universidades públicas para continuar con los estudios en caso de que el estudiante lo requiera.